26 de noviembre de 2011

Encontrar Oportunidad En La Crisis, Ser Resiliente Y Rebotar


“Abundantes beneficios esperan
a quienes descubren el secreto de encontrar la oportunidad en la crisis”
Proverbio chino.

Hay momentos críticos en nuestra trayectoria de vida en los que el dolor de la transformación se hace presente, en el mismo momento del parto vivimos quizás una de las crisis más relevantes de todas. Las primeras separaciones de los padres, la adolescencia, la pérdida de un ser querido, una injusticia sufrida, un fracaso amoroso, un divorcio no buscado, un despido o un cambio laboral impuesto, una juvilación no deseada, etc. Todas son diferentes, pero todas ellas tienen un denominador común: la oportunidad de cambio. La consciencia humana está mutando y cada día están más de moda conceptos como “El crecimiento postraumático” o la resiliencia.

“la resiliencia abre el campo a la creatividad y al ejercicio de la libertad. Requiere mantener viva la curiosidad, atreverse a experimentar, abrir los sentidos y la mente a la paradoja; usar la lógica, la imaginación y ser responsable de sí mismo.”

Al respecto, hay cuatro categorías de personas:

.-Las hipervulnerables: sucumben a situaciones de estrés comunes.

.-Las pseudovulnerables: al menor fallo de su ambiente se hunden porque han vivido demasiado protegidas.

.-Las invulnerables: se reponen muy rápido por estar expuestas a una serie de sucesos traumáticos.

.-Las no vulnerables: resistentes desde el nacimiento y se desarrollan de modo armónico durante toda la vida.

El término «resiliente», del latín resilio, se utiliza también en física y significa volver de un salto, rebotar.

“A pesar de traumas graves, incluso muy graves, o de desgracias más comunes, la resiliencia parece una realidad confirmada por muchísimas trayectorias existenciales e historias de vida exitosas. De hecho, por nuestros encuentros, contactos profesionales y lecturas, todos conocemos niños, adolescentes, familias y comunidades que “encajan” shocks, pruebas y rupturas, y las superan y siguen desenvolviéndose y viviendo -a menudo a un nivel superior- como si el trauma sufrido y asumido hubiera desarrollado en ellos, y a veces revelado incluso, recursos latentes y aun insospechados”.

Michel Manciaux, “La resiliencia: ¿mito o realidad?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario