31 de mayo de 2012

* WHEN A MAN LOVES A WOMAN *



When a man loves a woman
can't keep his mind on nothin' else
he'd trade the world
for a good thing he's found
if she is bad, he can't see it
she can do no wrong
turn his back on his best friend
if he puts her down
When a man loves a woman
spend his very last dime
trying to hold on to what he needs
he'd give up all his comforts
and sleep out in the rain
if she said that's the way
it ought to be
When a man loves a woman
i give you everything i've got (yeah)
trying to hold on
to your precious love
baby please don't treat me bad
When a man loves a woman
deep down in his soul
she can bring him such misery
if she is playing him for a fool
he's the last one to know
loving eyes can never see
Yes when a man loves a woman
i now exactly how he feels
'cause baby, baby, baby
i am a man
when a man loves a woman

.....Michael Bolton

30 de mayo de 2012

Que difícil es cambiar ¡


Lo que más le cuesta a un ser humano es cambiar y aunque su cerebro sea plástico, tiende a aferrarse a una manera de pensar y no puede modificar sus aspectos negativos.

El ser humano elige permanecer igual y al mismo tiempo genera neurotransmisores que contribuyen a perpetuar su modo de ser y de sentir.

La realidad siempre es diferente, puede haber momentos difíciles y otros felices, pero por lo general es gris; y la calidad de vida de una persona dependerá de sus pensamientos.

El cerebro recibe y emite señales químicas que regulan los estados emocionales y las funciones del cuerpo; o sea que el amor, el estado de ánimo, la sexualidad, el sueño y todo el cuerpo físico están regidos por sustancias químicas que son las que permiten la comunicación neuronal.


Cada pensamiento libera un tipo particular de neurotransmisor que se encarga de cumplir su misión y la forma de metabolizar la realidad que tenga una persona dependerá de qué tipo de sustancia química libere.

Los neurotransmisores son los que influyen en las emociones y moldean el estado de ánimo y la forma de sentir.

La serotonina es el regulador de las emociones por excelencia de modo que una alteración en la producción de este neuroquímico puede provocar depresión, colon irritable, malhumor, impulsividad, irritabilidad e insomnio.

La oxitocina está relacionada con el amor, las relaciones estables y los sentimientos profundos; y un déficit de este neuroquímico puede ser la causa de la inestabilidad emocional.

La dopamina produce alegría, deseos de vivir, de enamorarse, pero si falta puede producir adicciones, a la comida, las drogas, el alcohol, el juego o los deportes de riesgo, o sea la necesidad de buscar afuera la alegría que debería venir de adentro.

La genética y la falta de amor incondicional en la infancia pueden desestabilizar estos neuroquímicos y hacer que las personas no puedan metabolizar los momentos difíciles; pero este desequilibrio no es determinante porque el cerebro tiene una gran plasticidad como para que se reviertan estos procesos creando nuevas conexiones y circuitos neuronales, principalmente si se cambia de pensamientos.

Esta afirmación no pertenece al ámbito de las creencias ni a ningún sistema de curación alternativo, ha sido comprobado científicamente con experimentos de laboratorio, que han demostrado que los pensamientos pueden cambiar la química de nuestro cuerpo y también de nuestro sistema inmunológico.

Lamentablemente el cerebro también es plástico para modificar sus conexiones y funcionar en negativo, que es cuando una persona está siempre enferma y crea constantemente nuevos síntomas que lo llevan a la infelicidad y al sufrimiento.

Pero podemos revertir estos patrones de comportamiento, estimulándonos positivamente para modificar la química de nuestro cuerpo.

Las personas más tristes y desconformes son las más inflexibles y rígidas, aquellas que no aceptan los grises y se empeñan en ser perfectas, exigiéndose mucho a sí mismas y a los demás.

Las investigaciones científicas sobre el amor desde el punto de vista de la actividad neuroquímica, afirman que el amor verdadero comienza recién cuando termina el enamoramiento; cuando se puede ver al otro como es y amarlo aún con sus defectos.

El amor verdadero es posible cuando se puede ver la realidad tal cual y aceptarla y cuando se puede cambiar, cuando ésta cambia.

29 de mayo de 2012

El Desamor, Enemigo número uno de la Autoestima


Como combatirlo para alcanzar la Superación Personal ?

Quien no ha sufrido en algún momento de su vida las consecuencias del desamor, sentirse invadido por el dolor, la angustia, desesperación, ansiedad, frustración y otras tantas sensaciones negativas que atacan al Ser Interior, es común, cuando la ilusión del amor se ha perdido. Si tu en este preciso momento te sientes abrumado por estas emociones, te invito a leer este artículo en el cual encontraras diferentes pautas a seguir que te ayudarán a superar el mal momento y lograr recuperar la Fe, Confianza y Autoestima perdida.
Todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida por la tristeza de una o varias relaciones de pareja frustradas y por el dolor que se experimenta al no ser correspondidos cuando se ama profundamente a alguien, además de lo doloroso que esto resulta, también nuestra autoestima sufre un golpe muy fuerte ya que el no tener satisfacción en el área amorosa suele afectar nuestro desempeño en general, es decir, que este estado anímico llega a repercutir seriamente en todos los aspectos de nuestra vida como ser: nuestro bienestar, nuestra economía, nuestra salud, las metas que nos proponemos y hasta como nos relacionemos con los demás.
Es normal que esto suceda ya que los seres humanos somos susceptibles al cariño, necesitamos por naturaleza sentirnos amados y reconocidos desde pequeños, esta conducta, según estudios científicos, se debe a que el hombre es un ser social con lo cual presenta un cierto grado de intolerancia hacia a la soledad.
Para lograr superar esta etapa tan difícil de tu vida en primer lugar debes estar dispuesto a poner lo mejor de ti para salir adelante y continuar tu camino. Recuerda que si tú no eres capaz de hacer algo para ayudarte a ti mismo nadie podrá hacerlo ya que cuando te encuentras en este estado anímico presentas un bloqueo emocional que por más amigo/a que quiera ayudarte no logrará quitar el peso de la angustia y desazón de tu Ser Interior, es algo que solo tu puedes hacer.
Ahora bien, si estas decidido a combatir todas esas emociones negativas que hoy te agobian a continuación encontraras 5 Pautas que deberás seguir, las cuales te ayudaran en el proceso de sanar a tu Ser Interior:
Evalúa tus relaciones anteriores: Toma una hoja en blanco y escribe todos los errores que crees haber cometido en tus relaciones pasadas. Es necesario que lleves a cabo esta evaluación para que puedas identificar los errores que has cometido en el pasado y puedas evitarlos en el futuro, ten presente que si sigues cometiendo los mismos errores seguirás obteniendo los mismos resultados, si en verdad quieres efectuar un cambio en tu vida deberás realizar un cambio tanto en tu propia persona como en la manera en la que eliges a tus parejas. La mayoría de nosotros tendemos a culpar al otro por los problemas, lo que es lamentable ya que al culpar nos ponemos en plan de víctima que no tiene en sus manos una solución.
Evalúate a ti mismo: En una nueva hoja deberás anotar todo aquello que estas dispuesto a cambiar en ti para mejorar tus relaciones futuras. Es importante que te evalúes a ti mismo si de verdad quieres tener una vida amorosa feliz y prospera, apostar al cambio interno es importante pues no puedes tener una pareja perfecta si no sabes como atraerla hacia ti, tienes que desarrollar características atractivas e ir borrando tus propias características negativas. Toma su tiempo el desarrollar este tipo de personalidad; pero a la larga vale la pena el trabajo y el esfuerzo invertido. Decide que es lo que vas a cambiar en tu forma de ser y escríbelo, ten en cuenta que no podrás tener una relación exitosa mientras sigas presentando síntomas denigrantes o negativos en tu vida. Estos son denigrantes porque el ser posesivo, celoso o egoísta quita valor a tu persona, disminuye tu autoestima, y te lleva a perder la confianza en ti mismo; así que decide trabajar poco a poco con estas características de tu personalidad y no vuelvas a sufrir.
Define las cualidades que buscas en una pareja: Elabora un listado con todas las cualidades que buscas en una pareja, una vez terminada esta lista, deberás preguntarte ¿Cuáles de estas características presento en mi propia persona? Y en base a esas respuestas verás que áreas debes trabajar, pues como hemos comentado anteriormente no resulta lógico desear que tu pareja tenga buenos modales si tu mismo no los tienes. Debes ser una persona atractiva para la clase de pareja que quieres tener, por ejemplo si en tu lista de cualidades escribes que sea esbelto/a y tu no eres una persona esbelta, entonces no tendrás muchas probabilidades de atraer como pareja a una persona con esta característica; sin embargo si te dedicas a desarrollar en tu propia persona cada una de las cualidades de tu lista, tendrás muchísimas mas probabilidades de atraer alguien igual a ti.
Olvida tu pasado y vive sólo el presente: Los terapeutas dicen que las emociones guardadas que no son expresadas debidamente se convierten en patrones enterrados y dañinos para la salud. Es por ello que la mayoría de ellos recomiendan llorar todo lo necesario después que has finalizado una relación, ya sea que haya sido por voluntad tuya o de la otra persona, una vez atravesada la etapa del llanto, habrá comenzado la cura. Por tal motivo si ya tienes tiempo de que finalizaste tu relación y aun no has podido olvidar ve a un lugar en donde no seas interrumpido y en donde puedas estar tranquilo, recuerda lo que sucedió y todo lo relacionado con tu relación, permítete sentir dolor, no tengas miedo, piensa que tienes que expresar esa angustia para poder liberarte de ella.
Date un tiempo para crecer: Muchas veces nos obsesionamos tanto con encontrar pareja que no permitimos que la energía fluya correctamente en nosotros, la gente percibe este comportamiento y como consecuencia se aleja. Por ello enfoca todos tus esfuerzos a mejorarte a ti mismo y a sentirte bien contigo mismo, busca hacer nuevas actividades, amistades, pasatiempos, eleva tu autoestima, es decir, lleva a cabo todo aquello que te haga sentir pleno y te devuelva la felicidad perdida.

28 de mayo de 2012

Cómo Ser Independiente



Ser independiente es genial.

Cuando puedes tomar tus propias decisiones, tener la libertad de gastar tu dinero como quieras (porque sabes que puedes ganar más sin mucho esfuerzo) y cuando tienes las riendas de tu vida completamente, puedes ser mucho más feliz.

Se dice que el peor día de una persona independiente, siempre será mejor, que el mejor día de un empleado, o alguien que no goce de la libertad que da el ser independiente.

Hablamos de independencia a todo nivel, no sólo de tener empresa o negocios propios, o de estar libre de un jefe o empleador gritón e insoportable. Hablamos de ser independiente emocional y físicamente.

Cuando las personas se enganchan a otras emocional o laboralmente, difícilmente pueden luego romper las cadenas que los unen, y terminan sufriendo mucho estrés.

Recuerda que el estrés literalmente mata, y que dicho estrés se da principalmente por nuestro sentimiento de no poder controlar en gran medida nuestra vida.

Es decir, que las personas que no son independientes, sufren de estrés porque sienten que no tienen el control. Y dicho estrés termina por acabar con varios años de sus vidas, algo simplemente desastrozo (y evitable, afortunadamente).


Para ser independiente, lo primero que debes hacer, es liberarte de la creencia “Ser Independiente es riesgoso”.

Ser independiente NO es riesgoso, es mucho más riesgoso un empleo, con un jefe que puede decidir en cualquier momento si continúas ganando dinero o si te vas para tu casa y te quedas sin comida el otro mes.

Por el contrario, si empiezas hoy tu camino a la independencia, en poco tiempo estarás en una mejor situación que la mayoría de las personas.

Personalmente, hace algunos años todo el mundo me decía que consiguiera un trabajo, que necesitaba un empleo si quería ganar dinero… Nunca les presté atención, estaba seguro que haciendo lo que me gustaba podía triunfar.

Siempre hubo en mí la convicción de que podía surgir de entre las dificultades, la seguridad de que mi deseo por triunfar era más grande y fuerte que cualquier obstáculo que quisiera interponerse.

Hoy en día, soy un verdadero independiente y tengo ingresos financieros haciendo lo que más me gusta, incluso ingresos pasivos que perdurarán aún si dejara mi trabajo de lado (principalmente de Internet y mis blogs).

Lo que realmente se necesita para ser independiente, es anhelarlo y enfocarte en ello, es desear tu felicidad y tu libertad a toda costa, al mismo tiempo que actúas acorde a ese deseo.

¡Empieza hoy tu camino a la independencia! Cree en ti mismo y confía en tu capacidad de ser grande, de ser feliz, de tener calidad de vida y de contar con la libertad para cumplir cada uno de tus sueños.

26 de mayo de 2012

El mundo está lleno de buenas noticias



Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Además, el Universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias.

Cada mañana es una buena noticia.

Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde…

Aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito.

A los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida; ahora mismo le puedes decir ‘basta’ al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste, la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Vacía la copa cada noche, para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día.

Vive de instante en instante porque eso es la vida.

Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento?

Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere.

Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra.

En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno.

Perdónate, acéptate, reconócete y ámate.

Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente, porque toda la vida está en cada instante, pero no digas ‘no puedo’ ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes.

Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.

Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos.

Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse.

Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia.

Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será y sucederá naturalmente.

25 de mayo de 2012

Como sanar cuando estas herida?


¿Qué puede ayudarnos a sanar?

1. Deseo de sanar. Ante todo debemos reconocernos enfermos y querer sanar.

2. El perdón. El perdón es un bálsamo para la herida. Podemos reconocer nuestras limitaciones y miserias y acudir a la penitencia para pedir perdón. Podemos y debemos también perdonar y perdonarnos. En materia de perdón, el modo en que se comporta Dios Padre con nosotros es nuestro punto de referencia. Cuando arrepentidos vamos a pedir perdón a Dios con humildad, una y otra vez escuchamos que nos dice: "Te sigo amando igual, vete y no peques más."

3. La fe. Por la fe reconocemos a Cristo como médico capaz de sanarnos. Debemos creer que Él puede curarnos. Sólo Él que nos creó, sólo quien sabe de qué barro estamos hechos puede reparar las heridas de nuestro corazón. Bendito sea Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, que nos consuela en toda tribulación nuestra. (2a. Corintios 1, 3-4)

4. La Eucaristía. La Eucaristía tiene el poder de reparar en nosotros la imagen de Cristo. San Ignacio de Antioquía define la Eucaristía como antídoto para no morir.

A todos nos ayuda sentirnos acompañados cuando estamos enfermos. Jesús nos acompaña siempre y sufre con nosotros. Jesús no es ajeno a nuestras heridas. Más aún, las asumió y se quedó con ellas. Cuando Cristo resucitó, mostró a los discípulos las heridas de sus manos, de sus pies y de su costado. Y de esa herida más profunda, la del costado traspasado, salió sangre y agua y es fuente fecunda de gracias. Cuando la persona herida recibe los sacramentos y hace oración con fe y confianza, lo que hace es acudir a los pies de Cristo Resucitado para que el Agua viva le sane. Por sus llagas hemos sido curados (1 Pe 2,24)

5. La oración. En la oración acudimos a Dios para pedirle que cure nuestras heridas. Dios quiere sanarnos pero espera que nosotros acudamos a Él y le digamos que le necesitamos como médico y que confiamos en el poder curativo de su misericordia. Dios no nos receta nada a la fuerza, respeta siempre nuestra libertad, espera la actitud humilde del orante que acude a Él libremente y le suplica con confianza que le sane: Todo aquello que pidáis con fe en la oración, lo recibiréis (Mt 21,22

Y una vez que le pedimos la gracia de sanar, terminar la oración con la certeza de que Él se hará cargo. Debemos pedir con fe, como la hemorroísa a la que Jesús le dijo: Tu fe te ha sanado (Mt 9,22). Esta mujer creía firmemente que lo que pedía en la oración podía darlo por recibido: Todo aquello que pidáis en la oración, creed que ya lo habéis recibido. (Mc 11,24)

La oración es condición para que Cristo Médico nos cure. La oración es una medicina. La oración tiene el poder de llenarnos de paz, de hacer que la luz de Cristo brille donde hay tinieblas y así ayudarnos a superar el resentimiento, la angustia, la tristeza y la desesperación.

Cuando el alma herida ora, se centra en Cristo y su oración es antídoto contra los pensamientos que andan en busca de culpables, lo que equivale a seguir rascando la herida. Hemos de centrar la memoria en los dones de Dios, no en las heridas ni en los culpables. El recuerdo de Dios es curativo. El recuerdo de las heridas y de sus causas nos hunde más en la amargura. La herida del orante sana; la otra gangrena. Sea cual sea su agravio, no guardes rencor al prójimo, y no actúes guiado por un arrebato de violencia (Eclesiástico 10, 6) Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará; porque con la medida con que midáis se os medirá. (Lucas 6, 36-38)

¿Te sientes moralmente enfermo? ¿Está aún viva alguna herida que te da rabia, te avergüenza y te hace sufrir? Ora más, ora con fe, ora con más humildad. Y si no puedes o no te sale, simplemente acude a Él y pídele que te sane


En ti, Dios, me cobijo,
¡nunca quede defraudado!
¡Líbrame conforme a tu justicia,
tiende a mí tu oído, date prisa!

Sé mi roca de refugio,
alcázar donde me salve,
pues tú eres mi peña y mi alcázar,
por tu nombre me guías y diriges.

Sácame de la red que me han tendido,
pues tú eres mi refugio;
en tus manos abandono mi vida
y me libras, Yahvé, Dios fiel.

Me alegraré y celebraré tu amor,
pues te has fijado en mi aflicción,
conoces las angustias que me ahogan;
ten piedad de mí, Dios,
que estoy en apuros.

La pena debilita mis ojos,
mi garganta y mis entrañas;
mi vida se consume en aflicción,
y en suspiros mis años;

pero yo en ti confío, Yahvé,
me digo: «Tú eres mi Dios».
Mi destino está en tus manos, líbrame
de las manos de enemigos que me acosan.

Que brille tu rostro sobre tu siervo,
¡sálvame por tu amor!
Dios, no quede yo defraudado
después de haberte invocado;

¡qué grande es tu bondad, Dios!
¡Y yo que decía alarmado:
«Estoy dejado de tus ojos»!
Pero oías la voz de mi plegaria

cuando te gritaba auxilio.
¡Tened valor, y firme el corazón,
vosotros, los que esperáis en Dios!

(Salmo 30)

24 de mayo de 2012

El siguiente texto es un fragmento del libro “Practicando el poder del ahora”, de Echart Tolle.



El ser no sólo es trascendente; también impregna profundamente cada forma, y su esencia es invisible e indestructible. Esto significa que ahora mismo puedes acceder al Ser porque es tu identidad más profunda, tu verdadera naturaleza. Pero no trates de aferrarlo con la mente. No trates de entenderlo.
Sólo puedes conocerlo dejando la mente en silencio. Cuando estás presente, cuando tu atención está plena e intensamente en el ahora, puedes sentir el Ser, pero nunca podrás entenderlo mentalmente.
La iluminación es recuperar la conciencia del Ser y residir en ese estado de «sensación-realización».
La palabra iluminación suscita la idea de un logro sobrehumano, y al ego le gusta que sea así; pero no es más que tu estado natural en el que sientes la unidad con el Ser. Es un estado de conexión con algo inconmensurable e indestructible, con algo que es esencialmente tú, y sin embargo es mucho mayor que tú. Es encontrar tu verdadera naturaleza más allá del nombre y de la forma.
La incapacidad de sentir esta conexión crea la ilusión de que estás separado de ti mismo y del mundo que te rodea. Entonces te percibes, consciente o inconscientemente, como un fragmento aislado. Surge el miedo, y los conflictos internos y externos pasan a ser la norma.
El mayor obstáculo para experimentar la realidad de tu conexión es la identificación con la mente, que hace que el pensamiento se vuelva compulsivo. Ser incapaz de dejar de pensar es una enfermedad terrible, pero no nos damos cuenta de ella porque casi todo el mundo la sufre y se considera algo normal. Este ruido mental incesante te impide encontrar el reino de quietud interior que es inseparable del Ser. También crea un falso yo fabricado por la mente, que lanza una sombra de miedo y sufrimiento.
La identificación con la mente produce una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquean toda verdadera relación. Esa pantalla se interpone entre tú y tú mismo, entre tú y tu prójimo, entre tú y la naturaleza, entre tú y Dios; crea la ilusión de separación, la ilusión de que tú y el «otro» estáis totalmente separados. Entonces te olvidas del hecho esencial de que, debajo del nivel de las apariencias físicas y de las formas separadas, eres uno con todo lo que es.

La mente es un instrumento soberbio si se usa correctamente. Sin embargo, si se usa de forma in-apropiada, se vuelve muy destructiva. Para decirlo con más precisión, no se trata tanto de que usas la mente equivocadamente: por lo general no la usas en absoluto, sino que ella te usa a ti. Ésa es la enfermedad. Crees que tú eres tu mente. Ese es el engaño. El instrumento se ha apoderado de ti.
Es como si estuvieras poseído sin saberlo, y crees que la entidad posesora eres tú.
La libertad comienza cuando te das cuenta de que no eres la entidad posesora, el pensador. Saberlo te permite examinar la entidad. En el momento en que empiezas a observar al pensador, se activa un nivel de conciencia superior.
Entonces empiezas a darte cuenta de que hay un vasto reino de inteligencia más allá del pensamiento, y de que el pensamiento sólo es una pequeña parte de esa inteligencia. También te das cuenta de que todas las cosas verdaderamente importantes —la belleza, el amor, la creatividad, la alegría, la paz interna— surgen de más allá de la mente.

23 de mayo de 2012

Las experiencias infantiles del abusador




Echemos ahora una mirada al origen de la conducta del abusador. El abusador típico también creció en la Rea lidad I; en esa realidad el Poder Sobre y el dominio prevale cían junto al abuso verbal. También, como le sucedió a la parte femenina de la pareja, muchos de sus sentimientos no fueron validados ni aceptados. Pero contrariamente a lo que pasó con la mujer, él no tuvo un testigo comprensivo de su experiencia. Al no tener un testigo comprensivo, llegó a la conclusión de que nada estaba mal. Si nada estaba mal, sus sentimientos dolorosos no debían existir. Automáticamente dejó de experimentar esos sentimientos dolorosos. Los ex pulsó de su conciencia, les cerró la puerta e ignoró lo que había sufrido.
Al actuar así, también cerró la puerta a una parte de sí mismo. Se convirtió en un encarnizado adepto de la Reali dad I y, así como Hitler moldeó su conducta en base a la de su brutal padre, el abusador moldeó su conducta en base a la de los abusadores de su infancia. Se convirtió en un adepto al abuso verbal.Al no tener conocimiento de sus sentimientos -y de lo que sufrió-, él no pudo experimentar empatía y compa sión, por lo que no pudo cruzar el umbral y pasar a la Reali dad II, porque esa realidad estaba ahora detrás de la puerta cerrada. La ausencia o la presencia de un testigo solidario en la niñez determina que un niño maltratado se convierta en un déspota que vuelve contra los demás sus reprimidos sen timientos de desamparo o tal vez en un artista que puede revelarnos sus sufrimientos por medio de su obra.
Como el abusador siente que su conducta está justifica da y parece no alcanzar a comprender sus efectos, sólo pode mos suponer que él está representando sus sentimientos re primidos y que, por lo tanto, está actuando de manera compulsiva. Los abusadores buscan el Poder Sobre porque se sienten desamparados. Los sentimientos de dolor y des amparo que "no deben existir" y "no deben ser sentidos", en realidad existen; si no son sentidos, son representados.
Hace mucho tiempo, en su niñez, el abusador cerró la puerta a esos sentimientos. No podía hacer otra cosa para sobrevivir. La parte suya que alentaba otros sentimientos quedó viviendo detrás de la puerta cerrada. El niño sensible que permanecía adentro estaba, psicológicamente hablan do, encerrado en una tumba de profundo dolor.
Cuanto más tiempo pasa sin que el niño que está aden tro sea reconocido, más se encoleriza; en consecuencia, el abusador tiene que mostrar más ira. Alice Miller nos dice: Aunque la mujer trate de explicar a su compañero aque llo que la molesta, el abuso continúa. Las apelaciones a la compasión del abusador no son fructíferas porque el abusa dor no es empático.
Como señala Alice Miller, la existencia de un testigo comprensivo del sufrimiento de un niño es un prerrequisito decisivo para el desarrollo de la empatía en la edad adulta. Sin empatía el abusador no puede ser sensible a la angustia de la mujer.
Él representa sus sentimientos reprimidos haciendo a al guien lo mismo que a él le hicieron en la niñez. Como no puede expresar sus sentimientos, debe representarlos. Eso lo obliga a perpetuar el abuso. Aun así, los sentimientos de dolor y desamparo que alberga desde la niñez nunca se desvane cen. Solamente aumentan, como también lo hace su con ducta agresiva.
Sin embargo, cada instancia específica de agresión alivia momentáneamente los escondidos sentimientos de dolor y desamparo del abusador, que entonces son reemplazados por un sentido de Poder Sobre. Su necesidad de mantener a raya el dolor abrumador que "no debe existir" es una fuerza diná mica fundamental que lo obliga a buscar el Poder Sobre, el control, el dominio y la superioridad.
Además del sentimiento de desamparo, muchos abusadores tienen profundamente sepultado un sentimien to de culpa por haberse separado de su madre. Generalmen te se reconoce que los pequeños, niño o niña, se identifican en primer lugar con su madre. Pero sólo el niño debe rom per completamente con esta identificación para convertirse en un ser de otro sexo. La ruptura de este vínculo puede producir sentimientos de culpa, que se agravan si la relación madre-hijo no es psicológicamente sana. Si estos sentimientos no son resueltos, el hombre puede con siderarse superior a lo que rechaza y aprender a desdeñar todo lo que tiene relación con la femineidad. De ese modo él intenta "justificar" la separación de su madre y mitigar su culpa.En general podemos suponer que el abusador rechaza y niega un complejo conjunto de sentimientos. Cuando niega esos sentimientos, se niega a sí mismo. ¿Entonces quién es el abusador? Para los demás, puede ser alguien "realmente difí cil de conocer". Para sí mismo es quien él cree que es, una imagen ideal que tiene de sí mismo.Mientras no se permita que el niño interior sea consciente de lo que le sucedió, una parte de su vida emocional permanecerá congelada y su sensibilidad a las humillacio nes de la niñez estará consecuentemente embotada. Todas las apelaciones al amor, la solidaridad y la com pasión serán inútiles si falta este crucial prerrequisito de simpatía y comprensión. "El sentido que tiene el abusador de sí mismo no está ba sado en los sentimientos que alienta su ser, sino en una frágil construcción mental desprovista de Poder Personal. El Po der Personal es reconocido como la capacidad de saber, de elegir y de crear desde los cimientos de nuestro ser, es decir, desde la conciencia de nuestros sentimientos verdaderos. Al no tener el Poder Personal, el abusador busca constantemente el Poder Sobre. Necesita sentirse dominante y superior a su pareja. Algunos abusadores anhelan sentir la euforia que les produce el Poder Sobre.


El abusador no sólo se esconde a sí mismo sus sentimien tos, sino que hace lo mismo con su conducta. Su imagen ideal niega la realidad de sus motivaciones, sus compulsio nes y sus actos. Por ejemplo, un abusador extremadamente tenso, airado y explosivo, puede describirse a sí mismo como una persona tranquila y relajada.
Un abusador crítico y en juiciador puede describirse a sí mismo como alguien que acepta a todos y que toma a la gente tal cual es. Un abusador que acostumbra a socavar y trivializar a su pareja o que es fríamente indiferente, puede describirse como alguien que apoya a su pareja en todos los sentidos. Y un abusador que contradice, y humilla, puede describirse como una persona abierta a los más distintos puntos de vista. Muchos abusadores verbales se describen a la luz positiva de todo lo que antece de, mientras incurren en todas las categorías de abuso.
El abusador cabal puede definirse a sí mismo y a la reali dad interpersonal de manera tan convicente que la mujer llega a aceptar sus definiciones. Cuando acepta y confía, su confusión se incrementa.
Muchas mujeres han manifestado que la imagen de su compañero, en cuanto persona del Poder Sobre, variaba a lo largo del tiempo y según las diferentes circunstancias. Una mujer dijo de su compañero: "A veces es el Señor Hosco. A veces es el Señor Jovialidad. A veces es el Señor Sermoneo. A veces es el Señor Autómata. A veces es el Señor Savoir Faire. A veces es el Señor Furioso. Pero, para la mayoría de las per sonas es el Señor Buen Muchacho". La pérdida del sentido de sí mismo del abusador con los sentimientos de desamparo que eso conlleva, lo compelen habitualmente a aumentar su autoexaltación y a sentir más menosprecio por su pareja. Sin embargo, él no puede volver a la vida el sofocado sentimiento de sí mismo mediante el abuso. Como confunde excitación con vitalidad y triunfo con fuerza, sufre la constante necesidad de reforzar su ima gen ideal.
En general los abusadores verbales que se pasan a la agre sión física no reconocen su grado de violencia, aun en el momento mismo de ser arrestados. La negación del abusa dor surge del conflicto entre la persona que él cree que es y su compulsión de actuar agresivamente. Esta negación es una defensa contra la destrucción de su imagen ideal y una inmi nente crisis de identidad. Su identidad verdadera estaría en peligro si tuviera que admitir lo que está haciendo. Es por eso que los abusadores verbales nunca se disculpan sin ceramente. Una persona fuerte puede reconocer que ha actuado con debilidad; una persona segura de sí misma puede reconocer que ha cometido un error. Pero quien real mente se siente débil e inferior no puede hacerlo... Como los hombres abusivos secretamente se sienten muy débi les, se esfuerzan mucho más para negar sus sentimientos y proyectarlos sobre los demás; para cumplir ese propósito, el ser más disponible es su esposa.13
El abusador verbal se identifica con (cree que es) su ima gen ideal. En consecuencia, encubre su conducta con una negación aparentemente justa. Podemos comparar al abusa dor con el Mago de Oz. Cuando es desenmascarado, ya no parece ser la horrenda fuerza del Poder Sobre otros, sino una persona insegura y asustada. Sin embargo, esto no quiere decir que su pareja pueda "ayudarlo". También Hitler fue un niño abusado y cuando fue adulto expresó sus sentimientos reprimidos, como demuestra claramente Alice Miller en su libro For Your Own Good.
El abusador suele obtener apoyo para su imagen ideal por medio de la aceptación de los demás. En el curso na tural de una conversación, él puede deslizar un comenta rio sobre cómo apoya y aprecia a su pareja. Esto explica por qué a tantas mujeres verbalmente maltratadas la gen te les dice lo afortunadas que son por tener un compañe ro tan estupendo.
Hasta aquí hemos considerado la pérdida del sentido de sí mismo del abusador y su consiguiente necesidad de cons truir un cuadro mental o una imagen ideal de sí mismo. ¿Qué sucede entonces con todos esos sentimientos doloro sos que no deben existir? Como veremos más adelante, se proyectan sobre la mujer. A medida que pasa el tiempo, el abusador típico se siente cada vez menos inclinado a enfrentarse consigo mismo. Su dolor, su miedo y su odio hacia su persona crecen en una parte escondida, y como él se oculta a sí mismo esa secreta parte, está incapacitado para reconocer la fuente de esos sentimientos. Cuando afloran, para él la fuente de su desgracia es su pareja. Esto es una proyección.
Mediante esa proyección acusará a su mujer de todo lo que él hace y la culpará por todo el maltrato que él le inflige. Entonces ella se sentirá lastimada como lo estuvo una vez, lastimada y sin un testigo de su sufrimiento. Para el abusador, su pareja es una extensión de sí mismo. Cuando la ve, recuerda sus propios sentimientos oscuros, su propia vulnerabilidad, los sentimientos "que no deben exis tir", los sentimientos que deben ser controlados. En conse cuencia la mujer se convierte en el objeto de su control y este control se transforma en dominación.Parafraseando a Matthew Fox en la película The Burning Times, donde hay dominación hay proyección, y de la pro yección surge la negación.
En lo más profundo de su ser, el abusador teme al niño abandonado que vive en su interior, como si fuera dema siado malo para pensar siquiera en aceptarlo. Sin embar go este sentimiento no proviene de él sino de su pareja. Muchas mujeres me han dicho que cuando decían a sus compañeros que se
sentían heridas, ellos reaccionaban con acusaciones como "Ahora estás diciendo que soy una mala persona " o "Ahora me estás atacando". Esto es proyec ción; de otro modo, expresaría su profunda preocupación y pediría disculpas, o volvería a tocar el tema con empatía y comprensión.
Imagine, si quiere, a alguien cuya orientación psicológi ca esté fundada en el desahogo de una ira producida por el sentido de sí mismo, alguien que establece un sentido de Poder Sobre que refuerza su
imagen ideal -la construcción mental. de quién es- y se defiende de ser consciente de lo que está haciendo
proyectando sus sentimientos sobre su pareja. Este cuadro describe al abusador verbal.



Su vida se convierte en una batalla contra la depositaria de su proyección. Desde esa posición ella, al igual que el sentido de sí mismo, no debe existir. Él no puede verla tal como es ni puede ver su realidad.
Consideremos el abuso verbal a la luz de lo que sabemos sobre el rechazo que el abusador hace del sentido de sí mis mo, su imagen ideal, su proyección y su negación.
Resulta evidente que todo abuso es un intento del abusador de de fenderse de los sentimientos infantiles de ira, miedo y des amparo que están dentro de el y de protegerse contra el co nocimiento de lo que está haciendo. Teniendo esto presente, repasemos brevemente las cate gorías del abuso verbal y, desde esa perspectiva, veamos la forma en que todos los que buscan el Poder Sobre lo hacen para defenderse y protegerse de sus propios sentimientos re primidos y su carencia de Poder Personal.

El abuso verbal y el Poder Sobre otra persona



El abuso verbal es un medio para mantener el control y el Poder Sobre otra persona. Impide que se desarrollen las relaciones reales. Esto parece obvio y sin embargo, la mujer de un abu sador puede vivir con la ilusión de que tiene una relación real. Esto es posible por un sinnúmero de razones, la más importante de las cuales es que, en cuanto pareja, ella y el abusador pueden funcionar adecuadamente en sus respecti vos papeles.
Una forma del abuso verbal es la ira. El abusador verbal se enfada instantáneamente si se siente inseguro y ansioso; muy posiblemente se enfade por sentirse inseguro y ansioso. Lamentablemente, está incapacitado para aceptar sus senti mientos y no desea revelarlos a su pareja. Levanta un muro entre ambos y mantiene distancia. ¿Por qué hace esto? Porque en la Realidad I se necesitan muros. También se requiere distancia. Tanto los muros como la distancia impiden que el "enemigo" se acerque demasia do. El abusador verbal, consciente o inconscientemente, ve a su pareja como un enemigo o como una amenaza que debe ser controlada. En consecuencia, el abusador declara una especie de guerra con sus palabras, algo que su pareja suele desconocer y no comprender. Sus palabras son sus armas y esas armas son las categorías del abuso verbal.
Las categorías del abuso verbal
• No compartir
• Contradecir
• Humillar
• Hacer bromas que encubren el abuso verbal
• Bloquear y desviar
• Acusar y culpar Juzgar y criticar
• Trivializar
• Socavar
• Amenazar
• Insultar
• Olvidar
• Ordenar
• Negar
• Actuar con ira


No Compartir
En una relación debe haber más que un intercambio de información. Una relación requiere intimidad. La intimidad exige empatía. Escuchar y entender los sentimientos y la ex periencia del otro, es comprensión empática. La intimidad de una relación no puede alcanzarse si una de las partes no desea compartirse y es incapaz de apoyar empáticamente a su pareja. Aunque puede ser que dos personas no siempre se entiendan o tengan dificultades para expresar sus sentimien tos, la intención de entender existe si ambas partes son capa ces de decir, por ejemplo: "¿Esto es lo que quieres decir?" o "Es así como te sientes?" o "Creo que..." o "Siento que...". Una persona sola no puede crear la intimidad en una pareja.
El abusador se niega a escuchar a su pareja, niega su ex periencia, está violando el acuerdo primario de una relación: el de compartir.
La incapacidad de compartir es una categoría del abuso verbal, a veces muy notoria. Quien no desea compartir elige conservar todos sus pensamientos, sentimientos, esperanzas y sueños para sí mismo, permanece callado y distante con su pareja, y mantiene una actitud de fría indiferencia. Puede pasar meses o años sin hacer siquiera el intento de entregarse a su pareja o sin responderle empáticamente.
Esta conducta puede continuar durante años pues la mujer, después de tratar de que su compañero se entregue en una relación, se resigna a suponer que, después de todo, él es una persona tranquila o totalmente contenida o quizás ex tremadamente tímida o, tal vez, ligeramente autista. Puede hacer este tipo de conjeturas buscando razones para la con ducta del abusador verbal, pues es más fácil que concebir cuál es su realidad.
Aunque la mujer desee más compañía y conversación, es posible que se decida a no esperar más que lo que su compa ñero puede darle. Lo disculpará diciendo "Es tímido".
Una vez oí que Mel decía a su hermano que le habría gustado saber en qué pensaba cierto actor durante una es cena dramática de la película que habíamos visto reciente mente. (En realidad yo no podía recordar que alguna vez Mel hubiera demostrado interés por algo así.) Esa noche le dije que había oído su comentario, que me parecía maravi lloso que expresara sus pensamientos de ese modo y que me habría encantado que compartiera ese tipo de cosas conmigo.
Me dije que, finalmente, él comprendería. Contaba con un ejemplo concreto para esperarlo. Y no sólo eso; además pensé que el hecho de que compartiera su interés por algo representaría un gran avance para él. Siempre había sido tan silencioso, excepto alguna broma y comentario ocasio nal, que yo había llegado a pensar que él era una especie de autista. Le dije que quizá no se había dado cuenta, pero que me interesaba realmente lo que pensaba. Creía que si le decía que lo que él había dicho a su hermano era lo que yo quería que compartiera conmigo, él comprendería y con versaría conmigo. Pero nunca lo hizo.
Lo que más me confundió fue que me dijo: "¡Está bien, está bien! Nunca pensé que te interesara", como si hubiera comprendido, pero en realidad nunca pareció comprender.

Cora tuvo una experiencia similar: "Yo no sabía qué ha cer. Por momentos pensaba que si yo hubiera sido más inte resante y entretenida, más inteligente e ilustrada o más edu cada u otra cosa, a él le habría gustado conversar conmigo de vez en cuando. Creo que realmente comencé a pensar que algo andaba mal un día que estaba en la casa de una amiga. Su marido llegó en ese momento y comenzó a contarle sobre alguien a quien había conocido en el club de tenis. No pude recordar una ocasión en la que Curt se hubiera comportado así. Estar con Curt era una experiencia solitaria'.
El abusador verbal que elige no compartir puede añadir una variedad de recursos o de camuflajes para enmascarar su actitud, como fingir que no oye, tomar algo y examinarlo mientras su pareja está hablando, o mirar televisión mien tras dice: "Sigue hablando, te escucho".
El abusador verbal que elige no compartir responderá al pedido de comunicación:

​"No hay nada de qué conversar.""​
​¿Qué quieres que diga?"
​"¿De qué te quejas? ¡Yo converso contigo!" ​
​"Nunca me dejas hablar."
​"¿Para qué quieres que te diga si me gusta?De todos modos harás lo que quieras."
​"No te interesaría."
Por supuesto, estas respuestas aumentan la confusión de la mujer. Ella puede creer que la relación es funcional por que el abusador comunica información funcional. Sin em bargo, la relación es disfuncional porque no hay intimidad. La información funcional es, desde luego, importante, pero no puede ser la única forma de comunicación si se espera que haya una verdadera relación. Hay otros dos tipos de comunicación que también son importantes. Son las comunicaciones que involucran a otro y las que responden a otro.









Comunicacion de información funcional

​Esta noche llegaré tarde.​La lista está sobre la mesa.
​¿Necesitas ayuda para eso? ​¿Quién dejó esto afuera?
​¿Dónde está el martillo?​Por favor, deja mi correspondencia aquí.
​Ya empezó el programa. ​La lámpara está rota.
​El coche casi no tiene gasolina


Comunicación que involucra a otro

​Diez centavos por tus pensamientos. ​Adivina lo que sucedió cuando iba...
​Estaba pensando...​¿Alguna vez pensaste...?
​¿Te gustó...?​Lo que me gusta más de... es...
​Siento que...​​Qué te gustaría estar haciendo de aquí a un año?
​¿Qué piensas de...?Cuando estés libre, ​¿te gustaría que habláramos de esto?

Comunicacion que responde a otro

​Ah; entiendo qué quieres decir.​Sí, comprendo.
​Eso es muy interesante. ​No había pensado en eso.
​Ahá​¡Oh! Siempre lo había visto de ese modo.
​Suena como si quisieras decir... ​Lo pensaré; ya te diré algo.
​¿En qué estabas pensando? ​¿Entonces, dices que...?
​¡Oh! ¿Quieres decir que...?

Contradecir
Contradecir, otra categoría del abuso verbal; es la res puesta dominante de algunos abusadores verbales. Como el abusador está en la Realidad I, ve a su pareja como un adver sario. ¿Cómo se atreve a tener una opinión diferente a la suya? Si él tuviera que ver las cosas de manera diferente, sen tiría que está perdiendo el control y el dominio sobre ella.
En consecuencia, elige discutir sus pensamientos, sus per cepciones o su misma experiencia de vida. Como categoría del abuso verbal, contradecir es una de las más destructivas para la relación porque impide toda posibilidad de discu sión, niega la realidad de la víctima y evita que la mujer sepa qué piensa su compañero sobre cualquier cosa. Un abusador que contradice constantemente sólo parece pensar lo opues to de su pareja. Ella nunca puede saber qué piensa realmente. Por lo tanto no puede conocerlo.
En el ejemplo del Capítulo V, cuando Cora dijo: "Creo que cuando el tiempo cambie rápidamente de calor a frío...", Curt contradijo diciendo: "¡No hace frío! ¡Está fresco!", como si ella hubiera dicho realmente que hacía frío. El abusador verbal es tan rápido para contradecir a su pareja, que no al canza a oírla o a permitir que complete su frase y, desde lue go, no puede discernir el tono de su voz.
Cuando Cora dijo: "Creo que cuando...", Curt no pudo permitir que ella tuviera su propia manera de pensar y su propio punto de vista. Cuando un abusador verbal contra dice a su pareja, no prologa su respuesta con expresiones como:"Me parece que..." o "Creo que..." o "Siento que..". Sólo dice que lo que dijo su pareja es incorrecto. Cora explicó su experiencia con respecto a la oposición de Curt.
Si digo algo francamente o expreso mi opinión sobre algo, Curt dice que lo correcto es justamente lo contrario. Siento que no puedo decir nada sin que él me contradiga. No creo que haya nada que pueda decir sin que él me con tradiga. A todo dice "No, no es así", aunque se trate de la más personal de mis experiencias.
Veamos otras situaciones.

​EI. ABUSADOR: El cambio de escena demoró mucho.
​LA MUJER: ¡Oh!. No lo noté.
​EL ABUSADOR: Estás equivocada.
​LA MUJER: Bueno; quiero decir que para mí estuvo bien; su pongo que para ti, no.
​El ABUSADOR (enfadado): ¡No sabes de qué hablas! Hay una realidad objetiva, sabes? Cualquier ​crítico estaría de acuerdo conmigo.​

La mujer trató de explicar a su compañero que ella sim plemente había tenido una experiencia diferente de la de él. Él le dijo que tanto su experiencia como sus sentimientos estaban equivocados. Al verlo tan furioso, ella pensó que real mente estaba equivocada.



LA MUJER: Me parece que estamos gastando demasiado en armamentos y no lo suficiente en educación.
EL ABUSADOR: No es así; no tienes ninguna estadística que lo demuestre.
​* * *
​NED: El tono de esta pantalla no va con la lámpara.
​NAN: Es verdad, el tono de la pantalla no va con la lámpara.
​NED: No, en realidad va con la lámpara.
​NAN: Oh, sí, el tono va con la lámpara.
​NED: No puedes decir si va o no va cuando la lámpara está apagada.
​NAN: Oh, ya veo; está apagada.
​NED: Pero no es eso lo que está mal.
​NAN: Estoy tratando de entender lo que quieres decir.
​NED: ¡No, no lo estás! ¡Estás tergiversando mis palabras!
Por más extraña que parezca esta situación, no es infrecuente. Cuando se contradice hasta ese punto se bloquea por completo la comunicación y la posibilidad de intimidad

Humillar
Cuando se degrada a la mujer, se la subestima y de esta manera se niega y distorsiona su percepción real del abuso, ejerciendo una de las formas más insidiosas del abuso verbal. El abusador rebaja la experiencia y los sentimientos de su pareja como si no valieran nada. Ella puede pasar años tra tando de imaginar qué hay de malo en su persona o qué falla en su capacidad de comunicación.
Si la mujer dice, por ejemplo,
​"Me sentí herida cuando te oí decir que..." o
​"No creo que sea gracioso, es humillan te" o
​"Me siento mal cuando me gritas así",
el abusador menospreciará los sentimientos de su pareja diciendo algo que le transmita el mensaje: "Tus sentimientos y tu expe riencia están equivocados, no valen nada", con diferentes comentarios desmerecedores:
​Eres demasiado susceptible.​​Sacas conclusiones apresuradas.
​No eres capaz de aceptar una broma.​​Exageras todo.
​Haces un drama por cualquier cosa. ​​No tienes sentido del humor.
​Ves las cosas de la peor manera posible. ​​Te tomas las cosas demasiado en serio.
​Siempre tomas las cosas de la manera equivocada​Tu imaginación trabaja demasiado.
​No sabes de qué estás hablando. ​Crees saberlo todo.
​Siempre tienes algo de qué quejarte.​ ​Estás tratando de empezar una discusión.
​Si no te quejas no te sientes feliz.​.​Sientes demasiado
​Haces una montaña de un grano de arena. ​Tergiversas mis palabras.
​Distorsionas todo.Estás buscando una pelea.

La mujer confía en el abusador y cree que hay algo in trínsecamente malo en ella, en su sentido del humor o en sus percepciones. Estas creencias pueden llevarla a tener senti mientos de frustración y de inutilidad. Puede pasar horas tratando de descubrir por qué actúa en la forma en que él le señala, sin darse cuenta de que él dice sus palabras de despre cio para esquivar la responsabilidad de su propia conducta.

Hacer bromas que encubren el abuso verbal
El abuso disfrazado de broma es una categoría de abu so verbal que vivieron todas las mujeres que entrevisté. Es preciso tener una mente rápida para menospreciar a una mujer, ya sea en forma grosera o de manera ingeniosa y con estilo. Este tipo de abuso no se comete en broma. Es rápido y directo, toca los puntos más sensibles y deja al abusador con una mirada de triunfo.
Los comentarios de menosprecio disfrazados de bromas se refieren a menudo a la naturaleza femenina de la pareja, a sus capacidades intelectuales o a su competencia.
Si la mujer dice: "No me pareció gracioso", el abusador puede, por ejemplo, rebajar su experiencia diciendo airada mente: "Tú no-tienes sentido del humor" o "No sabes acep tar una broma" o acusarla de antagonismo diciendo agria mente "Estás tratando de iniciar una discusión". En sí mis mos, todos estos comentarios son abusivos.
Al lector puede resultarle obvio que las respuestas de los abusadores no demuestran benevolencia o interés en la rela ción. Lamentablemente, a la mujer del abusador no le pare ce tan claro.
Estos son algunos de los comentarios desmerecedores que un abusador describiría como bromas:

​¡Necesitarías un guardián!
​¡Vaya! Te diviertes muy fácil.
​¿Qué otra cosa se puede esperar de una mujer?
​No pierdes la cabeza porque la tienes pegada.



Otro recurso del abusador es sobresaltar o asustar a su pareja, después de lo cual se reirá como si se tratara de una broma.

Bloquear y desviar
Bloquear y desviar es una categoría del abuso verbal que controla específicamente la comunicación interpersonal. El abusador verbal rehúsa comunicarse, determina qué se pue de discutir o retiene información. El bloqueo puede ejercer se como una franca exigencia o cambiando de argumento; también puede ser acusatorio, aunque su propósito prima rio es el de evitar la discusión, terminar la comunicación o retener la información. Éstos son ejemplos de bloqueo:

​¡Siempre quieres tener la última palabra!¡​Ya sabes lo que quiero decir!
​¡Crees que lo sabes todo!¡Ya me has oído! ​¡No quiero tener que repetirlo!
​¡No veo adónde nos lleva esto! ¡No quiero discutir más! ​¡Eso es un montón de basura!
​¡Deja de decir estupideces!​¡Sal, déjame en paz!
​¡Tú siempre tienes razón! ​¡Pareces una cotorra!
​¿Alguien te preguntó? ​¿Quién te pidió opinión?
​¡Deja ya de quejarte!​¿De dónde sacaste una idea tan loca/estúpida/absurda como ésa?

El bloqueo puede también cumplirse a través de tácticas de desviación. Por ejemplo, en el Capítulo IV, cuando la mujer pregunta cómo se gastaron cuarenta mil dólares, el abusador bloquea los intentos de obtener información desviándola del problema con acusaciones y comentarios irre levantes. De esta manera la mujer no se da cuenta de que el argumento original ha dejado de ser el argumento.
A continuación aparecen algunos ejemplos del bloqueo por desviación. Todos pueden ser usados para desviar a la pareja de la pregunta legítima, en el caso citado: "¿Qué pasó con los cuarenta mil dólares?".

¿Por qué te preocupas? ¡No te falta dinero para gastar!​
¡No hay forma de aclararse entre tantos papeles!
¡Es muy caro tener una empresa; deja de acosarme!
¡No podría explicarte cómo funcionan los programas de retiro de la corporación!
¡No te quejes conmigo hasta que estés ganando doscien tos mil al año!
¡Ya te lo he explicado todo; no pienso hacerlo de nuevo!
¡Te casaste conmigo sólo por mi dinero!
¡Acaso tengo que llevar la cuenta de cada centavo!
¿Qué tal si tú llevas la cuenta de cada centavo que gastas?
¡Siempre estás tratando de iniciar una discusión!
¡Tus quejas me tienen harto!
Si te parece que es tan sencillo, encárgate tú de los im puestos y yo dejo de trabajar.
Dejémoslo ahí. No necesito este tipo de disputa.
Es demasiado complicado para que tú lo comprendas.

La desviación invita a una respuesta por parte de la mu jer, por ejemplo: "No me estoy quejando, sólo hacía una pregunta" o "No sé de qué papeles estás hablando". Median te la desviación, el tema ha cambiado.

Acusar y culpar
El abusador verbal acusará a su pareja de algo mal hecho o de haber roto algunos de los acuerdos básicos de la rela ción, haciéndola responsable de su ira, irritación o inseguri dad. Veamos algunos ejemplos:
​​LA MUJER: De alguna manera, siento que no tengo contacto contigo.
​​EL ABUSADOR (furioso): ¡No necesito que me ataques de esa forma!
El abusador verbal acusa a su pareja de atacarlo. De ese modo impide toda intimidad y toda posibilidad de explorar los sentimientos de su pareja
.
​EL ABUSADOR: ¿Dónde estará mi llave inglesa?
​LA MUJER: Creo que los niños la dejaron en el coche.
​​EL ABUSADOR (enfadado): ¡No te he preguntado nada!
​​LA MUJER: ¿Por qué te enfadas, entonces?
​​EL ABUSADOR (con ira): ¡Sabes que es una pregunta retórica!

Aquí la mujer es acusada de responder a una expresión "formulada como una pregunta sólo para lograr efecto dra mático y no para tener una respuesta" (Diccionario Ameri cano Oxford). Además el abusador culpa a su pareja de su enfado diciéndole que ella debería saber que no esperaba su respuesta.

​LA MUJER: Querido, estoy muy cansada esta noche.
​​EL ABUSADOR: Conmigo no te has cansado; dime con quién ha sido.



La comunicación de la mujer no es aceptada y además se la acusa de infidelidad y se la culpa de la inseguridad del abusador. La consecuencia de este dicho es empujar a la mujer a aceptar la sumisión.
Éstas son algunas declaraciones utilizadas para acusar y culpar.
​​Siempre quieres tener la última palabra. ​Sólo estás tratando de empezar una pelea.
​Estás buscando problemas. ​Me estás atacando.
​No se te puede dejar sola.​Ya estoy harto de tus ataques/lamentos/quejas.

Juzgar y criticar
El abusador verbal juzga a su pareja y después expresa su juicio de manera crítica. Si ella lo objeta, él puede decirle que sólo estaba señalando algo con la intención de ser útil, pero en realidad está expresando su falta de aceptación de ella. Los comentarios que niegan los sentimientos de la mu jer, como "Eres demasiado susceptible", son enjuiciatorios, así como las "bromas" son abusivas. He aquí otros ejemplos de crítica enjuiciatoria:
​Las declaraciones que comienzan con "El problema con tigo es..."
​Las declaraciones que comienzan con "Tu problema es que..
​La mayoria de las criticas que empiezan con ‘tu’:
​Tu eres falsa​Tu nunca estas satisfecha
​​Tu eres una pesima ganadora​Tu eres imbecil
​​Tu eres incapaz de aceptar una broma​Tu estas loca
​Tu no sabes valerte sola​Que tonta eres!-tu-
​​Que imbecil eres!-tu-
Las declaraciones críticas pueden comunicarse a terce ros, al igual que el relato de errores o de hechos falsos. En ese caso, "tú" pasa a ser "ella":
​Ella tiene miedo hasta de su propia sombra.​Ella no puede hacer nada bueno.
​Ella es incapaz de acabar nada. ​Ella nunca deja de regañar.
​Ella no sabe si va o viene.​Ella barre todo debajo de la alfombra.
​Cada vez que va al supermercado, [ ella] olvida la billetera.

Las declaraciones que critican palabras específicas fuera de contexto son abusivas; por ejemplo:

​Cora y Curt están por salir a pasar unos días esquiando.
​Cora exclama con ansiedad: "¡Apenas puedo esperar para conducir hasta allí arriba!".
​Curt responde secamente: "Tú no conducirás. ¡Yo lo haré!".

Dora entra en la sala mientras en el televisor se ve un anuncio; pregunta a Dean: "¿Terminó el programa?". Dean contesta airadamente: "¡No es un programa! ¡Están jugan do el desempate!".
En ambos ejemplos la mujer se siente frustrada y se en cuentra pensando: "Esto no es lo que yo quería decir". Pero el abusador sí sabe qué quería decir. Sucede que él está en la Realidad I y en esta realidad hacer sentir a su pareja que está equivocada, da el sentido del Poder Sobre ella. Este tipo de abusador es el que suele decir a su mujer que ella siempre quiere tener la razón
La crítica disfrazada de ayuda o consejo es abusiva. He aquí algunos ejemplos:

​¿No hubiera sido mejor que...? ​Si hubieras... habría salido mejor
​Ésta hubiera sido la mejor manera ​Si yo fuera tú, no lo haría de ese modo.
​La próxima vez deberías...​Deberías haber usado...
​Mira qué te olvidaste.

Trivializar
Trivializar significa decir con muchas palabras que lo que usted ha hecho o dicho es insignificante. Cuando la tri vialización se perpetra con un tono de voz franco y sincero, puede ser difícil de detectar. Si la mujer es muy confiada, escuchará los comentarios del abusador con mente amplia y terminará sintiéndose perpleja porque él no la entienda a ella, ni su trabajo ni sus intereses.
La trivialización puede ser muy sutil, de modo que la mujer acaba sintiéndose deprimida y frustrada pero sin estar demasiado segura del porqué. A continuación vemos un ejem plo de trivialización en la relación de Ellen y Ernie:
Pasé varias semanas ordenando papeles viejos que Ernie y yo habíamos acumulado durante más de veinte años. Después de un trabajo exhaustivo, separé todo en carpetas codificadas por color: Negocios, Medicina, Seguros, Personal, etc. El resultado fue tres anaqueles con carpetas en un ar chivador nuevo. Fue un trabajo largo y tedioso.
Cada tanto contaba a Ernie cómo progresaba el traba jo. Finalmente, después de un par de semanas, tuve el pla cer de terminarlo.


​-Ernie -le dije-, terminé de ordenar los papeles. Fue un trabajo bastante complicado.-
​¡Vaya! -me dijo-. ¡Estoy impresionado!
Yo no recordaba que alguna vez él se hubiera mostrado tan entusiasmado con algo que yo había hecho.
​-¿De veras? -le pregunté con una sonrisa.
Contestó con un extraño tono de voz:
​-Sí, me impresiona ver cómo hiciste para colocar los nombres en esas etiquetas tan pequeñas.
​-Oh, Ernie -le dije-, simplemente las escribí a má quina. Ésa fue la parte más fácil del trabajo
Me miró seriamente y dijo: -Yo creo que ésa es la más difícil
Me sentí triste y frustrada. Me preguntaba por qué me costaba tanto conversar con él. ¿Por qué no podía hacerle en tender el esfuerzo que había representado hacer el trabajo?
Este abuso verbal causó en la mujer un dolor suplemen tario. Ella esperaba una manifestación de alegría de su com pañero y el reconocimiento por su trabajo. En cambio se sintió muy dolorida cuando él lo trivializó.
Lea describió otra experiencia de trivialización:
Hace unos días logré un efecto en el cuadro que estaba pintando que hacía mucho que buscaba. Esa tarde men cioné a Luke que finalmente mi cuadro estaba como yo quería, y él me dijo con un tono de voz muy sarcástico: "Bueno, siempre es bueno tener algo para hacer durante el día". Me sentí muy frustrada. Parece que nunca conseguiré que comprenda lo importante que mi trabajo es para mí y que, desde luego, no es sólo un pasatiempo.
La trivialización confunde a la mujer, cree que de alguna manera no ha sido capaz de explicar a su compañero lo im portante que son para ella ciertas cosas. El abusador anota un tanto a su favor cuando desmerece a su pareja; ella es mantenida en una montaña rusa emocional.

Socavar
Cuando se socava no sólo se retira el apoyo emocional; ade más se erosiona la confianza y la determinación. El abusador que socava a su mujer por lo general la ha agredido verbalmente en muchas otras formas. En consecuencia, su autoestima y su confianza ya están bajas, y esto la vuelve más vulnerable. Co mentarios como los que reproducimos abajo, que desalientan el interés y el entusiasmo, son ejemplos de esta actitud:

​LA MUJER: ¡Qué flor tan hermosa!
​​EL ABUSADOR, con fastidio: Una flor es una flor.
​​LA MUJER: Me gustaría saber si hay...
​​El. ABUSADOR: ¿Para qué?
​​O: ¿Para qué preocuparse?
​​O: No veo que con eso llegues a ninguna parte.
​​O: ¿A quién le importa?

Hay otras expresiones que desconciertan y socavan, como las siguientes:

¿Quién te lo pidió?​Nadie te pidió opinion.
Tú no entenderías. ​Eso te supera.
Nunca lo lograrás.​Si tuvieras las manos atadas no podrías hablar.
¿Qué te hace pensar que eres tan inteligente? ​¿A quién quieres impresionar?

Sabotear es también una forma de socavar. A continuación hay algunos ejemplos extraídos de entrevistas con Dora y May.
Me sentía realmente bien cuando dije a Dean que ha bía pensando en el argumento de un cuento que tenía la intención de escribir. Escuchó y después dijo: "Realmente no conozco a nadie a quien pudiera interesarle leer eso". Perdí de inmediato mi entusiasmo.
Pensaba en la conveniencia de hacer una dieta y de ano tarme en un taller sobre temas de salud. El día después que le conté esto a Mel él me trajo un artículo que había recor tado y dijo: "Creo que esto aclara todas las dudas". El ar tículo describía todas las cosas en las que yo estaba interesada como si fueran chifladuras y hablaba de la gente que se pre ocupaba por las dietas y los temas relacionados con la salud diciendo que eran fañáticos. Me sentí muy extraña. No pude mantener mi motivación ni persistir en mi propósito.
En el Capítulo IV hemos leído acerca de la experiencia de Ellen, a quien se le preguntaba si se sentía bien cada vez que se ponía a estudiar. A raíz de ello, comenzó a sentir que algo estaba mal, una especie de ansiedad relacionada con el estudio. Sólo con ayuda exterior pudo reconocer la fuente de su ansiedad. Este tipo de sabotaje socava la determina ción de la mujer y su bienestar.
Otra forma de sabotaje es la interrupción. Por ejemplo, el abusador puede sabotear la conversación de su pareja con terceros mediante alguna perturbación, tal vez ruidosas car cajadas, entrando al cuarto y poniéndose a aporrear el piano, terminando el relato que ella estaba haciendo, llevándole la contraria o desmintiéndola.



Así, la mujer puede llegar a sentirse incapaz. Sigue un ejemplo que nos proporcionó Bella:
Yo dije: "Necesito leer esto antes de firmarlo".
Bert se enfadó y dijo: "Vamos, para mí eso es muy sencillo".
Aquí Bert pretende decir: "Yo puedo pensar por ti. Eso es demasiado complejo para ti".

Amenazar
La amenaza manipula a la mujer haciendo que sienta gran des temores. Generalmente las amenazas involucran el peli gro de sufrir pérdida o dolor.
He aquí algunos ejemplos:
​Haz lo que quiero o te dejaré.​Haz lo que quiero o me buscaré una amante.
​Haz lo que quiero o pediré el divorcio. ​Haz lo que quiero o me enfadaré mucho.
​Haz lo que quiero o te golpearé.​O:.........Si tú..., yo te...

Insultar
El insulto es una categoría tan clara de abuso verbal que no es necesario abundar en ejemplos. Los términos cariño sos, como "querida", también pueden serlo si son dichos en tono de sarcasmo.

Olvidar
El olvido implica negación y manipulación encubiertas, Todo el mundo olvida a veces lo sucedido. Pero la declara ción del abusador de que lo que ocurrió no ocurrió, las si tuaciones en las que el olvido es una constante, tienen un gran impacto sobre la otra persona.
A menudo, después de que la mujer se repone del dis gusto sufrido porque su compañero le ha gritado o humi llado, es posible que trate de hablar con él sobre el inci dente. Seguramente él lo habrá "olvidado" conveniente mente, y dirá, por ejemplo: "No sé de qué estás hablan do. No pienso escucharte".
Algunos abusadores parecen olvidar las promesas hechas a sus parejas, promesas que para ellas son muy importantes. A menudo la mujer cuenta con que su compañero cumplirá lo acordado. Pero él habrá "olvidado" el acuerdo. "No sé de, dónde has sacado eso" o "Yo nunca prometí nada" son for mas frecuentes de negación.

Ordenar
La orden niega la igualdad y autonomía de la mujer. Cuando el abusador da órdenes en lugar de pedir respetuo samente, está tratando a su pareja como si ella fuera una autómata siempre disponible para cumplir sus deseos. A con tinuación hay algunos ejemplos de órdenes:

​​Quita eso.​Ven aquí y limpia esto.
​​No saldrás ahora.​Quita eso de aquí.
​​No te vas a poner eso. ​No discutiremos eso.
​​Tú calla.​Ahora vamos a hacer esto.

Negar
Un hombre puede usar con regularidad todas las formas de abuso verbal. Podría leer esta sección sobre las categorías del abuso verbal y decir que el nunca fue abusivo, que ama a su pareja y que nunca haría nada para ofenderla. Niega insidiosamente la realidad.

Algunos ejemplos de negación:

​​Yo nunca dije eso.​Tú estás inventando todo.
​​Nunca tuvimos esa conversación. ​Te estás disgustando por nada.
​​No sé de dónde has sacado eso. ​Tú debes de estar loca.

Cuando la mujer del abusador se da cuenta claramente de que:
​​
​Él efectivamente dijo eso​Ella no está inventando nada
​​Ellos tuvieron esa conversación​Ella está disgustada por algo
​​Su experiencia es real ​Ella no está loca

adquiere la autoestima y el conocimiento suficientes para reconocer el abuso verbal.

Actuar con ira
Mostrarse iracundo para que no exista ningun tipo de acercamiento.

21 de mayo de 2012

Debemos Luchar Por Impedir Que Accidentes Exteriores Nos Desvíen Y Nos Impidan Realizarnos.



Alejandro Jodorowsky, en “EL PLACER DE PENSAR ”:

Los problemas individuales son semejantes a los problemas sociales. A veces es necesario ver a la sociedad como un individuo y al individuo como una sociedad.
Comienzan felices una unión amorosa y poco a poco, sin darse cuenta, la van degradando con pequeñas frases hirientes que, con el tiempo, se transforman en francos insultos para terminar un día en agresiones tan virulentas que espectadores circunstanciales se preguntan cómo una pareja puede resistir tan horrible relación. Sin embargo, el hombre y la mujer, irreversiblemente deformados, continuarán hasta el fin, a veces trágico. de una relación que por grados, poco a poco, se ha hecho un infierno… Así también puede suceder en cualquier actividad colectiva: la decadencia llegará tan gradualmente que los ciudadanos, inconscientes del cambio, se encontrarán de pronto en una situación capaz de aniquilarlos. No se trata de que el caos se ordene de golpe: una vez comprendido el peligro hay que remediarlo, fase por fase, sin impaciencia pero con firmeza, hasta establecer la situación ideal.
Buscando una situación confortable, física o mental, adoptamos un sistema de vida que nos aleja de la naturaleza, exterior o interior. Con el transcurso del tiempo nos habituamos a este paraíso artificial y, al reproducirnos, legamos a nuestros hijos esta ilusión como si fuera un mundo verdadero. Cuando llega el momento en que la realidad nos embate crudamente, ya no sabemos cómo luchar y somos demolidos por la nueva situación. Es nacesario aprender a ver las cosas con total objetividad. Observar la corrupción, conocerla, no significa entregarse a ella. Cerrar los ojos y los oídos ante una crisis no significa solucionarla. Debemos, en todo momento, adiestrarnos a sobrevivir. Y un método muy útil para esa sobrevivencia es tomar en cuenta que siempre hay seres humanos dispuestos a devorarnos, por muy buenos y justos que seamos.
Desarrollarnos hasta alcanzar el límite de lo que podemos ser es normal y deseable. Pero cuando la ambición desmedida nos lleva a obtener cosas inútiles, podemos, creyendo avanzar, precipitarnos a un fracaso. En condiciones normales no deberíamos hacer esfuerzos ni preocuparnos por alcanzar el nivel para el que estamos destinados. La semilla lleva en sí el programa que cumplirá hasta ser un árbol determinado que no dará ni una hoja ni un fruto de menos o de más. Lo cierto es que debemos luchar no por “ser” sino por impedir que accidentes exteriores nos desvíen y nos impidan realizarnos… Cuando vemos otros individuos, organismos, sociedades, que sentimos más poderosos que nosotros y pretendemos imitarlos sin tener las fuerzas necesarias para eso, terminamos cayendo en su área de poder y pasamos a formar parte, con orgullo ingenuo, de un mecanismo que nos despersonaliza y aniquila.

20 de mayo de 2012

Aceptemos Que Hay Personas Que No Quieren Sanarse



Si tú sanas a otra persona que no quiere curarse, te detestará.
Luchará contra ti, luchará con el objeto de paralizarse de nuevo.
Pero al haber realizado una toma de conciencia no lo logrará y te hará culpable de todas sus desgracias.
En la medida que no quería ser curada, le has hecho un mal enorme.
Nos habituamos a nuestra enfermedad, si alguien nos trastorna entramos en crisis…
No hace falta odiar al que te cura.
Eres tú quien lo hace.
Si el otro te ayuda a realizar una toma de conciencia, ¡Deja de odiarlo!
Tu odio es tu defensa.
Cuanta mayor es la conciencia que absorbes, más detestas a esa persona que lo ha provocado. Prefieres quedarte en la enfermedad porque es más confortable y porque tienes miedo a la vida. ¡Vence ese miedo! Tu Dios interior te lo enseña paso a paso.

Archivado en: Alejandro Jodorowsky,Consciencia,Sanar

EL EQUILIBRIO Y LAS EMOCIONES




Un dia quieres comerte el mundo a dentelladas. Todo es posible, real, tangible. Se te escapan las sonrisas por las costuras de la esperanza y te inunda una desconcertante sensación de serenidad.

Al dia siguiente un halo gris, denso y espeso, inunda tus pulmones y tus ganas de sonreir. Se ralentizan tus energias y tus ansias de acometer empresas que ahora se aventuran batallas imposibles.

Un dia la luz que te anima a ver el lado positivo de tu decepción, te sonrie con dientes y promesas.

Al dia siguiente te quitan la venda de los ojos y los parches del corazón, y te hunden la cara en una realidad en la que cuesta incluso respirar.

Eternos equilibristas de emociones, buscando el término medio que nos permita sostenernos sobre la cuerda floja que delimita nuestro espacio vital y nuestras circunstancias.

Y el mundo sigue girando.... más y más rápido cada vez. Y hay que apostar por cruzar los dedos, cerrar los ojos o bajarse en la próxima.

MI VIDA, MI SOMBRA Y YO



Es mi vida la que vivo
en tronantes sintonías
que reflejan en el suelo
como gotas de llovizna
salpicando a quien me escucha
empapando sin malicia
retumbando en las noches
con calladas melodías.

Son las letras de un poema
que asusta y entristece
contamina y enmudece
a quien vive el día a día
poniendo en duda las manos
cuando hablan de caricias.

Y mi sombra se ha acostado
acurrucada entre suspiros.
Dice que la eche la sábana,
¡¡Y su pijama y su gorrito!!
No quiero dejarla sola,
ni quiero marcharme lejos,
que quiero contarla sueños
y que sueñe lo que la cuento.

Y mañana al despertar
los dos bostezaremos
y volveremos a caminar
tropezando a cada metro.


COMUNERO

"POEMA SIN NOMBRE"




Abiertos mis sentidos
al viento febril de las ideas
hoy un poema nace sin nombre...
"rima en la espalda arbolada de mi sombra"

Gira en la orbita de mi alucinada memoria
la dialéctica de su innata esencia devoradora
como una nave de espuma conquistando tus sueños
sexuada metáfora absorbiendo tus entrañas.

En él mi pluma alcanza
el aliento espectral de tu mirada
enciendo el iris total de tu universo
decapito el azul virgen de tu secreto
hasta sentir tus huesos más allá de los espejos.

Es un poema escrito sin nombre
arañando tu piel lasciva y deseada
rozando los vellos de tu infinito abismo
con el filo al rojo vivo de mi pluma excitada.

Existe en él una pestaña que escribe
y una neurona que canta
un violín despellejado que alegra tu alma
tiene orden de captura mi poema idiotizado
evade el justo impuesto que tu amor reclama.

Poema inconcluso versos de nadas acumuladas
tinta esperma contumaz pintando la palabra
encallecido verbo azul muriendo en su esperanza
poema sin nombre ingenuo solitario....enamorado.

Hoy un poema nace con alas romanceras
sin saber siquiera que volar pudiera
¡condor! ¡periplo! ¡circulo cerrado!
¡lágrima tinta sangre!
!tristeza que a mi soledad abraza!

Publicado por Rafael Ospina Cadavid

Aprendemos a ser, acariciar, crear espejismos reales y por fin agradecer.


¡Gracias por este deslizar hacia el fin de la materia.
Gracias por esta raíz eterna en el instante efímero.
Gracias por esta cadena de madres y padres con el pecho abierto lanzando flechas de ámbar.
Gracias por esta saliva que fertiliza el desierto de lo pensado.
Gracias por esta felicidad que danza en la médula de los huesos.
Gracias por el latido amoroso de mis vísceras y la alegría perruna de mis órganos.
Gracias pulmones por obligarme estar satisfecho de la caricia del aire.
Gracias plantas de mis pies por llevarme donde me estoy esperando.
Gracias por la piel cantando con sus poros
y por la mente que se baña en su propio vacío.
Gracias por la energía azul escondida en las neuronas,
por mis cabellos que crecen hacia el cielo,
por los recuerdos luminosos que nadan en la sangre,
por la voz que se divide en cinco auras,
por el arco iris que surge de mi boca
y va a hundirse en la tuya.
¡Satisfacción como una sombra dulce,
como hostia más grande que su cáliz,
como caballo en un remolino de aire,
como culebra atravesando un bloque de mármol!
Alejandro Jodorowsky

19 de mayo de 2012

Accidente: Una Señal De STOP De La Consciencia



Tras un accidente, es frecuente que nos asalten preguntas como: ¿Por qué a mí? ¿Por qué ahora? ¿Por qué así? ¿Por qué en este lugar? ¿Por qué estas consecuencias?
Partimos de cuatro premisas fundamentales:
*Nada sucede por azar
*La realidad es un espejo de lo que sucede en nuestro interior
*Cualquier acontecimiento viene a enseñarnos algo
*Todo es para bien
¿Qué entendemos por accidente?
Entendemos como accidente un suceso no previsto, algo fortuito producto de la mala suerte. Pero lo cierto es que un accidente es muy similar a una enfermedad, un medio que nuestro “maestro o dios interior” utiliza para comunicarse cuando mantenemos el resto de los canales alternativos desconectados.
No creo que nadie busque los accidentes de forma premeditada
Es cierto que no buscamos los accidentes, como tampoco buscamos las enfermedades; sin embargo, debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad en aquello que nos sucede. Parece ser, según dicen las personas con mucha conciencia, que todo lo que nos ocurre tiene mucho que ver con nosotros.
¿En qué momentos de nuestras vidas puede ocurrirnos un accidente?
Un accidente puede producirse cuando una persona se siente culpable, se acusa de algo que ha pensado o ha hecho. Es como un autocastigo, inconsciente, para neutralizar la culpabilidad. El castigo del “super yo” que diría Freud. También en momentos de desánimo cuando buscamos captar la atención de nuestro entorno. Los niños se dan cuenta de que cuando se accidentan, toda la familia le presta más atención. Es una típica reacción histérica que se repite: una persona se accidenta en los momentos en los que otro miembro de la familia tiene un hijo, enferma o logra lo que perseguía.
Hay accidentes en los que somos agredidos…simplemente porque pasábamos por allí en el momento inadecuado.
El tema de la agresividad descontrolada también tiene mucho que ver con los accidentes. Si creemos que la violencia solucionará nuestros problemas, actuamos como un imán que atrae la agresividad hacia nosotros.
¿Qué podemos aprender de cualquier accidente?
En todos los casos de accidentes: de tráfico, domésticos, laborales, etc. lo primero que debemos buscar es el mensaje que nos transmite, para solucionarlo de manera consciente y evitar su repetición. El accidente es como una señal que nos obliga a mirar en nuestro interior. Podemos y debemos hacernos preguntas:
¿Qué me quiere advertir este accidente?
¿Qué aspecto de mi vida debo transformar?
¿A qué cambio de comportamiento me estoy resistiendo?
¿Tuve la intención de hacer daño a alguien?
Y cuando el accidente queda en un serio aviso, ¿qué me indica?
Que debería cambiar mi estilo de vida. O puede que acabe en el hospital con varias fracturas y gano tiempo para reflexionar, se convierte en una enfermedad con su tiempo de convalecencia. El inconsciente me obliga a ser más flexibles en el futuro (para evitar las fracturas)
En algunas ocasiones detrás de un accidente hay una incapacidad para hacerse valer, una rebelión contra la autoridad mal conducida o la creencia en las virtudes de la violencia.
Visto desde la psicogenealógia, ¿qué significado tienen los accidentes?
Son intentos de suicidio con más o menos fortuna.
Parece un tanto radical…
Interpretar la realidad de este modo es útil. La verdad es lo que es útil, dicen los budistas. Poco importa si es exacto con la realidad o no.
¿Podríamos mostrar algunos ejemplos aclaratorios?
Ahondando en el simbolismo de los accidentes y los suicidios:
Ahogado: Problema emocional con la madre.
Sobredosis de píldoras Conflicto con el lado femenino.
Tiro en la cabeza Problemas con el padre.
Atropello de un tren Sufre la agresividad del padre.
Caer de una altura Sufre los conflicto entre el padre y la madre.
Caídas “tontas” En general, son llamadas de atención para que analicemos con un mayor nivel de consciencia los “pasos” que damos.
Ahorcarse Problemas infantiles con la madre
Tiro en la boca Conflicto con el padre por lo no expresado
Disparo en el corazón No sentirse amado
Cortarse las venas Posible nudo homosexual con la madre/ padre
Tirarse o caerse a un pozo Deseo de retorno al útero materno
Electrocutarse Invasión del padre
Quemarse Represión de la rabia en el interior
¿Hay algún acto psicomágico relacionado con este tema?
Este es un acto psicomágico recomendado a un joven que tenía miedo a morir en un accidente de coche, conduciendo su Peugeot: Va a tener que realizarlo metafóricamente. Comprando un Peugeot viejo, un amigo lo seguirá con el suyo que estará limpio y perfumado. Buscará un lugar apartado y lo estrellará. Después se sube en su coche y se marcha del lugar. Realizar la predicción libera a tu inconsciente.
¿Qué pautas se pueden seguir respecto a los accidentes?
A) Si el accidente ya ocurrió, hay que intentar leer su mensaje, para elevar a la consciencia el mensaje sanador que con él nos llega.
B) Si tememos tener un accidente o alguien nos maldice o nos vaticina que lo tendremos, el cerebro se programará para que suceda y lo atraeremos sin querer. En estos casos es mejor realizarlo de manera metafórica, el inconsciente entiende la metáfora y es como si ya se hubiese cumplido lo que tememos o lo que “debía” de pasar.
C) Para evitar accidentes:
*Cambiar culpabilidad por responsabilidad.
*No juzgarnos.
*Canalizar la rabia y la agresividad hacia nosotros mismos con grandes dosis de creatividad.
*Canalizar la agresividad y la rabia hacia los otros mediante la confrontación.

Plano creativo-Jodorowsky

17 de mayo de 2012

Pensamiento de Poder


El pensamiento de poder, es aquel pensamiento que deberías albergar en tu mente para hacer de tu vida lo que realmente anhelas, por medio de su intervención.
Algunos piensan que la vida deberías vivirse con un optimismo ciego, una vana ilusión de que todo está bien con la excusa de que, lo que piensen, lo atraerán… Pero realmente lo que hacen es caer en el autoengaño.
Tú no puedes despertar y pensar “Hoy amanecí más delgado… Ahora sí me siento bien ” cuando no es así en realidad, cuando la verdad es que amaneciste más gordo y enfermo por tu sobrepeso.
No se trata de engañarte porque aunque tus palabras puedan engañar a otros, no podrán engañar a tu mente… Ella sabrá que es mentira, que dentro de ti sientes el dolor de no hacer nada por tu salud y tu bienestar.
El pensamiento de poder te permite ver el mundo y las situaciones como algo neutro, algo a lo que tú mismo le das valor, que representa lo que es tu percepción y manera de ver la vida.
No es la vida la que te presenta situaciones difíciles o grandes problemas… Me perdonarás pero eres tú el que internamente se siente pequeño ante lo que llega a tu vida, eres tú el que agrega complejidad a las cosas.
Haz que tu mente sea una mente de poder… De poder para conquistar, para soñar, para solucionar, para visualizar, para ver oportunidades, para disfrutar cada momento, para crecer, para enriquecerte, para ser feliz.
Depende de ti que la vida te parezca dura y cruel como muchos dicen que es… Es tu decisión hacer parte de ese grupo de fracasados que se quejan y reniegan del mundo, del país en que viven, de la familia en que nacieron, del trabajo que tienen, de sus capacidades, de todo.
O por el contrario, está en ti caer en el autoengaño de que estás bien, de que amaneciste bien, de que todo está en orden… Esto para simular una falsa felicidad y bienestar.
Opta por hacer de tu vida lo que realmente quieres, por saber que puedes agregarle a cada cosa el valor que quieras y así, inventar una historia que verdaderamente tu ayude a llegar al éxito que anhelas y a la plena felicidad que deseas.

15 de mayo de 2012

Ser Receptivo Y De Corazón Abierto A Las Personas



Deja que las Personas entren en Tu vida, No Rechazar a nada ni a Nadie y esperar a que te Sorprendan, porque no he conocido a nadie del cual no tenga nada que Aprender.

Conocer a alguien e invitarle a que nos conozca, proporciona un acto de dar y recibir a un nivel mucho más profundo que el nivel material que todos conocemos. Estamos abriendo las puertas de nuestro corazón y esperando poder conectar con esa persona para realizar un intercambio de lo mejor que cada uno de nosotros puede ofrecer.
Sé que quizás a algunos os resulte complicado, pues tiene mucho que ver con vuestra forma de comportaros socialmente. Algunos somos más vergonzosos que otros y además no iguales de hábiles a la hora de tratar con las personas. No estoy hablando de contar nuestros asuntos personales a una persona que acabas de conocer. Me refiero a que todos podemos ser un poco más amables de lo habitual sobre todo con alguien al que nos están presentando y predisponernos a ser los seres sociales que somos. Como alguna vez os he mencionado solo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión.
Un sincero apretón de manos, o dos cariñosos besos, una sonrisa sincera. Son gestos que transforma del encuentro de algo que pudiera parecer violento para algunas personas en una sorpresa agradable y muchas veces el motivo más alegre de un día de tu vida. Grandes amigos y amigas que tengo los he conocido en estas condiciones. Simplemente abriendo mi ser a ellos cuando los he conocido y dejando que me muestren lo maravillosos que son.
Esperar a que otros te muestren la mejor versión de las personas que son y no juzgar por un mal día, porque un mal día lo tiene cualquiera y eso no significa que sean malas personas.

No existen las malas personas, solo existen personas inconscientes y dominadas por su mente egoica. Pero hasta dentro de esas personas existe un corazón y un ser que en esencia es igual y además tú mismo. Fíjate bien, estate atento y verás como siempre hay algo que brilla en todo ser humano, una muestra de belleza que puede durar un segundo, pero que recordarás toda la vida.
Este estado de ser receptivo además de favorecer las relaciones personales tiene la peculiaridad de que parece que por casualidad las personas que entran en tu vida son la mayoría maravillosas. Las casualidades no existen, solo las causalidades que todavía no te explicas mentalmente, pero que tú ser interior comprende a la perfección. Tu estas predispuesto a recibir a personas tanto o más maravillosas que tu, sin temor alguno, es por eso que sucede precisamente lo que esperas.
Esto se traduce también en más aspectos de abundancia y prosperidad. Resulta que la abundancia en relaciones sociales nos hace sentir tan bien, que nos sitúa en un ambiente vibratorio favorable para gozar de abundancia material, de salud y de cualquier clase. Es por eso también que merece la pena intentarlo y dar lo mejor de nosotros mismo con los demás en cada instante.
Es tan sencillo como poner todo de nuestra parte cada vez que conozcamos a alguien, si esa persona no esta tan receptiva como nosotros, no pasa nada, tienes el consuelo de haber obrado con generosidad y amabilidad. Si por el contrario esta en un estado afín al nuestro encontraremos una bonita relación que nos hará crecer y sentir bien.
¿No se trata de eso finalmente, de sentirse bien?

14 de mayo de 2012

El Tornillo



Algunas veces es un error juzgar el valor de una actividad simplemente por el tiempo que toma realizarla...

Un buen ejemplo es el caso del ingeniero que fue llamado a arreglar una computadora muy costosa y extremadamente compleja... una computadora que valía 12 millones de dólares.

Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí mismo y apagó el aparato. Entonces procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo.
Luego encendió nuevamente la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.

El presidente de la compañía, que estaba presente debido a la importancia del asunto, se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto.
- "¿Cuánto le debo?"- preguntó.
- "Son mil dólares, si me hace el favor."
- "¿Mil dólares? ¿Mil dólares por unos minutos de trabajo? ¿Mil dólares por apretar un simple tornillito? ¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones de dólares, pero Mil dólares es una cantidad disparatada! La pagaré sólo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique."
El ingeniero asintió con la cabeza y se fue.

A la mañana siguiente, el presidente recibió la factura, la leyó con cuidado, sacudió la cabeza y mandó a pagarla inmediatamente, sin chistar.

¿Qué decía la factura?
Detalle de servicios prestados
1. Apretar un tornillo.......................... $1
2. Saber qué tornillo apretar................. $999

Moraleja:
El conocimiento tiene mucho valor, de allí que sean tan importantes los estudios. Por eso se dice que "a uno no le pagan por lo que hace, sino por lo que sabe".


Compártelo con todos aquellos profesionales que día a día se enfrentan con la desconsideración de quienes por su propia ignorancia no alcanzan a entenderlos y regálales al menos un momento de humor.