29 de noviembre de 2012

De vuelta a los pasos




Volver al primer Paso.
Cuando no sepamos qué hacer a continuación, cuando nos sintamos confundidos, inquietos, perturbados, en las últimas, abrumados, completamente involuntariosos, llenos de rabia o de desesperación, volvamos a los Pasos.
No importa qué situación estemos enfrentando, trabajar el primer Paso nos ayudará. Concéntrate en el, confía en tus instintos y trabájalo.
¿Qué significa trabajar el primer Paso? Piensa en ello. Medita sobre ello.
En vez de concentrarte en la confusión, en los problemas o en las situación que provoca tu desesperación o tu rabia, concéntrate en el Paso.
Piensa en cómo se podría aplicar ese Paso. Cíñete a él. Aférrate a él con tantas ganas como nos aferramos a nuestra confusión o al problema.
Los Pasos son una solución. Funcionan. Podemos confiar en que funcionan. Podemos confiar en el lugar a donde los Pasos nos conducirán.
Cuando no sepamos qué paso dar después, tomemos uno de los Doce.
"Hoy me concentraré en usar los Doce Pasos para resolver problemas y para mantenerme en equilibrio y en armonía. Trabajaré un paso al máximo de mi capacidad. Aprenderé a confiar en los Pasos y me apoyaré en ellos en vez de en mis conductas protectoras, codependientes".

1 comentario:

  1. Anónimo6:49 a. m.

    ¡kBuenos días! recien tropece con este espacio.... pero ¿Cuales son esos 12 pasos? Cada quien hace los suyos o hay una guia?

    ResponderEliminar