15 de octubre de 2012

Nada es para siempre, pero hay diferencias.

Nunca me ha llamado la atención que si se dice esto o aquello sobre mi.

 Sea lo que sea, viva en donde viva y me encuentre en donde me encuentre, eso no tiene referencia alguna. 

Siempre es lo mismo para mi; todo se va y nada es para siempre, pero hay una gran diferencia.

 A veces las cosas se retiran por si solas cuando tienen que pasar, pero hay otras que son arrebatadas por el destino sin el mas mínimo aviso.

 Y son esas ocasiones las que me dejan con un hueco en medio del corazón y me roban un pedacito mas de alma.

 Dejándome mas fría de lo que ya estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario