29 de febrero de 2012

El Ego Individual Es De Naturaleza Egoista Y Miope


Archivado en: Alejandro Jodorowsky

El individuo que aún no ha descubierto que no está separado del resto de la humanidad, vive en el mundo como si este fuera su espejo. Proyecta sus límites mentales, emocionales y sexuales, en los otros, aceptando sólo a los que concuerdan con él, y excluyendo a los que encuentra “diferentes”. Si habla español, creerá que una “manzana” es el fruto, pero que “une pomme” , “one apple”, (una manzana en francés y en inglés) no son el fruto. Para él, por fuerza si hay un Dios tiene un nombre español y habla español, lo que metafóricamente quiere decir: “Quien no piense y no sea como yo, es un intruso en este mundo”. El ego, conociendo sólo una parte, comete el error de creer que esa parte es el todo. Es trágico que en casi la mayoría de las familias, los padres obliguen a sus hijos a ser como ellos, a pensar como ellos, a sentir como ellos, a vivir como ellos piensan que se debe vivir. Los individuos crecen sumergidos en una personalidad que los tiene encerrados como en un calabozo.
Alejandro Jodorowsky,

EL PERVERSO NARCISISTA Y LA AGRESION MATERNA


Un perverso narcisista.
Sale de una madre que no le dio cariño y que lo agredió y lo avergonzó en la infancia, Una mala relación entre madre e hijo en la temprana infancia induce un comportamiento cíclico por el cual el niño se vuelve cada vez más agresivo, empeorando el conflicto.

"Sin embargo, nuestros hallazgos sugieren que lo que más importa es la "paternidad negativa" en la temprana infancia. La "paternidad negativa" ocurre cuando los padres expresan emociones negativas hacia sus hijos, los tratan bruscamente, hablan de forma humillante del padre ausente, ridiculizándolo, es decir cuando existe una madre que por resentimiento anula la imagen paterna del hijo dejándolo sin piso psicológico, y lo que es peor sin saber a quien imitar y termina imitando a la madre lo que en la edad adulta lo convierte en un perverso narcicísta etcétera.

Cuando las madres tratan mal a sus niños, ellos muestran altos niveles de ira, que aparece posteriormente en todas sus relaciones.

Convirtiéndolo en un Perverso Narcisista, que se apropia mentalmente de otra persona hasta anularla por completo.

Es increíble el poder de convicción que tienen estos vampiros, estos seres desalmados, qué manera de absorber a una persona y reducirla a nada. Y una vez estás en el pozo, te dejan tirada a tu suerte, porque no aguantan tu estado depresivo, estado en el que ellos mismos te han metido. Así mismo, sus actos son invisibles para con el resto de las personas, pocas se dan cuenta de lo que sufre la víctima. Y la desastibiliza de tal manera, que cuando la víctima estalla, el perverso es cuando intenta demostrar a los demás que lo que él dice es cierto: “¿Véis que agresiva es? Si ya lo decía yo, es una paranoica que está loca, mirad cómo se pone sin venir a cuento”.

Los pequeños actos perversos son tan cotidianos que parecen normales. Empiezan con una sencilla falta de respeto, con una mentira o con manipulación. Pero sólo los encontramos insoportables si nos afectan directamente. Luego, si el grupo social en el que aparecen no reacciona, estos actos se transforman progresivamente en verdaderas conductas perversas que tienen graves consecuencias para la salud psicológica de las víctimas. Al no tener la seguridad de que serán comprendidas, las víctimas callan y sufren en silencio.

- A menudo se niega o se quita importancia a la violencia perversa en la pareja, y se la reduce a una mera relación de dominación. Una de las simplificaciones psicoanalíticas consiste en hacer de la víctima el cómplice o incluso el responsable del intercambio perverso. Esto supone negar la dimensión de la influencia, o el dominio, que la paraliza y que le impide defenderse, y supone negar la violencia de los ataques y la gravedad de la repercusión psicológica del acoso que se ejerce sobre ella. Las agresiones son sutiles, no dejan un rastro tangible y los testigos tienden a interpretarlas como simples aspectos de una relación conflictiva o apasionada entre dos personas de carácter, cuando, en realidad, constituyen un intento violento, y a veces exitoso, de destrucción moral e incluso física.

Un individuo narcisista impone su dominio para retener al otro, pero también teme que el otro se le aproxime demasiado y lo invada. Pretende, por tanto, mantener al otro en una relación de dependencia, o incluso de propiedad, para demostrarse a sí mismo su omnipotencia. La víctima, inmersa en la duda y en la culpabilidad, no puede reaccionar.

El mensaje no confesado es «No te quiero», pero se oculta para que el otro no se marche. De este modo, el mensaje actúa de forma indirecta. El otro debe permanecer para ser frustrado permanentemente. Al mismo tiempo, hay que impedir que piense para que no tome conciencia del proceso.
El dominio lo establece un individuo narcisista que pretende paralizar a su pareja colocándola en una posición de confusión y de incertidumbre. Esto le libra de comprometerse en una relación que le da miedo. Por medio de este proceso, mantiene a su pareja a distancia, dentro de unos límites que no le parecen peligrosos. No quiere que su pareja lo invada, pero le hace padecer lo que él mismo no quiere padecer, ahogándola y manteniéndola «a su disposición».

- La negación de la comunicación directa es el arma absoluta de los perversos. La persona agredida se ve obligada a realizar las peticiones y las respuestas, y, al avanzar a cuerpo descubierto, comete evidentemente errores que el agresor recoge para señalar la nulidad de su víctima.

Ejercer una influencia sobre alguien supone conducirlo, sin argumentar, a que decida o se comporte de modo diferente a como lo haría de una forma espontánea. La persona que es el blanco de la influencia no puede consentir libremente a priori. El proceso de influencia se elabora en función de su sensibilidad y de su vulnerabilidad. Y, esencialmente, se lleva a cabo mediante la seducción y la manipulación.
Como en cualquier otra manipulación, la primera etapa consiste en hacer creer al interlocutor que es libre, aun cuando se trate de una acción insidiosa que priva de libertad al que se somete a ella. Aquí no se trata de argumentar de igual a igual, sino de imponerse, al tiempo que se impide al otro que tome conciencia del proceso, que discuta o que se resista. Al anular las capacidades defensivas y el sentido crítico de la víctima, se elimina toda posibilidad de que ésta se pueda rebelar. Este es el caso de todas las situaciones en las que un individuo ejerce una influencia exagerada y abusiva sobre otro, sin que este último se dé cuenta de ello.

El poder del seductor hace que la víctima se mantenga en la relación de dominación de un modo dependiente, mostrando su consentimiento y su adhesión. Eventualmente, esto trae consigo amenazas veladas o intimidaciones. El seductor trata de debilitar para transferir mejor sus ideas. Hacer que el otro acepte algo por coacción supone admitir que no se considera al otro como a un igual. Así, el dominador puede llegar a apropiarse de la mente de la víctima, igual que en un verdadero lavado de cerebro

- El dominio se manifiesta en el ámbito de las relaciones y consiste en una dominación intelectual o moral que atestigua el ascendente o la influencia de un individuo sobre otro. La víctima no llega a darse cuenta de que la están forzando. Se halla como atrapada en una tela de araña, atada psicológicamente, anestesiada y a merced del que la domina, sin tenerlo muy presente.
Es innegable que el dominio trae consigo un componente destructivo, ya que neutraliza el deseo del otro y anula toda su especificidad. La víctima pierde poco a poco su resistencia y tiene cada vez menos posibilidades de oponerse. Pierde toda opción de criticar. En cuanto se vuelve incapaz de reaccionar y queda literalmente «anonadada», se convierte en una cómplice de lo que la oprime. En ningún caso se trata de un consentimiento por su parte, sino de que ha quedado cosificada, se ha vuelto incapaz de tener un pensamiento propio y sólo puede pensar igual que su agresor. Ya no se puede decir que la víctima sea «el otro»: ya no es más que un alter ego de su agresor. Padece sin consentir, e incluso sin participar.

Al principio, obedecen para contentar a su compañero, o con una intención reparadora, porque adopta un aire desdichado. Más adelante, obedecen porque tienen miedo. Los niños, por ejemplo, aceptan la sumisión como una respuesta a su necesidad de reconocimiento; les parece preferible al abandono. Pero, dado que un perverso da muy poco y pide mucho, se pone en marcha un chantaje implícito o, al menos, una duda: «Si me muestro más dócil, terminará por apreciarme o amarme». Este camino no conduce a ninguna parte, pues no hay manera de colmar al perverso narcisista.

- En general, los observadores externos no perciben el dominio. Pueden incluso negar determinadas evidencias. A los que no conocen el contexto y, por lo tanto, no pueden detectar segundas intenciones, las alusiones no les parecen desestabilizadoras. Se puede iniciar así un proceso de aislamiento. La víctima ya ha sido acorralada en una posición defensiva, y esto la conduce a comportarse de un modo que irrita a sus allegados. Éstos empiezan a verla como una persona desabrida, quejumbrosa y obsesiva. En cualquier caso, ha perdido su espontaneidad. La gente no termina de comprender qué ocurre, pero se ve arrastrada a juzgar negativamente a la víctima.

- El dominio se establece a partir de procesos que dan la impresión de ser comunicativos, pero cuya particular comunicación no conduce a la unión, sino al alejamiento y a la imposibilidad de intercambio. La comunicación se deforma con objeto de utilizar al otro. Para que siga sin comprender nada del proceso que se ha iniciado y para confundirlo todavía más, hay que manipularlo verbalmente. Arrojar confusión sobre las informaciones reales es esencial cuando hay que lograr que la víctima se vuelva impotente.
La violencia, aun cuando se oculte, se ahogue y no llegue a ser verbal, transpira a través de las insinuaciones, las reticencias y lo que se silencia. Por eso se puede convertir en un generador de angustia

El perverso no practica la comunicación directa porque «con los objetos no se habla».
Cuando a un perverso se le pregunta algo directamente, elude la comunicación. Como no habla, impone una imagen de grandeza o de sabiduría. Penetramos así en un mundo en el que la comunicación verbal es escasa y en el que tan sólo se nos llama la atención con pequeños toques desestabilizadores. El perverso no nombra nada, pero lo insinúa todo. Le basta con encogerse de hombros, o con suspirar. La víctima, por su parte, intenta comprender: «¿Qué le habré hecho? ¿Qué tendrá que reprocharme?». Como nada se habla claramente, lo reprochado puede ser cualquier cosa.
El agresor niega la existencia del reproche y la existencia del conflicto. Con ello, paraliza a la víctima, pues sería absurdo que ésta se defendiera de algo que no existe. El mismo hecho de negarse a nombrar lo que ocurre, a discutir, a encontrar conjuntamente soluciones, es lo que perpetra la agresión. Si hubiera un conflicto abierto, cabría la posibilidad de discutir y de encontrar una solución. Pero, en el registro de la comunicación perversa, por encima de todo hay que impedir que el otro piense, comprenda o reaccione. Rechazar el diálogo es una hábil manera de agravar el conflicto haciéndolo recaer completamente en el otro. A la víctima se le niega el derecho a ser oída. Al perverso no le interesa su versión de los hechos, y se niega a escucharla.
El que rechaza el diálogo viene a decir, sin decirlo directamente con palabras, que el otro no le interesa, o incluso que no existe. Habitualmente, cuando no comprendemos a un interlocutor, siempre podemos preguntar. Con los perversos, el discurso es tortuoso, sin explicaciones, y conduce a una alienación mutua. Nos vemos obligados a interpretar.
Como la comunicación verbal directa se niega, la víctima recurre con frecuencia a manifestarse por escrito. Escribe cartas donde pide explicaciones sobre la repulsa que percibe, pero, como no suele obtener respuesta, vuelve a escribir, esta vez preguntándose qué aspectos de su comportamiento son los que podrían justificar la actitud que percibe. Con objeto de justificar el comportamiento de su agresor, la víctima puede llegar a pedir excusas por lo que haya podido hacer consciente o inconscientemente.
A veces el agresor utiliza estos escritos que no reciben respuesta para atacar de nuevo a su víctima. He aquí un ejemplo: tras una escena violenta en que una mujer le reprocha a su marido su infidelidad y sus mentiras, ella le escribe una carta pidiéndole excusas. La mujer se queda estupefacta cuando comprueba que su marido ha presentado la carta en comisaría como una prueba de su violencia conyugal: «¡Aquí lo tienen: ella misma reconoce su violencia!».

Cuando los perversos hablan con su víctima, suelen adoptar una voz fría, insulsa y monocorde. Es una voz sin tonalidad afectiva, que hiela e inquieta, y por la que se asoman, a través de las palabras más anodinas, el desprecio y la burla. Incluso los observadores neutros pueden percibir las insinuaciones, reproches o amenazas que se ocultan en la misma tonalidad.
Quien haya sido víctima de un perverso reconoce inmediatamente esa tonalidad fría que desencadena el miedo y que lo pone a uno en vilo. Las palabras no tienen ninguna importancia; sólo importa el tono.

Con frecuencia, el perverso no se toma la molestia de articular. Esto conduce al otro a adoptar la posición del que pregunta y obliga a repetir las cosas. El perverso también suele refunfuñar cuando el otro está en otra habitación, lo que obliga a este último a desplazarse para entender lo que dice. En ambos casos, resulta fácil reprocharle a la víctima el hecho de que no escucha.
El mensaje de un perverso es voluntariamente vago e impreciso y genera confusión. Luego, elude cualquier reproche diciendo simplemente: «Yo nunca he dicho esto». Al utilizar alusiones, transmite mensajes sin comprometerse.
Como sus declaraciones no responden a una relación lógica, puede sostener a la vez varios discursos contradictorios.
También se abstiene de terminar sus frases. Los puntos suspensivos son una puerta abierta a todas las interpretaciones y a todo tipo de malentendidos. Envía asimismo mensajes oscuros que luego se niega a esclarecer. Una conversación tipo se podría desarrollar del siguiente modo. Una suegra le pide una ayuda anodina a su yerno (perverso), que contesta:

—¡Imposible!
—¿Por qué?
—¡Ya debería usted saberlo!
—¡Pues no, no entiendo por qué!
—¡Pues piense!

Estas palabras son agresivas pero se dicen en un tono «normal», tranquilo, casi sosegado. El interlocutor, cuya respuesta agresiva es neutralizada, tiene la impresión de que su reacción está fuera de lugar. Ante semejantes insinuaciones, es lógico que uno intente saber qué es lo que ha dicho o hecho mal, y que uno se sienta culpable, a menos que se enfade y que provoque el conflicto. Sin embargo, esta última estrategia no se suele adoptar, pues no libra de la culpabilización, a no ser que uno mismo sea también perverso.

Mentir. En lugar de mentir directamente, el perverso prefiere utilizar un conjunto de insinuaciones y de silencios a fin de crear un malentendido que luego podrá explotar en beneficio propio. Los mensajes incompletos o paradójicos son una prueba del miedo a la reacción del otro. Las cosas se dicen sin decirlas, esperando que el otro comprenda el mensaje sin tener que nombrarlo. Lo más frecuente es que estos mensajes sólo se puedan descifrar posteriormente.
Decir sin decir es una hábil manera de afrontar cualquier situación.
La mentira también puede agarrarse a los detalles. A una mujer que le reprocha a su marido el hecho de haber pasado ocho días en el campo con una muchacha, se le responde: «¡La mentirosa eres tú: en primer lugar, no fueron ocho días, sino nueve, y, por otra parte, no era una muchacha, sino una mujer!».
Dígase lo que se diga, los perversos siempre encuentran la manera de tener razón, y esto les resulta más fácil cuando ya han logrado desestabilizar a su víctima y ésta, contrariamente a su agresor, ya no disfruta con la polémica. El trastorno que se provoca en la víctima es una consecuencia de la confusión permanente entre la verdad y la mentira.
La mentira de los perversos narcisistas sólo se vuelve directa durante la fase de destrucción. En ese momento, la mentira desprecia cualquier evidencia. Y lo que, sobre todo y ante todo, permite convencer a la víctima es que esa mentira es una mentira convencida. Sea cual fuere el tamaño de la mentira, el perverso se agarra a ella y termina por convencer a su interlocutor.
A los perversos les importa muy poco qué cosas son verdad y cuáles son mentira: lo único verdadero es lo que dicen en el instante presente. La mentira del perverso responde simplemente a una necesidad de ignorar lo que va en contra de su interés narcisista.

Para mantenerse a flote, el perverso necesita hundir al otro. Para ello, lo desestabiliza mediante leves toques que, a menudo, tienen lugar en presencia de terceros y describen asuntos anodinos —o íntimos—, pero con exageración y, a veces, con el apoyo de un aliado que forma parte del grupo.
Es muy importante incomodar al otro. El agredido percibe la hostilidad, pero no está seguro de si la cosa va en serio o en broma. Parece como si el perverso quisiera hacer rabiar, pero, en realidad, se centra en los puntos débiles: una «nariz grande», una «mujer plana», una dificultad de expresión, etc.
La agresión se lleva a cabo sin hacer ruido, mediante alusiones e insinuaciones, sin que podamos decir en qué momento ha comenzado ni tampoco si se trata realmente de una agresión. El agresor no se compromete. A menudo, le da incluso la vuelta a la situación señalando los deseos agresivos de su víctima: «¡Si piensas que te agredo, es que tú misma eres agresiva!».

En estas agresiones verbales, en estas burlas y en este cinismo hay también una parte de juego: se trata del placer de la polémica y de obligar al otro a defenderse. Al perverso narcisista, ya lo hemos dicho, le gusta la controversia. Es capaz de sostener un día un punto de vista y al día siguiente todo lo contrario, con tal de reanudar la discusión o de sorprender deliberadamente. Si el interlocutor no reacciona como se espera, basta con aumentar un poco la provocación. La persona que padece este tipo de violencia no reacciona porque tiene tendencia a excusar a su agresor, pero también porque la violencia se instala de una manera insidiosa. Si esta actitud violenta apareciera de repente, suscitaría indefectiblemente la ira, pero su establecimiento progresivo anula cualquier tipo de reacción. La víctima sólo toma conciencia de la agresividad del mensaje cuando éste se ha convertido en una costumbre.
Por lo tanto, el discurso del perverso narcisista encuentra una audiencia a la que llega a seducir y que es insensible a la humillación que padece la víctima. A menudo, el agresor solicita con su mirada la participación —voluntaria o no— de los presentes en su empresa de derribo.
En suma, para desestabilizar al otro, basta con:

—burlarse de sus convicciones, de sus ideas políticas y de sus gustos;
—dejar de dirigirle la palabra;
—ridiculizarlo en público;
—ofenderlo delante de los demás;
—privarlo de cualquier posibilidad de expresarse;
—hacer guasa con sus puntos débiles;
—hacer alusiones desagradables, sin llegar a aclararlas nunca;
—poner en tela de juicio sus capacidades de juicio y de decisión.

En una agresión perversa, advertimos un intento de desquiciar a una persona y de hacerla dudar de sus propios pensamientos y afectos. La víctima pierde la noción de su propia identidad. No puede pensar ni comprender. El objetivo es negar su persona y paralizarla para que no pueda surgir un conflicto. Se la tiene que poder atacar sin perderla. Debe permanecer a disposición del perverso.
Una doble coacción lo permite: en el nivel verbal se dice una cosa, y en el nivel no verbal se expresa lo contrario. El discurso paradójico se compone de un mensaje explícito y de un mensaje sobreentendido. El agresor niega la existencia del segundo. Ésta es una manera muy eficaz de desestabilizar al otro.
Una de las formas del mensaje paradójico se basa en sembrar la duda sobre algún hecho más o menos anodino de la vida cotidiana. La víctima termina desquiciada y ya no sabe quién está en lo cierto y quién no. Basta con afirmar, por ejemplo, que uno está de acuerdo con una propuesta del otro, mientras, con gestos y ademanes, demuestra que el acuerdo sólo es aparente.
Se puede decir algo e, inmediatamente, rectificar. Queda un rastro de duda: «¿Ha querido decir lo que decía, o lo estoy interpretando todo al revés?». Si la víctima intenta aclarar sus dudas, acaban calificándola de paranoica y acusándola de que todo lo entiende al revés.

También se produce una situación paradójica cuando se le hace notar al otro la tensión y la hostilidad, pero sin que se diga nada en su contra. En este caso, se trata de agresiones indirectas en las que el perverso la toma con objetos. Puede dar portazos, o tirar cosas, y negar luego la agresión.
El discurso paradójico sume al otro en la perplejidad. Al no estar seguro de lo que siente, tiende a caricaturizar su actitud o a justificarse.
Los mensajes paradójicos no son fáciles de identificar. Su objetivo consiste en sumir al otro en la confusión para desestabilizarlo. De este modo, el agresor mantiene el control de la situación y enreda a su víctima con sentimientos contradictorios. La mantiene en falso y se asegura la posibilidad de hacerla caer en un error. La finalidad de todo ello, como hemos visto, es la de recuperar una posición dominante, y pasa por controlar los sentimientos y los comportamientos del otro, y por procurar incluso que éste termine por aprobarlo todo, al tiempo que se descalifica a sí mismo.

Al bloquear la comunicación mediante mensajes paradójicos, el perverso narcisista consigue que su víctima no entienda su propia situación y logra impedir que ésta pueda proporcionar respuestas adecuadas. La víctima se agota buscando soluciones, las cuales son de todas formas inadecuadas y, sea cual fuere su resistencia, es incapaz de evitar la emergencia de la angustia o de la depresión.

- La descalificación consiste en privar a alguien de todas sus cualidades. Hay que decirle y repetirle que no vale nada hasta que se lo crea.
Al principio, ya lo hemos visto, esto se hace de un modo soterrado, en el registro de la comunicación no verbal: miradas despreciativas, suspiros exagerados, insinuaciones, alusiones desestabilizadoras o malévolas, observaciones desagradables, críticas indirectas que se ocultan detrás de una broma, y burlas.
Tanto si la frase «Eres un desastre» se expresa directamente como si se sobreentiende, la víctima la integra como «Soy un desastre»; es más, la víctima termina por convertirse en un verdadero desastre. No llega nunca a criticar la frase en cuanto tal. Y se vuelve un desastre porque su agresor ha decretado que lo era.
La descalificación a través de la paradoja, la mentira y otros procedimientos se extiende desde la víctima elegida hasta su círculo de relaciones, que incluye a su familia, sus amigos y sus conocidos: «¡Sólo conoce a idiotas!».
El perverso destina todas estas estrategias a hundir al otro y, con ello, se revaloriza a sí mismo.

Para un perverso, el placer supremo consiste en conseguir la destrucción de un individuo por parte de otro y en presenciar ese combate del que ambos saldrán debilitados y que, por lo tanto, reforzará su omnipotencia personal.
Sembrar la duda mediante alusiones, o al guardar silencio sobre ciertos asuntos, es una hábil manera de atormentar al compañero, de reforzar su dependencia y de cultivar sus celos. Los celos mantienen a la víctima en la duda de una manera distinta a la envidia, la cual desencadena unas motivaciones que ya conocemos.

- Nos hallamos en una lógica del abuso de poder en la que el más fuerte somete al otro. La toma de poder se lleva a cabo mediante la palabra. Se trata de dar la impresión de conocer mejor las cosas, de detentar una verdad, «la» verdad. El discurso del perverso es un discurso totalizador que enuncia proposiciones que parecen universalmente verdaderas. El perverso «sabe», tiene razón, e intenta que el otro acepte su discurso con el objetivo de arrastrarlo a su terreno.
Se instaura un proceso de dominación: la víctima se somete y el agresor la subyuga, controla y deforma. Si a la víctima se le ocurre rebelarse, se le llamará la atención sobre su agresividad y su malignidad. De todas formas, se establece un funcionamiento totalitario que se basa en el miedo y que procura obtener una obediencia pasiva: la víctima debe actuar tal como lo espera el perverso y debe pensar según las normas de este último. El espíritu crítico deja de ser posible. La víctima existe en la medida en que se mantiene en la posición de doble que se le asigna. Se trata de negar y de aniquilar cualquier diferencia.

El agresor establece esta relación de influencia en su propio beneficio y en detrimento de los intereses de su víctima. La relación con ésta se sitúa en el registro de la dependencia, una dependencia que se atribuye a la víctima, pero que ha sido proyectada por el perverso. Cada vez que el perverso narcisista expresa conscientemente sus necesidades de dependencia, se las arregla para que éstas no puedan ser colmadas: o bien la demanda supera las capacidades del otro y el perverso aprovecha para denunciar su impotencia, o bien la demanda se realiza en un momento en que no se puede responder a ella.
La violencia perversa se establece de una manera insidiosa y, a veces, bajo una máscara de dulzura o de benevolencia. La víctima no es consciente de que hay violencia y, a veces, puede llegar a pensar que ella es la que conduce el juego. El conflicto no es nunca un conflicto declarado. Si la violencia se puede ejercer de una forma subterránea, es porque se produce una verdadera distorsión de la relación entre el perverso y su víctima.

Plantar cara al dominio supone arriesgarse a ser odiado. En cuanto empieza a resistirse, la víctima, que se había convertido en un mero objeto útil, se transforma en un objeto peligroso del que hay que desembarazarse como sea. La estrategia perversa se revela entonces con toda claridad.
La fase de odio aparece con toda claridad cuando la víctima reacciona e intenta obrar en tanto que sujeto y recuperar un poco de libertad. A pesar de la ambigüedad del contexto, intenta establecer unos límites. Algo le hace pensar «¡Hasta aquí hemos llegado!», ya sea porque un elemento exterior le ha permitido tomar conciencia de su servidumbre —generalmente, esto sucede cuando ve que su agresor se ensaña con otra persona—, ya sea porque el perverso ha encontrado a una nueva víctima potencial e intenta obligar a la precedente a marcharse acentuando su violencia.
Cuando el perverso descubre que su víctima se le está escapando, tiene una sensación de pánico y de furor. En ese momento, él mismo se desata.
Cuando la víctima es capaz de expresar lo que siente, hay que hacerla callar.
Se produce entonces una fase de odio en estado puro extremadamente violenta. Abundan los golpes bajos y las ofensas, así como las palabras que rebajan, que humillan y que convierten en burla todo lo que pueda ser propio de la víctima. Esta armadura de sarcasmo protege al perverso de lo que más teme: la comunicación.

Cuando hay violencia física, sí hay elementos exteriores que están ahí para atestiguar lo que sucede: informes médicos, testimonios oculares, o informes policiales. Pero en una agresión perversa no hay ninguna prueba. Se trata de una violencia «limpia». Nadie ve nada.

- El perverso intenta que su víctima actúe contra él para poder acusarla de «malvada». Lo importante para él es que la víctima parezca responsable de lo que le ocurre. El agresor utiliza una debilidad de su víctima —una tendencia depresiva, histérica o caracterial— para caricaturizarla y conseguir que ella misma se desacredite. Hacer caer al otro en el error permite criticarlo o rebajarlo, pero, sobre todo, se le proporciona una mala imagen de sí mismo y se refuerza su culpabilidad.
Cuando la víctima no controla suficientemente la situación, basta con cargar las tintas en la provocación y el desprecio para obtener una reacción que luego se le podrá reprochar. Por ejemplo, si su reacción es la ira, se procura que todo el mundo se dé cuenta de ese comportamiento agresivo, de tal modo que hasta a un espectador exterior se le pueda ocurrir llamar a la policía. Los perversos llegan incluso a incitar al otro al suicidio: «Pobrecita mía, no tienes nada que esperar de la vida, no entiendo cómo no has saltado todavía por la ventana». Después, al agresor no le cuesta nada presentarse como una víctima de una enferma mental.
Frente a alguien que lo paraliza todo, la víctima se siente acorralada y en la obligación de actuar. Pero, obstaculizada por el dominio al que está sometida, sólo puede hacerlo mediante un arranque violento en busca de su libertad. Un observador externo considerará como patológica cualquier acción impulsiva, sobre todo si es violenta. El que responde a la provocación aparece como el responsable de la crisis. Para el perverso, es culpable, y para los observadores externos, parece que sea el agresor. Lo que éstos no ven es que la víctima se encuentra acorralada en una posición en la que ya no puede respetar un modus vivendi que para ella es una trampa. Tropieza con un doble obstáculo y, haga lo que haga, no puede salirse con la suya. Si reacciona, aparece como la generadora del conflicto. Si no reacciona, permite que la destrucción mortífera continúe.
El perverso narcisista obtiene tanto más placer al atacar la debilidad de su víctima, o al desencadenar su violencia, cuanto que esto la conduce a autocondenarse y a no sentirse orgullosa de sí misma. A partir de una reacción puntual, se le cuelga el sambenito de caracterial, de alcohólica o de suicida. La víctima se siente desarmada e intenta justificarse como si fuera realmente culpable. El placer del perverso es doble: primero, cuando engaña o humilla a su víctima; y luego, cuando evoca delante de ella la humillación. La víctima, entonces, vuelve a caer en la trampa, mientras que el perverso narcisista aprovecha de nuevo la situación, preocupándose, sin confesarlo, de presentarse otra vez como víctima.

Puesto que no se ha llegado a decir nada y no se ha realizado tampoco ningún reproche, no es posible presentar ninguna justificación. Con el fin de encontrar una salida de esta situación imposible, la víctima puede caer en la tentación de comunicarse, ella también, mediante manipulaciones y guardando silencio sobre algunas cosas. La relación se vuelve entonces equívoca: ¿quién es el agresor y quién el agredido? Para el perverso, lo ideal es que se acabe identificando a su víctima como «malvada», de tal modo que esa malignidad se convierta en algo normal, que todo el mundo asume. El perverso intenta inyectar su propia maldad en su víctima. Corromper es su objetivo supremo. Y alcanza su máximo placer cuando consigue que su víctima se vuelva también destructora.
Su fuerza de destrucción depende en gran medida de la propaganda que difunden para mostrar a los demás hasta qué punto su víctima es «malvada» y por qué resulta, por lo tanto, razonable llamarle la atención. A veces lo logran, y consiguen asimismo la colaboración de aliados a los que también manipulan mediante un discurso que se basa en la burla y en el desprecio de los valores morales.

- El narcisismo. La personalidad narcisista se describe como sigue y tiene que presentar al menos cinco de las siguientes manifestaciones (en mi caso, él presenta todos los puntos menos el de envidiar a los demás):

—el sujeto tiene una idea grandiosa de su propia importancia;
—lo absorben fantasías de éxito ilimitado y de poder;
—se considera «especial» y único;
—tiene una necesidad excesiva de ser admirado;
—piensa que se le debe todo;
—explota al otro en sus relaciones interpersonales;
—carece de empatía;
—envidia a menudo a los demás;
—tiene actitudes y comportamientos arrogantes.


La descripción de la patología narcisista que Otto Kernberg realizó en 1975 se aproxima mucho a lo que hoy en día se define como perversión narcisista: «Los rasgos sobresalientes de las personalidades narcisistas son la grandiosidad, la exagerada centralización en sí mismos y una notable falta de interés y empatía hacia los demás, no obstante la avidez con que buscan su tributo y aprobación.


Sienten gran envidia hacia aquellos que poseen algo que ellos no tienen o que simplemente parecen disfrutar de sus vidas. No sólo les falta profundidad emocional y capacidad para comprender las complejas emociones de los demás, sino que además sus propios sentimientos carecen de diferenciación, encendiéndose en rápidos destellos para dispersarse inmediatamente. En particular, son incapaces de experimentar auténticos sentimientos de tristeza, duelo, anhelo y reacciones depresivas, siendo esta última carencia una característica básica de sus personalidades. Cuando se sienten abandonados o defraudados por otras personas, suelen exhibir una respuesta aparentemente depresiva pero que, examinada con mayor detenimiento, resulta ser de enojo y resentimiento cargado de deseos de venganza, y no verdadera tristeza por la pérdida de una persona que apreciaban»

Fuentes de Información
El acoso moral, el maltrato psicológico

28 de febrero de 2012

METODO PARA QUE TE LEAS EL TAROT A TI MISM@, AUNQUE NO LO CONOZCAS.


Alejandro Jodorowsky: Durante mis numerosos años de estudio y práctica del Tarot, lo más difícil que he encontrado es leerme el Tarot a mí mismo. Creo que a todos los tarólogos les sucede igual: es casi imposible verse en forma objetiva, tenemos una marcada tendencia a engañarnos a nosotros mismos. Si la respuesta de los Arcanos no nos conviene, nos damos excusas tales como: “Mezclé las cartas en forma distraída” , “Hoy no estoy bien concentrad@”, “¡Este Tarot se está burlando de mí!”. Te daré un método para que apliques algo que ya sabes: el Tarot es un espejo que te otorga las respuestas que ya llevas en tu inconsciente. Si no te conoces bien, es porque no te atreves a hacerte las preguntas que despertarían a las respuestas que te ocultas… Si quieres solucionar lo que estás padeciendo, te daré una forma de utilizar los 22 Arcanos Mayores que te ayudará a enfrentar las preguntas que quizás dudas en hacerte. Trata, cuando recibas estas preguntas, de concentrarte y responderlas con la mayor sinceridad, profundidad y valentía posibles… Mezcla los Arcanos durante cinco minutos y luego deja reposar el paquete. Toma un Arcano cada día, -la experiencia durará 22 días- y responde a las preguntas que te hace.
EL LOCO.- ¿Cuál es tu meta en la vida? ¿De qué o quién quieres liberarte? ¿Qué es lo que verdaderamente quieres ser o hacer? ¿Qué te prohibes?
EL MAGO.- ¿Cuales son mis valores y opciones? ¿Qué es lo que debo elegir y qué es lo que debo eliminar? ¿Qué estoy comenzando? ¿A quién o quienes estoy engañando?
LA PAPISA.- ¿Qué acumulo? ¿Qué oculto? ¿Qué guardo en mí, puro e intacto? ¿Qué relación tengo con mi madre? ¿A quién o qué critico sin cesar?
LA EMPERATRIZ.- ¿Qué estoy creando? ¿Qué se está desarrollando en mí? ¿Quiénes me aman, a quiénes amo? ¿Cuáles son las experiencias que me permito hacer? ¿Me atreveré?
EL EMPERADOR.- ¿Estoy satisfecho con mi trabajo? ¿Cuido bien mi salud? ¿Vivo en un territorio que me agrada? ¿Qué estoy construyendo, a quién le estoy dando trabajo? ¿Soy útil para los otros? ¿Qué relación tengo con mi padre? ¿Hay algo que me interese más que el dinero?
EL PAPA.- ¿Es justo lo que desde niño me han enseñado o hecho creer? ¿Aparte de triunfar materialmente, tengo un ideal espiritual? ¿Si existiera un Dios, cómo sería? ¿Puedo enseñarle algo a los otros? ¿Puedo sanar o consolar a alguien?
EL ENAMORADO.- ¿Cómo van mis relaciones emocionales? ¿Tengo una verdadera pareja? ¿Quién es la persona que más amo? ¿Soy feliz? ¿Las personas que frecuento me alegran la vida? ¿En qué me siento insatisfech@? ¿Me gusta lo que estoy haciendo?
EL CARRO.- ¿De dónde vengo, donde estoy, adónde voy? ¿Estoy logrando realizar lo que me había propuesto? ¿Estoy triunfando o estoy fracasando? ¿Cuál es la sabiduría o doctrina que me guía? ¿Creo verdaderamente en lo que digo que creo? ¿En qué me admiro, en qué desprecio? ¿Cuáles son mis aliados?
LA JUSTICIA.- ¿Qué debo cortar de mi vida? ¿Qué ideas debo eliminar? ¿De quién o quiénes me debo separar? ¿Qué debo equilibrar, armonizar? ¿Me estoy dando lo que merezco? ¿A quién debo castigar? ¿De qué me siento culpable?
EL ERMITAÑO.- ¿En qué o quién creo? ¿Qué es lo que más sé? ¿De qué o quien me estoy alejando? ¿Qué es lo que deseo enseñar? ¿¿Estoy en crisis con quién o con qué? ¿Qué debo sacrificar o abandonar? ¿Hacia dónde voy, diciéndome que no sé hacia donde voy? ¿Por qué he provocado mi soledad?
LA RUEDA DE FORTUNA.- ¿Qué ciclo de mi vida ha terminado? ¿Qué debe cambiar? ¿Qué o quién me puede ayudar? ¿Cuáles son mis oportunidades? ¿Qué es lo que no ceso de repetir? ¿Me dejo abatir por el fracaso o lo tomo como un cambio de camino? ¿Qué es lo que me ata enfermizamente al pasado?
LA FUERZA.- ¿Qué clase de fuerza es la que tengo: fuerza intelectual, fuerza emocional, fuerza sexual-creativa, fuerza material? ¿Me propongo con mis ideas cambiar el mundo? ¿Me siento ignorante o tant@? ¿Me propongo dar mi amor? ¿Me siento egoísta? ¿Me propongo realizar mis deseos? ¿Me siento impotente o frígida? ¿Me propongo realizarme? ¿Me siento cobarde? ¿Qué es lo que debo domar?
EL COLGADO.- ¿Qué debo sacrificar? ¿De quién o qué debo alejarme? ¿Qué es lo que debo darme a mí mism@? ¿Qué es lo que debo estudiar? ¿A qué o quien le tengo rencor? ¿De qué o quien estoy siendo víctima? ¿Qué es lo que estoy ocultando? ¿Qué es lo que debo cesar de hacer o de soportar?
LA MUERTE.- ¿Qué debe morir en mí? ¿Qué debo soltar? ¿Qué es lo que se está transformando en mí? ¿Cuál es la razón de mi profunda rabia? ¿Si no se me pudiera castigar, a quién mataría o haría desaparecer? ¿Qué revolución deseo hacer?
TEMPERANCIA.- ¿Quién me puede proteger? ¿A quién protejo yo? ¿Qué relación debo establecer conmigo mism@? ¿A quién debo sanar? ¿Cuáles es mi principal herida emocional? ¿Quién o qué me hizo perder la fe? ¿Creo en la bondad y la practico?
EL DIABLO.- ¿Cual es la pasión que me tiene amarrado? ¿Qué deseo sexual reprimo en mí? ¿A quién me he vendido? ¿Que tentación me obsesiona? ¿Cuál es mi capacidad creativa? ¿Qué valores que considero negativos en mí, debo en verdad utilizar para lograr lo que quiero? ¿De qué prejuicios inculcados por una religión debo liberarme?
LA TORRE.- ¿De qué o quién, después de estallar un conflicto, me separo? ¿Que es lo que se está derrumbando en mi vida? ¿De qué encierro fui capaz de escapar? ¿Cuáles son las energías que se están liberando en mí?
LA ESTRELLA.- ¿He encontrado mi lugar ideal, el territorio sonde me realizo? ¿Hacia quien o hacia donde debo dirigir mi energía? ¿Amo a mi planeta y lucho por salvarlo de la industria nociva? ¿Soy capaz de aceptar el éxito? ¿Nunca termino lo que comienzo o si lo termino hago todo para destruirlo?
LA LUNA.- ¿Cual es mi capacidad para receptiva? ¿Soy capaz de admirar los valores de los otros? ¿Tengo la modestia de aceptar mi gran valor espiritual? ¿Cuál es mi ideal imposible? ¿Le tengo miedo a la locura? ¿Soy capaz aún de gestar algo? ¿Reconozco a alguien como superior a mí? ¿Soy una madre no posesiva ni invasora?
EL SOL.- ¿Qué me da la energía, la alegría, el éxito? ¿Comparto todo lo que soy y lo que tengo? ¿Puedo aceptar el éxito sin destruirme? ¿Estoy construyendo algo nuevo e importante? ¿Soy capaz de dejar atrás el pasado y comenzar una nueva vida? ¿Confío en el otro o la otra? ¿Soy un padre presente, generoso y cariñoso para mis hijos?
EL JUICIO.- ¿Qué está renaciendo en mí? ¿Cuáles son los deseos irresistibles que me dominan? ¿Me siento capaz de crear una familia feliz? ¿Con quien estoy colaborando para hacer algo que nos lleve a una realización superior? ¿Acepto en convertirme en humilde canal de los deseos del cosmos?
EL MUNDO.- ¿Cuál es el resultado de todo lo que he hecho y que cambios produce en mí? ¿Me siento relizad@? ¿Me siento encerrad@ en un mundo obsoleto? ¿Acepto la simple felicidad de estar viv@? ¿Me junto con personas que me alegran la vida o con personas que me conducen a la destrucción?.

Alejandro Jodorowsky,Tarot — planocreativo @
*

¿Por qué es tan difícil pedir perdón?


Admites que esa palabra humillante o ese gesto despectivo estaban de más… Te arrepientes y quieres pedir perdón pero, al mismo tiempo, eres incapaz de excusarte. ¿Por qué nos cuesta tanto? Maryse Vaillant, psicóloga clínica y escritora, nos explica los porqués.

Pedir perdón implica reconocer nuestros errores y otorgar más atenciones a los demás que a nosotros mismos. Es querer conservar la relación, un paso reconciliador aunque a veces difícil.

Pedir perdón: la dificultad de admitir la culpa
“Pedir perdón es reconocer que nos hemos equivocado”, explica Maryse Vaillant, psicóloga clínica. Sin embargo, preferimos tener razón y echarle a la otra persona la culpa de la situación: “Cometí un error por su culpa”. Los niños lo hacen a menudo cuando dicen: “¡Empezó él!”. ¿Por qué no somos capaces de cargar con la culpa? “Reconociendo nuestras faltas tratamos de influir en la otra persona para evitar romper la relación”, destaca Maryse Vaillant.

“Preferimos no tener razón y mantener la relación haciendo que sea el otro el que cargue con la responsabilidad de la crisis”, precisa la psicóloga. “Pedir perdón es dar un paso hacia atrás con respecto a nuestro propio narcisismo, otorgar más atenciones a una relación común que a nosotros mismos”, indica Vaillant. Algo que, sin duda, implica dificultad: “Confesar que otra persona nos importa más que nosotros mismos nos pone en una situación psíquica delicada. Es difícil abandonar nuestro propio narcisismo, abandonar la posición de víctima y reconocer nuestra parte de culpa”, añade.

¡Sobre todo si hemos evitado pedir excusas durante años! Luego, “la dificultad depende del reproche que nos hagamos y de la relación con la persona que hayamos herido”, estima la psicóloga.

Pedir perdón: un acto centrado en la relación
“Pedir perdón es un acto que consta de dos partes”, explica Maryse Vaillant.

La primera parte se centra en nosotros mismos: “Lamento mis actos, mis palabras…” Puede ser provocada por una necesidad de paz interior, por un sentimiento de culpabilidad.

La segunda se centra en el otro: “Querría que me perdonases por el dolor que te he podido causar”. Es una necesidad de paz en la relación.

“Al disculparse, está bien que expliquemos o demostremos nuestro arrepentimiento para, a continuación, presentar nuestras excusas y nuestras ansias de perdón sin obligar al otro a perdonarnos”, aconseja Maryse Vaillant. Algunas personas no son capaces. “Las personalidades paranoicas son incapaces de reconocer sus errores puesto que siempre tienen razón y siempre son ellas las víctimas”, explica la especialista. Por el contrario, las personas depresivas tienen tendencia a disculparse demasiado. ¿El consejo de la psicóloga? No pedir perdón por cualquier cosa, hay crisis que no se deben evitar.

Pedir perdón: las buenas maneras

Una vez tomada la decisión, sólo nos queda dar el paso… algo no siempre fácil, sobre todo si no sabemos cómo hacerlo…

“Para pedir perdón, es importante encontrar el momento y optar por la manera oportuna de hacerlo”, explica Vaillant. ¿Hay que pedir perdón por escrito o de palabra? “Depende de la amplitud del error cometido y del resentimiento que se haya instalado, así como del sentimiento de culpabilidad”, estima la psicóloga. Una excusa verbal es más acertada en caso de un conflicto sin mayor importancia. Sin embargo, la carta se impone como necesaria si, por ejemplo, llevamos 10 años sin hablarnos con un hermano. Esta manera de proceder nos permite a nosotros mismos sopesar mejor las palabras antes de ponerlas sobre el papel y dejar una huella a la vez que damos a la otra persona el tiempo necesario para interpretarla y reflexionar al respecto”, explica. Las palabras también cuentan. “Hay que evitar el término “perdón”, demasiado trivializado hoy en día”, dice la psicóloga. Opta mejor por: “Lo lamento, no debería haberte hablado así, siento mucho haberte hecho tal cosa o tal otra…”. Por último, según Vaillant, es conveniente “darle una cierta solemnidad a la petición de disculpas si el asunto es de carácter público”.

Para resumir, recuerda que “pedir perdón y reconocer nuestros errores no siempre es fácil pero es una actitud de adultos y una demostración de madure que aporta paz interior”, subraya Maryse Vaillant. ¡No lo olvides!

A.-S. Glover-Bondeau

Fuente:

Entrevista a Maryse Vaillant

Sr Ego y Conciencia -1-

27 de febrero de 2012

¡Alto a la violencia verbal!


Comentarios descorteses, conversaciones agresivas… La violencia verbal es una realidad. Pero quizás es más insidiosa que los insultos. ¿Cómo neutralizar los ataques y los conflictos a través de la palabra? ¿Cuáles son las claves de un diálogo sin estrés?

Todos hemos tenido más que palabras con alguien o hemos hecho comentarios tan punzantes como la picada de un abejorro. Sin embargo, la violencia verbal no sólo aparece en estos casos. A veces, la manera como nos dirigimos a los demás o la elección de ciertas palabras nos sentencian como culpables de agresión.

¡No a los insultos!
En efecto, no eres de una naturalidad agresiva o vulgar. Sin embargo, ya sea en el coche o viendo un partido de fútbol, tu vocabulario no se aleja mucho del de un camionero. Debes eliminar los insultos de tus expresiones y prohibirte articular calificativos muy peyorativos (y mucho más en público). Aunque no te des cuenta, estas palabras denotan una forma de violencia. Es normal que el comportamiento de los demás te exaspere. Es el destino de cualquier vida en pareja o familiar y lo más habitual en una vida social en general. La proximidad a los demás precisamente exige hacer concesiones y aceptar comportamientos diferentes. Es inútil que te enfades por las pequeñas manías de tu pareja, o que refunfuñes después de que tu hija se haya pasado horas al teléfono.

No seas muy directivo
Sin embargo, la violencia verbal no se resume únicamente en palabras malsonantes o en un enfado excesivo. También puede encontrarse en tu tono de voz o en la manera como te diriges a los demás. Algunos comentarios, o palabras, son violentos. Pueden dejar heridas aunque parezcan invisibles.

Evitar este tipo de comportamiento puede hacerse mediante el principio de nodirigismo, por ejemplo, descrito por Carl Rogers (psicólogo norteamericano, 1902-1987). De forma sistemática, en vez de decirle a tu pareja “para de dejar tus cosas por todos lados”, lo cual es agresivo, es preferible hablar siempre en primera persona: “estoy molesto porque todas tus cosas están por aquí”. Esto elimina una parte de la violencia y da pie al diálogo.

Comunicación no violenta
Este principio de no-dirigismo ha sido retomado por Marshall Rosenberg, un alumno de Carl Rogers, que ha creado su propia disciplina: la comunicación no violenta. En grandes líneas, propone eliminar las agresiones relacionadas con nuestro modo de expresión con el objetivo de reducir el estrés de la vida cotidiana, de neutralizar la agresividad y la cólera y de escuchar y comprender mejor a los demás.

Wayland Myers, autor de un libro sobre comunicación no violenta, ha definido tres reglas a seguir cuando nos dirigimos a nuestro interlocutor:

-Describe los hechos. No pongas etiquetas o sermonees al otro; -Saca a la luz los sentimientos y las necesidades. Evita los reproches o una actitud defensiva; -Requiere acciones deseadas. No utilices exigencias, amenazas, órdenes o manipulaciones.

Existen varias formaciones en comunicación no violenta destinadas a los educadores y profesionales que están en contacto con el público. En tu escala, atender a este tipo de formación te puede parecer superfluo. Sin embargo, intenta limitar las charlas demasiado agresivas y escucha un poco al otro. ¡Verás que la comunicación sin estrés te cambia la vida!
Alain Sousa

Pon fin a tu agresividad




¿Tienes un carácter nervioso? ¿Te entran ganas de darle un puñetazo en la cara al dominguero que te ha cortado la calle? ¿Te cuelas en la cola del supermercado? ¿Sueltas sandeces a la auxiliar de policía que te “multa”? ¿Le “das una lección” a la compañera de trabajo que te interrumpe delante de tu jefe? ¡Para!

Si las ocasiones en que sientes que “hierves” interiormente son muy habituales, una disputa o un desencadenamiento de insultos no te aliviarán, aunque pienses lo contrario. Esta actitud puede acabar siendo agotadora, pues además de hacerte perder tontamente tu energía, hace subir tu adrenalina. Así pues “conseguir dominar tu agresividad, al igual que cuando se consigue una victoria, lo cual aumentará tu orgullo y te levantará el ánimo”, explica el doctor Christian Zaczyk.
Puedes ganarlo todo, pues a largo plazo la agresividad supone consecuencias nefastas, ya sea en la amistad, en el trabajo o en el amor, pues puede acabar provocando un rechazo por parte de tu entorno. ¡Los “bocazas” no siempre son apreciados! Debes empezar eliminando los reflejos negativos.

Defenderse atacando
Es la técnica del “agredido agresor”. Aprende a solucionar de otra forma tus conflictos, utilizando, sobre todo, el diálogo para neutralizarlos. Es una actitud que te ayuda a no quedar como un histérico y que te obliga a escuchar al “tipo coñazo” que tienes ante ti. Intenta entender su actitud o sus reivindicaciones, aunque te horroricen. Aprovecha para dar el valor justo a los acontecimientos: este señor te ha empujado o te ha arrebatado ante tus narices tu plaza de aparcamiento. ¿No crees que es un poco exagerado empezar a insultarse? No tienes que agobiarte, sino aprender a expresar tus emociones de forma clara y sin enfados. No te olvides que aunque puedes sancionar el comportamiento del otro, también tienes que respetar al individuo y no denigrarlo.

Subir el tono
Utiliza la técnica denominada “misa rezada”. Frente a los chillidos (ya sean los tuyos o los de tu interlocutor), ralentiza progresivamente tu elocución y tu volumen sonoro: tu interlocutor hará lo mismo sin darse cuenta. Con un tono de voz bajo, ¡el conflicto se solucionará mejor!

Dejarte desbordar por la energía
Los factores desencadenantes de la agresividad son, en general, el estrés, la insatisfacción, la frustración, las preocupaciones personales… En la vida cotidiana, cada uno se enfrenta al doble papel de agresor y agredido. Y, a fuerza de encajar golpes, el riesgo de dejarse llevar por una tontería aumenta hasta que una gota colma el vaso. Para gestionar mejor tu estrés y canalizar tu energía, practica un arte marcial como el karate, que asocia el dominio de las preocupaciones con el conocimiento de uno mismo, además de integrar el respeto por los demás. Es ideal para calmar a los que se alteran rápidamente. Un deporte “de desahogo” (atletismo, squash, natación, vela…) también puede ser beneficioso para disminuir la tensión nerviosa.

Isabelle Delaleu

El peligro de la Automedicación


La automedicación es la utilización de medicamentos por iniciativa propia sin ninguna intervención por parte del médico (ni en el diagnóstico de la enfermedad, ni en la prescripción o supervisión del tratamiento).

La automedicación responsable puede ser conveniente si se utiliza para tratar síntomas menores como por ejemplo el dolor, la fiebre, la acidez de estómago, el resfriado, etc. y durante un tiempo limitado. De hecho existen medicamentos que no necesitan receta médica para comprarlos en la farmacia. Aun así, que un medicamento no requiera receta para su venta, no quiere decir que sea inocuo y no pueda resultar perjudicial en determinadas situaciones puesto que no deja de ser un medicamento. Por este motivo, delante de cualquier duda debe consultar con el médico.

Un caso diferente seria la automedicación con medicamentos que requieren receta médica para su dispensación y que por lo tanto deben ser prescritos por un médico. Esta práctica está desaconsejada. Un ejemplo seria tomar antibióticos sin prescripción médica ante la sospecha de una infección. Los antibióticos no se deben tomar nunca por iniciativa propia y sin la supervisión de un médico.

La automedicación sin control médico puede provocar una serie de riesgos para la salud que en muchos casos son desconocidos para las personas:

• Toxicidad: efectos secundarios, reacciones adversas y en algún caso intoxicación.
• Falta de efectividad porque se utilizan en situaciones en las que no están indicados. (Por ejemplo: Infección viral confudida con bacteriana y visceversa)
• Dependencia o adicción.
• Enmascaramiento de procesos clínicos graves y por lo tanto retraso en el diagnóstico y en el tratamiento.
• Interacciones con otros medicamentos o alimentos que la persona está tomando. Puede haber una potenciación o una disminución del efecto del medicamento.
• Resistencias a los antibióticos. El uso excesivo de antibióticos puede hacer que los microorganismos desarrollen mecanismos de defensa ante de estos medicamentos de forma que dejen de ser eficaces.

Estos riesgos se pueden evitar siguiendo unos consejos básicos sobre la automedicación:

1. No tome ningún medicamento que deba ser prescrito por un médico, sin su previa supervisión.
2. Pida consejo al farmacéutico en caso de necesitar medicamentos que no requieren receta médica para su dispensación.
3. En caso de embarazo, lactancia materna, enfermedades crónicas o si se trata de niños, consulte siempre al médico antes de tomar algún medicamento.
4. La automedicación debe tener una duración razonable. Si los síntomas continúan o su estado empeora consulte a su médico.
5. Informe a su médico/s de todos los medicamentos que toma o ha tomado (también hierbas medicinales, vitaminas, suplementos alimenticios, homeopatía, etc.).
6. Lea y conserve las recetas o instructivos de todos los medicamentos. Es importante saber qué se toma, porque lo toma y como y cuando se debe tomar
7. Conserve los medicamentos en su envase original. Éste contiene información importante como la caducidad, el lote, si se debe guardar en nevera, etc. Además el embalaje protege el medicamento y garantiza su adecuada conservación.
8. Evite el consumo de alcohol cuando esté tomando medicamentos porque puede afectar a su capacidad de reacción por ejemplo en la conducción de vehículos o en la realización de otras actividades peligrosas.


Recuerde Consultar a su médico y seguir al pie de la letra sus indicaciones.

Como dicen..." Es mejor prevenir que lamentar"

26 de febrero de 2012

La Hilandera


Hilando sueños...

La hilandera teje los hilos, debe recrear una imagen creíble, entre los diferentes hilachos, los colores son elegidos con esmero y cuidado, a los ojos de los que lo vean el efecto debe ser impecable... atónitos e impacientes todos espectantes, sin saber si lo que veran será un efecto óptico y real.

En el centro, pequeño, muy pequeño, alguien observa atónito el retal que le han ofrecido, por mas que lo mira, no lo ve, no ve ese regalo que para su corazón le han ofrecido, solo ve una maraña de hilos, , ¿detrás de esto que hay?, esa es su pregunta.

Dicen que te devuelve la ilusión, adivina a memorizar cada uno de los dibujos que hay en ese retal regalado y cierra sus ojos, en ese momento lo recuerda, desdibujado, difuminado, sigue ahí no se ha ido pero tampoco ha vuelto, entonces es cuando se da cuenta de que lo que tiene en sus manos es una tirita para su corazón, el que se rompió...

Levanta su mano casi inapreciable entre el tumulto y dice alto...
-Gracias, mi corazón está roto y herido...

Impecabilidad


“camina tus palabras”…pon coherencia entre lo que se predicas y lo que se haces.

El siguiente texto, recibido de Mujer Ternero de Bufalo Blanco, describe brillantemente, la impecabilidad:

Amigo, hazlo de esta manera:
es decir, cualquier cosa que hagas en la vida,
hazla lo mejor que puedas
con tu corazón y con tu mente.

Y si lo haces de esa manera,
el Poder del Universo vendrá en tu ayuda,
si tu corazón y tu mente están Unidos.

Cuando uno es miembro del Círculo de la Gente
uno debe ser responsable,
pues Toda la Creación está relacionada,
y el dolor de uno es la herida de todos,
y el honor de uno es el honor de todos,
y todo lo que hacemos afecta a todo el Universo.

Y si lo haces de esta manera,
es decir, si verdaderamente unes
tu corazón y tu mente como Uno Solo,
cualquier cosa que pidas
así será.

Lo que muere


"Lo perdido para siempre tiende al olvido, a la indiferencia; lo que de verdad nos engancha y nos tortura es lo perdido que conserva, aunque mínimamente, una posibilidad de nuevo inicio o reencuentro, algo que faculte la ensoñación y el insomnio." (Javier Cánaves. Los artistas. Baile del sol. 2011)

De la Indiferencia al Olvido


Cuando nos damos cuenta que hemos sido dañados con maltratos y de alguna manera traicionada nuestra confianza, primero viene el :

Estupor
Estado de shock en donde es dificil asimilar lo que te esta sucediendo
Pena
Te embarga la desolacion, y la pena por lo que estas viviendo, solo recuerdas las cosas bonitas.
Ira
Te re-sientes y recuerdas la pelicula completa :)
Indiferencia
Cuando te das cuenta de que no hay mal que por bien no venga, reconoces que estas bien, y ya no te importa la o las personas que te dañaron..... y estas viviendo una nueva vida....

25 de febrero de 2012

Valentía



*
“Ser amado profundamente por otra persona te da fuerza,
mientras que amar al otro profundamente te da valentía.”
Lao Tse
*
“Cuando la tragedia se cruza en la vida, los valientes prenden fuego a lo que era viejo y,
aunque a costa de un gran sufrimiento interior, abandonan todo y siguen adelante.
Los valientes siempre son obstinados.”
Paulo Coelho
*

Alejandro Jodorowsky

La Recalibración Del Ser Humano


Esta canalización ha sido revisada para proporcionar una mayor comprensión. Muchas veces, los mensajes de Kryon canalizados en vivo contienen una energía que se transmite emocionalmente y no está presente en la página impresa. Así que disfruten de este mensaje mejorado presentado en Red Deer, Canadá.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Parece que fue sólo hace un momento que les dije que habría cambios en la sala, y puedo sentirlos. El atributo de aquellos que están del otro lado del velo es la compasión. Sin embargo, siempre hay preguntas. Algunos inquieren, “¿Cómo sé quién me está visitando? Tengo miedo de esto o aquello y cuando canalizo y abro la boca, no sé qué va a suceder. ¿Debo permitir que se presente cualquier energía del universo?” Y nosotros les decimos: ¡Oh, qué tridimensional de tu parte pensar que los ángeles que te rodean van a dejar que eso suceda alguna vez! Si es energía compasiva, es de Dios. Si no lo es, es tuya. Es así de simple. No te imagines en tu mente una gran cantidad de energías oscuras esperando para abalanzarse sobre ti, porque ésa es una sugerencia hecha por el hombre. Han humanizado tanto a Dios que ni siquiera están seguros cuando el Espíritu les toma la mano.

Dejen que esta noche cambie eso. Sepan que dondequiera que vayan, pueden llamarlo como quieran, pero hay un cortejo con ustedes. Me resulta muy difícil explicar la fragmentación del alma, porque suena como algo negativo, pero es hermoso. Siempre hay tres de ustedes todo el tiempo, dondequiera que vayan. Oh, en realidad hay más, pero tres representan el grupo principal. Uno de ellos es el Yo Superior, que es tu esencia. ¿Cómo puedo explicar el Yo Superior? Es la esencia, tú. Es la parte de ti que vibra más alto. No está por encima de ti, sino que está en ti, y este “yo” tuyo de mayor vibración abre un portal que es, literalmente, una conexión y un apretón de manos con el Espíritu. Y ése eres tú. Así que ése es el número uno.

Luego está la mente consciente que representa a tu yo biológico. Ahora hay dos partes. ¿Cuántas se necesitan para ser un grupo? ¿Lo ves? Hay cosas acerca de tu yo cuántico en las que apenas te estás metiendo, incluyendo el campo de ocho metros de ancho que te rodea. El Ser Humano es increíble.

La otra parte importante es la parte de ti que permanece de mi lado del velo y que niegas por completo. La ves como un guía o ayudante al que estás muy apegado. Pero es más bien la constante que te conecta con Dios, siempre, dondequiera que estés.

2012

Quiero hablar de lo que está sucediendo actualmente en el planeta y me gustaría darles, en ésta, la primera canalización completa del 2012, lo que yo llamaría los atributos acerca de la energía que los está visitando ahora. Esta energía está cambiando. Quienes están en los asientos en esta sala en particular, y estarán en los asientos en la sala mañana [hablando de aquellos en el Valle de Okanagan], recibirán el mismo mensaje. Ésta es una de las pocas veces que voy a repetir un mensaje en el mismo idioma. Tiene que repetirse. Se harán transcripciones y muchos lo escucharán.

Después de mi explicación, las almas viejas sabrán más acerca de las experiencias que están teniendo y comprenderán mejor qué las está causando. Esto se da con amor y no hay nada que temer aquí. Se encuentran en un lugar seguro.

La energía que está llegando a esta Tierra ha sido esperada. Los Antiguos la predijeron y les hemos presentado canalizaciones recientes, incluso la canalización dada en ese país que llaman Perú, sobre el cambio de lo que podríamos llamar el movimiento de la serpiente emplumada [presentado por primera vez en el Libro 8 de Kryon, en el año 2000]. Se está produciendo un verdadero cambio de polaridad entre la energía masculina y femenina del planeta. El Hemisferio Norte, que siempre ha sido excesivamente masculino, está cambiando. El Hemisferio Sur, que no ha sido influenciado de esa manera, está cambiando. La sabiduría de los Antiguos en el Hemisferio Sur está empezando a reemplazar a la sabiduría de los Antiguos del Norte. Y están empezando a ver a un Ser Humano más tierno.

Espiritualmente, a las almas viejas se les advierte primero sobre este cambio y están empezando a recibir cambios biológicos. Ustedes lo esperaban y está aquí. Este proceso lo siente todo el planeta. Estos disturbios que se ven ahora en países que no tuvieron revueltas durante cientos de años, son el resultado de este cambio, porque esto es lo que sucede cuando la humanidad empieza a sentir más compasión, cuando desea unificar más que separar, y empiezan a tener lugar nuevos pensamientos y sabiduría.

Nuevos Inventos

Esta nueva conciencia crea nuevos inventos: ciencia superior, pensamientos más elevados y soluciones a esas cosas que han llamado problemas humanos básicos. Explosión demográfica, alimentos, agua, generación de energía, todas esas cosas van a cambiar. Habrá una nueva forma de pensar, nuevas ideas y nuevas revelaciones en las próximas dos generaciones, incluso algunas en los próximos 18 años. Pero está ocurriendo un cambio y quiero decirles quiénes lo van a sentir primero. Son los que están en estas sillas, escuchando mi voz y leyendo esto, quienes han estado en este planeta tantas veces que están acostumbrados a la vieja energía. Alma vieja, estás empezando a recordar. Estás empezando a recordar lo que solía ser y lo que puede volver a ser de nuevo. Alma vieja, estás empezando a recalibrarte y éste es el cambio celular en 3D.

Estos cambios energéticos de los que hablamos no van a ser una especie de magia esotérica de la Nueva Era. Más bien, van a verlo claramente arraigado en los gobiernos y en la ciencia. Lo van a ver por todo el planeta conforme la energía comience a alejarse de lo que todos esperaban. Poco a poco. Lo he dicho antes. Poco a poco, habrá países que estuvieron aislados durante años y abrirán sus puertas. Mejor tomen unas fotos ahora, porque las cosas ya no volverán a ser iguales. Poco a poco, ellos se unirán al resto de ustedes, y los hijos de ellos conocerán a los hijos de ustedes y se darán cuenta de que tienen cosas en común y no los atributos de baja energía que les habían contado.

La Recalibración de la Biología

El tema de esta canalización y la de mañana es la recalibración de las almas. Así que las canalizaciones serán similares y no una continuación. No necesitan Parte A y Parte B. Les voy a dar todo hoy y todo mañana. Quiero que sepan lo que pueden esperar y con qué están trabajando ya algunos: Recalibración. Su biología tiene que cambiar. Tiene que absorber una energía más suave, trabajar con ella y ser parte de ella. Para hacer eso, tiene que haber una recalibración del núcleo, o del centro de la energía.

Quienes han estudiado el entramado que representa los patrones energéticos que los rodean, saben de la calibración. Ustedes conocen las energías de equilibrio que se requieren para que un Humano empiece a cambiarse a sí mismo. Saben lo que es el rejuvenecimiento del cuerpo, mencionado incluso hoy respecto a cómo se dividen las células y cómo se regenera todo tipo de célula en su cuerpo, incluyendo el cerebro y el corazón y la piel. Están diseñadas para regenerarse, y si se pierden, están diseñadas para regenerarse, y si se dañan, están diseñadas para regenerarse. Oh, lo digo de nuevo, Humanos, ¿no les parece extraño que a la estrella de mar le pueda volver a crecer un miembro y a ustedes no? ¿No les parece extraño? Eso va a cambiar.

Bueno, si todo se rejuvenece, ¿no les parece extraño que una enfermedad pueda empezar a cambiar la forma en que piensa un Humano, y el científico les diga que sus células cerebrales están empezando a morir, o a moverse, o a cambiar, o a envenenarse, y que el Humano pierda hasta el recuerdo del amor? ¿Dónde está el rejuvenecimiento? ¿Dónde está la reparación? El ADN no está diseñado así, queridos. Las células están diseñadas para volver al plan original y crear una célula nueva y fresca. ¡Así se lo diseñó! Su ciencia va a ver eso, y sus cuerpos espirituales lo van a ver, y quienes se sientan en estas sillas tienen que recalibrarse para trabajar con eso.

La recalibración es automática. No tienen que pedirla. Permítanme repetirlo. Va a suceder porque ustedes son almas viejas, y por eso están aquí. No tienen que pedirlo. Pero la recalibración es lo que esperaban y lo que están recordando. ¿Pero quizás no sea lo que esperan, exactamente?

¡Es incómoda! Ahora bien, algunos de ustedes sabrán adónde se dirige este mensaje cuando empecemos a darles los atributos que yo diría que son menos que positivos y que algunos de ustedes van a experimentar en el proceso de recalibración. Ahora bien, esto es para algunos de ustedes, no para todos. Cada Ser Humano tiene su propio sendero único, por lo que van a experimentar estas cosas a su manera. Así que ésta no es una lista genérica de lo que les va a pasar a todas las almas viejas. Más bien, son potenciales dados de muchos síntomas de recalibración que las almas viejas podrían experimentar, las que están aquí, listas para seguir avanzando en este planeta.

La Lista

Algunos de ustedes tendrán mareos. Es un atributo de la recalibración. No es más que eso y va a pasar. Pero es preocupante, porque quienes se marean también se desorientan y eso incluso podría provocar una caída. Entonces, ¿qué hacen con este nuevo conocimiento? Número uno: Sepan que no les está dando ninguna enfermedad cerebral horrible. Número dos: ¡Tengan más cuidado al caminar! ¿Tiene sentido para ustedes?

Hay otras cosas. Van a tener problemas para dormir, más problemas de lo normal. No se van a despertar una sola vez, sino dos o más. Entonces, aquellos de ustedes que ya han estado sintiendo estas cosas, sepan qué está pasando. Es la recalibración.

La primera pregunta que hace el Humano es: “¿Cuánto tiempo va a durar esto?” La respuesta es: el que haga falta. ¡Oh, qué denso! [Sonrisa de Kryon] Creo que ya captan la idea. La recalibración durará el tiempo que sea necesario; y si se resisten, demorará más. Peor aún, si usan fármacos para combatirla, sólo va a seguir ocurriendo. Celébrenla y avancen con ella. Díganle a su estructura celular que lo entienden y muévanse con ella, no contra ella. Eso la va a acelerar y va a pasar más pronto aún.

Cada una de las biologías [Humanos] en esta sala es diferente, y ahora planteamos algo que no hemos planteado por algún tiempo, pero necesitan escucharlo. Lo que funciona para ustedes con respecto a la salud se basa casi completa y totalmente en su herencia akáshica. ¿Dónde pasaron la mayoría de sus vidas? ¿Tal vez en Asia? ¿Tal vez en India o Tíbet? ¿Quizás en el Hemisferio Sur? Cada uno de esos lugares y culturas habrá tenido distintos alimentos, que funcionaban para mantenerlos sanos y equilibrados. Sin embargo, aquí están en el Hemisferio Norte, en esta vida. Lo que quiero que sepan es que en ustedes influye mucho el tipo de dieta que solían tener [en sus vidas pasadas].

Tal vez eran veganos. Tal vez sólo comían granos. Por lo tanto, sus células ansían esa dieta para sentirse equilibrados. ¿Lo entienden? Hay otros que vienen principalmente de América del Norte, de Europa, y que nunca han tenido ese tipo de dietas de Asia o del Sur. Por lo tanto, no tendrán absolutamente ningún problema con la comida local. Escuchen: No hay una sola respuesta genérica a la pregunta: “¿Qué debería comer para mi salud espiritual?” No existen los ‘debería’. En cambio, hay buenas señales provenientes de lo “innato” en su interior, que les da una idea de las cosas más saludables para su propio cuerpo. En otras palabras, ¡escuchen a sus células!

Ahora bien, ¿por qué menciono esto? Porque la gente los va a aconsejar sobre lo que deben comer para corregir lo que está mal en ustedes mientras se recalibran. Así que se los voy a decir ahora mismo: ignórenlos. En vez de eso, vayan hacia dentro y dejen que su propio Registro Akáshico les diga lo que va a funcionar para ustedes. No se sorprendan si algunos de ustedes terminan siendo alérgicos a algunas cosas que comieron siempre. Les diré: Su biología se está recalibrando. Este atributo será necesario para que puedan avanzar, para que puedan pasar al lugar donde puedan estar equilibrados con la mayor sabiduría.

A muchos de ustedes tal vez no les gusten algunas comidas procesadas, ya que no están acostumbrados a eso en su Akasha. ¿Ven lo que estoy diciendo? Si van a sacar la energía chamánica de las profundidades de la sabiduría que han aprendido y recorrido una y otra vez a través de la historia pasada, algunas cosas saldrán con ella, como una dieta balanceada para ustedes, por ejemplo, y tendrán que lidiar con eso. No se resistan.

Esperen estas cosas. Están ahí para que las vean y las sientan. Véanlas como lo que son: Recalibración. Podrían decir: “Querido Espíritu, gracias por esta recalibración, por preocuparte por mí lo suficiente para saber que ahí es donde quiero ir y lo que quiero hacer.” Ser Humano, la forma en que te recalibres ahora determinará la forma en que vayas a regresar en la próxima vida. No tendrás que pasar por esto otra vez – nunca. La herencia akáshica es mucho más que la genealogía de aquellos Seres Humanos de los que vinieron [padres]. Ustedes lo saben. Un Akasha heredado representa aquellas cosas que han experimentado durante todas sus vidas, independientemente de los genes de sus padres. A veces, éstas son las cosas que más predominan y las más pesadas que tienen que enfrentar. Quienes están en estas sillas escuchando mi voz están comenzando a encararlas. Así que ésa es la otra: Esperen que estas cosas pasadas se presenten para ser despejadas.

Despejando el Pasado

¿Tal vez no les fue muy bien con sus lecciones de vida en las vidas recientes, y sintieron que en ésta les iría mejor? Así será, porque la Tierra los necesita. Y no necesita tenerlos agobiados por el miedo. Más bien, necesita que ustedes se digan a sí mismos: “Acepto esta recalibración. No importa lo que haya en mi cuerpo en este momento, puede desaparecer. Si no es apropiado, puede desaparecer. Yo soy una pieza de la divinidad en este planeta: sabia, apropiada, y pertenezco a este lugar. Éste es mi momento. Estructura celular, escucha: Si hay algo inadecuado, que desaparezca. Que sea arrastrado junto con los desechos. Que se vaya porque no se lo considera apropiado, no se corresponde con la energía del amor de Dios. Que sólo las cosas compasivas entren en mi conciencia.” A algunos de ustedes les puede resultar difícil decirlo.

La Buena Noticia

Así que ahora echemos un vistazo a las cosas que pueden esperar físicamente, lo que no será tan difícil.

Número uno: Van a poder encarar incluso los peores hábitos que hayan tenido en su vida, y deshacerse de ellos rápidamente. Es una nueva energía de cooperación con la energía del Trabajador de la Luz. ¿Captaron eso? Oh, hagamos una pausa, por favor, y tomemos un momento para respirar profundamente, porque estoy tratando con aquellos que escuchan mi voz y leen esto que han pasado por miles de años de persecución, sufrimiento y tortura. Hay quienes han sido quemados en la hoguera. Esto se debe a que la energía que trajeron a la Tierra no se correspondía en absoluto con lo que la Tierra estaba experimentando. A los hombres y mujeres santos se les pedía que sanaran a alguien en un momento dado, y luego, al momento siguiente, los hacían salir del pueblo y saltar de un acantilado. El miedo es así. Y están aquí. Yo los conozco. Han vuelto. Sin embargo, ahora este planeta está empezando a moverse de tal manera que todas las cosas que han traído a la Tierra con su experiencia akáshica empezarán a colaborar con la nueva energía.

Oh, tomen una respiración profunda para que empiece la manifestación enriquecida, no de inmediato, no hoy, no en esta hora, sino muy lentamente. Este reloj cuántico comienza a moverse en su dirección. La Tierra está recibiendo una energía más suave y apasionada. Nacieron con eso. Es la herramienta que tienen. En el pasado, esto se veía como algo peculiar y extraño y representaba una debilidad. Se los marginó. A algunos de ustedes se los expulsó de su familia. Yo sé quiénes están aquí. Les estoy diciendo que en esta nueva energía, tal vez incluso ellos puedan verlos a ustedes de otra manera y ver cómo han empezado a suavizarse, sin saber siquiera que son ellos los que han cambiado.

Van a funcionar cosas que no funcionaban antes. ¿Tienes algún hábito que te gustaría romper? ¿Es la forma en que piensas o la forma en que comes? ¿Es lo que pones en tu cuerpo? ¿Es lo que fumas? ¿Te está matando y tú lo sabes? Tú sabes con quién estoy hablando, querido. ¿Te gustaría cambiarlo? Así pues, te estoy diciendo que lo que hagas en esta energía responderá en tu cuerpo de manera muy diferente, incluso aunque lo hayas intentado antes.

Escuchen: A ninguno de ustedes se le permite decir, alma vieja, sabia, no se te permite decir, “Ya intenté eso y no funcionó.” Si lo hacen, estarán hablando como un niño que no sabe cómo funcionan las cosas. En vez de eso, van a decir: “Esta vez soy más consciente. Voy a manifestarlo, porque el cuerpo me está escuchando. Es mi momento.”

Energía Cooperativa y Cómo Utilizarla

Entonces, eso es lo que trae consigo la nueva energía: Cooperación. Las cosas van a ir mejor y a fluir mejor. Van a avanzar en lugar de retroceder. Cuando declaren lo que desean tener en su vida y se inicie el proceso, muchos de ustedes van a empezar a ver una respuesta positiva de inmediato. La clave es la sincronicidad. Colóquense en los lugares para hacer que sucedan esas cosas. No traten de manifestar algo y luego se metan en el armario a esperar que ocurra. Más bien, colóquense en los lugares donde esperarían que se manifieste. ¿Comprenden? Ahí van a estar las respuestas, ¡porque hay otros caminando por ahí con la solución! Ellos los están buscando a ustedes, mientras ustedes los buscan a ellos. No se aíslen. Durante el modo de recalibración, hay una tendencia a aislarse, porque no se sienten del todo bien.

El Resfriado Común

Van a resfriarse más. ¿Por qué será? Pero luego se van a recuperar más rápido, ¿y por qué será? El resfriado humano siempre ha sido una recalibración del proceso biológico. Pescarse un resfriado es necesario, y es por eso que no lo pueden “curar”. Deben pasar por eso. El resfriado común es una oportunidad cíclica para que el sistema inmunológico se corrija a sí mismo. ¿Quizás no lo sabían? Es por eso que no van a recibir los químicos para curar el resfriado común. Es un dispositivo de recalibración en su interior. Fortalece el sistema de cierta manera que los ayuda, y debe ser recurrente. No se sorprendan cuando pesquen uno, ni digan: “Bueno, no pensé que sucedería porque acabo de pasar por otro.” Es una recalibración.

Estos son los tipos de cosas que queríamos presentarles, para que sepan lo que está ocurriendo y no le teman. Hay muchas cosas positivas que representan una energía realmente positiva que se está produciendo en el planeta y está doblando la esquina de la oportunidad para la humanidad. Ésta es una energía que apoya al Trabajador de la Luz. Ya no hay que nadar contra la corriente, queridos.

Ahora bien, todos ustedes son diferentes, y yo sé quiénes son. El compromiso es la clave. No se puede hacer ninguna de estas cosas a la ligera, pero ya lo sabían, ¿no? Cuando ustedes se comprometen a la manifestación de lo que necesitan en su vida, el Universo está escuchando. Cuando reciben mensajes de mi lado del velo, les diré algo que probablemente ya sepan. Nosotros no tenemos reloj. Así que les hablo en el ahora.

Yo veo la energía en esta sala, y veo quiénes está aquí. Veo a las almas viejas. Les hablo en el ahora. Así que depende de ustedes lo que haga el reloj y cuánto tiempo requiera en su realidad. En mi realidad, ya está hecho, ya está realizado, porque los potenciales más fuertes se convierten en realidad manifiesta. ¿Pueden verlo así? ¿Pueden irse de aquí con eso ya hecho en su mente? En estos momentos hay una energía en esta sala que se está infundiendo en los lugares donde necesita ir.

Qué Esperar Espiritualmente

Espiritualmente, ¿qué pueden esperar? Esta recalibración tiene que ver con poder permanecer en este planeta con salud y felicidad, sin drama ni miedo. Ése es el potencial de este tiempo que el alma vieja recuerda.

[Pausa]

Mi socio mencionó antes en sus comunicaciones [la conferencia] que uno de los mayores misterios para él es por qué las almas viejas tienen problemas de autoestima tan profundos. En su ignorancia, él se para allí y dice que no tiene idea de por qué ocurre esto con las almas viejas. Les diré por qué: ¡Es porque durante cientos de años los apalearon! Cada vez que avanzaban dos pasos, retrocedían a palos uno, a veces cinco. ¿Entonces qué esperaban cuando vinieron a esta vida? Muy poco. Porque algunos de ustedes, hasta para comenzar un proyecto, sienten esa voz interior que dice: “Ah, ya sabía que eso iba a pasar.” No esperan mucho, ¿verdad? Eso se debe a que en una energía más vieja, todo lo que hacían encontraba resistencia. Todo. Cada vez que querían hacer alguna sugerencia positiva sobre algo que pudiera ayudar, les decían que se largaran. Cada vez que veían sabiduría espiritual en algún problema complicado, nadie más la veía. No les interesaba. Los aislaron una y otra vez. Cuando las cosas se caldeaban, ustedes abogaban por una solución. Casi todos los demás clamaban por la espada. Ahora les estamos diciendo que eso está cambiando.

Así que, espiritualmente, van a tener que amarse más a sí mismos, y ahora tienen la oportunidad de hacerlo porque hay un Universo en su interior llamado estructura celular con billones de piezas de ADN. Estas piezas están empezando a reaccionar y se están preparando para recibir su conjunto de instrucciones. Podrían decir que la mano de su estructura celular está extendida y las células están diciendo: “Está bien, tú eres el jefe. ¿Qué vamos a hacer?”

La Clave para la Autoestima

La autoestima es un programa. ¡Es un programa! Es información desarrollada a partir de la experiencia, y es algo aprendido. ¡Pueden des-programarla! Lo único que tienen que hacer es decirse a sí mismos lo que quieren. Podrían decir: “Querida estructura celular, yo merezco estar aquí. Éste es mi momento. Tengo cosas que otros quieren. Éste es mi momento. Soy importante en el esquema de la Tierra. Me he ganado mis galones. Éste es mi momento. Querida estructura celular, deshazte de las cuestiones emocionales inapropiadas que me impiden adentrarme en mi belleza y poder. El poder del que hablo es esa capacidad de crear compasión y luz dondequiera que vaya.”

Su estructura celular va a sonreír, darles la mano que ha estado esperando, y decir: “Somos tu socio en esta co-creación. Pongámonos en marcha.”

¿Incómodo?

Recalibración. Va a tener atributos que son desafiantes y que son hermosos. ¿Cómo se van a sentir al volverse repentinamente más iluminados y tener más información? Sentirán mucho más que son parte de Dios – con un resfriado. [Sonrisa de Kryon] Cayéndose a veces, y se tienen que reír. La biología es así. El cambio toma tiempo, meses, tal vez más.

Así que mientras se ocupan de los problemas de la recalibración y el malestar, sepan por qué están ellos aquí. Entonces, al mismo tiempo, celebren eso que está en ustedes, que es más compasión y que comienza a funcionar en su vida. Las cosas van a funcionar mejor.

El Libre Albedrío y el Panorama Completo

Ahora bien, todo esto es suponiendo que reciben este mensaje y se identifican con él y lo manifiestan. Es decir, lo que va a ocurrir es que elegirán con libre albedrío. Si ignoran el mensaje, sucederá muy poca cosa. Siguen siendo almas viejas y tienen libre albedrío.

Por último, les doy una de las preguntas más frecuentes sobre esta recalibración: “Kryon, tú dices que la energía de la Tierra está cambiando. Eso significa que toda la humanidad va a sentirlo, ¿cierto?” Sí. Toda la humanidad lo sentirá. Lo van a ver en la forma en que se eliminan los gobiernos y se vuelven a formar. Lo van a ver en las diferentes maneras de pensar. Lo van a ver en las formas que mi socio les dijo que son posibles, las que canalicé en el pasado, pensando de manera diferente.

Los regímenes de vieja energía no se van a renovar, sino que van a decidir cambiar. Las sociedades que han durado 1000 años de cierta manera van a decidir cambiar de repente. La cooperación y la unidad durante las próximas dos generaciones empezarán a convertirse en la norma. Algún día llegará el momento en el que verán retrospectivamente el día de hoy y dirán: “Éramos unos bárbaros.” Ése es un cambio.

Plazos y el Futuro

Yo estoy de mi lado del velo en el ahora. No tengo reloj para darles aquí. Sólo les estoy diciendo que esto es lo que veo. A la larga, veo un planeta sano, con una nueva ciencia. Veo un planeta donde no hay ninguna enfermedad permanente y donde el agua potable nunca es problema. ¡Nunca! Veo un tiempo en que todos los Humanos tienen electricidad y es fácil de conseguir y económica, donde pueden calentar sus hogares fácilmente y bien. Éstas son todas las cosas que están en los potenciales más fuertes en la sopa cuántica de la manifestación. Pero no puedo darles un reloj.

Lo que sí puedo decirles es que la Tierra se recalibra a sí misma y habrá problemas. Algunos de ellos serán políticos, y algunos van a empeorar en los atributos de la recalibración, y la Tierra lo va a sentir. ¿Todos llegarán a ser iluminados? No. Ustedes representan menos de la mitad del uno por ciento de la población humana, almas viejas, y van a encender ese fósforo en la oscuridad. Les hemos dicho esto antes: Se han convertido en el portador de fósforos en la oscuridad, donde unas pocas luces permiten que todos vean mejor. Ése es su trabajo, sólo que el trabajo se ha hecho más fácil.

Yo hablo en el ahora. No puedo darles un reloj. Por favor, comprendan la sabiduría de esto al dejar esta sala. Vean los potenciales, no los noticieros y, Ser Humano, si las cosas no suceden mañana, en tu conciencia rápidamente cambiante, no te enojes. Dios tiene paciencia; ten paciencia. ¿No vale la pena, después de haber vivido todas esas vidas, venir ahora y darle una oportunidad a esto?

En esta sala algunos se preguntan cuánto tiempo vivirán, debido a lo que está ocurriendo en estos momentos. Ustedes saben a quiénes les estoy hablando. Así que les diré que el potencial que veo es el de una vida muy larga. Todavía hay quienes tal vez me digan: “Sí pero, sí pero, sí pero...” No importa lo que yo diga, algunos tendrán alguna excusa de por qué esto no puede funcionar. Es la vieja energía que les habla. ¡Recalíbrense! Empiecen a ver lo que es posible y hagan que SEA.

El Factor Cuántico

Por último, esto: Cuanto más observen los científicos la estructura atómica en lo muy pequeño, y luego miren el Universo en lo muy grande, comenzarán a ver algo en común. Sus científicos están empezando a notar que no hay aleatoriedad en lo que parece ser al azar en 3D. En cambio, están viendo un diseño inteligente. Esto significa que en esos atributos que llaman la creación, la forma en que se unieron las cosas estaba condicionada hacia la vida, predispuesta a la compasión. Lo que ven es la obra de Dios. Ya no se puede negar que hay un creador.

Al volverse hacia su interior y empezar a tratar consigo mismos, quiero que vean lo mismo dentro de ustedes. Ya es hora de que comprendan que ustedes no existen al azar. Su vida no es al azar. Las cosas no les suceden al azar. Les suceden de la manera que ustedes crean. Hay un sistema aquí, y puede ser dirigido y programado y re-programado. Eso es manifestación.

A la larga, ésta es la lección de toda la humanidad: crear una Tierra sana, crear un mundo pacífico, ir a lugares adonde nunca soñaron ir, con invención y salud. Éste es el principio. No tengo reloj. Pero tengo los potenciales más fuertes para ver, y eso es lo que les doy este día mientras mi socio se sienta en la silla frente a ustedes. Los potenciales que vemos son más imponentes que el año pasado. Si los Trabajadores de la Luz se recalibran con facilidad, pueden acelerar el proceso. No luchen contra eso.

Así pues, cuando se marchen de este lugar y la vida vuelva a la normalidad y la rutina sea la rutina, podrían mirar atrás a estos pocos minutos que tuvimos juntos y decir: “Me gustaría poder hacer esas cosas.” Ustedes tienden a caer en la vieja energía con mucha facilidad, sin darse cuenta de quiénes son. Por eso se necesita la recalibración, para que no vayan a pensar así. Lo que sucede en un estado multidimensional, tiene que ver con la conciencia fuera del tiempo y el espacio. Simplemente caminar en este planeta, sostener la luz, crea una energía que ustedes no sabían que tenían. Por eso queremos que permanezcan sanos, sin drama ni miedo. Quienes sienten que no están haciendo nada por el planeta, están en un mundo en blanco y negro esparciendo color por todas partes.

Así que asignen una meta, si lo desean, porque a los Humanos les encanta hacer eso. Pero déjenme decirles esto: Muchos de ustedes ya están logrando cambios por el solo hecho de estar vivos y tener compasión por quienes los rodean. Algunos de ustedes en esta sala son maestros, algunos son canalizadores, y algunos son sanadores. Algunos no están interesados, y yo sé quiénes son también, porque este mensaje no es para todos. Se encuentran ante un precipicio del potencial para el que vine. Por eso está Kryon aquí, para ayudarlos a cruzar este puente. Felicitaciones por haber llegado hasta aquí.

La vieja energía va a contraatacar, queridos. Cuenten con ello, pero esta vez esperen ganar. Y lo harán. Porque ahora, en el 2012, los Trabajadores de la Luz empiezan a tomar la delantera. Es decir, se está viendo la luz y las semillas que se plantaron hace tanto tiempo están empezando a cosecharse.

Y así es.

KRYON

24 de febrero de 2012

Madres tóxicas


Soy niño y percibo que mi madre odia a mi padre

¿Qué puede suceder?

Entonces, es posible que para evitar perder el amor de tu madre te prohíbas madurar y te quedes como un adolescente perpetuo. Tendrás problemas con la eyaculación, con el placer adulto.

A. Jodorowsky


¿Qué “Tipo De Madre” Tuviste? Marzo 27, 2009

Archivado en: Alejandro Jodorowsky,Psicogenealogía,Psicomagia — planocreativo @ 10:03 am

Conflictos que vamos arrastrando por la vida, como pesadas cargas de las que no es fácil deshacerse, tienen su origen en circunstancias antiguas: si fuimos o no deseados, como nos gestaron, como fue nuestro nacimiento, como nos amamantaron y criaron. En todas esos momentos de nuestra puesta en escena en el teatro de la vida, está presente la madre. Conocer y comprender como fue esa dadora de vida, nos guiará por el camino de conocernos comprendernos y sanar de raíz lo que sea necesario. Para ello, Plano Creativo ha diseñado, basándonos en lo aportado sobre el tema por Alejandro Jodorowsky , el nuevo cuestionario que presentamos a continuación. Recomendamos que al tiempo que van leyendo las preguntas, anoten las letras correspondientes a cada una de sus respuestas. Al final, encontrarán la forma de saber los resultados.
1-He oído decir a mi madre que en realidad, no quería tener hijos (o tantos hijos).
Verdadero: A Falso: X
2-Mi madre colabora estrechamente con su pareja.
Verdadero: C Falso: D
3-Mi madre se sentía esclava por tener que criar una prole no deseada
Verdadero: A Falso: X
4-Alguno de mis hermanos (o yo) se ha sentido falto de amor.
Verdadero: S Falso: R
5-Alguna vez he pensado suicidarme, o he tenido delirios de persecución, o no he tenido hijos, o padezco neurosis de fracaso.
Verdadero: P Falso: L
6-Mi madre tuvo unos partos difíciles, con cesáreas o anestesiada y/o sufrió depresión postparto.
Verdadero: E Falso: L
7-Siento que mi madre colmó todas mis necesidades, pero a la vez me enseñó a ser autónomo.
Verdadero: C Falso: D
8-A mi madre le resultó imposible la lactancia, su leche no era buena.
Verdadero: E Falso: M
9-Mi padre rechaza a su madre o/y a todas las mujeres en general.
Verdadero: A Falso: L
10-Hay mujeres en el árbol de mi madre que murieron en el parto y/o engendraron gran cantidad de hijos.
Verdadero: E Falso: M
11-Mi padre es poco viril
Verdadero: S Falso: R
12-Mi madre disimuló el embarazo, sitió vergüenza porque su feto fue fruto de un error.
Verdadero: E Falso: D
13-Mi madre está sana en mente y en cuerpo y creo que está sexualmente satisfecha.
Verdadero: C Falso: D
14-Mi madre es la primogénita o mi madre nació después de una hermana
Verdadero: A Falso: X
15-Mi madre se negó a dar de mamar a sus hijos.
Verdadero: S Falso: R
16-Nací con más de los nueve meses de gestación.
Verdadero: P Falso: L
17-Algunos de mis hermanos (o yo) ha tenido problemas de adicción, de habla, hipertensión arterial, crisis de pánico, dolores intestinales, ataques de rabia y cefaleas.
Verdadero: S Falso: X
18-Alguno de los hijos de mi madre es un adulto inadaptado, un adolescente psicótico o un niño psicótico.
Verdadero: E Falso: M
19-Mi madre no dio a sus hijos de mamar el tiempo suficiente.
Verdadero: S Falso: R
20-A mi madre le gustaba que me comportara siempre como un niño, me ha costado o me cuesta sentirme y vivir como un adulto.
Verdadero: P Falso: D
21.-A veces he pensado que mis padres tenían la identidad sexual trastocada (ella es más masculina y él más femenino)
Verdadero: S Falso: R
22-He tenido la sensación de que pertenezco a mi madre.
Verdadero: P Falso: L
23-La sexualidad para mi madre es un tema tabú.
Verdadero: A Falso: X
24-Mi madre me amamantó más tiempo del necesario.
Verdadero: P Falso: D
25-En la familia de mi madre, la mujer tenía un papel secundario respecto al hombre
Verdadero: A Falso: X
26-Mi madre supo compartirme con mi padre y con el mundo.
Verdadero: C Falso: D
27-He tenido pesadillas con una araña.
Verdadero: P Falso: X
28-Siento que recibí mucho amor y ternura de mi madre.
Verdadero: C Falso: R
29-Mi madre no es muy femenina o/y tiene un nombre masculinizado (Antonia, Josefa, Paola, Juana…)
Verdadero: A Falso: X
30-A veces me he sentido como el público de mi madre.
Verdadero: P Falso: M
31-Mi madre me enseñó valores de la familia, pero sin imponerme ningún modelo de ésta.
Verdadero: C Falso: D
32-Podría decir que mi madre es un poco infantil.
Verdadero: E Falso: M
33-Mi madre se quejó de que los hijos le robaron tiempo para hacer sus cosas.
Verdadero: S Falso: R
34-Mi madre me dio libertad para tomar mis propias decisiones, incluso participo en decisiones comunes.
Verdadero: C Falso: M
35-A mi madre le inculcaron que parir era una desgracia
Verdadero: A Falso: X
36-Mi madre disfrutó de que la mimaran en los embarazos.
Verdadero: E Falso: M
37-Mi abuelo materno no estuvo presente en la crianza de mi madre.
Verdadero: S Falso: R
38-Mi padre es también infantil.
Verdadero: E Falso: M
39-Mi madre odiaba a los hombres y/o al mundo masculino.
Verdadero: P Falso: X
40-Los partos de mi madre fueron naturales, así como la lactancia.
Verdadero: C Falso: X