27 de noviembre de 2010




La no-resistencia es uno de los principios más mal entendidos del éxito, y el no practicarlo mantiene a mucha gente sin sentir gratitud. La no-resistencia es simplemente tomar la actitud mental de que sea lo que sea, es justamente lo que está siendo, y no luchamos contra ello.

La mayoría de nosotros vamos por la vida con tantas creencias en nuestra mente acerca de cómo las cosas que "son" de cierta forma, "deberían" ser de alguna otra manera. Esa es la conducta usual de las personas y las circunstancias sobre las cuales no podemos hacer nada. Nos decimos a nosotros mismos (y a otros), "¡El no debió haber hecho eso!" o "¡Ella no debió haberme tratado así!", o "¡Deberíamos haber ganado ese contrato!"

Estamos discutiendo con la realidad por ser como es. ¿Cuán exitosos podremos ser en esta labor?

Alguien o algo se ha tomado "lo nuestro" (dinero, éxito, amor, respeto) y somos víctimas. Esto es todo basado en el pensamiento de la "no-suficiencia" . ¿Cómo vas a encontrar gratitud en una pila de basura mental como ésta? Entonces es aquí donde la no-resistencia es tan importante. Mantén en mente que la no-resistencia no significa que tienes que ser una alfombra sobre la cual cualquiera se para. Solo significa que no tienes que ponerte a discutir con la realidad. Lo que es, Es.

En vez de argumentar contra la realidad, aplica una de las leyes universales, la ley de polaridad. Esta ley simplemente dice que todo tiene dos lados que son opuestos e iguales. Cada situación que se ve mal tiene un equivalente de bien, si es que lo buscamos. Si realmente entiendes esto, tu vida cambiará dramáticamente. Entonces, ¡considéralo cuidadosamente! Todo lo que pasa, simplemente "es". Como los dos lados de una moneda, tiene ese lado que luce como "malo" y tiene otro lado que luce "bueno".

Tienes la posibilidad de elegir. Como sea que lo llames, es lo que se hace realidad para ti.

Así es como aplicas la no-resistencia a cualquier situación. Primero recuérdate a ti mismo que el universo es tu amigo. Hay virtualmente provisión infinita de todo lo que necesitas. Hay siempre suficiente dinero, clientes, tiempo, amor, amigos, etc. Entonces no hay situación que pueda dejarte sin esas cosas por mucho tiempo. No necesitas absolutamente "ese algo", puedes seguir hacia el próximo.

Después, acuérdate que puedes decidir que nombre darle a la situación –buena o mala. Tu sabes que el bien está allí (y sí... sabemos que es a veces difícil ver cuando estamos dentro de la misma situación), pero tú sabes que esta allí.

¡Encuentra entonces el bien en la situación, y sé agradecido por ello! Esto redirige la energía a lo que quieres.

Joe Vitale - El asombroso poder de la gratitud

No hay comentarios:

Publicar un comentario