28 de febrero de 2013

AQUELLA MUJER.....




AQUELLA MUJER

Había aprendido a vivir con sus heridas,
algunas eran ya viejas cicatrices,
otras en cambio..
todavía abiertas, a veces dolían.

Pero todas, absolutamente todas,
le habían servido, en el correr del tiempo,
para crecer y ser mejor.

No renunciaría a ninguna.
De eso estaba segura,
por que configuraban, lo que ahora,
era su peculiar e intensa manera de amar la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario