23 de septiembre de 2011

¿Qué es la violencia familiar?


Es una realidad que afecta y daña a muchas familias, fuertemente condicionada por patrones socioculturales que la generan y permiten.

La sufren mayoritariamente las mujeres y los niños, como consecuencia de los desequilibrios de poder dentro de una familia.
Se da en un proceso, no surge “de golpe”, por eso es esencial detectarla a tiempo. Es una grave violación a los derechos humanos.

Maltrato psicológico
· Control, insultos, humillaciones, desvalorización.
· Persecuciones, vigilancia, acoso, amenazas.
· Celos excesivos.
· Cuando el compañero cuenta sus aventuras amorosas.
· Amenazas con alejar a los niños de su madre o acuso de no saber cuidarlos.
· Críticas al cuerpo, manera de hablar o de vestir.
· Impedimento a que la mujer estudie, trabaje o reciba visitas.
· Rechazo del afecto con indiferencia.
· Uso del silencio como castigo.
· Si el compañero aleja a la mujer de su familia o amigos.

Maltrato físico
· Empujones, escupidas o patadas, bofetadas, golpes de puño.
· Agresión con objetos: arrojar platos, cuchillos u otros elementos cortantes.
· Cortes, quemaduras, lesiones, apretones del cuello, agresión con armas.
· Encierro.
· Obligación de realizar tareas que comprometen la salud.

Maltrato sexual
· Obligación a tener relaciones sexuales sin deseo.
· Imposición de actividades sexuales que resultan dolorosas o desagradables.
· Si se impide la prevención de embarazos.
· Si no se toman precauciones frente a infecciones o enfermedades de transmisión sexual.
· Uso de la fuerza física: violación.

Maltrato económico
· Control de los gastos de manera obsesiva.
· Impedimento a tomar o participar en decisiones económicas.
· Exigencia de dinero u obligación a conseguirlo.
· Negación de la cuota alimentaria o entrega de una cuota insuficiente.
· Prohibición a manejar dinero propio.

¿Qué hacer frente a una situación de violencia?
· La víctima no debe quedarse sola.
· Salir a la calle, pedir ayuda.
· Ir a las oficinas del Maltrato a la Mujer
· Buscar a alguien de confianza.
Irse de la casa por maltrato NO es "abandono de hogar" ni implica peligro que los hijos sean separados de su madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario