16 de junio de 2012

El Poder De La Reprogramación Mental




¿Te ha pasado que empiezas con un proyecto o una idea y al poco tiempo te sientes desmotivado, o tienes más dificultades de las que crees poder manejar?

Bueno, creo que a todos nos ha pasado. Nuestra mente por lo regular empieza con buenas expectativas y siendo positiva y optimista en todo.

Luego de un tiempo, nos sentimos bien, pero empiezan las dudas. A pesar de esto, si has leído este blog desde hace un tiempo, después de algunos días seguirás persistiendo a pesar de las dudas.

Sin embargo, llegará un momento en que tu mente te dirá algo como: “Ok, espera. Detente. No quiero seguir con tantas dudas, creo que es más seguro detenerse a tiempo y evitar posibles fracasos o riesgos en el futuro”.

Y lo indeseable llega: Desistimos antes de alcanzar el éxito.

¿Por qué pasa esto? ¿Qué factores influyen en algo tan terrible para nuestro éxito, nuestro futuro y nuestra felicidad?

¿Existe alguna manera de detener este monstruo invisible, vencerlo y lograr todo aquello que nos propongamos?

Bueno, empecemos por lo primero: Este problema, así como muchos otros en la vida, tienen un solo origen… Nuestra Mente.

Y por tanto, la solución a un problema que yace dentro de nuestra mente, no puede estar afuera. No puede suplirse con comida, ni con ejercicio, ni con dinero, ni con personas u objetos… etc.

Sólo puede tratarse a nivel interno, y la manera de hacerlo, es a través de la reprogramación mental.


El Poder De La Reprogramación Mental
Las personas pueden decirte que persistas, que no te detengas a mitad de camino, y que sólo debes continuar a pesar de las dificultades.

Pero eso, es mucho más sencillo decirlo que hacerlo.

Cuando estamos ya inmersos en una rutina de ejercicios, en un proyecto de empresa, o en un plan de Desarrollo Personal, es que nos damos cuenta que continuar es complicado.

Muchas veces, los límites son físicos. Muchas veces tenemos sueño, hambre, sed, cansancio físico y mental, tristeza, pereza, desmotivación, estrés, ansiedad, miedo, o alguna combinación de éstas.

La causa principal de que esto ocurra, es simplemente que tu mente subconsciente, no está totalmente convencida de poder lograrlo, como lo está tu mente consciente al principio.

Esto implica el hecho de que antes de empezar cualquier proyecto y antes de enrutarte por las sendas del éxito, debas auto-convencerte a todo nivel, de que podrás lograrlo.

Este es el primer paso para triunfar rotundamente, y para garantizar tus resultados, luego de tener claro lo que deseas.

¿Cómo Convencer A La Mente Subconsciente?

De la misma manera como se ha convencido de otras cosas todo este tiempo: Repetición.

Tu mente subconsciente es como un niño distraído. Siempre estará pensando en muchas cosas al tiempo, con baja concentración y poco enfoque.

Aparte de esto, tendrá creencias limitantes forjadas en el pasado. Tenderá a pensar que no es posible lograr algo, por aquellos pequeños fracasos que cosechaste tiempo atrás.

Y te dirá que es mucho más seguro no hacer nada, y quedarse quieto, que actuar… porque de esa manera evitas cualquier riesgo posible.

Y no puedes olvidar que tu mente proviene de una genética antigua, y aún tiene rastros de genes obsoletos, por lo que tendrás que tratarla como tal.

Una buena manera de fomentar la repetición para el autoconvencimiento, es leer muchas veces un párrafo con tus deseos y metas.

O mejor aún, escribirlo muchas veces.

Pero no 20 o 30. Escribir entre 100 y 200 veces (sí, en papel y con lápiz) el primer día, lo que deseas. Y posteriormente, estar pendiente de tus metas analizando cómo te fue en el día, qué hiciste para mejorar y cómo planeas acelerar tu paso.

Son estrategias muy simples, pero requieren liberarse de muchos conceptos limitantes tales como “Yo no necesito hacer esas cosas raras”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario