Ir al contenido principal

NOSOTROS......





De una manera aberrante insistimos en nuestro empeño de borrar del mundo los aspectos que valoramos negativamente.
Ahora bien, dado que esto es imposible, este intento se convierte en una pugna constante que garantiza que nos ocupamos con especial intensidad de la parte de la realidad que rechazamos.

Esto entraña una irónica ley a la que nadie puede sustraerse: lo que más ocupa al ser humano
es aquello que rechaza. 

Y de este modo se acerca al principio rechazado hasta llegar a vivirlo. Es
conveniente no olvidar las dos últimas frases. El repudio de cualquier principio es la forma más
segura de que el sujeto llegue a vivir este principio. 

Según esta ley, los niños siempre acaban por
adquirir las formas de comportamiento que habían odiado en sus padres, los pacifistas se hacen
militantes; los moralistas, disolutos; los apóstoles de la salud, enfermos graves.No se debe pasar por alto que rechazo y lucha significan entrega y obsesión. 

Igualmente, el
evitar en forma estricta un aspecto de la realidad indica que el individuo tiene un problema con él.
Los campos interesantes e importantes para un ser humano son aquellos que él combate y
repudia, porque los echa de menos en su conciencia y le hacen incompleto. A un ser humano sólo
pueden molestarle los principios del exterior que no ha asumido.

En este punto de nuestras consideraciones, debe haber quedado claro que no hay un entorno
que nos marque, nos moldee, influya en nosotros o nos haga enfermar: el entorno hace las veces
de espejo en el que sólo nos vemos a nosotros mismos y también, desde luego y muy
especialmente, a nuestra sombra a la que no podemos ver en nosotros. 

Del mismo modo que de
nuestro propio cuerpo no podemos ver más que una parte, pues hay zonas que no podemos ver
(los ojos, la cara, la espalda, etc.) y para contemplarlas necesitamos del reflejo de un espejo,
también para nuestra mente padecemos una ceguera parcial y sólo podemos reconocer la parte
que nos es invisible (la sombra) a través de su proyección y reflejo en el llamado entorno o mundo
exterior. El reconocimiento precisa de la polaridad.

El reflejo, empero, sólo sirve de algo a aquel que se reconoce en el espejo: de lo contrario, se
convierte en una ilusión. El que en el espejo contempla sus ojos azules, pero no sabe que lo que
está viendo son sus propios ojos en lugar de reconocimiento sólo obtiene engaño. 

El que vive en
este mundo y no reconoce que todo lo que ve y lo que siente es él mismo, cae en el engaño y el
espejismo. Hay que reconocer que el espejismo resulta increíblemente vívido y real (... muchos
dicen, incluso, demostrable), pero no hay que olvidar esto: también el sueño nos parece auténtico
y real, mientras dura. 

Hay que despertarse para descubrir que el sueño es sueño. Lo mismo cabe
decir del gran océano de nuestra existencia. Hay que despertarse para descubrir el espejismo.

Nuestra sombra nos angustia. 
No es de extrañar, por cuanto que está formada exclusivamente
por aquellos componentes de la realidad que nosotros hemos repudiado, los que menos queremos
asumir. La sombra es la suma de todo lo que estamos firmemente convencidos que tendría que
desterrarse del mundo, para que éste fuera santo y bueno.

 Pero lo que ocurre es todo lo contrario:
la sombra contiene todo aquello que falta en el mundo —en nuestro mundo—para que sea santo y
bueno. El repudio a la sombra nos hace enfermar, es decir, nos hace incompletos: para estar completos nos falta todo lo que hay en ella.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL PERVERSO NARCISISTA Y LA AGRESION MATERNA

Un perverso narcisista.
Sale de una madre que no le dio cariño y que lo agredió y lo avergonzó en la infancia, Una mala relación entre madre e hijo en la temprana infancia induce un comportamiento cíclico por el cual el niño se vuelve cada vez más agresivo, empeorando el conflicto.

"Sin embargo, nuestros hallazgos sugieren que lo que más importa es la "paternidad negativa" en la temprana infancia. La "paternidad negativa" ocurre cuando los padres expresan emociones negativas hacia sus hijos, los tratan bruscamente, hablan de forma humillante del padre ausente, ridiculizándolo, es decir cuando existe una madre que por resentimiento anula la imagen paterna del hijo dejándolo sin piso psicológico, y lo que es peor sin saber a quien imitar y termina imitando a la madre lo que en la edad adulta lo convierte en un perverso narcicísta etcétera.

Cuando las madres tratan mal a sus niños, ellos muestran altos niveles de ira, que aparece posteriormente en todas sus re…

Test de autoconocimiento

Emociones

Las emociones negativas y su expresión (ira, descontrol, agresividad) con frecuencia provocan resultados perjudiciales.

El siguiente cuestionario te permitirá evaluar cuál es tu estilo para manejar situaciones difíciles.
A = Casi Nunca B = A veces C = Casi Siempre

1. Te pones impaciente cuando tienes que esperar en una fila.

2. Trabajas muy duro, juegas muy duro y tratas de ser el mejor en lo que haces.

3. Te enojas fácilmente cuando eres demorado por algún problema en el tráfico.

4. Eres del tipo de personas que piensa “voy y lo consigo”.

5. Golpeas el escritorio y rompes cosas cuando estás enojado.

6. Te irritas cuando las personas no toman su trabajo con seriedad.

7. Te burlas o le hablas agresivamente a extraños cuando te enojas, por ejemplo, mientras manejas, haces compras, o en el trabajo.

8. Te enfureces cuando fallás en cosas que intentas hacer.

9. Cuando estás enojado aumentás tu velocidad y hacés cosas como conducir el auto, comer, y caminar más rápido.

10…

¿Cómo curar la codependencia?

¿Cómo curar la codependencia?
-Los codependientes hacen inmensos esfuerzos porque creen que no merecen ser amados.
Aprende a amarte a ti misma/o. Descubre tu valor creativo.
Alejandro Jodorowsky

Pia Melody en su libro” La Codependencia” describe los cincos síntomas primarios de la codependencia:
- En primer término problemas por una baja auto estima.
- En segundo dificultad para estableces límites o fronteras saludables. El codependiente puede no tener ningún tipo de protección, o por el contrario establece paredes a través del coraje, el silencio, el miedo y las palabras, para no permitir que otras personas se le acerquen.
- El tercer síntoma es dificultad para identificar y expresar su realidad. El codependiente puede dudar de sus propias percepciones, sentimientos, duda sobre como actuar, tiene dudas sobre sí mismo.
- El cuarto síntoma es dificultad para identificar y satisfacer sus necesidades. Puede ir desde la dependencia en otros para que le satisfagan sus necesidades hasta i…