15 de mayo de 2013

Se me ocurre que.....






La porción de vida que llamamos tiempo, no es que ponga a cada uno en su lugar, sino que cada uno desempeña el justo papel en ese acto de la obra que llamamos vida, unas veces para mostrar nuestro opuesto, otras nuestro espejo.
Cuando la otra parte ya no tiene nada que reflejarte el espejo se rompe y es una tontería querer seguir mirándonos en los mismos espejos.
Cambiamos contínuamente a través de como vivimos nuestras experiencias, aprendiendo, rompiendo lazos, interrelacionandonos y dejándolo de hacer.
Hay que sentir un profundo respeto por nuestras heridas. Y por aquellos que en apariencia nos las hicieron.  Vivimos tan llenos de miedos, que a veces ni sabemos que existen ya que de una forma inconsciente se activan solos. Lo que conlleva que muchas veces nos relacionemos de miedos a miedos. Creando así envoltorios de ficticia protección. Y es el olvido de ese miedo, la coraza en la que nos envolvemos y el empeño en creer la pequeña parte de lo que creemos real como única realidad, perdiendo así el respeto por nuestra esencia, por nuestro yo mas sagrado. (Ese que no necesita de espejos, ni de opuestos)
Ese yo sagrado que sana si solo le dejamos que sea como es.
Mostrar y desnudar nuestros miedos, heridas y a eso que llamamos defectos.
Si yo me desnudo y me muestro frente a ti y permanezco en la quietud de todo eso, ¡¡¡soy lo que soy!!! Es posible, entonces, que reconozcas cada una de mis miserias, heridas y cicatrices, bondades, dones y alegrías, es posible que entonces las reconozcas como tuyas, será entonces cuando quizás tus corazas caígan por sí solas, reconociéndo entonces que todos habitamos el mismo dolor, el mismo miedo, el mismo corazón...
...Si me desnudo frente al mundo y tengo la paciencia suficiente para que cada uno de nosotros se refleje en mi desnudez, si espero el tiempo  suficiente, con el máximo respeto, a que todos tus disfraces vayan cayendo. Si me desnudo primero, corriéndo todos los riesgos y no esperar a que sean los otros a que sean primeros en desnudarse, si me desnudo primero sin buscar más excusas para no hacerlo, si permanezco en eso que se oculta tras cada uno de mis velos,... Yyyy si mi quedo ahí, un día sin saber como habrá una humanidad desnuda de miedos, de terror y de miserias..
Si te miro desde mi SER a tu SER ¿Qué daño puedo hacerte?
Y... ¿Si permanezco en mi SER mirándote desde mi SER con la serenidad de saber que lo único que necesitas es una porción de tiempo para llenarte de luz, amor y compasión hasta que llegue el momento que mi luz inunde tus sombras y me mires desde tu SER llenándome con tu luz mis sombras?¿Y si eso lo aplicamos a cada SER con el que nos relacionamos? ¿Y si cada SER lo aplica a cada SER con el que se interrelaciona? Fundiremos a la humanidad en una red universal de luz, de seres que han dejado de jugar a ser lo que no son para simplemente SER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario