15 de octubre de 2011


Alejandro Jodorowsky: Muchas personas a las que no les gusta leer me escribieron para agradecerme las fábulas cortas que les dediqué ayer. Una vez más, esperando que nazca en ellas el gusto por la lectura, escribiré unas historias breves con su comentario:
LAS SEMILLAS VANIDOSAS
Desde un helicóptero alguien dejó caer, por casualidad, un puñado de semillas sobre la cima de una montaña. Cuando crecieron, las plantas se felicitaron: “¡Cuán buenas alpinistas somos! ¡Miren hasta donde hemos trepado!”
COMENTARIO.- A veces las circunstancias nos encumbran. En esos altos puestos no perdamos nuestra humildad, porque también las circunstancias puedan lanzarnos hacia abajo.
TRADICIÓN ESTÉRIL
Cuando conocieron el agua viva, la embotellaron y crearon una tradición adorando los envases. Un día, a un hombre que les dijo: “¡Olviden el agua estancada y beban del agua viva!”, lo lapidaron por sacrílego.
COMENTARIO.- Preferimos estudiar en libros que hablan de lo que dicen otros libros que hablan de otros y otros, para obtener un conocimiento que es sólo palabras que se refieren a otras palabras, en lugar de ir directamente a la realidad, para actuar en ella basándonos en nuestras propias experiencias.
EL ARQUERO ASESINO
Un arquero quería llegar a lanzar flechas con tal fuerza que atravesaran un ejército entero. Trabajó años. Al fin, después de lograr progresos sobrehumanos, con el alma llena de odio, estiró su arco decidido a enviar el golpe más mortífero de la historia. Soltó la tensa cuerda y la flecha salió con tal energía que dio una vuelta alrededor del planeta y vino a clavarse en la espalda del arquero.
COMENTARIO.- El mal que hacen alguna grandes potencias contaminará al planeta de tal modo que terminará, como un cáncer interno, por carcomerlas a ellas mismas.
UN GUERRERO HUMILDE
Una vez le preguntaron a un guerrero imbatible por qué se paseaba siempre por las calles con un aire tan simple y humilde, aire que no correspondía a su rango. Mostró una mano extendida y dijo: “¡Mis dedos son cinco señores! ¡Estos cinco señores se inclinan ante mí!” Fue cerrando la mano hasta convertirla en un puño. “¡ Mientras más humildes se hacen, más fuerza me dan!”.
COMENTARIO.- El ego, formado por ideas, sentimientos, deseos, necesidades y planes egoístas, debe plegarse ante el Ser Esencial y servir a la meta sublime que este le propone. (Al Ser Esencial también le puedes llamar Dios Interior).

No hay comentarios:

Publicar un comentario