24 de agosto de 2012

La autoimagen




Autoimagen se define como el creer o tener respeto por uno mismo. Esto tiene otros significados adicionales, tales como el sentir orgullo por uno mismo. En otras palabras tener confianza en uno mismo.

La autoimagen, es una combinación de todos los elementos mencionados anteriormente, que te dan valor para hacer frente a los retos que te presenta la vida. Es la opinión que tienes acerca de ti mismo.

La autoimagen tiene relación con dos aspectos que son, un sentido de eficiencia personal, mezclado con un sentido de valor personal.

Es la conjunción de confianza y respeto por ti mismo. Es la plena seguridad de que estás capacitado para vivir y para darle valor a tu vida.

Características que debes alcanzar para tener una excelente autoimagen:
• Tener confianza en ti mismo.
• Tener habilidad para resolver los problemas sin preocupaciones.
• Enfrentar y eliminar las situaciones que pueden parecer aterradoras.
• Saber que el que no arriesga, no gana.
• Sentirte relajado en cualquier lugar.
• Motivarte a ti mismo.
Prácticamente cada uno de los aspectos de tu vida -felicidad personal, el éxito en tus relaciones con los demás, tu creatividad, tus logros e inclusive tú éxito en el campo del sexo- está relacionado con el nivel de autoimagen que tengas. Entre mejor sea ésta, mejor resolverás las situaciones que se te presentan.

Además el tener una buena autoimagen es importante porque te hará sentir bien y te verás mejor. Los demás lo notarán y se querrán relacionar contigo. Dicho de otro modo, si estas consciente de tu valor como persona, entonces sabrás que eres digno de ser admirado y capaz de lograr lo que quieras.


El entorno en el cual creciste, tiene mucho que ver con la personalidad que tienes, pero -más importante- con la autoimagen que has desarrollado. Porque, ¿de dónde pueden venir los sentimientos de inferioridad que a veces sientes? Pues bien, muchos de ellos, seguramente vienen de los años pasados con la familia, porque tres cuartas partes de tu tiempo los has pasado en ese medio.

Somos lo que somos, en función de donde hemos estado. Construimos nuestra autoimagen de cuatro principales factores: 
nuestro destino, las cosas positivas y negativas que la vida ofrece, y nuestras propias decisiones en relación con esas situaciones que se nos presentan.

El ser arrogante o sentirse superior a los demás, solo porque sí, no es mas que una muestra de inseguridad. Tu serás tan importante como tus logros, tus actos y tus metas, pero de una manera inteligente.

Otra cosa interesantísima, es que tu puedes incrementar tu autoimagen, sin importar como te sientas en este momento, -es decir con una motivación alta o baja- Las buenas vibraciones que puedes generar acerca de ti mismo no tienen límite, pero lo mejor de todo es que estos sentimientos están bajo tu control, independientemente de la opinión que tengan los que te rodean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario