13 de agosto de 2013

Velando mis sueños




ah, mis sueños perdidos
y posados en un ciprés lejano
ahora han de ir a volar
como brujas sin escoba.
como si todo fuera.
como si nada hubiera.
había que desplumar avaros
aplastar bichos, desollar piratas
quebrar las piernas al gigante
y limar los dientes de la culebra.
tan cierto como salir el sol.
tan fácil como papel doblado.
había que poseerlas a todas
con amor o aún sin él, a todas
sembrar la pujanza en todo hueco
hasta colmar los estanques.
tan loco como el búfalo.
tan duro como el hueso.
había que recorrer el mundo
abrir ostras y morder limones
cruzar el muro de los hielos
y pescar peces fluorescentes.
tan ávido como el Kalahari.
tan vasto como el Himalaya.
era cosa de vivir bebiendo
y de morir matando,
cosa de caer y regresar
al borde de la misma arista.
tan osado como el ruido.
tan ligero como el aire.
es así que acaba el vuelo,
pájaros de porcelana: ahora
volved al árbol de la esfinge
a su hosco nido de piedra.
tan loco como la muerte.
tan feroz como la vida.
juan Blanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario