26 de mayo de 2013

La depresión requiere atención




La depresión no es un sentimiento, es una actitud, o casi podría decirse que un estilo de vida. No hay que sentirse triste todo el tiempo, para estar deprimido. 

Algunas veces puede ser confundida con estrés, pero aunque son parientes no tan distantes, no son lo mismo, ni se resuelven de igual forma.  Su manifestación puede ser muy sutil, pero aún así, necesita ayuda profesional.
 
Puede deberse a muchas causas, tanto emocionales como fisiológicas, a veces relacionada con los niveles de neurotransmisores en el cerebro o el organismo, por lo que no debe verse como un tabú, y se debe buscar atención médica.

Algunos signos de depresión pueden ser:
  • Perder el interés en algo que usualmente nos gusta 
  • Postergar las cosas 
  • Restarle importancia a ciertas cosas o eventos
  • Alterar nuestra escala de valores 
  • No priorizar adecuadamente 
  • No completar lo que empezamos 
  • Estar muy sensibles con todos a nuestro alrededor 
  • Bajo nivel de tolerancia con los demás 
  • Sentirse atacado constantemente por quienes nos rodean
  • Tener mucha hambre o poco apetito o desear cosas dulces con mucha frecuencia
  • No poder manejar situaciones estresantes 
  • Sensación de ansiedad, a veces sin razón aparente
  • Sentirse abrumado o atribulado la mayor parte del tiempo
  • Perder la confianza y/o empezar a dudar de tus propios juicios 
  • No tener ganas de socializar 
  • Sentirse solo e incomprendido
  • Encontrar fallas y defectos en otras personas cercanas 
  • Apatía o aislamiento
  • Fatiga o cansancio constante
  • Insomnio o problemas para conciliar el sueño o mantenerse dormido
  • Dormir demasiadas horas (mas de lo realmente necesario)

En la mayoría de los casos se requiere tomar antidepresivos y darles un tiempo prudente para que empiecen a tener algún efecto perceptible, pero sobre todo, continuar el tratamiento hasta el final, bajo la supervision del médico y nunca suspenderlo abruptamente. 

Definitivamente, podemos percartarnos cuando la depresión se debe a algún factor externo o algún evento fuerte que hayamos confrontado, en cuyo caso es necesario, a parte de los antidepresivos, sesiones de terapia, ya sea con un siquiatra o sicólogo, que nos ayuden a superar emocionalmente por lo que estamos pasando.

Si este no es el caso, y se debe algún problema fisiológico o sicológico, como inestabilidad del ánimo por ejemplo, entonces, el siquiatra determinará, a parte de los medicamentos necesarios, si se requiere algún tipo de terapia adicional y el tiempo durante el cual se deberán tomar los medicamentos.

La depresión es una enfermedad que requiere atención médica; si se siente así o tiene alguno de los síntomas, acuda al médico psiquiatra o sicólogo; no deje de buscar la ayuda necesaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario