30 de enero de 2011

Gayatri Mantra



El Payaso Sagrado, trascendiendo al Ego.


Para los Americanos Indígenas, el camino del Payaso Sagrado es considerado un llamado espiritual, esencial para el correcto funcionamiento de la tribu:

En días anteriores que los invasores llegasen. Tuvimos payasos. No payasos como los de ahora, con narices rojas redondas y trajes embolsados. Nuestros payasos llevaron puestas toda clase de cosas. Ellos se pusieron todo aquello que sentían que debían usar. Y no salían solamente de vez en cuando para comportarse como tontos y hacer reír a las personas, nuestros payasos estaban con nosotros todo el tiempo, eran tan importantes para el pueblo como lo eran el jefe, el chamán, los bailarines, o los poetas.

La mayoría de las tribus tenía sus Payasos. Los Oglala y Lakota les llamaron a Heyoka ("loco"), los Arapaho les llamó a Ha Hawkan ("el santo idiota"), y ambos pueblos les consideraban especialistas religiosos. Las personas Salish honran la memoria de un Payaso que (no hace tanto tiempo) desafió a un misionero. El misionero seducía a las personas reglándoles pequeños espejos para atraerlos a su iglesia mientras le instában a cubrir sus cuerpos con las ropas de las personas blancas. ¡Se dice que el Payaso (una mujer) un domingo entró en la iglesia llevando puesto nada más que un sombrero y zapatos viejos!

Los Hopis protegieron a sus Payasos Sagrados incorporándoles en sus ceremonias Katchina ("el Espíritu de la nube") donde los Payasos hacen una divertidísima entrada desde un techo y bajan por una escalera de cuerdas a la plaza donde los Katchinas danzan. " ¡Mira allá abajo!¡ ellos exclaman," Todo es abundante y bello"! Su descenso es muy peligroso, usualmente cabeza abajo, y causa mucha risa cuando ellos comienzan a tropezar los unos con los otros y caen en el último tramo. ¡No ven a los Katchinas hasta que se encuentran inesperadamente con ellos, y entonces dicen " éste es mío! O Todo esto es mío"! Se comportan tonta , infantil , ambiciosa , egoísta , y lascivamente ¡Al fingir caer en la cuenta de su ambiente, se burlan de los turistas, los antropólogos, los indígenas vecinos, aun de sí mismos! Mendigan comida. Sus juegos de adivinanzas y sus números de equilibrismo complacen a las masas. Los Payasos bailarines algunas veces fingen de que son invisibles, realzando así la bufonada.

La supervivencia de estos payasos rituales nos da a una pista de lo importante que era el Payaso para el espíritu de comunidad de cada tribu Americana Nativa. Nada era sagrado para un Payaso Sagrado. Él era un factor de supremaimportancia de crítica social. Su mímica chistosa y su chacoteo denunciaron hipocresía y arrogancia. Sus representaciones de ridículo comportamiento mostraron a la gente (de manera humorística) su propia estupidez y puntos ciegos. "Un Payaso era como un periódico, o una revista, o una de esas personas que escriben un artículo para decirte si un libro o una película son buenos. Ellos hacían algún comentario sobre todo, todos los días, todo el tiempo. Si un payaso pensaba que lo que el concejo tribal se preparaba a hacer era estúpido, entonces el payaso simplemente aparecería en el concejo e imitaría cada ademán que cada uno de los líderes hicieran. Sólo el payaso les imitaría de modo tal que cada pequeña verruga en esa persona saldría a la vista, cada hueco en sus conceptos repentinamente parecería realmente grande ".

Con la llegada de los "invasores", este ente sagrado llegó a ser uno de los más peligrosos — tal vez más peligroso que el del Guerrero. ¡Quizá este sea el motivo por el cual la mayoría de los Payasos Sagrados han desaparecido! Como el cuento, "El Vuelo de la Séptima Luna" dice:" No es extraño de que nunca nos hayamos llevado bien. Mi gente y tu gente. Estaban poniéndose furiosos todo el tiempo los unos con los otros y el odio aumentó mucho entre nosotros. Fue inevitable, porque mis personas tenían gran orgullo y humor. Los tuyos se ponían muy nerviosos y querían dispararle a aquellos que se reían de ellos. Pero todavía encuentro que las personas blancas son muy divertidas. Tengo que reírme de ti porque tú nunca te relajas. Cada palabra para ti es una plenitud o si no algo copletamente lejano. A ti te gusta apalear el significado de algo para adaptar tu estupidez. Te sería de provecho dejar de ser tan frágil ".

El Payaso Sagrado del pueblo Salish mencionado más arriba hizo un viaje a Hudson Bay, Victoria, para hacer payasadas por el hecho de que esa gente intercambiaba pieles de foca y de nutria por ron. La compañía de hombrea blancos pronto tuvo demasiado de todo esto, y cuando más tarde aquel payaso fué enontrado con un balazo en la cabeza, todos se imaginaron que un hombre blanco lo había hecho. Los indígenas mismos prohibieron estrictamente emplear cualquier tipo de violencia con un Payaso Sagrado.

Estos Payasos eran peligrosos para los tiranos y los explotadores porque eran tan caóticos y tan completamente sinceros. Podrían ver con los ojos de un niño, y por esto, podrían divisar a un farsante a una milla de distancia. Fueron algunas veces llamados "destructores de héroes". Los invasores blancos los odiaban, claro está, así es era ya sea sea matarlos o encontrar alguna manera de ocultarlos. Aquellos que fueron muertos son recordados con mucho respeto por su gente. Aquellos que sobrevivieron lo hicieron aprendiendo a hacerse embaucadores, cambiar su forma, volverse invisibles si es necesario.

Una figura religiosa negativa (tal como el Payaso Sagrado) parece algo extraño para la persona no-tribal. La mayoría de los Indígenas Americanos, sin embargo, AMAN su humor y cuentan historias acerca de un mítico Embustero cuyas bromas y desventuras enseñan las moralejas de la tribu. El Embustero toma muchas formas, pero las favoritas parecen ser animales que son excepcionalmente curiosos, ingeniosos y adaptables — SUPERVIVIENTES, como la araña, el cuervo, el conejo, el búho, el murciélago, el coyote y el cuervo. Las historias están llenas de situaciones chistosas de la travesuras del Bribón, siendo puesto en ridículo más de una vez, y hasta enredándose en asuntos obscenos. "En su mayor parte, al Embaucador le gusta hacer payasadas y contar chistes verdes". Quizá la importancia que se le ha dado al Embaucador por el Nativo Americano sea debido a su habilidad a sobrevivir contra todo pronóstico. El Embaucador comente una buena cantidad de errores, y usualmente le da mucho trabajo aprender de ellos. Sin embargo, sigue adelante. Él no se sume en desesperación, no se suicida por frustración. Él sobrevive.

El embaucador nos muestra cómo nos engañamos NOSOTROS MISMOS. ¡Su curiosidad incontrolada acarrea consecuencias, pero, entonces, algo NUEVO es descubierto (sin embargo a menudo no es lo que él esperaba)! ¡Aquí es donde la creatividad se origina— experimenta, haz algo diferente, a lo mejor hasta algo prohibido, y voila! ¡Un gran adelanto ocurre! ja! ja! ¡ Somos libres! ¡El mundo es creado otra vez! Haz algo al revés, viola tus tradiciones, rompe barreras; Destruye el mundo que tú conoces, deja entrar lo nuevo.

Los payasos sagrados funcionan como los ojos del Embaucador en este mundo: Espejos en los cuales vemos nuestra insensatez así como también nuestra resistencia. Como dijo el payaso Salish a las personas que fueron seducidos por la iglesia del misionero de los brillantes y bonitos espejos, "hay mejores espejos — los espejos en los ojos de las personas que tú amas". Nootros nos reflejamos los unos a los otros. ¡Cuando nosotros mismos comenzamos a tomarnos demasiado seriamente, allí está el Payaso para otorgarnos una risa! ¡Cuando nos volvemos demasiados pesados con la autoimportancia, allí está el Payaso para derrumbar algunas de esas cargas y alegrarnos! El poder del Payaso es el poder de vida misma. Admite el dolor, entonces déjalo ir. No lo lleves de acá para allá contigo. Enfoca la atención en la alegría, el misterio, la felicidad, la broma cósmica. Cuando los Payasos se deleitan en comer y en las payasadas sexuales, muestran este amor por la vida.

Es algo más difícil detectar a un joven payaso que detectar a un joven guerrero. Aquellos que describen un niño como "demasiado sensitivo" necesitan ser conscientes de que el pequeño puede ser un Payaso Sagrado en formación. El niño puede ser tímido, o puede ser un fanfarrón temperamental, algunas veces las dos cosas en situaciones diferentes. En todo caso, un joven payaso es un explorador en el mundo de las emociones. Seguramente prueba los límites de sus sentimientos como el joven guerrero prueba los límites de su voluntad. Puede entretenerse a sí mismo jugando por horas juegos ficticios, ejercitando su imaginación fantástica. A menudo imitará a animales en su juego. También ascostumbra a tener, un buen oído para la música y un gran talento para el drama. Físicamente, tendrá un sentido excelente del equilibrio.

La iniciación de un Payaso Sagrado ocurre cuando él se da cuenta de que aún las personas que se quieren pueden ser crueles una a otra, o que la Vida misma puede ser cruel. Su intensa reacción hacia una experiencia personal de abandono, una traición, o un amorío hecho pedazos puede dar como resultado una depresión extrema, desequilibrio emocional, una crisis nerviosa, o (en el peor de los casos) un intento de suicidio. Una Heyoka recuerda su iniciación así, "no me preocupaba por mi vida o lo que a mi sucediera. No me daba cuenta de ello, pero existe una gran curación en tal abandono". Si en cierta forma pudiera encontrar su equilibrio emocional, en cierta forma experimentría el dolor y saldría al otro lado, aprendería a bailar al filo de su Alma, la experiencia se convertiría entonces en un portal de acceso A TRAVÉS DE las ilusiones de la vida y dentro de la verdad de la vida.

¿Qué es verdad? Esta pregunta impulsa al Payaso a la dimensión sagrada. La Verdad que el Payaso intuye es la interconección de toda vida. SABE QUE (aunque no puede probarlo) ninguna parte es más importante que las demás — no importa cuán grande o pequeña sea — y que el cambio más diminuto en una parte produce un cambio profundo en el todo. VE (aunque no puede explicarlo) que el desequilibrio u obstrucción de la Fuerza Vital es el resultado de una persona o grupo creyéndose más importante que otra. ¡Y no puede evitar pinchar esa sobre-inflada auto-importancia con su afilado humor!

Un Payaso se vuelve Sagrado abriéndose. Como un niño, es vulnerable, elocuente, y abierto a la Fuerza Vital. A diferencia de un niño, sin embargo, ha aprendido a escudarse y moverse con seguridad a través de un mundo demente usando máscaras, disfraces, trucos y transformaciones. En un mundo cuerdo, podría arriesgar exponerse un poco más.

Los americanos indígenas dicen que los Payasos Sagrados aman a los niños, sanándoles y protegiéndoles. Además, uno de sus poderes es brindar fertilidad a situaciones y personas estériles. Si el Guerrero Sagrado personifica el astro rey, el Payaso Sagrado personifica al Vacío — esa gran abertura malévola del espacio, el gran útero del cual todos nacemos. En la ceremonia Hopi Katchina, se dice que hace mucho tiempo el astro rey recibió la responsabilidad de hacer poblar la tierra, pero que " fracasó en elevarse a sí mismo," prefiriendo más bien seguir sus deseos y ambiciones personales sin hacer caso de la tribu. Por esta razón, la responsabilidad para llevar a cabo el plan de la vida fue pasada a los Payasos. En la ceremonia Hopi, los Payasos no aparecen hasta después del mediodía, hasta que "el sol alcance su cenit y comience su viaje cuesta abajo". "Antes aquí estuvo el astro rey, quien fue joven una vez y es ahora un abuelo de muchos poderes. Pero el Sol un día entrará en la nada. Ese es el poder de el Heyoka — la nada".

El poder de la nada es el poder del útero en todos nosotros, el poder de la creatividad verdadera. El poder de estar abierto es algunas veces considerado como una debilidad, pero el Payaso Sagrado nos proporciona esta paradoja: Lo más débil puede ser lo más poderoso. Lo más estúpido puede ser lo más sabio. "En la locura de un payaso, él puede ser obsceno o puede examinar cualquiera de las ideas y estructuras existentes para ver si son verdaderas y auténticas — y se sale con la suya. Él mismo es débil, pero en su mismísima debilidad está su poder ".

En tiempos modernos, los Payasos algunas veces emergen a la luz pública como comediantes, actores de teatro guerrilla, críticos, ritualistas/artistas/músicos que rompen las barreras del "buen gusto" y la estética. Pero usualmente, se limitan a la apariencia de normalidad, personas comunes y corrientes que saben cómo obligar a otras personas a reírse de ellos mismos.

¡Si decides emprender este Camino con Arrojo, viajarás hacia atrás! Recuerda, sin embargo, mirar detrás de ti (o delante de ti) de vez en cuando. ¡Simplemente podría pasar que otro Payaso Sagrado haga el payaso de TI! ¡Y eso podría ser digno de una buena carcajada con seguridad!

29 de enero de 2011


INUTILIDAD E IMPORTANCIA DEL SUFRIMIENTO
Gerardo Schmedling Torres



El sufrimiento como actitud mental o como herramienta para enfrentar aquellas situaciones de la vida que representan cualquier nivel de dificultad para la persona es totalmente inútil. Fácilmente podemos verificar queja, más ninguna persona ha logrado solucionar problema alguno sufriendo ante lo que está sucediendo.
EL SUFRIMIENTO NO MODIFICA LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO: La única forma de encontrar soluciones a las dificultades que se presentan en la vida es primero permitir que la mente busque opciones mediante el uso adecuado del pensamiento, el análisis, la meditación y la oración y segundo no admitir que el pensamiento se pose en la causa que genera el sufrimiento sinomás bien en aquello que trae paz a la mente por ofrecer posibilidades de solución.
“SI TUS PROBLEMAS TIENEN SOLUCIÓN DE QUÉ TE PREOCUPAS?”: Cuando el problema en cuestión no tiene ninguna posibilidad de solución,lo mejor es apartarlo definitivamente de la mente, aceptando la situación y renunciando a pensar en ello. De lo contrario la mente se obsesiona y entra en un círculo vicioso manteniendo pensamientos de sufrimiento y no aceptación, los cuales consumen inútilmente la Energía Vital y llevan a la persona a caer en la zona de oscuridad mental y en las crisis depresivas.
“SI TUS PROBLEMAS NO TIENEN SOLUCIÓN PARA QUÉ TE PREOCUPAS?”: Por otro lado para aplicar las soluciones encontradas ante las dificultades que ofrece la vida son necesarias las acciones no los sufrimientos. Solamente las acciones adecuadamente razonadas tienen la posibilidad de influir positivamente sobre las situaciones externas, mientras que el sufrimiento actúa solamente sobre los estados mentales internos generando confusión mental y profundas depresiones.
Como ya vimos que el sufrimiento es absolutamente inútil frente a las dificultades de la vida, podríamos preguntarnos ahora lo siguiente: ¿para qué sirve entonces que exista en el ser humano la capacidad de sufrir?
La respuesta es demasiado sencilla: Todo Cuanto Existe en el Universo Cumple una Importante Función!!
¿Cuál es entonces la Función del Sufrimiento?
El sufrimiento es una herramienta para la Evolución de la Conciencia y cumple tres importantes funciones a saber:
1. EVITAR QUE LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA SE DETENGA.
2. MEDIR EL NIVEL DE IGNORANCIA INDIVIDUAL.
3. FACILITAR EL RECONOCIMIENTO DE LA VERDAD.

1. EVITAR QUE LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA SE DETENGA: Si no existiera el dolor, el cuerpo físico podría lesionarse y destruirse sin que la persona se diera cuenta de ello. Entonces el dolor cumple la función de proteger al cuerpo físico de que se lesione profundamente y también admite que la persona aprenda a cuidar su cuerpo para evitar padecer de dolor. Así como el dolor es una herramienta para evitar mayores lesiones al cuerpo físico, así también el sufrimiento es una herramienta para evitar que el desarrollo de la conciencia se detenga o que el aprendizaje se prolongue más de lo necesario. Esto significa que el sufrimiento tiene un límite que llamamos la Ley de Saturación, lo cual impide que la mente reciba más sufrimiento. Esto facilita que la persona tome la decisión de dejar de sufrir y comience a buscar la información necesaria para lograr su cambio interno a través de la Comprensión y se aleje para siempre del sufrimiento logrando la Paz Interior.
CUANDO TU MENTE SE SATURA DE SUFRIMIENTO YA PUEDES EMPRENDER EL CAMINO DE LA LIBERACIÓN.
2. MEDIR EL NIVEL DE LA IGNORANCIA INDIVIDUAL : Al igual que en un proceso cualquiera de desarrollo social, económico o técnico es muy importante poder evaluar o medir cada fase de su crecimiento para tener certeza de que el proceso está siendo adecuadamente guiado así también para los Maestros de la Leyes muy importante medir y evaluar periódicamente el proceso de desarrollo de la conciencia individual ya sea para introducir los correctivos necesarios en el momento oportuno (Ley de Evolución)ya sea para actualizar el proceso en la fase adecuada (Ley de Correspondencia).
El nivel de sufrimiento y de conflictos personales da una medida exacta del estado de ignorancia individual donde a menor nivel de sufrimiento y de conflictos, menor es el nivel de ignorancia y por consiguiente menos procesos de confrontación por vivir le faltan a la persona. Esto permite a los Maestros de Ley determinar con claridad las correspondencias de mayor satisfacción para la persona en cuestión. Es decir, cuando una persona renuncia al sufrimiento se hace correspondiente con situaciones externas de mucha mayor satisfacción y paz.
EL SUFRIMIENTO ES RESULTADO DE LA FALSEDAD. ENTONCES ES FALSO TODO PENSAMIENTO QUE TRAE SUFRIMIENTO A TU MENTE.

3. FACILITAR EL RECONOCIMIENTO DE LA VERDAD: Para poder reconocer la existencia de lo que es la verdades necesario tener un contraste con lo que no es verdades decir es indispensable comparar lo que ES con lo que NO ES para poder diferenciar claramente la verdad de la falsedad. Este procedimiento es mental, y decimos mental porque la Verdad y la Falsedad están en la mente de la persona y no en los eventos del mundo externo de la materia física. En consecuencia la técnica consiste en que podamos reconocer fácilmente la verdad y la falsedad en los sentimientos que experimentamos frente a las diferentes situaciones o circunstancias de la vida sólo con observar si sufrimos o si estamos en Paz, Aceptación y Valoración (Ley de Amor).
“ LA VERDAD OS HARÁ LIBRES”. ENTONCESES VERDAD TODO PENSAMIENTO QUE DEJA PAZ Y ARMONÍA EN TU MENTE.

27 de enero de 2011

Armando Manzanero -Cuando estoy contigo

Técnicas para reducir la susceptibilidad: Reeducar los pensamientos
Una de las causas de la susceptibilidad exagerada es la manera en que la persona que la sufre estructura sus pensamientos. Estas personas tienden a buscar intenciones ocultas en los demás, ven signos de rechazo en la conducta de quienes les rodean y son incapaces de aceptar una crítica. Su modelo de pensamiento es altamente negativo y les impide llevar unas relaciones interpersonales satisfactorias, además de producirles grandes dosis de sufrimiento. Por ello es necesario trabajar sus esquemas de pensamiento en los siguientes ámbitos:

Relativizar: Deben aprender a valorar los hechos y palabras de los demás en su justa medida y a juzgar lo que realmente sucede y qué importancia verdadera tiene para ellos. Mientras no aprendan a dejar de ver la vida en términos de blanco o negro, no conseguirán dejar de ser tan extremistas.
Menor implicación: No todo es extremadamente importante ni la valoración de todo el mundo es vital. Deben aprender a no implicarse en todo de manera obsesiva. No pueden ser perfectos en todo ni gustarle a todo el mundo pero eso no significa que sean malas personas o que carezcan de valor para los demás.
Ser menos duros consigo mismos: Deben aprender a cometer errores, fracasar y no ser capaces de llegar a las metas sin torturarse con críticas destructivas por ello. Mientras no se den cuenta de que los errores son normales y parte del proceso de aprendizaje de una persona, continuaran sufriendo con los ideales imposibles que se han marcado.
Analizar sus ataques de ira: En el momento en el que se enfadan, deberían ser capaces de pararse a analizar el por qué de ese enfado, si está basado en hechos reales o simples conjeturas y si realmente es tan grave como para haber desatado la agresividad que sienten.
Comparar: Ante un sentimiento de agresividad o de estar siendo tratado de manera injusta, sería bueno que la persona susceptible fuese capaz de analizar cómo se sentiría otra persona si le sucediera eso, si llegaría a sentirse tan mal como ella se siente y cómo reaccionaría. Eso le ayudaría a conseguir otro punto de vista y desarrollaría su empatía.
Detener la sospecha: No hay segundas intenciones en todo. El resto del mundo no está fijándose en la persona susceptible con la única intención de hacerle la vida imposible. Mientras no sea capaz de parar ese tipo de pensamientos y empezar a plantearse qué parte de ellos están basados en hechos reales y cuáles son simples interpretaciones, será imposible superar la susceptibilidad.
Aceptar las críticas: Hay que aprender a aceptar las críticas constructivas que hayan sido bien formuladas y saber extraer de ellas la parte que nos haga mejorar. También es necesario saber identificar las críticas destructivas, formuladas sin razón y con la única intención de hacer daño, y aprender a ignorarlas y no torturarnos con ellas.

La importancia de darse cuenta
Las afecciones corporales se corresponden con las aflicciones y perturbaciones, emocionales y espirituales. Cada órgano vital tiene un lugar, una función y un rol asignado dentro del cuerpo, por lo que es un sistema que tiene una homeostasis determinada; cada órgano cumple una función específica, se ubica en un lugar indicado y se hace cargo de lo que le incumbe, por ser quién es, hacer lo que hace y por estar donde está, dentro del cuerpo. De esta forma, entonces, hay un orden para que todo funcione equilibradamente, en armonía con el resto.
Como sistemas abiertos que somos, estamos en continuo movimiento y en constante intercambio con el medio. Permanentemente, nos llegan estímulos que “nos tocan”, como por ejemplo: una noticia inesperada, un cambio en nuestro contexto laboral, una mudanza de alguien querido, una pérdida, la llegada de un hijo, la incorporación de alguien nuevo a la familia o cualquier situación de de esta índole.
Estos tipos de movimientos, los registramos tanto en nuestra emocionalidad como en nuestro cuerpo, generalmente, sin conciencia de ello. Si nos resfriamos y levantamos fiebre, el médico diagnostica “faringitis”, tomamos los remedios que nos receta y no reflexionamos mucho más sobre el tema. Pero, ¿nos preguntamos acaso, por qué “aparece” justo en este momento la faringitis?, ¿qué tiene que ver esta dolencia de la garganta con el momento emocional que estoy pasando?
Si en algún momento aparecen cálculos renales ¿pensamos por qué apareció esta afección ahora?, ¿qué es lo que me pasa en este momento en mi emocionalidad y espiritualidad?
Hay algunas afecciones que aparecen con mucho ruido, es decir, con mucho dolor físico, pero hay otras que son sumamente silenciosas, como por ejemplo el cáncer. Es usual escuchar decir a los médicos que, cuando más fuerte es el dolor corporal por el cual se consulta, usualmente menos “grave” es la afección del paciente... ¿Qué es lo que esto nos dice?
El “ruido”, éste dolor corporal, está íntimamente ligado al movimiento, es decir, se produce como consecuencia de este, por lo que en realidad, es un desequilibrio en ésta homeostasis que nuestro organismo tenía.
www.mentoringempresario.com
El dolor que sentimos en una parte de nuestro cuerpo, da cuenta de un movimiento que se está produciendo en nuestra emocionalidad: “como es arriba es abajo”. Por eso, es importante tomar conciencia de esto, porque al darse cuenta comenzamos a integrar nuestro cuerpo con nuestra emocionalidad y espiritualidad, y nos permite ampliar el conocimiento que tenemos sobre nosotros mismos.

Darse cuenta

El darse cuenta es la capacidad que tiene cada ser humano para percibir lo que está sucediendo, aquí y ahora, dentro de sí mismo y del mundo que le rodea.

Dentro de esta experiencia en el aquí y el ahora, se pueden distinguir tres tipos de darse cuenta, que se denominan como "áreas del darse cuenta" o "zonas de contacto".

a) El darse cuenta del mundo o zona externa

Se relaciona con el contacto sensorial. Nos permite ponernos en contacto con los objetos y acontecimientos del mundo que nos rodea, de todo aquello que está fuera y de lo que ocurre más allá de nuestra piel.

Fórmulas: "Yo veo, toco, oigo, huelo,..."; "yo percibo, aquí y ahora,...";...

b) El darse cuenta de sí mismo o zona interna

Comprende todas aquellas sensaciones y sentimientos que ocurren dentro de nosotros. Nos permite ponernos en contacto con nosotros mismos.

Fórmulas: "Yo siento, me siento..."; "yo siento, aquí y ahora,...";...

Para ponerse en contacto con uno mismo es conveniente hacerse las siguientes preguntas: ¿qué estoy sintiendo?, ¿dónde lo estoy sintiendo?, ¿cómo lo estoy sintiendo?.

c) El darse cuenta de la fantasía o zona intermedia

Incluye toda la actividad mental (pensar, imaginar, recordar, planificar,...). Nos permite ponernos en contacto con nuestras fantasías.

Fórmulas: "Yo pienso, imagino, recuerdo, deseo,..."; "yo pienso, aquí y ahora,...";...

25 de enero de 2011


Y SI ESTOY, ¿EN DONDE ESTOY?

Hay ocasiones en que un individuo se siente en situaciones en las cuales se percibe así mismo como en un estado de atolladero; el cual se define como un estado mental en el cual dos pensamientos con una misma densidad y de sentidos opuestos se enfrentan, provocando un estado de angustia motivada por cual decisión y acción ha de hacerse; generando con esto una especie de parálisis conductual. Es decir; un estado emocional, físico y mental de saberse situado en una situación de: Y si estoy; ¿En dónde estoy?. Eso podría equipararse con un fenómeno que se da en el espacio llamado: Los hoyos negros; mismos que se definen como objetos celestes donde la fuerza de atracción gravitacional es tan alta que ni la luz logra escapar. Siendo así, por ejemplo que si yo lanzara un objeto cualquiera que fuese este; una pelota por ejemplo, esta vuelve a caer atraída por la gravitación terrestre; solo que la luz emitida por los hoyos negros cae y no logra salir. Pienso entonces, que un hoyo negro es algo así como un túnel de varios kilómetros de distancia en el cual, así como hay una entrada, habrá por lógica una salida.

Imaginemos una persona en un estado mental semejante al hoyo negro, en el cual existen dos conflictos sobre saber qué hacer, qué decir, etc. Supongamos que la primera idea que tiene Pedro (por no decir "la Persona"), y que le está generando un conflicto el cual por poner un ejemplo es que sabe que hoy cumpleaños su esposa, sólo que su suegra se adelantó a él y ésta le va hacer una comida en su casa a la cual ha invitado a su otro hijo y su esposa. Pedro sabe que su suegra no le tiene ni la más mínima estima, y si por ella fuera los separaría. El segundo conflicto es que su esposa le ha hablado a su oficina pidiéndole que por favor se de la tarde libre y valla a casa de su mama en donde ella le ha preparado una comida. Pedro para no hacer sentir mal a su esposa acepta y queda que pasa por ella para llegar juntos. Al colgar con su esposa; Pedro empieza a visualizar los dos conflictos. Sabe que el hecho de ir a casa de suegra es meterse a la cueva del lobo, ya que su suegra hará todo lo posible por incomodarlo. Y por el otro lado está el conflicto de que si no va y decide decirle a su esposa a última hora que tuvo una junta, y que no va poder ir; lo cual evitaría tener que aguantar a su suegra, su esposa se enojaría con él, haciéndole todo un drama. Es obvio que estando desde mi postura de relator, la solución sería que evite ir a casa de su suegra y que después en la noche invite a su esposa a un lugar que le agrade a ella y sea lo más romántico posible a fin de hacerla sentir bien, otra solución sería tal vez, que fuera a casa de suegra, llevara el vino que le guste a su suegro, de tal forma de buscar en él un contrapeso y así hacer o buscar hacer amena su estadía en casa de sus suegros. Pero también es obvio, que estando en el lugar de Pedro, esa situación, lo colocaría en un atolladero o callejón sin salida.
Todo callejón tiene una entrada y por tanto una salida, y se sabe que hay una forma de salir, sólo que tal vez, el aprendizaje, la experiencia, etc. , hacen del conflicto de Pedro una especie de ideas contra punteadas que chocan una con la otra, generando un estado emocional de angustia, estrés, enojo, etc. Aún así, existe una pronta solución cuando Pedro aprenda o descubra por si mismo cuál la solución que mejor le conviene, entonces verá las paredes del callejón sin salida y cuando voltee para atrás se dará cuenta que la solución está por el mismo lugar por el que entró al callejón, y que si retrocede unos cuantos pasos, volverá a salir a una avenida amplia, con un hermoso callejón vestido por enormes palmeras. Y desde ahí podrá ver con más objetividad y claridad el callejón y de seguro encontrará una solución apropiada desde su propia experiencia de solucionar esa manía de meterse a ese callejón.

Ahora, pongamos el mismo escenario de Pedro, sólo que lo ubicaré desde el hoyo negro. Sabiendo que éste fenómeno se caracteriza por dejar entrar la luz, pero no salir. Si metiéramos a Pedro con su misma situación conflictiva, sólo que ahora no en atolladero, sino situándolo su escenario en un túnel. El asunto aquí es el mismo dos ideas que se contra puntean y generan un conflicto tal que la persona pareciese que se queda inmóvil ya que no sabe hacia dónde hacerse. Es sabido que en túnel existe una entra y una salida. Sólo que en una situación de conflicto, sería más que difícil saber la diferencia entre cual me saca del problema o cual me introduce más en él, (así lo viviría el conflicto Pedro) sobre todo si es un túnel donde no hay luz. Sabiendo, lo anterior podemos ahora sí levantar el telón y presenciar la escena primera Pedro, habla con su esposa para invitarla a comer por su cumpleaños, ésta le comunica que ha hablado con su mamá y que le ha hecho saber que le ha preparado una comida especial por su cumpleaños, que ya le ha dicho a su hermano, a su esposa de él y a su papá. Segunda escena, Pedro, después de meditar un buen rato en su oficina y darle vueltas al asunto, decide hablar otra vez con su esposa, para confirmarle que pasa por ella para llegar juntos a casa de su mamá. Tercer escena, Pedro está en su oficina, golpeteando con su dedo índice su escritorio, mientras su mano izquierda sostiene su quijada. Mientras en su cabeza empieza una férrea batalla entre si ir y aguantar todo lo que la suegra le haga o desistir de ir, y mejor lleva a su esposa a cenar. Mientras éstas dos ideas luchan por el poder de decisión y control sobre Pedro; aparece la cuarta escena, una tercera idea aparece a cuadro. Si no voy con mi esposa a comer, de seguro me hará todo un drama, (Pedro, visualiza entonces el drama). Provocando con esto una serie de emociones que van haciendo que Pedro valla entrando en una especie de hoyo negro, en el cual se va adentrando, adentrando y adentrando, recordando lo que entendemos por hoyo negro; es la atracción gravitación tal fuerte que la luz logra entrar, pero no salir. Así va cayendo Pedro hasta quedar totalmente desarmado y su propia visualización del problema se torna en forma de túnel, en la cual ve una remota, muy, muy, muy remota salida, sintiéndose cada vez más oprimido y atrapado por el hecho de que por un lado sabe que si va con su suegra la va a pasar mal, y que si no va comer con su esposa, la va a pasar mal. Es decir pierde, y no ve salida y cada minuto, hora, que pasa se va sintiendo más estresado, e irritado. La última escena es que Pedro ha perdido toda la mañana por estar atrapado en esa situación y no ha concluido lo que su jefe le pidió que hiciese, y por lo tanto sale a casa de su suegra con la llamada de atención a cuestas por parte de su jefe, va con prisa por su esposa, muy secamente la saluda y felicita, esta se siente, pero no le dice nada, y piensa... seguro tuvo un mal día, y su jefe que es un cabrón negrero, lo ha regañado por salir temprano a comer... Mientras Pedro piensa... si no fuera por esta mujer, y sus tonterías hubiéramos ido a comer a otro lugar yo no hubiera perdido tiempo, habría terminado mi trabajo, ahora tengo que llegar mañana temprano a trabajar, aguantar a mi suegra...


Y podría seguir haciendo todo una lista de pensamientos que Pedro se hace, con esto quiero utilizando este ejemplo exponer que mientras que en el atolladero se dan dos ideas a la tarea de generar un conflicto ya que estas son totalmente distintas y generan un conflicto que tarde que temprano se terminará por resolver, ya sea vía una contraparadoja, o generar otra idea alterna que sea totalmente opuesta a las otras dos y que sea lo suficientemente fuerte como para generar otro conflicto que a su vez lleve a la resolución del mismo. Sin embargo, en una situación de hoyo negro es muy diferente, ya que la manera en la que se visualiza el conflicto no es lineal, es decir si yo hago esto, pasa esto y si hago lo otro pasa aquello, es como poner el conflicto en una balanza. En cambio en un estado emocional de hoyo negro, el conflicto se circunscribe al mismo individuo y lo va llevando a un estado en el cual lo importa lo que haga o no, sino que el mundo que percibe es gris o negro, y ahí de repente ve luz. Es decir es absorbido por el conflicto y el se vivencia como el conflicto aunque él no lo sea. Viviendo así una vida gris.

A manera de conclusión; mientras que el atolladero es conflicto entre lo que debo hacer y lo que tengo que hacer para finalmente convertirse en el lo que quiero hacer, en el hoyo negro pareciera lo mismo, aún así la historia no termina con el quiero hacer, sino así es la vida y así he vivido; así la veo, ya que el conflicto no es un pensamiento o hecho abstracto, sino que se circunscribe en ser parte ya de la esencia del individuo para ser el conflicto, ya que aún sabiendo que quiere y lo hace queriendo, sólo que lo que decidido es vivirse en un mundo que él ve gris y oscuro.

Directrices terapeuticas

“Haga explícito lo implícito”.

Basado en esta directriz es posible llevar a cabo un curso o taller com-pleto. El sólo hecho de darse cuenta qué es lo implícito en mí y hacerlo explícito con-lleva todo un proceso de conocimiento y crecimiento. Cada gesto, cada frase, cada silencio, suele llevar implícita una carga de contenidos que, al liberarla, genera comu-nicación y realismo. Como dice la canción: “Pa’que andar con medios días, habiendo días enteros”.

“Pase de la fantasía a la realidad”.

Muchas veces, en un curso o un taller, los participantes “quisieran” que las cosas fueran de otro modo. Por ejemplo, alguien propone que tal experiencia “sería mejor” si en vez de hacerla con los ojos abiertos, la hacemos con los ojos cerrados. Si usted es muy “planificado” o “programado”, o cree que la única forma es la suya, po-siblemente queme bastante tiempo en discutir por qué la cosa es con los ojos abiertos y no cerrados, y etc., etc. Yo prefiero pasar de la fantasía a la realidad Digo: “Ahora, haremos la misma experiencia con los ojos cerrados, como ha sido propuesto”. Algu-nas veces el resultado es magnífico, otras pasable, y otras no sirve. Pero, hemos ago-tado esa fantasía. Ahora sabemos, en realidad, cómo es esa experiencia propuesta, en la realidad. .

Realizar experiencias de integración es, en esencia, pasar de la fantasía a la realidad, de la imaginación a la percepción y sentimiento. Ocurre al integrar una fantasía guiada, un ensueño o un sueño.

“Personalice el lenguaje”

Tal vez, una de las directrices más importantes. Personalizar el lengua-je exige hacernos responsables de lo que percibimos, de lo que pensamos y de lo que hacemos; y por otra parte, ocasiona grandes descubrimientos acerca de nuestra perso-na. Una de las formas típicas del lenguaje de “impersonalización” es el uso del térmi-no “uno”: “uno no puede querer a todo el mundo” en vez de “ yo no puedo querer a todo el mundo, “uno quisiera hacer las cosas bien pero no es posible” en vez de “yo quisiera hacer las cosas bien, pero no me es posible, “a uno lo obligan a ser egoísta” en vez de “a mí me obligan a ser egoísta”. Otras formas de impersonalización son: “Hay que hacer el aseo” por Roberto, haz el aseo”; “dicen que hay que hacer de nuevo el trabajo” por el Sr. Muñoz me dijo que nosotros tenemos que hacer el trabajo de nue-vo”; “se dice” por “él dijo”, “se nota el desgano en la gente” por “yo noto el desgano de Raúl, Cristina y José”.

En los talleres es frecuente que dos personas al hablar la una de la otra empleen la tercera persona: “ella tiene los ojos tristes”. En tales casos mi sugerencia es: “Díselo a ella”. La frase entonces cambia a “tú tienes los ojos tristes”, y lo que era una frase al aire se convierte en una comunicación directa.

“Escucha tu cuerpo”

Para mí esta directriz es muy importante y la uso permanentemente. Sé que no es cosa fácil para quien sólo está acostumbrado a trabajar con su mente. Escu-char el propio cuerpo significa darse cuenta de las urgencias. ¿Qué me está pasando?. Estoy incómodo, algo no funciona hoy día. Bien, “siento que algo no funciona en mí ahora. ¿Le está pasando a ustedes, también? Yo me siento incómodo” (hago explícito lo implícito). Las respuestas suelen generar soluciones. Era algo que todos sentíamos, o “hagamos una experiencia en la cual cada uno se diga a sí misma: “Lo que me está pasando ahora es...”.

El cuerpo es mi gran perceptor, no mi mente. Si lo escucho sé cuando empezar, cuando terminar, cuando descansar, cuando hablar, cuando escuchar, cuando escribir, cuando respirar profundo, etc.

“¿Qué estas haciendo con tu boca? Me la estoy mordiendo. Tú te muerdes a ti misma. Sí, yo me muerdo a mi misma. Yo me muerdo siempre. De acuerdo. ¿Quieres hacer un diálogo entre tus dientes y tu labio? Yo soy mis dientes. Representa a tus dientes como si ellos hablaran. Yo no hablo, yo muerdo. Soy dura y muelo todo lo que pasa por mí. El labio, ahora. Yo soy el labio. ¿Por qué me muer-des, dientes? Yo te cubro y protejo y tu me respondes mordiéndome. No quiero que nadie esté cerca mío, ni que nadie me proteja. Estoy harta de tu protección. No nece-sito que me protejas (empieza a golpear con sus puños) ¿Qué estás haciendo con tus puños? Estoy golpeando. ¿Y con tus dientes? Nada, no estoy mordiéndome. Si gol-peo no necesito morderme. Repite eso. Si golpeo no necesito morderme. Estoy har-ta. Creo que voy a reventar. No quiero tu protección (gritando), ¡no quiero que des-confíes de mí! ¿a quién se lo estás pidiendo? A mi padre. Díselo a él. Papá, no quie-ro que desconfíes de mí. No quiero que desconfíes de mí (empieza a llorar)... ¿Qué estás sintiendo, ahora? Mucha pena, mi papá cree que soy una imbécil, que cualquiera va a engañarme. Cree que no sé cuidarme. Cree que si voy a una fiesta... tu sabes... ¿qué sé yo? es para acostarme con alguien. ¿Quieres decirle algo a él? Se lo he dicho. Papá si voy a una fiesta no es para acostarme con nadie. ¿Qué dice él? No dice nada y yo no digo nada. ¿Qué estás sintiendo ahora? Ganas de morderme los labios (risas). ¿De qué te estás dando cuenta? de que, o hablo con mi padre o voy a seguir mordién-dome los labios”.

Yo diría que en ese gesto de su cuerpo estaba implícito todo este diálo-go y mucho más aún.

Otras directrices importantes para mí son: “dese cuenta de lo obvio”, tan poco usada en educación. Es obvio que los alumnos no tienen interés por la materia. Es obvio que están cansados. Es obvio que tienen hambre. Es obvio que no han estu-diado. Es obvio que no tenemos una buena comunicación. Es obvio que yo estoy des-encantada de ellos, etc., etc. Y sin embargo, es obvio que no hago nada por modificar la situación.

“Dese cuenta de su urgencia”. Lo más urgente para mí en este momen-to es escribir esto. Y lo estoy haciendo. Lo más urgente para mí en este momento es ejemplificar otros casos de urgencias sentidas. Y estoy haciendo memoria. Esa es mi urgencia. Estoy haciendo memoria. En un taller surgen muchas urgencias, atiéndalas, préstele su atención. Si son urgencias de otras personas, tome contacto con esa perso-na.

“Exprese sus sentimientos”. Esta es una directriz implícita en: “Haga explícito lo implícito”. No sólo exprese lo que piensa, también y, especialmente, ex-prese lo que siente. Se sentirá mejor. Tú te sentirás mejor.

Una directriz fundamental para mí es: “No empujar”, “no presionar”. Barry Stevens ha escrito un maravilloso libro al respecto: “No empujes el río, que flu-ye sólo”.

Cada persona es como un río. Fluye, se detiene, cae, caracolea, irrumpe con fuerza, etc. El facilitador es un sujeto que ingresa al río y acepta las reglas del río. Fluye por él y con él. Cada vez que presionamos estamos cubriendo con nuestra iden-tidad al otro, haciéndolo como yo, y ese no es el asunto. El asunto es que él sea como él es. Y que crezca de acuerdo a sus potencialidades.

“Respirar” es una directriz diré de vida o muerte y, sin embargo, mu-chas personas la olvidan. No es que dejen de respirar. Sólo que olvidan respirar o res-piran mal, muy mal. Especialmente, en los momentos de “tranca” nada es mejor que respirar profundo. La respiración frágil, la rigidiz articular, los bloqueos emocionales y la falta de ideas son hebras del mismo hilo. Tirar la hebra de la respiración suele, con más frecuencia de la que usted imagina, desarmar este tramado, inútil, de limita-ciones.


“Cerrar la Gestalt”, es decir, no dejar asuntos pendientes es muy positi-vo. La energía que se consume en los asuntos pendientes podría alumbrar una ciudad. Y todo lo que debemos hacer es: no dejarlo pendiente. Resolverlo, terminarlo, comple-tarlo. El sueño y su integración de las páginas 73 y 74 es claramente un asunto pen-diente, una Gestalt inconclusa, que necesitó de años para ser asumida.

“Retroalimentar”. Esta es, con seguridad, la más difícil de las directri-ces, para quienes todo lo analizan y todo lo interpretan. Cuando me ha correspondido dirigir programas de formación de facilitadores gestálticos esta directriz ha sido un escollo para muchos. Retroalimentar es ser espejo. Mostrar al otro lo que es, no por qué lo es o sería. Y una buena cantidad de personas viven no de lo que es, sino de por qué es como es. El quid es entregarle información al otro que sea: objetiva, veraz, cla-ra y significativa. Objetiva es en este caso, si retroalimento lo que percibo, tal y como lo percibo. Sin ponerle de mi cosecha. “Tienes la cara pálida y un rictus en la pera”. “Eres gordo y hablas constantemente”. Veraz: ”Para mí resultas encantador”. “Yo no te soporto, en cambio”. Clara: “Tartamudeas un poco al hablar en público” en vez de “parece que cuando hablas en público te pones un poco nerviosa y se nota en la forma de hablar. Significativa: Estas triste y yo estoy compartiendo tu pena” en vez de “en la vida no hay que echarse a morir, vamos a tomarnos un trago”.

Hay verbos claves para retroalimentar: Percibir, ver, escuchar, sentir, imaginar, creer, darse cuenta. Es muy distinto: “veo que eres inteligente”, a “creo que eres inteligente”. “Tú eres agresivo”, a “me siento agredida por ti”. “Tienes la nariz linda”, a me gusta tu nariz”.

Sin embargo, una de las maneras que permite hacer la retroalimentación eficaz, sobre todo para quien no la percibe con facilidad, es la exageración. En ocasio-nes, el sólo hecho de repetir una frase varias veces, o decirla más fuerte, o más lenta-mente, permite a la persona darse cuenta de su importancia. “Yo soy una persona tranquila. Me encanta salir a caminar y a vitrinear. Y cuando me tropiezo con alguien, me hago a un lado”. “Otra vez”. “Cuando me tropiezo con alguien, me hago a un la-do”. “Repite el gesto”. Repite un gesto de molestia con la cabeza y los hombros. (Imitándola en su frase y gesto) “Yo..., soy... una persona tranquila. Y cuando me tro...pie...zo con alguien (gesto de molestia) , me hago a un lado”. “Dilo en primera persona”. “Yo soy una persona tranquila y me molesta que me empujen y reacciono haciéndome a un lado”. “¿Cómo te sientes?”. “Nada de tranquila. En realidad, yo soy una persona tranquila y controlada”.

Deja que las lágrimas
desciendan de tus ojos
porque podrás ver la ternura
que hay en otros
Deja que las lágrimas
humedezcan tus mejillas
porque sentirás como si el alma
se bañara en agua fresca y pura
Deja que las lágrimas
adornen los momentos
de la dicha
para que la dicha sea eterna
y esas lágrimas te la recuerden
siempre
Deja que las lágrimas
maticen el dolor
de los momentos tristes
para que la tristeza
no te devore desde dentro
y puedas seguir disfrutando
de la vida

Las lágrimas
alternan la amistad
de la alegría y de la tristeza
y son tan buenas
para el Hombre
como el agua de los
manantiales.

24 de enero de 2011

CABALLO VIEJO - SIMON DIAZ


La importancia de apreciarse a sí mismo
No es difícil que por algunos días o por algún tiempo pasemos por estados anímicos en los que nos desanimemos y pensemos que todo vá mal... En estos días, luego de escuchar a algunos amigos que se sienten abrumados, como yo lo he pasado también en algunas ocaciones,... he decidido escribir acerca de lo que yo pienso y les diría a todo aquél que esté pasando por ésa etapa y también a los que nó,... para que lo tuvieran presente como una herramienta de conducta en nuestras vidas.

Las personas que están contentas consigo mismas y que consiguen mantener esa satisfacción interior durante toda la vida, pueden considerarse afortunadas. Su número no es muy abundante, ya que existen suficientes motivos para que uno se sienta decepcionado de sí mismo y rompa los lazos de amistad que lo unen con su otro yo.

Nuestros muchos errores nos irritan... En la vida siempre surgen contratiempos, y muchas de las desiciones en la vida privada o en el trabajo resultan ser equivocadas para uno mismo, para el compañero o incluso para los hijos. Porque, ¿¿ quién sabe en cada momento lo que es importante y correcto??... Y como nadie puede evitar las decisiones erróneas, en nuestro quehacer diario encontramos a muchas personas descontentas de sí mismas.

Muchas personas están convencidas de que habrían tenido que obrar de modo diferente al que lo hicieron y se reprochan ciertas decisiones cruciales, tomadas en un momento pasado, a lo largo de su vida. El estado de ánimo que les acompaña es un descontento permanente.
Uno de los primeros lugares en el catálogo de reproches lo ocupa el aspecto personal: el rostro, el peso, la estatura, la figura. A ellos se unen otros atributos y habilidades que, asimismo, se convierten en motivo de crítica personal. En el fondo, se trata de toda la gama de complejos de inferioridad y de la desesperación que se vive ante la contemplación de la propia insuficiencia. La crítica ajena se soporta mejor que la crítica personal haciendo oídos sordos ante los comentarios; por el contrario, las recriminaciones personales nos martirizan porque, al surgir de nosotros, no se pueden ignorar.

Sentirse descontento de sí mismo tiene su origen en sentimientos que atormentan debido a la inseguridad, la acusación personal y la decepción. Son maneras de pensar tergiversadas a las que nos debemos desacostumbrar. Los demás no son mejores que nosotros, lo que sí están más contentos de sí mismos. ¿¿Qué nos impide vernos con mejores ojos en lugar de rebajarnos siempre ante nosotros mismos??...

El trato que cada uno tiene consigo mismo debe excluir las recriminaciones y la compasión hacia sí mismo. Las personas que sólo ven sus propias debilidades y, al mismo tiempo, son incapaces de apreciar sus cualidades personales y puntos fuertes no existen.
Más aún, cada uno de nosotros debe buscarse amigos adecuados; personas que poseen una sensibilidad similar a la nuestra, altruistas, amables y con una actitud positiva ante la vida. En las sociedades en las que imperan los pesimistas de renombre decaen el sentido por la estima personal y su valor.

Muy importante, y a la cabeza de la lista de las cualidades positivas se encuentra la tendencia "a tratarse bien a sí mismo". Hágalo con con conciencia y disfrútelo. Haga todo aquello para lo que ha carecido de tiempo hasta ahora; concédase ése lujo... Dé un paseo un día de sol,... tómese una tarde libre,... sumérjase en la lectura de un libro de palpitante interés o en un bello recuerdo,... regálese ése algo que ha querido hace tiempo,... un abono para una larga temporada de teatro,... de cine, etc.

Nuestra creatividad es otra posibilidad de acceso a nosotros mismos y fortalece nuestra conciencia individual sobre nosotros. Practique una afición olvidada: escriba poemas, pinte, borde, fotografíe, trabaje en madera, esculpa, haga labores, posibilidades hay muchas... Perfeccione aquellos conocimientos que siempre le interesaron. El estudio, en particular, permite que la persona incremente sus conocimientos, profundice su capacidad de conscienciación, mejore el concepto que tiene de sí mismo y el grado de aceptación que goza entre los demás.
Recordemos de nuevo el método de la autosugestión positiva, consistente en reconocer nuestras cualidades. Pruébelo usted mismo, como homenaje al aprecio personal que se tiene. Comience a quererse...



EN CONTACTO DIRECTO CON EL ÁRBOL
Utilizando las manos:
A través de ellas podemos realizar una captación más consciente, son una zona muy sensible a la emisión y captación vibratoria ya que en la palma existen varios puntos de entrada y salida de energía. La posición más conveniente es la de seguir las grietas o fisuras de la corteza en el sentido que las presenta el árbol.

Utilizando la espalda:
La parte central de la espalda, recorriendo la columna vertebral, se encuentra el canal energético principal del cuerpo. Apoyando esta zona en el tronco del árbol absorberemos la energía que emana.





Desde la antigüedad ya se sabe que cada árbol alberga un espíritu que le confiere una fuerza determinada, una energía que le da un poder genuino y exclusivo, según a la clase que pertenezca.

En ocasiones podemos buscar la fuerza del árbol para mitigar el dolor de una enfermedad, para superar las preocupaciones o simplemente para conseguir alcanzar nuestro propio equilibrio. Este intercambio energético no afecta negativamente al árbol, ya que este las transmite a la Madre Tierra y esta las transmuta completamente.

En las técnicas orientales, como el chi-kung, hay una postura que se llama “abrazar el árbol”. Esta posición estática alinea todos los huesos del modo más eficaz posible.

Buddha se iluminó bajo una higuera. Jesús estuvo en el monte de los olivos. A los cátaros les gustaban las acacias. Los Druidas preferían la fuerza masculina del roble para usar su sabiduría. Los jóvenes enamorados buscaban el tilo para confiar sus intimidades amorosas porque representaba el vigor de Venus. De cualquier modo existen diferentes clases de árboles y es un ejercicio interesante conocer las diferentes energías que fluyen a través de ellos. Una buena forma de hacerlo es abrazándolos al mismo tiempo que nos hacemos uno con él.


CUALIDADES ENERGÉTICAS DE ALGUNOS DE NUESTROS ÁRBOLES:
La Encina y el alcornoque
La encina y el alcornoque son primos hermanos de la misma especie, son los árboles de la potencia, su aspecto firme y algo áspero nos muestran un carácter firme y seguro.

Son árboles robustos, fuertes y protectores con grandes cualidades energéticas. Buenos amigos a los que acudir cuando se está en baja forma física o en situaciones de bajo estado de ánimo, ansiedad o inseguridad ya que su energía nos ayuda a transformarlos en actitudes más positivas y seguras.

Por ello te proponemos que te acerque a un buen ejemplar, lo abarques con tus brazos, te fundas con él y luego te relajes sentado a sus pies y dejes fluir su fuerza.

El olivo
La energía del olivo es altamente beneficiosa. Al acercarse a un buen ejemplar notarás una sensación de paz y serenidad. El olivo es sabio, viejo y amigable y brinda al que se le acerca un apoyo incondicional.

Al sentarnos y recostarnos en su tronco su contenido energético ira traspasándose lentamente a su cuerpo, este incide en 6 de los centros vitales más importantes que posee el ser humano, estos centros son los principales reguladores y alimentadores de toda nuestra estructura energética, pero donde posiblemente notará más su efecto es en el 4º de ellos, situado a la altura del pecho, sintiendo la necesidad de respirar profundamente y proporcionándole una sensación de bienestar.

El olivo alimenta los circuitos mentales, permitiendo que estos se equilibren y recuperen un ritmo natural. (Fuente desconocida)

23 de enero de 2011


Unas papas con tocino y queso cheddar a la sartén que son irresistibles.

Ingredientes:

4 rebanadas de tocino de corte central, cortado en trozos de 1/2 pulgada
1 cebolla, picada
2 libras de papas, finamente rebanadas
1 taza de queso cheddar desmenuzado
6 cucharadas de crema agria BREAKSTONE’S Sour Cream o la de KNUDSEN

Preparación:

Cocina el tocino en una sartén grande antiadherente a fuego medio hasta que esté crujiente. Saca el tocino con una cuchara ranurada y deja 3 cucharadas de grasa en la sartén. Escurre el tocino en papel toalla. Añade la cebolla a la sartén; cocínala revolviendo por 5 min. Incorpora las papas; tapa la sartén. Cocina a fuego medio-bajo de 10 a 25 min. o hasta que las papas estén blandas, revolviendo de vez en cuando.

Ponles encima el queso y el tocino; cocina tapado de 1 a 2 min. o hasta que el queso se derrita. Sirve las papas con la cre

22 de enero de 2011


LA GRATITUD

Dicen que de todos los sentimientos humanos la gratitud es el más efímero de todos.

Y no deja de haber algo de cierto en ello. El saber agradecer es un valor en el que pocas

veces se piensa. Ya nuestras abuelas nos lo decían "de gente bien nacida es ser agradecida".

Para algunos es muy fácil dar las "gracias" por los pequeños servicios cotidianos que

recibimos, el desayuno, ropa limpia, la oficina aseada... Pero no siempre es así.

Ser agradecido es más que saber pronunciar unas palabras de forma mecánica, la gratitud

es aquella actitud que nace del corazón en aprecio a lo que alguien más ha hecho por nosotros.

La gratitud no significa "devolver el favor": si alguien me sirve una taza de café no

significa que después debo servir a la misma persona una taza y quedar iguales...

El agradecimiento no es pagar una deuda, es reconocer la generosidad ajena.

La persona agradecida busca tener otras atenciones con las personas, no pensando

en "pagar" por el beneficio recibido, sino en devolver la muestra de afecto o

cuidado que tuvo. ¿Has notado como los niños agradecen los obsequios de sus

padres? Lo hacen con una sonrisa, un abrazo y un beso. ¿De que otra manera

podría agradecer y corresponder unos niños? Y con eso, a los padres les basta.

Las muestras de afecto son una forma visible de agradecimiento; la gratitud nace

por la actitud que tuvo la persona, más que por el bien (o beneficio) recibido.

Conocemos personas a quienes tenemos especial estima, preferencia o cariño

por "todo" lo que nos han dado: padres, maestros, cónyuge, amigos, jefes...

El motivo de nuestro agradecimiento se debe al "desinterés" que tuvieron a pesar

del cansancio y la rutina. Nos dieron su tiempo, o su cuidado.

Nuestro agradecimiento debe surgir de un corazón grande.

No siempre contamos con la presencia de alguien conocido para salir de un apuro,

resolver un percance o un pequeño accidente. ¡Cómo agradecemos que alguien

abra la puerta del auto para colocar las cajas que llevamos, nos ofrezca su hogar, o

nos ayude a reemplazar el neumático averiado!

El camino para vivir el valor del agradecimiento tiene algunas

notas características que implican:

- Reconocer en los demás el esfuerzo por servir
- Acostumbrarnos a dar las gracias
- Tener pequeños detalles de atención con todas las personas: acomodar la silla,

abrir la puerta, servir un café, colocar los cubiertos en la mesa, un saludo cordial...

La persona que más sirve es la que sabe ser más agradecida.

21 de enero de 2011

Mercedes Sosa - Todo cambia


Vivir el Presente

Muchas de las situaciones incomodas que se presentan en nuestras vidas tienen su origen en nuestra percepción espacio temporal de nosotros mismos. Es decir, con el momento en el tiempo y el espacio con el cual nos identificamos. Físicamente nos encontramos en el presente, pero mental y emocionalmente ¿Dónde nos encontramos?.

¿Experimenta usted estrés en su vida?, ¿Se preocupa usted tanto por el futuro que su presente se reduce a un simple medio de llegar allá?. El estrés es causado principalmente por estar aquí deseando estar allá, o lo que es lo mismo, estar en el presente, pero deseando estar en el futuro.

La consecuencia natural de pretender "estar" en el futuro cuando se existe en el presente, es una tensión interna que sentimos intenta separarnos. Y no podía ser de otra manera, pues energéticamente estamos proyectando nuestra energía hacía el futuro, cuando la necesitamos "aquí y ahora" para vivir nuestra vida plenamente.

¿Cómo saber si no estamos viviendo el momento presente plenamente?, sencillo, observemos nuestros pensamientos y sentimientos en este momento, y en todo momento.

Soltar el Pasado

Observe sus procesos mentales, y trate de establecer si sus pensamientos le hacen sentir culpable, orgulloso, resentimiento, angustia, rabia, odio, arrepentimiento, frustración, o auto compasión. Si logra identificar alguno de esos procesos, no solo está reforzando una falsa percepción de si mismo, pero además está acelerando el proceso de envejecimiento de su organismo, al permitir que una acumulación de emociones pasadas sobrecargue su sistema nervioso.

El pasado no es necesario, refiérase a él solo si es absolutamente relevante a su momento presente. Sienta el poder del momento presente al experimentar la totalidad de su Ser. Sienta su presencia.

¿Se preocupa usted?, ¿Se sorprende a si mismo con pensamientos que comienzan por "Si hubiera...."?. En ese caso está usted usando su mente para proyectarse a un futuro imaginario que no tiene manera de saber si alguna vez experimentará. Y por supuesto no hay manera de afrontar esa situación porque simplemente ¡No Existe!, no es más que una creación mental.

Pero, ¿Puede usted realmente pre-ocuparse?. Contrario a lo que pudiera pensar No puede. Una vez llegado el momento puede ocuparse, pero pre-ocuparse, ocuparse antes de tiempo, simplemente no es posible.

Y en cuanto a las frases que comienzan por "Si hubiera...", hubiera es la conjugación verbal más inútil de nuestro lenguaje. Es muy parecida, en sus efectos, a "pre-ocuparse", solo que esta vez la conexión está en el pasado. Cuando fue el momento tuvimos la oportunidad de ocuparnos, una vez pasado ese momento ya no hay "hubiera" que valga.

Las personas que incurren en estas practicas por lo general tienden a desarrollar y arrastrar sentimientos de culpa por el pasado, y de miedo, angustia y ansiedad por el futuro. Y, ¿Cuál cree usted que es el resultado?. Como consecuencia dejan pasar el momento presente, por no estar conectados con el aquí y ahora.

Lamentablemente una vida entera puede transcurrir de esa manera, y afortunadamente también hay maneras muy sencillas de superar ese estado.

Respirar Conscientemente

Una de las técnicas más sencillas para conectarnos con el presente se basa en tomar consciencia de nuestra respiración. De sentir como el aire entra y sale de nuestros pulmones, naturalmente, sin interferir con su flujo, como testigos silenciosos de ese proceso. Sentir como ese aliento energiza todo nuestro Ser.

Lo único que realmente necesita afrontar un ser humano en cualquier etapa de su vida real, contrario a lo que la mente con sus proyecciones imaginarias nos pueda hacer pensar, es este momento presente.

Pregúntese a si mismo ¿Qué problema existe aquí y ahora, en este mismo instante?, no el año próximo, o mañana, ni siquiera en los próximos cinco minutos. ¿Hay algo que no funcione en este instante?.

Luego de tomar consciencia de nuestra respiración y conectarnos con el presente, podemos sorprendernos al sentirnos extrañados ante las anteriores preguntas, pues naturalmente fluirá un no como respuesta.

Siempre se puede afrontar y resolver cualquier situación en el presente, pero el pasado quedó atrás, y el futuro aun no ha llegado. Al reconocer esto, automáticamente reconocemos también, como es natural, que ni siquiera tenemos que pensar en ocuparnos de otro momento que el presente, y comenzamos a vivir conscientemente cada instante de nuestra existencia.

A partir de ese momento las respuestas, la fortaleza, las acciones, los recursos, etc. estarán allí en el momento justo en que los necesitemos, no antes ni después, pero en el instante preciso en que formen parte de nuestro presente.

Dejar de Esperar

Si le agrada lo expuesto anteriormente esa vida puede ser suya en este mismo instante, solo tiene que dejar de esperar por ella. La realidad es que esa vida siempre ha existido para usted, siempre ha formado parte de usted. El único detalle es que en vez de reconocerla y aceptarla, usted ha preferido sentarse a esperar que llegue.

Esperar es un estado mental. Básicamente este estado refleja que usted quiere el futuro, y no el presente. Que usted no quiere lo que tiene, pero si quiere lo que no tiene. Rechaza lo que ha creado, y desea lo que aun no alcanza.

Este estado mental de espera, inconscientemente crea conflictos internos entre su aquí y ahora donde no quiere estar, y el futuro que ha imaginado y proyectado en su mente que es donde quiere estar. Esto influye adversamente en su calidad de vida, pues como resultado deja escapar el presente, que es el único instante en el que puede hacer realidad sus sueños.

Un ejemplo muy común es esperar por la prosperidad. La prosperidad no puede llegar en el futuro. Cuando le hacemos honor a nuestra realidad presente reconociéndola y aceptándola completamente, lo que somos, donde estamos, y lo que hacemos en este instante; aceptamos totalmente lo que tenemos, y de esa manera pasamos a ser agradecido por lo que tenemos, agradecidos por lo que somos, y agradecidos por lo que hay.

El agradecimiento por el momento presente, y por la plenitud de la vida aquí y ahora es la verdadera prosperidad. En el presente, aquí y ahora, en este preciso instante. Al poco tiempo, esa prosperidad comenzará a manifestarse en cada aspecto de su vida

La próxima vez que se sorprenda a si mismo en un estado mental de espera, tome consciencia de su respiración, y conéctese nuevamente con el presente. Permítase ser y disfrute siendo. Si usted está presente, no tendrá necesidad de esperar por nada.

Un detalle que contribuye a mantenernos conectados con nuestro presente, es mantenernos alertas de nuestros hábitos, especialmente aquellos que nos niegan el momento presente, como por ejemplo el descontento.

A medida que nos mantenemos alertas y conscientes de nuestros estados mentales y emocionales, es cada vez más sencillo percibir cuando nos estamos conectando con el pasado o el futuro, o lo que es lo mismo, el inconsciente, y eso nos permite despertar del sueño del tiempo y reconectarnos con el momento presente para vivirlo plenamente.

El descontento proviene de una falsa identificación de nuestro ser con una realidad que solo existe en nuestra mente. Y a medida que constantemente vivamos plena y conscientemente en el presente, le estaremos dando permiso a la plenitud de manifestarse en nuestra vida.

El Poder del Ahora

El poder de obrar, de crear, y de hacer realidad nuestros sueños se encuentra en el momento presente. En la medida que nos conectamos conscientemente y permanecemos en el presente, nos conectamos con ese poder, desde el cual podemos manifestar la más maravillosa realidad que seamos capaces de imaginar.

Préstele atención al presente, tome consciencia de sus pensamientos, sentimientos, palabras, y acciones, de sus reacciones, de sus humores y sus deseos a medida que ocurren en el presente. Conviértase en un observador silencioso de si mismo, obsérvese sin emitir juicio alguno, pero aceptándose tal como es.

Mientras más atención le presta al presente, más lo energiza, y más fácil es permanecer conectado y viviendo en el momento presente, empleando el poder del ahora para expresar la plenitud de nuestro ser.

¡Que Disfrute Su Presente!

20 de enero de 2011


Cuando un familiar tiene esquizofrenia o un trastorno afectivo mayor, tarde o temprano sufrirá una crisis grave. Cuando esto suceda hay ciertas acciones que uno puede realizar para reducir o evitar un desastre. Lo ideal es revertir cualquier empeoramiento de los síntomas psicóticos (psicótico significa estar fuera de la realidad) y/o reducir el pensamiento alucinatorio (creer que tienes millones en el banco o que tienes poderes divinos, ambos ejemplos de pensamiento alucinatorio). En ese momento debes proporcionar inmediata protección y apoyo a la persona enferma.
Muy raro, si es que ocurre alguna vez, es que la persona pierda totalmente el control de sus pensamientos, sentimientos y conducta. Los familiares o amigos íntimos generalmente se darán cuenta de una serie de comportamientos que causan más y más preocupación: falta de sueño, preocupación ritualística por ciertas actividades, ponerse desconfiado, arranques inpredecibles, comportamiento muy extravagante, etc.
En estas etapas precoces, a veces se puede prevenir una crisis grave. Suele suceder que la persona no ha tomado sus medicamentos. Si sospechas esto, trata de conseguir que tu familiar visite al médico. Si no resulta (y mientras más psicótica esté la persona menos probable es que acceda) debes contactar al médico por teléfono o dejarle una nota en su consulta para que te indique qué hacer.
También debes aprender a confiar en tus sentimientos intuitivos. Si realmente estás asustado/a la situación requiere acción inmediata. Recuerda, tu principal deber es ayudar al paciente a recobrar el control de
sí mismo/a. No hagas nada que agite o empeore la situación.
Te puede ayudar el saber que la persona probablemente está aterrado/a de su propia pérdida de control de sus sentimientos y pensamientos. Peor aún, las “voces” que oye pueden estar dándole órdenes de amenaza vital. En la mente del afectado los mensajes pueden estar “llegándole desde las lámparas de las paredes, la sala puede estar llena de humo venenoso, puede ver serpientes trepando por la ventana”.
Acepta el hecho que la persona está en un “estado de alteración de la realidad”. En situaciones extremas, el/la puede “representar” las alucinaciones, por ejemplo romper las ventanas para destruir las serpientes que “ve”. Es fundamental que te mantengas calmado/a. Es absolutamente imperioso que tu familiar reciba atención médica. Mientras esperan que llegue la atención médica (o antes de intentar llevar a tu familiar al hospital) pueden serte útiles las siguientes sugerencias:
Recuerda que no puedes razonar con una psicosis aguda.
No demuestres irritación ni ira.
No amenaces. Esto podría ser interpretado como un juego de poder y por lo tanto aumentar la conducta agresiva.
No grites. Si la persona psicótica parece no escuchar no es que él o ella esté sordo/a. Están interfirinedo las “voces” o los pensamientos delirantes.
No critiques. Sólo empeoraría las cosas, no las puede mejorar.
No tengas disputas con otros familiares acerca de “mejores estrategias”o acerca de quién tiene la culpa. Este no es momento de demostrar que tienes la razón en algún punto.
No tientes engañosamente a la persona a que cumpla amenazas locas, las consecuencias pueden ser trágicas.
No te pares frente a la persona si está sentado/a. Siéntate tú.
Evita la mirada directa y mantenida y evita tocar a la persona.
Cumple todas las solicitudes que te haga siempre que no sean peligrosas ni que estén fuera de lo razonable. Esto le dará al afectado la oportunidad de sentir que hasta cierto punto “está en control”.
No obstruyas la salida. Sin embargo, trata de ponerte entre tu familiar y la puerta de salida.
Disminuye las otras distracciones inmediatamente, apaga la radio o la televisión.
Demuéstrale y expresa comprensión de lo que le está pasando a tu amigo/a o familiar.
Habla tranquilamente, en forma simple y firme.
Si el episodio psicótico involucra violencia, tal vez no haya tiempo para hacer todo lo antes dicho. No dudes en llamar a la policía. Cuando les llames diles que tu familiar tiene esquizofrenia. Explícales lo que está pasando y que necesitas la ayuda de la policía para
obtener tratamiento médico y controlar la conducta violenta. Instruye a la policía que no lleguen mostrando armas. Si estás solo/ a asegúrate de contactar a alguien que pueda venir y estar contigo hasta que llegue la policía. Debe comunicársele la situación al médico que ha estado a cargo de la atención de tu familiar lo antes posible.
Dado que las crisis suelen ocurrir sin aviso previo, debe tenerse un plan de acción antes que suceda. Llama al cuartel de policía local y avísales que tu familiar tiene esquizofrenia/depresión y que a veces puede actuar de maneras extrañas. Que sepan los vecinos y amigos íntimos que puede que los llames en caso de urgencia si es que lo consideras necesario. Luego haz una lista de los nombres, direcciones y números de teléfono de estas personas especiales y siempre tenla a mano, Si surge una crisis estarás preparado/a. (No tendrás que preocuparte de tus mascotas, de los otros niños, etc., si tienes a quién llamar).
Cuando hayas pasado por una crisis, tu familia puede tratar de averiguar las causas. Es normal que la gente quiera explicaciones. Es importante que la familia no se culpe a sí misma, a la persona afectada ni a nadie por la conducta del enfermo. Se sabe muy poco porqué se producen las crisis y porqué la violencia puede ser tan impredecible. Tomar los medicamentos en forma continuada reduce considerablemente el riesgo de recaídas y posibles crisis. Evitar el consumo de alcohol también reduce significativamente la violencia. !


Los Primeros Señales de Advertencia o Recaída
La lista con las señales de advertencia que anuncian una crisis de esquizofrenia, fueron realizados por familias que tienen un pariente con esquizofrenia. Algunas de las conductas caen dentro del rango de respuestas normales a determinadas situaciones. Sin embargo, las familias sienten que aún con el más ligero de los síntomas, existía algo vago y hasta distinto, un conocimiento de que la conducta no era la usual. La retracción social se observó en todos. Lo que más se comentó era que su pariente habia “sido una buena persona, que nunca causó problemas”. A menudo la persona había sido socialmente destacada, durante sus años formativos.
• Fatiga excesiva e insomnio o dificultad para dormirse
• Retracción o aislamiento social, soledad y reclusión
• Incapacidad para concentrarse o cooperar con problemas menores
• Indiferencia aparente, aún en situaciones altamente importantes
• Reducción de actividades (pasar por alto las clases)
• Declinación de su rendimiento, tanto académica como atlética
• Deterioro de su higiene personal – excentricidad en el vestir
• Vueltas o movimientos frecuentes, viajes o largas caminatas sin rumbo fijo
• Abuso del alcohol o drogas
• Excesiva preocupación por los asuntos espirituales o religiosos
• Conducta caprichosa, carcajadas inapropiadas, posturas extrañas
• Escasa tolerancia a la irritación
• Incapcidad para expresar emoción
• Excritura excesiva sin significado aparente
• Estadios irracionales, peculiar uso de palabras o de estructura del lenguaje, conversación que parece profunda, pero no es lógica ni coherente
• Fijar la vista, vaguedad • Sensibilidad poco usual a los estimulos
(al ruido, a la luz)
Variará de persona a persona. Las personas con enfermedad mental suelen aprender con el tiempo a reconocer sus señales de recaída o alarma, pero primero la familia tiene que aprender a reconocer el patrón típico de su ser querido. Si los síntomas van escalando a pesar de sus precauciones (y pueden, especialmente si el familiar no está tomando medicamentos – no se culpe a Ud. Mismo, es inevitable).
Signos de alerta de depresión
• Emociones vagamente incómodas, negativas—algo no anda bien
• Fatiga o estrés que se atribuyen inicialmente a demandas externas
• Insomnio
• Ansiedad
• Pena, llorar
• Dolor físico sin explicación
• Iniciativa disminuida
• Deterioro en las relaciones personales
• Funcionamiento alterado en el trabajo/escuela por disminución de la capacidad de pensar bien o de concentrarse
• Faltar a la escuela o al trabajo
• Pérdida del apetito
Todos los que contribuyeron a este estudio enfatizaron que no hay que esperar que las tensiones lleguen a tales extremos. Se debe buscar ayuda externa del médico de la familia o en una clínica médica.
Con síntomas depresivos en casa, las familias comienzan a sentir que hay una nube gris sobre todo. Los padres están en desacuerdo sobre como manejar los problemas del niño; la estabilidad del matrimonio suele sufrir, sea un hijo o un cónyuge el que presenta esos señales. Se hacen menos actividaders familiares y cuando no se dan cuenta que esta atmósfera se debe a algún trastorno mental, los resentimientos pueden hacer aún más difícil la vida familiar.
Señales de alerta del Trastorno Bipolar
El Trastorno Bipolar se caracteriza por cambios en el ánimo, que van desde muy alto – manía- a muy bajo –depresión. Todo el mundo experimenta cambios de ánimo. A veces estamos contentos y otras estamos tristes, pero en el Trastorno Bipolar las personas tienen cambios de ánimo mucho más severos. Los signos de alarma de depresión ya fueron descritos más arriba. A continuación los signos de alarma de ánimo elevado o manía.
• Alta energía • Se siente maravillosamente bien—
Euforia Panfleto 2 - Recaída; Crisis, Riesgo de Suicidio
• Creatividad
• Hablar en forma excitada
• Hiperactividad
• No sienten necesidad de dormir
• Impulsividad o temeridad, imprudencia
• Falta de discernimiento (“insight”) y de criterio
• Muy irascible
Estos señales precoces son críticos. Es importante hablar con amistades o familiares confiables y consultar a un profesional de salud mental para evitar lo que la gente llama “irse para abajo”, caer en severa depresión.
Ninguno de los signos por si solo indica la presencia de enfermedad mental. Es cuando muchos de estos signos están presentes que las familias pueden sospechar el comienzo o la recaída de una enfermedad.
Es más difícil actuar sobre estos signos cuando se observan por primera vez. Sin embargo, como indicaciones de recaída de síntomas agudos es importante actuar sobre sus sospechas y conseguir tratamiento lo antes possible.!

19 de enero de 2011



"El presente es lo único"
"¿Qué te puedo decir yo, que sólo tengo 32 años?", suelta en risa el actor Carlos Mata mofándose de sí mismo. "Básicamente, yo creo que, antes de los 50, tomé la decisión de quitarme lastres de la vida, de vivir en paz, de sacudirme de cualquier síntoma de culpas, de no perder más tiempo ni con eventos ni con gente ni con sitios ni lugares ni hacer cosas en las cuales no aporto ni me aportan nada importante. También tomé la decisión de frecuentar más a los amigos de verdad, y de evitar hacer las cosas sólo por los compromisos, de leer sólo los libros que más me gustan, así los haya leído desde mi adolescencia, como El conde de Montecristo, o Mi último suspiro, de Buñuel. Tomé conciencia de haber invertido más de la mitad de la vida viviendo del pasado inmediato o lejano, o viviendo la angustia de un futuro incierto que no controlas. Todo eso da conciencia del presente. Y no es teoría sino ponerlo en práctica. El presente es lo único que cuenta, es tan importante que asumes no perder más tiempo, ni la vida, en cosas que no te interesan. Creo tener más calidad de tiempo con mis hijos, con mi novia, vivo con absoluta más libertad, y soy menos riguroso conmigo. Se dio de forma natural, no fue que llegué a una edad y me dije: 'ahora tienes que pensar así'. Fui viendo que había desperdiciado parte de mi vida con gente que no valía la pena en mis términos. Por eso hoy es muy raro que me vean en un coctel. He confirmado que lo único que ha salvado mi vida es el sentido del humor. Lo importante realmente es lo que a ti te suena. Yo no creo en esa 'literatura de aeropuerto' (autoayuda), sin ofender a nadie, no es que sea mala, pero la gente toma eso como la cultura. Es lo mismo que esa gente que va al teatro una vez y ya cree que se puso la vacuna de la cultura. A todo eso le huyo como a la peste. Como también le huyo a las religiones entendidas como portadoras de la verdad. Creo en el constante cuestionamiento y en la búsqueda de sentirte mejor contigo mismo, porque he visto que te haces libre el día en que logras aceptarte como eres, sin enjuiciarte".

El respeto hacia uno mismo

Respetar el sí mismo significa estar dispuesto a pensar de manera independiente, a vivir de acuerdo con nuestra propia mente y a tener el coraje de atender a nuestros propios juicios y percepciones.

Respetar el sí mismo quiere decir estar dispuesto a saber no solo lo q pensamos, si no tb lo q sentimos, lo q queremos, necesitamos, deseamos, lo q nos hace sufrir, sentir miedo o lo q nos irrita, y a aceptar nuestro derecho a experimentar esta variedad de sentimientos. La actitud contraria es la negación, el desapego, la represión: el autorepudio.

Respetar el sí mismo siginifica conservar una actitud de autoaceptación: aceptar lo q somos, sin oprimirnos ni castigarnos, sin fingir con respecto a la verdad de nuestro propio ser, ya sea con el fin de enañarnos a nosotros mismos o a cualquier otra persona.

Respetar el sí mismo es vivir de un modo autentico, hablar y actuar deacuerdo con nuestras convicciones y sentimientos mas intimos.

respetar el sí mismo significa negarse a aceptar la culpa inmerecida y hacer todo lo posible por corregir la culpa que podamos haber merecido.

Respetar el sí mismo quiere decir hacer respetar nuestro derecho a existir, q proviene del conocimiento de q nuestra vida no pertenece a otras personas, y de q no estamos aquí en la tierra, para vivir de acuerdo con las expectativas de los demás. Para muchas personas esto representa una responsabilidad aterradora.

Respetar el sí mismo es amar nuestra propia vida, amar nuestras posibilidades de madurar y de experimentar alegría, amar el proceso de descubrir y explorar las potencialidades distintivametne humanas que poseemos.

17 de enero de 2011



ORACION DE LAS MUJERES GUARDIANAS DE LA TIERRA

Mi corazón de mujer es rociado con el dulce néctar de sanación
que la Madre Cósmica me entrega.

En este momento soy parte del Círculo Sagrado de Mujeres de Luz,
y unida a mis hermanas, activo mi fuerza espiritual
para irradiar energía amorosa a través de mis manos y mi conciencia.

Te pido Madre Cósmica que bendigas mis manos y las manos
de mis hermanas en todo el mundo
para poder canalizar aquí y ahora tu Luz Sanadora hacia la Madre Tierra.

Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu paz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Luz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Amor.

Ayúdanos a despertarnos como Mujeres Sagradas,
guerreras del Amor, defensoras de la Vida.
Acompañada por la Fuerza espiritual de todas mis hermanas
envuelvo a la Tierra en una Luz intensamente Violeta
y la limpio de todas las heridas.

Libero en este instante su dolor y sufrimiento
y envuelvo a la Tierra en una serena Luz Rosada,
llenando de vibración amorosa cada rincón de este planeta.

El poder gestante de mi útero se une al poder gestante
de los úteros de mis hermanas,
y entre todas formamos un círculo sagrado
de protección para la Madre Tierra.
Estando juntas y conscientes de nuestro poder femenino unificado,
nuestro Amor es un arma concreta,
más poderosa que cualquier arma de guerra.

Abro en mis circunstancias actuales canales hacia la Gracia Divina.
Me comprometo a Ser Guardiana de la Madre Naturaleza,
amando y cuidando todo lo que la Diosa ha creado en la Tierra.

Me comprometo a mantener viva esta oración día tras día,
fortaleciendo el Círculo de Mujeres de Luz.

A través de mis actos cotidianos me comprometo
a sembrar Amor en la Tierra. "


VIVIR DESPEINADA
Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El mundo está loco.. Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro. El sol que ilumina tu rostro arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, despeina…
- Hacer el amor, despeina.
- Reírte a carcajadas, despeina.
- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar, despeina.
- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado…

Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida.
Es ley de la vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.

Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Peinate, ponéte, sacate, comprate, corré, adelgazá, caminá derechita, ponete seria…

Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuándo me van a dar la orden de ser feliz?

Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres:

Entregate, Comé rico, Besá, Abrazá, Hacé el amor, Enamorate, Relajate, Viajá, Saltá, Levantate temprano, Corré, Volá, Cantá, Ponete linda, Ponete cómoda, Admirá el paisaje, Disfrutá,

y sobre todo, dejá que la vida te despeine!!!!

Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.

15 de enero de 2011


El Poema eres TÚ
Deepak Chopra

1. Escucha la sabiduría de tu cuerpo, que se expresa por señales de
comodidad e incomodidad. Cuando elijas cierta conducta, pregunta a tu cuerpo
que siente al respecto. Si tu cuerpo envía una señal de inquietud física o
emocional, ten cuidado. Si tu cuerpo envía una señal de comodidad y anhelo, procede.

2. Vive en el presente, que es el único momento que tienes. Mantén tu
atención en lo que existe aquí y ahora; busca la plenitud en todo momento.
Acepta lo que viene a ti total y completamente para que puedas apreciarlo y
aprender de ello; luego déjalo pasar. El presente es como debe ser. Refleja
infinitas leyes de la Naturaleza que te han traído hasta este pensamiento
exacto, esta reacción física precisa. Este momento es como es porque el
Universo es como es. No luches contra el infinito esquema de las cosas; por el contrario, sé uno con él.

3. Dedica tiempo al silencio, a meditar, a acallar el diálogo interior.
En momentos de silencio, cobra conciencia de que estás recontactándote con
tu fuente de conciencia pura. Presta atención a tu vida interior para que
puedas guiarte por tu intuición, antes que por interpretaciones impuestas
desde fuera sobre lo que conviene o no te conviene.

4. Renuncia a tu necesidad de aprobación externa. Sólo tú eres el juez
de tu valer; tu meta es descubrir el infinito valor de ti mismo, sin dar
importancia a lo que piensen los demás. Al comprender esto se logra una gran libertad.

5. Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante
cualquier persona o circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo
mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por
viejos sufrimientos. Cuando renuncies a ese enojo te curarás y cooperarás con el flujo del universo.

6. Recuerda que el mundo de allí fuera refleja tu realidad de aquí
dentro. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor
u odio, son proyecciones de tu mundo interior. Lo que más odias es lo que
más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti.
Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un
total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees
estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.

7. Libérate de la carga de los juicios. Al juzgar impones el bien y el
mal a situaciones que simplemente son. Todo se puede entender y perdonar,
pero cuando juzgas te apartas de la comprensión y anulas el proceso de
aprender a amar. Al juzgar a otros reflejas tu falta de autoaceptación.
Recuerda que cada persona a la que perdones aumenta tu amor a ti mismo.

8. No contamines tu cuerpo con toxinas, ya sea por la comida, la bebida
o por emociones tóxicas. Tu cuerpo no es sólo un sistema de mantenimiento de
la vida. Es el vehículo que te llevará en el viaje de tu evolución. La salud
de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada
célula es un punto de conciencia dentro del campo de la conciencia que eres tú.

9. Reemplaza la conducta que motiva el miedo por la conducta que motiva
el amor. El miedo es un producto de la memoria, que mora en el pasado. Al
recordar lo que nos hizo sufrir antes, dedicamos nuestras energías a
asegurarnos de que el antiguo sufrimiento no se repita. Pero tratar de
imponer el pasado al presente jamás acabará con la amenaza del sufrimiento.
Eso sólo ocurre cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, que es
amor. Motivado por la verdad interior, puedes enfrentarte a cualquier
amenaza, porque tu fuerza interior es invulnerable al miedo.

10. Comprende que el mundo físico es sólo el espejo de una inteligencia más
profunda. La inteligencia es la organizadora invisible de toda la materia y
toda la energía; como una parte de esta inteligencia reside en ti,
participas del poder organizador del cosmos. Como estás inseparablemente
vinculado con el todo, no puedes permitirte el contaminar el aire y el agua
del planeta. Pero en un plano más profundo, no puedes permitirte el vivir
con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en el campo
total de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra.”

Deepak Chopra