23 de noviembre de 2007

Gracias...


El agradecimiento

Haz que tu primera reacción sea de gratitud y, muy rápidamente, adoptarás una perspectiva positiva, llena de energía, a partir de la cual lograrás cosas maravillosas. En lugar de buscar a quien criticar, busca motivos para elogiar sinceramente. Asegúrate de que lo primero que descubras en las personas, en tus alrededores y en las situaciones que se vayan presentando, sean sus cualidades más positivas.

El lado positivo y el lado negativo forman parte de todo lo que existe. Los aspectos negativos no tendrán demasiados problemas para hacerse notar. No necesitan de tu ayuda. No los ignores, pero tampoco les dediques tu energía.

Concéntrate en encontrar un motivo para ser agradecido. Está allí, pase lo que pase. A partir de ello podrás construir y crecer, avanzar y prosperar. Conviértelo en un hábito cotidiano. Arráigalo bien en el fondo de tu ser. Si buscar lo positivo se convierte en una costumbre, ten por seguro que lo encontrarás. Es un enfoque que mejorará fuertemente tus relaciones con los demás y que dará una enorme efectividad a tus emprendimientos.

Déjate llevar por la gratitud y quedarás más agradecido aún por la riqueza de tu vida que, con certeza, crecerá en consecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario