26 de febrero de 2012

La Hilandera


Hilando sueños...

La hilandera teje los hilos, debe recrear una imagen creíble, entre los diferentes hilachos, los colores son elegidos con esmero y cuidado, a los ojos de los que lo vean el efecto debe ser impecable... atónitos e impacientes todos espectantes, sin saber si lo que veran será un efecto óptico y real.

En el centro, pequeño, muy pequeño, alguien observa atónito el retal que le han ofrecido, por mas que lo mira, no lo ve, no ve ese regalo que para su corazón le han ofrecido, solo ve una maraña de hilos, , ¿detrás de esto que hay?, esa es su pregunta.

Dicen que te devuelve la ilusión, adivina a memorizar cada uno de los dibujos que hay en ese retal regalado y cierra sus ojos, en ese momento lo recuerda, desdibujado, difuminado, sigue ahí no se ha ido pero tampoco ha vuelto, entonces es cuando se da cuenta de que lo que tiene en sus manos es una tirita para su corazón, el que se rompió...

Levanta su mano casi inapreciable entre el tumulto y dice alto...
-Gracias, mi corazón está roto y herido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario