13 de octubre de 2009


Ustedes son una conjunción de todos sus miedos, de todos sus sueños, de todos sus deseos. Son una conjunción de tiempo y espacio y cielo e infierno. Son el destino de este hermoso planeta en el que están. Sostienen las claves vibratorias que acompañan a tantas personas hacia un portal, a un lugar de seguridad, y a este lugar de seguridad los elevarán para que no tropiecen. Ustedes los elevarán bebiendo por ellos, durmiendo por ellos, orando por ellos, sosteniendo la luz del fuego para ellos. Los elevarán en su canción, en su risa y en su comportamiento juguetón porque eso es lo que siempre han hecho. Muchos muestran caras sombrías como si esta vida fuera muy seria. Esta vida es una época de gran alegría, y para todas las que están en esta sala ésta es la última vez que vienen a la Tierra tal como la conocen. Ella está en vías de volverse de semblante estelar, de naturaleza estelar.

Les pedimos que acepten todas esas deficiencias que tanto intentan encubrir y evitar que vean los demás. Les pedimos que acepten y amen todas las cosas estúpidas que hacen durante el día y todas las imperfecciones que llevan tan bien. Porque todo en la naturaleza es hermoso como lo son ustedes. El entrelazamiento de las hojas, de la hierba, del viento y de ustedes es la más bella de las danzas. Su valía no tiene precio y en esta vibración inapreciable necesitan aceptar todos los sueños de su corazón. No se subestimen. No pongan los frenos cuando anhelan tan profundamente de corazón satisfacer los deseos que no son más que una diminuta semilla de creación esperando nacer.

El tiempo de enfrentar todos sus miedos es éste. El tiempo para avanzar usando una insignia de valor es éste. El tiempo de soñar tan en grande como les sea posible es éste. No tengan miedo a las predicciones; no tengan miedo a la profecía, ya sea cierta o no. Porque el nivel vibratorio en el que viven es un lugar seguro que está más allá del alcance de lo que les causa tanto miedo a los demás.

Deben creer sin sombra de duda; miren su sombra y acepten cada parte de ella porque ustedes la usan porque se la han ganado. Cada valle de dolor, de muerte y defunción que atravesaron llega ahora a un punto de reflexión y en esta reflexión habrá un collage de espejos. En cada ángulo que miren se verán a sí mismas de manera diferente y ése es su don.

Ustedes son todas las mujeres a través de todos los tiempos. Son cada papel que hayan representado alguna vez y eso se reúne en este lugar y en este momento. No se avergüencen por lo que les haya sucedido en el pasado, sin importar la forma que tomó en esta vida o en otras. Revístanse por completo con todos los restos de lo que fueron alguna vez, porque ellos las convierten en la mujer multidimensional que son en este momento del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario