15 de octubre de 2012

Es algo tan sencillo derrochando tristeza incierta...


Juegan quererse, juegan mirarse, juegan a practicar la felicidad.

No saben que no vale la pena, que no dejara nada mas que hambre por donde alguna vez un fuego opacó y restregó la frustrante y demacrada alegría que un ser podría dar.

 No va a cambiar nada que se pueda mejorar con virtud, ni utilizando las sonrisas gastadas ni las caricias mal usadas.

 Lo hecho hecho esta, y si al final ese hoyo profundo con hambre de amor se convierte en un gigante negro y explotado tratando de salir a la superficie a base de golpes emocionales, sera mas que un plan del destino para mostrar su poder a la vida misma.

 De nada servirá llorar, y sin ni siquiera tomar en cuenta que las lágrimas ya no existirían pues fueron usadas demasiadas veces sin conmoción alguna.

Tendrán la vida en frente y no sabrán que camino tomar, sera un circulo vicioso o un túnel sin salida secreta capaz de enloquecer de tristeza al mas fuerte.

 No sabrán lo que es amor, ni todo lo que la palabrita podrá dominar. Y jamas sentirán la luz de la mejor creación existente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario