3 de agosto de 2012

DESCONECTADO



¿Alguna vez te has sentido un poco excluido? ¿Como si estuvieras tal vez solo en una isla? ¿O tal vez que las cosas se estaban moviendo energéticamente, y luego se detuvieron de repente? ¿Alguna vez has tratado de avanzar, y fuiste detenido bruscamente por alguna fuerza invisible que simplemente no dejaba que nada se manifestara para ti? Durante este tiempo, ¿has sentido muy poco apoyo?
Llega un momento con el proceso de ascensión cuando somos básicamente desconectados. La energía que introduce las vibraciones superiores y esta energía con la que solemos conectar para poder crear y avanzar, simplemente se siente ausente. Hay varias razones para esto. Básicamente, está ausente. Y cuando se producen estas fases, puede ser bastante incómodo, ya que nos hacen sentir impotentes. Y la impotencia es uno de los estados vibratorios más bajos en los que podemos estar.
Podemos sentirnos desconectados cuando las energías se están re-ajustando. Este es un patrón regular con el proceso de ascensión. Pasamos por un período de gran movimiento, y luego... nada excepto por una energía de señal de alto. Este período de desconexión se produce porque mucho se está re-alineando y preparando para la siguiente etapa de movimiento. En los niveles superiores y en los niveles físicos inferiores también, las cosas se están poniendo en sus lugares para nuestra llegada. Es como si se nos estuviera preparando una cama donde recostarnos.
En este sentido, se nos prohíbe avanzar por una muy buena razón. No querríamos avanzar hacia un espacio o una Nueva situación, y luego tener que salir de ella para ir a una que sea más apropiada. Las cosas se están preparando. Las energías, por así decirlo, están en otra parte con una tarea diferente que será altamente beneficiosa para nosotros en el futuro próximo.
Hace varios meses, tuve que registrar mi coche en el estado de Arizona, pues me había mudado aquí unos meses antes y todavía tenía cosas que actualizar. Tratando de ser una buena ciudadana, fui al departamento de vehículos motorizados e “intenté” cumplir con esta tarea aparentemente fácil. Bueno, evidentemente, yo había llevado los documentos equivocados, y me mandaron a casa. A los pocos días, lo intenté de nuevo, pero las filas eran increíblemente largas, así que decidí esperar. Mientras estaba en un pequeño pueblo vecino más o menos una semana después, pensé en ir al departamento de vehículos motorizados, pues la espera sin duda sería más corta. Al estar esperando por un rato, pronto llegó un empleado al lugar y declaró que tenían una situación muy inusual a mano, y que de repente se encontraban con muy poco personal, ¡por lo que muchos tendríamos que ir a casa!
Bueno, está bien. Sin duda algo estaba ocurriendo en cuanto a la situación de mi coche. Pero terca yo, decidí intentarlo una vez más. Mientras estaba en el muy pequeño pueblo de St. John's, Arizona, unos pocos días después, lo intenté de nuevo. Yo era literalmente la única en la oficina ese día. “¡Ah, perfecto!”, pensé para mí. Bueno, ¿adivinen qué? Apenas llené todos mis papeles me dijeron que las computadoras acababan de caerse, estarían fuera de servicio quién sabe cuánto tiempo, y no pude completar mi tarea.
En las siguientes semanas, mi coche de repente se descompuso y terminé teniendo que comprar uno nuevo... así que al parecer todo estaba en orden. (¡Y terminé comprando un coche nuevo, sin ninguna fuente de ingresos y sin tener ningún crédito, ya que no tengo ninguna deuda!) Aunque es un ejemplo menor de la energía de señal de alto en funcionamiento, puede afectarnos en todas las áreas de nuestras vidas, pues parece que literalmente se nos retiene.
Cuando llega la fase de desconexión, puede sentirse muy incómodo. No importa lo que hagamos o qué acción tomemos durante este tiempo, parece que no llegamos a ninguna parte. Otra manifestación en tiempos de desconexión, es una falta de apoyo. Las finanzas parecen paralizadas. Nada parece llegarnos de ninguna manera. Es como si todo hubiera llegado a un gran alto.
Una vez que sabemos y entendemos lo que está pasando y por qué, puede ayudar a aliviar la frustración de la energía inmóvil. Si podemos confiar en que esta fase se está produciendo con el fin de preparar mejor nuestro lugar en el futuro, podemos saber entonces que en verdad, realmente se nos está apoyando. Como seres humanos, tendemos a estar a cargo de nuestras creaciones y ser quienes hacen que las cosas sucedan. Ahora aparentemente sin este poder, podemos sentirnos inútiles y casi como si nuestras varitas hubieran sido confiscadas o como que se nos castiga por alguna razón desconocida.
Pero algo que sabe más que lo que sabe nuestra mente está muy ocupado creando y alineando las cosas justo para nosotros. Tal vez se trata del control... una necesidad de estar al mando. Pero a medida que conectamos más y más con la Fuente, aprendemos a confiar que la Fuente puede hacer mucho del trabajo por nosotros. Simplemente tenemos que dejar ir y permitir, y saber que a pesar de que nada parece estar sucediendo para nosotros ahora, lo estará muy pronto.

Aunque puedes sentirte desconectado, las cosas en realidad están entrando en posición para apoyar tu próxima fase. No querrías avanzar hacia una situación que podría cambiar pronto, junto con la tuya propia. Al confiar que el Universo está de tu lado, pronto te encontrarás en un espacio Nuevo y diferente que es perfecto para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario