15 de julio de 2012

El primer y último recurso

Las personas que como yo han sido no creyentes nos encontramos indefensas ante la posibilidad de enfrentar una situación de cambio y pérdida.
Ante cualquier situación en donde el dolor se salga de control yo jamás pude manejarmé sin escapar via tranquilizantes.... para no sentir,
En este tiempo pase por una situación en donde todas mis emociones se salieron de mi control y fué instintiva mi búsqueda de Dios.... Regresé a la iglesia ..... Regresé a Dios. .... y encontré consuelo, aceptación y esperanza....

No hay comentarios:

Publicar un comentario