17 de febrero de 2010


~ Entrando En Nuestros Nuevos Espacios ~
10 de Febrero de 2010
por Karen Bishop

¡Bienvenidos!

Continúa el patrón alto/bajo, arriba/abajo con las energías, a medida que seguimos creando la nueva realidad una pieza a la vez. Ahora estamos creando y moviendo energía a unos niveles muy profundos, puesto que hemos hecho grandes progresos que nos permiten comenzar nuevas fases para establecer una realidad muy nueva.

El jueves pasado, 4 de Febrero, tuvimos otro cambio más, y aunque estos cambios se sienten muy desagradables cuando se producen, están creando sin embargo sus intenciones originales... su propósito es llevarnos a un espacio muy nuevo, y luego alinearnos con ese nuevo espacio y forma de ser y de vivir.

Cuando llegan estos nuevos patrones, siempre se sienten de maravilla al principio, y luego tenemos que alinearnos con ellos a fin de llevarlos a la forma y hacer que “peguen”. Por tanto, aunque se puede sentir como si a veces no estuviera ocurriendo mucho, de hecho estamos progresando conforme estas energías empujan y jalan, aunque sea de maneras extrañas e incómodas.

Hemos comenzado la fase de “empuje hacia fuera” que he descrito en ALAS anteriores. Nos anclamos y arraigamos en la tierra, y dado que estamos avanzando por buen camino, ahora estamos empujando estas energías y patrones nuevos y de mayor vibración hacia “afuera”, a fin de sobrepasar la ilusión restante de la vieja realidad.

Este empuje hacia fuera y expansión de nuestro nuevo y auténtico yo, y nuestras visiones de una realidad nueva y diferente, a veces pueden sentirse como si se estuviera produciendo una colisión. Podemos sentir una opresión, una ira, una frustración, y una sensación de asfixia en nuestra lucha por abrirnos paso entre las viejas energías con nuestras nuevas energías de mayor vibración.

Con la gran fase de “germinación” casi terminada (sí, todavía nos agachamos e hibernamos con estos altibajos durante la fase “baja”), nuestro nuevo yo en ciernes se está abriendo paso por la tierra y tratando de llegar al sol.

Chocar y hacer contacto con las viejas energías puede en efecto sentirse desagradable, pero debemos saber con total certeza, que de hecho, sin excepción, las vamos a superar (¡suena como alguna fea batalla!... sonrisa). Yo he tenido experiencias recientes con este escenario en grandes situaciones, que resultaron en lo que sólo podría describir como auténticos milagros. Lo que se nos está diciendo es esto: “La luz es ahora la verdadera y legítima administradora de la nueva tierra, y por lo tanto, la tierra será donada a la luz por todos los medios legítimos. Este es nuestro nuevo hogar... nuestro cielo en la tierra... y de hecho se está creando ahora.”

Mantenernos fieles a nuestra posición y mantenernos fieles a lo que sabemos es una forma de vivir y de ser de mayor vibración, puede ser muy útil para asegurar nuestra nueva residencia y legítimo lugar en la nueva realidad. Y si enfadarnos y ponernos muy insistentes en hacer las cosas a nuestra manera es el vehículo, que así sea, ya que la ira a veces puede ser un gran vehículo para el movimiento y el cambio, y sin duda nos saca de cualquier victimización del viejo mundo que podamos sentir.

Además, este cambio del jueves y viernes creó aun otra especie de división, ya que algunas energías fueron por un lado, y otras energías fueron por otro. De hecho, va a haber peldaños de diferentes frecuencias vibratorias en la nueva realidad, y estos poderosos movimientos simplemente están moviendo las cosas a sus verdaderas y legítimas posiciones y espacios. Se está creando orden, y así es como debe ser. Si estábamos en algún lugar donde no debíamos haber estado, se nos movió de regreso. Si necesitábamos avanzar, se nos movió hacia adelante. Si necesitábamos cambiar de un espacio a otro, no importa en qué dirección nos llevara, las energías durante este tiempo realizaron esta tarea. Todo con perfección divina.

El 15 de Enero, experimentamos varios eventos cósmicos todos en el mismo día, que apoyaron el patrón para un nuevo comienzo para todos y cada uno de nosotros. Así que aunque este patrón llegó con una explosión, y luego de repente pareció desaparecer, en realidad no lo hizo. Nos hemos estado alineando con él desde entonces. Mirando hacia atrás a donde estamos ahora, comparado con donde estábamos el 16 de enero, realmente hemos viajado mucho y nos hemos acercado mucho, mucho más a esa realidad del nuevo comienzo. Como con toda la ascensión, tomamos las cosas paso a paso porque tenemos que integrar y alinearnos, y la Fase Dos no es la excepción.

Nos “enchufamos” a las nuevas energías, nos sentimos optimistas, positivos, y vemos con claridad y esperanza, podemos recordar quiénes somos y tal vez lo que sigue para nosotros, tener un nuevo sentido de seguridad, y luego desaparece. Si bien esta nueva conexión parece desvanecerse, todavía estamos germinando, alineándonos, descansando, quemando cualquier energía de menor vibración dentro de nosotros, y preparándonos para aquello que estamos en medio de crear.

Así que de esta manera, un minuto podemos pensar que todo está bien, y luego caer en un hoyo oscuro el siguiente, sintiendo sólo desesperación e inutilidad. Este proceso para la Fase Dos (que se inició después de que “cruzamos al otro lado”) es muy diferente del proceso para la Fase Uno, ya que estamos creando muy nuevo y desde cero (debido al hecho de que nos separamos de la vieja realidad y ahora no hay peldaños de ascensión por debajo de nosotros para sostener las cosas intactas). Así pues, es arriba y luego abajo, porque estamos literalmente creando lo nuevo un minuto y una pieza a la vez. (Este nuevo e inusual proceso se describe en detalle, junto con mucho más, en el nuevo mini-libro electrónico que ya está casi terminado, así que no voy a entrar en eso con mayor detalle en los mensajes de ALAS.)

Ayer, 9 de Febrero, trajo otra ola de aparente oscuridad y un alineamiento más profundo. Nos estamos moviendo a través de viejas capas todavía dentro de nosotros, y al mismo tiempo, nuestra realidad exterior se está ajustando y recalibrando con gran intensidad. Las cosas están entrando en posición, se están estableciendo y conectando entre sí, a medida que la siguiente capa de la nueva rejilla toma forma. De esta manera, en momentos cruciales debemos quedarnos atrás y permitir que esto ocurra. Sueños extraños por la noche (sobre cómo y dónde habíamos encajado en la vieja realidad, ya que ahora estamos liberando estos viejos espacios durante el sueño), necesitar dormir más a menudo y más profundamente, y necesitar más combustible, son indicadores de este proceso.

Nos estamos alineando a niveles muy profundos ahora. Estamos conectando con una nueva fuerza y poder interior, y esto puede ser duro para un cuerpo y espíritu humano. Y como siempre, el agotamiento y la fatiga juegan un papel importante cuando estamos moviendo enormes cantidades de energía dentro de nosotros mismos. Y durante estos tiempos también, los árboles podrían no dejarnos ver el bosque, ya que ver a través de un filtro de la densidad que está cambiando hace que todo parezca oscuro y sombrío, aunque sea por un corto tiempo.

Yo estaba caminando el otro día a lo largo del río en el bosque cerca de mi casa. Era un raro día soleado (hemos tenido un clima inusual aquí en Nuevo México, similar a muchos otros lugares alrededor del mundo). ¡Semanas sin sol y con frío inusual que no van con mi visión y experiencia previa de vivir en el suroeste! Pero las cosas se sentían diferentes ese día. Podía sentir que el clima estaba empezando a cambiar, a pesar de que era sólo la primera semana de febrero y todavía estaba muy frío. Había nuevos brotes diminutos en los árboles. Había mala hierba verde y nueva en mi jardín. Realmente había salido el sol y estaba brillando. Los gansos estaban volando y graznando. Y de una manera muy sutil, se estaba poniendo más cálido.

Y así es como es con la creación de la nueva realidad también. Tras bastidores, las cosas están cambiando y desplazándose. Mucho se está poniendo en su lugar. Nos estamos preparando para algo muy nuevo y muy diferente... muy diferente a lo que hemos conocido antes. Y muy diferente de lo que pudimos haber imaginado en nuestras viejas mentes que existían en la vieja realidad.

Con mucho amor y gratitud,

No hay comentarios:

Publicar un comentario