15 de octubre de 2012

solo así con la soledad...

La soledad como amiga no conviene, ya que te aleja de lo bello y te llena de confusión. Es mejor usarla como conocida o compañera, darle la bienvenida cuando convenga, para aclarar momentos o incluso dejarte sorprender por su aparición y solo permitirle cortas visitas, pues, en ciertos casos, no hay mal que por bien no venga. Ella, si esta de malas, te arrebata todo y te deja en la oscuridad, si esta de buenas te trae momentos apacibles y te regala de su sabiduría. Si se le ocurre engañarte y se esmera en su tarea auto impuesta no te suelta y se queda como tu media naranja chupando te la vida a base de traguitos de felicidad, pero también, siempre puede llevar consigo buenos pensamientos y llaves a nuevas liberación. Es parte de la vida, solo hay que saber hasta que punto llegar con ella. Pues como mucha cosas, uno o las ama, o las odia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario