23 de agosto de 2013

ENERGIA DE INOCENCIA DE AMOR ...LA ENERGIA QUE MAS BUSCAN LOS DEPREDADORES.



Cuando tocamos a otra persona, o dejamos que poco a poco se meta en nuestras vidas, en nuestros círculos o en nuestros sentimientos o pensamientos. Quizas, haya un acercamiento mas físico, ya sea con un abrazo o en una relación de amantes circunstancial o profunda y larga intercambiamos nuestras energías. En ese momento no hay nada mas importante que el intercambio de energía. No hay manera de evitar el hecho de que un tipo de energía a veces totalmente diferente a la nuestra entre en comunión con nuestra energía y se invadan mutuamente, hay oportunidades que esto ocurre sin siquiera tocarnos, damos lugar a la comunión ( comun-union ) Todo se resume a una gran energía, y de hecho influye en nuestro campo de energía, en todos nuestros cuerpos. Es algo que todos sabemos intuitivamente, de allí que corresponde seguir a nuestro instinto, a nuestra intuición cuando una persona, una situación, un abrazo y hasta una mirada o una percepción a través de cualquiera de nuestros sentidos nos provoca acercamiento o justamente lo contrario hacia otro ser. Hay personas que pudieron haber estado en contacto con nosotros, que están acostumbradas a trabajar desde la energía de la envidia, ellos envían su vibración a través de la energía del enojo y el resentimiento, buscando venganza, la desdicha de esa persona que no desean ver tan feliz…por esto es tan necesario tener una buena protección, la mayor protección nos la dan nuestros guías Espirituales, por tu parte, la meditación, el yoga, la danza…proteger tu propio campo energético ayuda mucho, una piedra natural contiene una energía poderosa, natural, correcta y armónica, es tan generosa que puede tomar cualquier daño que venga dirigido hacia ti, así como un chaleco antibalas, puede hacer que reboten esas malas energías que pueden ser enviadas hacia tu ser. Y evitar que tu hermosa y limpia energía sea depredada. Obviamente nada de esto tendría sentido si nosotras mismas llegamos a dejarnos absorber por la nefasta vibración de la envidia y el egoísmo ya que en tal caso automáticamente nos convertimos en otro depredador mas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario