21 de octubre de 2009


DESAPEGO

El desapego nos enseña a cuidar nuestro mundo interior y protegerlo de las influencias y vibraciones que provienen del mundo exterior, y eso incluye a todos los demás. Para desapegarme no necesito alejarme de las personas o circunstancias, ya que eso sería como huir. El desapego significa mantener una distancia interna positiva en relación a los eventos y estímulos del mundo exterior.

Cuando estoy desapegado, estoy libre de influencias y puedo ver con claridad lo que está sucediendo. Dispongo también de suficiente espacio y libertad interior para decidir cómo quiero responder ante la situación que se me presenta.

Desapego no implica frialdad o indiferencia, de hecho,
la combinación espiritual precisa es amor y desapego.Experimento amor espiritual hacia los demás, pero mantengo esa distancia positiva libre de expectativas por mi parte, que a la vez permite a los demás libertad para expresarse de manera natural. Con desapego, el respeto hacia los demás incrementa de manera natural.

La base del desapego es la profunda comprensión, de que yo, el alma, en esencia soy un ser libre de apegos y ataduras, un ser pacífico y libre por naturaleza. Comprendiendo mi verdadera naturaleza, desarrollo una mejor comprensión de los demás y mi visión hacia todos se hace más positiva y elevada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario