11 de diciembre de 2011

El duelo en los niños


El Duelo En Los Niños


Hay una costumbre errónea de mantener a los niños al mar­gen de la muerte, para evitar­les "el mal trago" por la pér­dida de un familiar. Sin em­bargo, tal y como manifies­tan los especialistas de ISEP Clinic, cuando una persona muere, es necesario y acon­sejable para todos —incluidos los niños— vivir el periodo de duelo en su totalidad (que viene a durar un año aproxi­madamente).


Como Debe Ser El Duelo En Los Niños


Y aconsejan no esperar a que se produzca un fallecimiento para hablar con ellos de lo que signi­fica morir (la muerte de una mascota o una planta es una buena oportunidad), para que aprendan cuanto antes a manejar el sufrimiento y a dominar el miedo. En todos los casos la tristeza es in­evitable, pero si se produce una soma-tización será ne­cesario visitar a un psicólogo.


Las se­ñales que alertan son: llorar en ex­ceso, rabietas fre­cuentes, cambios extremos de con­ducta y en el ren­dimiento escolar, pérdida de peso, falta de in­terés por los amigos, pensa­mientos negativos acerca del futuro o alteración del sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario