16 de abril de 2013

El AMOR no es el culpable



Ya está bien de justificar el dolor en nombre del amor. Muchas personas creen que “Amar es Sinónimo de Sufrimiento” Ya basta de esas conductas que pretenden racionalizar el Amor y pretenden explicarlo cuál fórmula matemática, asfixiando el corazón con la mente- ¡Cuándo comprenderemos que el Amor de verdad, el Amor Maduro nos pone los pies en la tierra! Por decirlo de alguna Manera, Es una sana combinación entre Mente, Corazón y espíritu…Es el Alma la que le da ese sabor a trascendencia al Amor…No más dolores de personas solas que desean compañía, viviendo una frustración por esperar la Pareja Perfecta, Cero Defectos y ciegos no ven que esa “pareja perfecta” sí existe, quizás no como ellos dicen, pero las Hay, sólo que hay que abrir los ojos.
No más confusiones tergiversando Amor con Sentimentalismos o con Sexo…No es culpa del Amor nuestras ligerezas… No más sufrimiento en nombre del Amor, asignándole responsabilidades fantásticas, Que por Amor todo se Puede, Que por Amor hay que Sufrirlo Todo, cuando el Amor está para hacernos mejores y no mártires silenciosos supuestamente por Amor.

No más Mártires en nombre del amor, sufriendo por amor, creyendo que así se ganan indulgencias que se recibirán en un premio de una maravillosa relación más adelante…El Amor Es presente, no sueños, ni ideales… No más confusiones entre emociones apasionantes que emergen cual volcán próximo a hacer erupción y el Amor

No más conductas expectantes, conductas en actitud de espera en el Amor, aguardando que este haga el milagro en nuestras vidas cuando todo aquel que haya madurado en el Amor sabe perfectamente que el Amor es una expresión, un movimiento que sale desde dentro de cada uno de nosotros y se hace evidente en la EXPRESIÓN, por tanto para que haya Amor hay que Moverse, Tomar Iniciativas, Hacer Algo al respecto, el premio viene como consecuencia de esto y no de lo otro.
No Más ideas que responsabilizan al Amor de la felicidad propia a través de un tercero. Nadie puede hacernos felices, es más, nadie tiene la responsabilidad de hacernos felices a nosotros, esperar que la pareja nos haga felices es irresponsable, es por demás de una idea bastante cómoda que espera que otro haga por uno, lo que cada uno debe hacer por sí mismo, pues esa responsabilidad es una obligación de cada quien y esta es procurar descubrir la felicidad propia y disfrutarla plenamente…
Las personas felices hacen que otros degusten de la felicidad sólo por el contacto, pero no les dan a ellos la felicidad plena, pues este es un camino que cada uno debe recorrer si quiere vivirla.
No Más negación al amor por experiencias previas desagradables supuestamente por culpa de ese Amor abdicando a un futuro pleno de posibilidades y todo por duplicar un pasado en un mañana que no se sabe si llegará, y nadie puede garantizarnos que vaya ser igual…puede ser peor o mejor, pero hay que ir hasta allá para averiguarlo…Las recompensas valen el riesgo.
No más corazones estériles por personas cómodas que justifican su proceder por el dolor a consecuencia del amor ¿? Terminan volviendo desiertos los corazones fértiles, ahogándolos en cápsulas de frialdad porque es mejor evitar y así, supuestamente evaden sufrir…
Quien evita seguramente se podrá salvar de situaciones que lo probarán en la vida, pero se niega a vivir y disfrutar todo eso que viene con la vida…Además aquellos que tanto evitan el sufrimiento, normalmente dan con relaciones que los hacen sufrir no porque la vida esté contra ellos sino por culpa de ellos, pero esto justificará y validará sus maneras pobres de proceder, lo cual afirmará su posición, seguir evitando.
No más personas, mares de individuos “esperando” que el amor venga de afuera, primero el amor no viene de afuera, segundo el amor ya llegó, siempre ha estado dentro de cada uno de nosotros, por eso no lo encontramos, buscamos algo que no se nos ha perdido en lugares donde No está, y el discurso normal de personas que no lo disfrutan es que es muy difícil, que viven en relaciones complejas y complicadas, cuando la permanencia de una relación así no es culpa del Amor sino de nosotros que hemos permitido de alguna forma esa situación y no hemos hecho algo al respecto…
Hay relaciones enfermas que hacen sufrir a quienes la conforman y que perduran en el tiempo sólo porque quienes las integran así lo permiten y uno de los dos o los dos persisten en seguir…Eso no es culpa del Amor sino de los miembros de esa pareja.

No Más parejas inspiradas en los amores Light, en los amores de novela, en los amores tipo Hollywood, en los amores con fecha de vencimiento porque esos de amor no tienen nada, son sólo amores vacíos, huecos, de corto plazo, pasajeros, sin fundamentos, débiles ante cualquier viento.

No Más prejuicios hacia el Amor llamándole ciego, pues el amor No es un ser que pueda ver, escuchar o hablar, Es un estado, en consecuencia los ciegos somos nosotros que teniendo un camino hacia la realización optamos por avanzar por terrenos difíciles y complicados en esta área, y después víctimas de nuestras ligerezas culpamos al amor por nuestros desvaríos.
No Más,el Amor no tiene la culpa de nuestras desventuras emocionales pues la muestra de que esto es así es que no puede ser posible que ese mismo Amor que causa desengaños, rompe corazones, vuelve a los seres humanos amargados y cínicos, sea el mismo que haya logrado historias completamente distintas y contrarias, es decir relaciones fructíferas, desarrolladas, plenas, maduras y grandiosas. No, no es el amor el causantes de las desventuras emocionales, son los individuos que CREEN que caminan por las vías del Amor y lo terminan confundiendo con los sentimentalismos, la emocionalidad con lo sublime y puro de ese estado magnífico que es el amor. No saben “ver” la diferencia.

La mayor muestra de confusión sobre el Amor es creer que el Amor es exclusividad de las parejas…error. Quizás es posible que se encuentre el Amor sublime allí, pero para que haya Amor en una relación de pareja, este debe venir con quién formará parte de esa relación, dado que el Amor está en todo y en tanto esto sea así, el que de verdad Ama, vive, ya que el Amor es Vida, el que de verdad Ama, es un apasionado por la vida, la vive a cada instante, a cada segundo, sin desperdiciarla, atesorando cada momento en vivencias y a plenitud.
Hay personas verdaderamente felices por Amor y nunca tendrán pareja, hay otros con pareja y difícilmente gozarán del delicioso estado de la felicidad, hay quienes en pareja encuentran el Amor y hay otros que en pareja sufren y culpan erróneamente al Amor.
El Amor no es el culpable, somos nosotros que a falta de un proceso de formación que nos haga maduros nos seguimos sintiendo solos porque no tenemos pareja cuando la soledad se puede experimentar tanto en compañía como en su ausencia, somos nosotros con nuestros prejuicios quienes enjuiciamos al Amor de los dolores, infidelidades, amarguras y cicatrices que puedan haber en el alma pues siempre será más fácil culpar que asumir, huir que enfrentar.
No Más, no más esclavitud bajo conceptos sin peso que dejan presas a las almas y les niegan el derecho por demás maravilloso de degustar las magníficas riquezas que siempre acompañarán a las personas que le dan vía libre al Amor que siempre ha estado en el corazón de cada quien y con pareja o sin ella, con hijos o sin ellos serán felices, gracias al Amor, ese que muchos aun insisten en negar
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario