3 de septiembre de 2011

La Depresión – Algunos Tips


El peor peligro de un depresivo es su deseo destructivo


Se puede afirmar que la depresión es el estado anímico patológico que se manifiesta en forma más frecuente en la vida moderna.

A pesar de que el mundo todavía sufre grandes problemas, no son precisamente los más pobres los que la padecen sino las clases más favorecidas que viven en las ciudades más desarrolladas.

Sabemos que el mayor peligro de la depresión es el intento de suicidio, por eso este flagelo nos preocupa a todos.

La persona depresiva se siente aislada y concentra toda su energía en si misma, siendo incapaz de restablecer el contacto con el mundo exterior ni con ningún interés específico.

La indiferencia por el entorno es total y no hay nada que le despierte algún entusiasmo.

En la naturaleza existen cuatro elementos básicos: el aire, el agua, el fuego y la tierra. Cada uno de ellos nos enseña un modo constructivo de vivir nuestra existencia.

El aire es libre, se expande y está siempre en movimiento. El agua fluye, nutre y alimenta y vuelve a la tierra. El fuego moderado abriga, arde e ilumina pero cuanto más ardiente es más pronto se extingue. La tierra es fecunda y da vida.

Estos cuatro elementos nos muestran las estrategias para vivir según su naturaleza y propósito y los seres humanos, podemos inspirarnos en ellos.

Una persona se deprime cuando pierde el sentido de la vida.

La mayoría se siente cómoda aferrada a algunos pocos intereses, de modo que cuando éstos pierden vigencia y se extinguen, lo usual es caer en una depresión.

Cuanto más monopolizada esté la vida en un solo interés más probable será la dificultad de adaptación cuando se termine.

Cada vez que la vida nos advierte el fin de un camino tendremos que tener la energía suficiente para cambiar el rumbo tomando el atajo que nos permitirá seguir adelante.

Las rutinas serán las adecuadas a las nuevas necesidades porque de nada sirve aferrarse a las viejas fórmulas; porque sólo buscando la mejor manera de vivir la siguiente etapa con nuevas reglas permitirá un armonioso crecimiento .

No se necesita hacer comparaciones con etapas anteriores porque los cambios producen nuevas estructuras ni mejores ni peores, sino diferentes, para poder disfrutar sin referirse a lo viejo.

Renovarse es vivir, y el cambio debe empezar drásticamente; vistiéndose diferente, modificando los muebles de lugar, rodéandose de cosas bellas, haciendo nuevas amistades, frecuentando nuevos ámbitos, iniciando actividades distintas y atreviéndose a realizarlas sin prejuicios.

El prejuicio y la pérdida de la autoestima son los principales obstáculos del crecimiento y de los cambios.

Las limitaciones se pueden convertir en oportunidades y las oportunidades en desafíos.

Algunos antidepresivos son eficaces pero tienen que ir acompañados de la intención personal de seguir viviendo, de mejorar participando, estando dispuesto a experimentar nuevas experiencias para ganar sabiduría.

Trabajar, disfrutar, descansar, crear, ayudar y amar son los verbos que tenemos que aprender a conjugar.

El trabajo puede tropezar con los límites del cuerpo pero la vida nos permite disfrutar de nuevos placeres en todas las etapas.

El descanso reparador es fuente de placer y nos pone en condiciones de enfrentar nuevos desafíos.

Los afectos genuinos se experimentan en forma más madura con una actitud desinteresada de servicio, sin egoísmo.

La creación humana tiene los límites de la mente. Mientras tengamos lucidez la creatividad es posible y el amor se puede expresar toda la vida y muere con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario