21 de septiembre de 2011

¡¡ MENOS MEDICACION Y MAS PALABRAS !!


Escrito por: miguelmartinezfondon http://lacomunidad.elpais.com/psicoanalisisclinico
Soy Médico y Psicoanalista. Estudié en un Hospital muy importante de Madrid. Desde mi comienzo de prácticas Hospitalarias ya me pude dar cuenta que los enfermos, fuera por la causa que fuera, todos querían hablar, que les escucharan, que alguien le pusiera atención y compresión. Y cuando hice las práctica de Psiquiatría, ya me di cuenta que había un abuso en el uso de la medicación sobre los pacientes. Como si lo normal fuera tomar tres o cuatro pastillas durante espacios de tiempo cortos y largos. Me preguntaba sobre aquella actitud de mis propios compañeros. Cuando terminé la carrera y comencé a trabajar en Centros de Salud, observé que había un abuso generalizado en el uso de la medicación psiquiátrica. Recuerdo que comenté a un compañero su opinión y me dijo, que “ si no pasa nada, los pones medicación y así no molestan porque no piensan.!!!”. Desgraciadamente, con el paso de los años -17 desde que acabé-, esa frase ya es de uso común y lo normal, es que la gente, ante un problema, se la psiquiatrice, se la medique para que no piense, para que no sienta, para que no moleste. Semejante decepción, me llevó a estudiar psicoanálisis, una especialidad donde aprendí que el paciente, viene con unos síntomas que para él mismo son extraños- pensamientos obsesivos, tristeza, depresión, miedo, ansiedad, angustia, fobias, etc.- y no logra entender de dónde proceden ni qué significan. A los médicos, en toda la carrera nos dan una asignatura de Psicología Médica y otra de Psiquiatría y con eso, hay que echar millas durante toda nuestra vida como médicos. Pero he aprendido que los síntomas, tienen un sentido, una significación y se debe dejar hablar al paciente para poder encontrar el origen de su tristeza, de sus pensamientos que le atormentan, de sus miedos, de sus obsesiones.. Pero desgraciadamente, al paciente no se lo escucha, se lo medica. Y lo más grave es que ya se está haciendo hasta con los adolescentes, los jóvenes y los niños.

¡¡¡ TODO EL MUNDO MEDICADO !!! para no pensar, no sentir, no vivir. Una cosa es medicar para paliar un síntoma pero luego hay que trabajar sobre lo que ha llevado a esa persona a padecer de lo que padece. Hace un mes me encontré con unos padres, que prefirieron medicar a su hijo y dejarle atontado – tranquilito porque encima molestaba- antes que gastarse algo de dinero en un tratamiento. Pero así es la realidad de cruel. Muchos de los diagnósticos que se hacen están equivocados y lo peor es que se diagnostican de por vida. Te dicen: eres obsesivo compulsivo y esto es para siempre. Tienes depresión y no se quita. Muy fuerte. Así que estoy trabajando duramente para en unos pocos años, tener un Hospital donde a las personas con problemas mentales, se las trate como personas. Donde la palabra sustituya a la medicación. Para que la persona tenga sentimientos, emociones, para vivir la vida mucho mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario