25 de marzo de 2010


SI COMPRENDEMOS NUESTRO PEQUEÑO UNIVERSO, COMPRENDEREMOS EL GRAN UNIVERSO.

Reflexiones con asociación al Día Mundial del Agua.

Los Sabios del Anahuac expresaban: Si comprendemos nuestro pequeño Universo, comprenderemos el Gran Universo, lo que nos recuerda el principio Hermético de Correspondencia: Como es abajo es arriba y como es arriba es abajo, asociándolo también con la frase que se encontraba escrita en el Templo de Apolo, de la antigua Delfos: Hombre conócete a ti mismo y conocerás el universo y a los Dioses.

En el ser humano reina el agua.

El ser humano está compuesto de ¾ partes de agua y ¼ de materia. En el cuerpo están presentes cuatro elementos químicos que representan el 96% de su composición total. Estos elementos son el Oxigeno, el Carbono, el Hidrógenos y el Nitrógeno, los cuales se combinan con otras moléculas y dan origen a la Materia Orgánica del cuerpo, todos ellos comparten el carbono en su estructura y son combustibles. La materia inorgánica, es decir los minerales, forman el 4% restante de la composición del cuerpo. Al cremar un cuerpo se quema la materia orgánica y queda la inorgánica en forma de ceniza.

En su libro “El Universo de Teotihuacan”, el Ing. Hugh Harleston Jr. , a través de la matemática y la geometría, demuestra verdades presentes en este caso en Teotihuacan. Él menciona que debido a ciertos ángulos y dimensiones planeadas, los templos, los centros ceremoniales, cobran vida y nos hablan, a través de lenguaje imperecedero del número y la forma.

Afirma que en el cuarto nivel de la Pirámide del Sol, por cierto llamada en lengua Náhuatl Tonatiuh Itzacual, esta exhibe el ángulo de inclinación de las caras del tetraedro regular, el cual como ya sabemos es la unidad básica para las células, agua, átomos de carbón, en una palabra EL CUERPO HUMANO.

En la hermosa Pirámide Del Sol en Teotihuacan - Te-Lol-Ti-Uac-K´an – Ahí-En-El- Lugar-De–La–Sabiduría–Sexta-Dimensional, lugar del planeta que "transforma" a los humanos en Seres Luminosos, es sugerente que el ángulo de inclinación del Tetraedro este ubicada en el cuarto nivel.

Indiscutiblemente que nos está hablando de la energía armonizante de los cuatro elementos, de la íntima relación del agua con el cuarto reino: el Humano, y la vía a seguir para que este último transmute su vibración en una frecuencia más alta, hasta convertirla en luz y así “ascender”, evolucionar. Tomar en cuenta que la piramide “mira” hacia el poniente, hacia el Rumbo Cihuatlampa, asociado al Agua, al Cuerpo Emocional, al Reino Vegetal.

La base de la evolución se centra en las emociones, de la forma impecable de manifestarlas, depende la “realidad” futura. Del Nagual al Tonal. Todo surge de las “aguas primordiales”.

Agua – Fuego: Atlachinolli. Agua Quemada: Vapor.

El nombre de pirámide tiene varias interpretaciones: del Griego significa medida del fuego; del Egipcio se traduce como luces y medidas de origen divino; del Egipcio antiguo significa luz del cielo o luz de gloria; del Hebreo y Caldeo se traduce como fuego en el centro; en el Antiguo Anahuac la pirámide estaba asociada con el conocimiento-serpiente, recibía el nombre de Cu en Náhuatl y en Maya K´u, raíz de Hunab´Ku: lo primero, lo sagrado.

El Glosario Teosófico relaciona la forma piramidal con la ciencia de los Dragones-Serpientes de sabiduría, los Grandes Iniciados de anteriores civilizaciones.

Y finalmente, asociando el tema con la recién celebración del Día Mundial del Agua, la humanidad actual aun no ha captado la importancia que en el más amplio sentido tiene el agua, en el planeta y en su propio cuerpo.

Brote de todos el sabio y noble intento, con pureza de intención en el corazón, para “reconciliarnos con la esencia femenina del agua”, con la Madre Chalchihuitlicue.

Con Amor Inphinito: Lolita Vargas Malinalticitl

No hay comentarios:

Publicar un comentario