26 de agosto de 2008

A los guerreros-as



Un guerrero de la luz jamás hace trampas; pero sabe distraer a su adversario.
Por más ansioso que esté, juega con los recursos de la estrategia para alcanzar su objetivo. Cuando ve que están acabando sus fuerzas, hace que el enemigo piense que no tiene prisa. Cuando necesita atacar por la derecha, mueve sus tropas hacia el lado izquierdo.
Si pretende iniciar la lucha inmediatamente, finge tener sueño y se prepara para dormir.


Los amigos comentan: "Ved cómo ha perdido su entusiasmo".
Pero él no hace caso de los comentarios, porque los amigos no conocen sus tácticas de combate. Un guerrero de la luz sabe lo que quiere, y no necesita dar explicaciones.


Comenta un sabio chino sobre las estrategias del guerrero de la luz: "Haz que tu enemigo crea que no conseguirá grandes recompensas si se decide a atacarte; así, disminuirás su entusiasmo."No te avergüence retirarte provisionalmente del combate si percibes que tu enemigo es más fuerte; lo importante no es la batalla aislada, sino el final de la guerra.

"Si eres lo suficientemente fuerte, tampoco te avergüences de fingirte débil; esto hará que tu enemigo pierda la prudencia y ataque antes de hora."En la guerra, la capacidad de sorprender al adversario es la clave de la victoria".

El guerrero de la luz a veces lucha con quien ama.
El hombre que preserva a sus amigos jamás es dominado por las tempestades de la existencia; tiene fuerzas para vencer las dificultades y seguir adelante.
Sin embargo, muchas veces se siente desafiado por aquellos a quienes procura enseñar el arte de la espada. Sus discípulos lo provocan para un combate.


Y el guerrero muestra su capacidad: con algunos golpes, lanza las armas de sus alumnos por tierra y la armonía vuelve al lugar de reunión.

- ¿Por qué hacer esto, si es tan superior? - pregunta un viajero.
- Porque cuando me desafían, en verdad están queriendo conversar conmigo y, de esta manera, mantengo el diálogo - responde el guerrero.

Paulo Coelho

No hay comentarios:

Publicar un comentario