Ir al contenido principal

La Estabilidad Emocional




La forma en la que reaccionamos emocionalmente ante las situaciones cotidianas o extraordinarias de nuestra vida, es una manera en la que podemos identificar cómo está nuestra autoestima. Podemos creer que tenemos muy buena autoestima, pero, ante un problema o dificultad, sentir que nos derrumbamos y nos damos cuenta de que no éramos tan fuertes o estables emocionalmente como imaginábamos.

La intensidad o amplitud de nuestras reacciones emocionales ante los problemas, es un factor que nos refleja nuestro nivel de aprecio personal. Si una persona se derrumba ante las críticas, o siente que pierde su seguridad ante las frustraciones, los errores o las fallas, se puede tratar de una persona con problemas de autoestima.

Alguien que se ama, se respeta y se aprecia auténticamente, con una sana y auténtica autoestima, no lo hace sólo cuando se siente en equilibrio o cuando las cosas van siempre bien y él o ella no tienen que enfrentarse a problemas, dudas o fracasos, es decir, no sólo de aprecia y se acepta cuando está todo bajo control sino en cualquier momento y circunstancia.

La verdadera prueba para la autoestima es cuando la persona puede permanecer serena y estable emocionalmente. Cuando es capaz de autoestima y equilibrio emocional

enfrentar los reveses de la vida sin “perder el piso” o sentir que todo se derrumba. Es alguien realista que reconoce que, en la vida, las cosas no permanecen nunca igual, que ni él ni los demás o las cosas de la vida son imperturbables y que tarde o temprano tendrá que enfrentarse a problemas y situaciones difíciles o dolorosas que le generarán sentimientos de tristeza, enojo, frustración, miedo, pero que, de alguna manera, con sus recursos y el apoyo del ambiente logrará resolverlas o superarlas para seguir adelante.

Pero por el contrario, si la persona no sabe como manejar la situación adversa y empieza a sentirse mal, ansioso, somatizando a causa de los problemas y pierde la confianza en sí mismo, seguramente no se trata de alguien con una autoestima fuerte o real.

En el mismo caso estará una persona que se vuelve irascible con los demás y estalla a la primer provocación o, por el contrario, aquella que se vive como víctima y no puede dejar de llorar, de lamentarse y sentirse desdichada y preguntarse ¿por qué a ella le pasan esas cosas? como si fuera alguien diferente a todos los demás.

Cuando estemos ante una persona que se muestra segura ante los demás cuando todo va bien, pero que se le cierra el mundo ante los problemas, se desequilibra emocionalmente ante los cambios o es incapaz de aceptar que hay cosas que no puede resolver porque no está en sus manos o, simplemente, porque las cosas son así, muy probablemente se trata de alguien que en realidad no cuenta con autoestima fuerte y que no está dispuesta aceptarse y reconocerse como un ser como cualquiera: falible, con el derecho de cometer errores o con el riesgo natural de que las cosas no sean como esperaba.


Estabilidad emocional y autoestima

Cómo podemos identificar a alguien con estabilidad emocional

Una persona estable emocionalmente es aquella con la capacidad de calibrar sus emociones y sus reacciones ante los vaivenes de la vida, es decir, ante el fracaso y el éxito y ante la aprobación y la crítica.

La estabilidad emocional nos da la posibilidad de tener, también, un comportamiento más estable ante cualquier ambiente. Seguir siendo auténticos y congruentes ante las diversas circunstancias de la vida

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL PERVERSO NARCISISTA Y LA AGRESION MATERNA

Un perverso narcisista.
Sale de una madre que no le dio cariño y que lo agredió y lo avergonzó en la infancia, Una mala relación entre madre e hijo en la temprana infancia induce un comportamiento cíclico por el cual el niño se vuelve cada vez más agresivo, empeorando el conflicto.

"Sin embargo, nuestros hallazgos sugieren que lo que más importa es la "paternidad negativa" en la temprana infancia. La "paternidad negativa" ocurre cuando los padres expresan emociones negativas hacia sus hijos, los tratan bruscamente, hablan de forma humillante del padre ausente, ridiculizándolo, es decir cuando existe una madre que por resentimiento anula la imagen paterna del hijo dejándolo sin piso psicológico, y lo que es peor sin saber a quien imitar y termina imitando a la madre lo que en la edad adulta lo convierte en un perverso narcicísta etcétera.

Cuando las madres tratan mal a sus niños, ellos muestran altos niveles de ira, que aparece posteriormente en todas sus re…

Test de autoconocimiento

Emociones

Las emociones negativas y su expresión (ira, descontrol, agresividad) con frecuencia provocan resultados perjudiciales.

El siguiente cuestionario te permitirá evaluar cuál es tu estilo para manejar situaciones difíciles.
A = Casi Nunca B = A veces C = Casi Siempre

1. Te pones impaciente cuando tienes que esperar en una fila.

2. Trabajas muy duro, juegas muy duro y tratas de ser el mejor en lo que haces.

3. Te enojas fácilmente cuando eres demorado por algún problema en el tráfico.

4. Eres del tipo de personas que piensa “voy y lo consigo”.

5. Golpeas el escritorio y rompes cosas cuando estás enojado.

6. Te irritas cuando las personas no toman su trabajo con seriedad.

7. Te burlas o le hablas agresivamente a extraños cuando te enojas, por ejemplo, mientras manejas, haces compras, o en el trabajo.

8. Te enfureces cuando fallás en cosas que intentas hacer.

9. Cuando estás enojado aumentás tu velocidad y hacés cosas como conducir el auto, comer, y caminar más rápido.

10…

¿Cómo curar la codependencia?

¿Cómo curar la codependencia?
-Los codependientes hacen inmensos esfuerzos porque creen que no merecen ser amados.
Aprende a amarte a ti misma/o. Descubre tu valor creativo.
Alejandro Jodorowsky

Pia Melody en su libro” La Codependencia” describe los cincos síntomas primarios de la codependencia:
- En primer término problemas por una baja auto estima.
- En segundo dificultad para estableces límites o fronteras saludables. El codependiente puede no tener ningún tipo de protección, o por el contrario establece paredes a través del coraje, el silencio, el miedo y las palabras, para no permitir que otras personas se le acerquen.
- El tercer síntoma es dificultad para identificar y expresar su realidad. El codependiente puede dudar de sus propias percepciones, sentimientos, duda sobre como actuar, tiene dudas sobre sí mismo.
- El cuarto síntoma es dificultad para identificar y satisfacer sus necesidades. Puede ir desde la dependencia en otros para que le satisfagan sus necesidades hasta i…