23 de marzo de 2013

Oye....tu...



Si viviéramos solos, aislados, no sabríamos tantas cosas acerca de nosotros mismos. 

Las relaciones son la tela donde pintamos nuestra forma de ser.  Amamos a algunas personas.

Y por otras podemos llegar a sentir un impulso de odio, de rechazo hacia otras.

Cuando sucede esto último es el momento justo para volver el espejo hacia adentro.

¿Por qué me molesta fulano?
Es que todavía no has comprendido que, todo tiene que ver con uno mismo. No hay "allá afuera"  Si lo vemos, es porque está adentro.

Porque tiene que ver con nosotros aunque lo primero que hacemos es echar culpas, para no comprometernos.  Todos lo hacemos, es inconsciente.

Por eso está bueno hacer una práctica de la observación, no vivir a la bartola y siempre pensar que son "los otros".

Nada de eso. Soy yo, mi psiquis, mi pequeño cosmos actuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario