25 de diciembre de 2011

El fluir ecológico del universo


"Muchas personas que han explorado los más remotos alcances de la percepción humana están de acuerdo en una observación esencial: por detrás del aparente desorden de los eventos aleatorios hay una armonía más profunda, un punto móvil de equilibrio y proporcíón, un despliegue pautado de la realidad como totalidad simbólica. En China este fluir pautado del universo se llama el Tao... Según esta visión de la realidad, la esencia de la sabiduría consiste en actuar en armonía con el tao o ritmo natural del universo. Smith (1958) caracteriza la cualidad básica de la vida afinada con el universo como 'quietud creativa', un proceso que combina en el mismo individuo dos condiciones aparentemente incompatibles: actividad suprema y relajación suprema. La quietud creativa (wu wei) es 'la acción suprema, la preciosa flexibilidad, simplicidad y libertad que fluyen en nosotros, o más bien a través de nosotros, cuando nuestro ego particular y nuestros esfuerzos conscientes se someten a un poder que no es de ellos'. Otras formas de vida actúan así espontanea e inconscientemente. Pero a la humanidad le cabe un papel especial como participante-cognoscente en el proceso evolutivo. La humanidad carga con la tremenda responsabilidad de actuar de maneras que no trastornen el equilibrio fluyente del universo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario