26 de septiembre de 2011

Como sacar provecho de un proceso terapéutico


Cuando una persona ya se ha decidido a llevar una terapia, por el motivo que sea, muchas veces no saca suficiente provecho de ella, algunas veces por errores que comete su terapeuta y muchas veces por errores que comente la misma persona, al no tener expectativas claras de lo que la terapia le puede ofrecer.
Por eso si usted está decidido es muy importante tomar en cuenta lo siguiente:

1. Informarse bien acerca del tipo de terapia que va a llevar: Esto le ayudará a hacerse una idea de la forma en que se abordarán los temas o situaciones que quiera tratar y analizar si es la más apropiada para usted.

2. Hacer conciencia de que usted debe aprender a manejar sus situaciones y que su terapeuta no debe ser un consejero que decide por usted: Este es un punto muy importante, porque si usted espera que alguien tome decisiones por usted, lejos de estar aprendiendo a enfrentar sus problemas o situaciones de formas más capacitantes, estaría volviéndose dependiente de su terapeuta. Muchas personas abandonan la terapia porque no quieren asumir responsabilidad por sus decisiones y creen que ir a terapia es ir a preguntar que hacer con sus cosas.

3. Ser honesto consigo mismo y con su terapeuta: Las personas tendemos a querer dar siempre una buena impresión y esto hace que a veces ocultemos información acerca de cosas que hacemos y solo damos información de las cosas que nos hacen. Por eso es importante recordar que el terapeuta no está para juzgar, así que ser sinceros nos ayuda a hacer conciencia de las cosas que podemos mejorar de nosotros mismos en lugar de enfocarnos en nuestro deseo de que otros cambien.

4. Hacer conciencia de que la terapia no es para cambiar a otros, sino para cambiar uno mismo: Tiene que ver con el punto anterior, porque muchas veces la terapia se convierte en un espacio para dar quejas sobre otros y buscar maneras de hacer que otros cambien. Cada quien cambia cuando quiere y cuando siente la necesidad de hacerlo. Usar la manipulación para lograrlo, sirve por poco tiempo y no es una estrategia saludable, por lo tanto lo que tenemos que enfocarnos es en nuestras reacciones hacia lo que hacen o dejan de hacer los demás y trabajar en mejorar nuestra forma de actuar y sentir.

Tener esto claro es vital para que pueda ver resultados positivos en su vida y gozar de una salud emocional y mental equilibrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario