28 de noviembre de 2008

Esquizofrenia 3 de 3

El Misterio de la Esquizofrenia

Esquizofrenia..



Es un trastorno mental que puede dificultar a la persona a diferenciar entre experiencias reales e irreales, pensar de manera lógica, dominar y tener respuestas emocionales ajustadas, tomar decisiones y relacionarse con los demás. Estas circunstancias le pueden llevar al retraimiento social y a la pérdida de aptitudes ya aprendidas.
La Esquizofrenia se manifiesta de forma diversa en cada persona a través de oír o ver cosas que no existen (como voces en su cabeza), tener miedo o creer en cosas que no ocurren en la realidad (que alguien le persigue, que tiene poderes especiales, que la gente habla de él/de ella…), estar convencidos de que les roban o controlan lo que piensan, no expresar sus sentimientos, aislarse, mostrarse apáticos, descuidados en su aspecto y sus tareas cotidianas o con comportamientos incomprensibles para los demás en su medio familiar, social o laboral. Estos síntomas no siempre están presentes todos y en otras ocasiones pueden aparecer combinados.

La verdad es que vivir con estos sintomas es dificil. De alguna manera la familia y los amigos "niegan la enfermedad" ......

Delirios: creencias o pensamientos falsos sin fundamento real

Alucinaciones: escuchar, ver o sentir cosas que no están presentes

Pensamiento desordenado: "saltos" de pensamiento entre tópicos totalmente inconexos; la persona puede hablar incoherencias

Comportamiento catatónico: comportamiento motor extraño marcado por una disminución de la reacción al entorno o hiperactividad que no guarda relación con el estímulo

Afecto plano: una apariencia o estado de ánimo que no refleja emoción alguna

Con esto convivo todos los dias con medicacion o
sin medicacion la diferencia es que sin antisicoticos.... me pierdo.......

¿Fracaste? Sí. ¿Y qué?



¿Acaso alguien te dio al nacer un mapa del laberinto como para que no te equivocaras en nada?
Tus fracasos no demuestran impericia para vivir: hasta donde alcanzo a ver, ser un humano es uno de los asuntos más difíciles en este mundo.
Y, encima, ser un humano que intenta construir una vida coherente y digna... más! La mayoría de las veces el fracaso se debe a la ilusión. “Fracasar” viene de la misma raíz que “fraccionar” = hacerse pedazos!

Si llegaste a la mitad de tu vida y no fracasaste... es muy posible que sea porque te has quedado inmóvil, como dentro de una vitrina! Si viviste con intensidad, es casi seguro que hayas fracasado en más de un aspecto.
¿Quién no? Habiéndolo constatado y, con ello, habiéndote quitado el velo de la ilusión... a juntar tus pedazos y a construir sobre lo real, con lo real!

¿Duele? Lo sé, porque a mí también! Y es natural que así sea. Ni siquiera hay garantías de que no vuelva a sucedernos. Pero si en tu memoria hay alguna persona mayor valiosa que conozcas o hayas conocido, estoy segura de que lo llegó a ser porque transitó por esa des-ilusión, juntó sus pedazos, y se recicló a sí misma.

todo es cuestion de actitud ¡



Una mujer se despertó un mañana,
se miro al espejo,
Y noto que tenía solamente tres cabellos en su cabeza.
'Hmmm' pensó, 'Creo que hoy me voy a hacer una trenza'.
Así lo hizo y paso un día maravilloso.

El siguiente día se despertó,
se miro al espejo
Y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza.
'H-M-M' dijo,
'Creo que hoy me peinare de raya en medio'
Así lo hizo y paso un día grandioso.


El siguiente día cuando despertó,
se miro al espejo y noto
que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.
'Bueno' ella dijo, 'ahora me
voy a hacer una cola de caballo.'
Así lo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido.


A la mañana siguiente cuando despertó,
corrió al espejo y enseguida noto
que no le quedaba un solo cabello en la cabeza.
'Que Bien!' Exclamo.
'Hoy no voy a tener que peinarme!'


Tu actitud es todo.

Siempre se bondadoso,
Porque cada persona que te encuentres esta peleando alguna
clase de batalla

27 de noviembre de 2008

iPhone Firmware 2.2 Features

crisis = oportunidad



Dijo Einstein:

"No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.
La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos.
La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.
Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.
La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.
El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones.

Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía.

Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.
En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla."
ALBERT EINSTEIN

PD: En el idioma chino, el concepto "crisis" se escribe combinando el ideograma de "peligro" y el de "oportunidad".

19 de noviembre de 2008

respecto a las cadenas



A TODOS MIS AMIGOS, FAMILIARES , CONTACTOS,
CONOCIDOS...
Que en el 2008 me pasaron correos, diciendo que, si los reenviaba, sería ric@ o millonari@...

NO FUNCIONÓ!

11 de noviembre de 2008

que hacer ante la crisis ?


Todo lo que nos toca ser ahora, es ser humanos.
Crear lazos, crear cosas, volver nuestra mirada a la tierra, a los ojos, a las sonrisas y a la confianza. ¿Por qué tememos caminar de noche?
Porque nadie en el barrio nos conoce, porque no tenemos en quien confiar, porque estamos acostumbrados a que todos son nuestros enemigos, nuestros competidores.
Nosotros no somos máquinas, no comemos petróleo, somos seres sociales, que vinimos a explorar las posibilidades del amor en todas las manifestaciones posibles.
Somos seres que requerimos abrazos, miradas, calor humano, sonrisas, confianza...somos mamíferos...la única crisis que estamos viviendo es que nos estamos alejando demasiado de nuestra naturaleza mamífera.

Está en boca de todos el hecho de que estamos viviendo un tiempo visionado por muchas culturas ancestrales, y muy a diferencia de lo que nos han dicho los medios de comunicación, esta cercanía al 2012 está muy lejos de las catátrofes y tragedias que nos preocupan tanto, ES UN CAMBIO DE CONCIENCIA, eso es todo. Un cambio de conciencia inminente, un despertar de nuestro potencial dormido debido al un ciclo terrestre-solar-estelar que es un hecho...¿se ven comenzando a utilizar el 90% restante del cerebro? ¿conectando millones de neuronas?¿Iluminando todo nuestro ADN? ¿percibiendo muchas realidades paralelas? ¿Actuando con toda la biotecnología que poseemos y que hasta el momento solo hemos posado en máquinas externas?

La crisis es nuestra. Mas toda crisis es una puerta enorme a un cambio...
y veamos...en nuestra cultura...¿prepondera la felicidad?
¿La mayoria de la gente que conocemos está feliz con su trabajo, con su vida?
¿Cuanta gente que conocemos está enferma de algo que tiene que ver con el stress, con la tensión? ¿Nos gusta el ritmo de vida que impone el sistema financiero?
¿Nos gusta tener que pagar por todos los servicios básicos?
¿Nos gusta vivir en lugares donde la basura es más abundante que las flores, donde hay más autos que árboles frutales?
¿Nos gusta tener que pagar para sentirnos seguros? ¿Para nacer? ¿Para morir?
¿Nos gusta sentirnos esclavos de un sistema que nos lleva constantemente a la frustración y a la impotencia?
Entonces...
¿Porqué nos asusta la crisis del sistema?

...¡Tendríamos que estar celebrando!

5 de noviembre de 2008

¡¡¡Dios Está Hablando Contigo!!!


Oracion Cherokee...

Un hombre susurró:
Dios, habla conmigo.

Y un ruiseñor comenzó a cantar...
Pero el hombre no oyó.
¡Entonces el hombre repitió:
Dios, habla conmigo!

Y el eco de un trueno, se oyó...
Mas el hombre fue incapaz de oír.
El hombre miró en derredor y dijo:
¡Dios, déjame verte!

Y una estrella brilló en el cielo...
Pero el hombre no la vio.
El hombre comenzó a gritar:
¡Dios, muéstrame un milagro!

Y un niño nació...
Mas el hombre no sintió el latir de la vida.
Entonces el hombre comenzó
a llorar y a desesperarse:
¡Dios, tócame y déjame saber

que estás aquí conmigo...!
Y una mariposa se posó
suavemente en su hombro...
El hombre espantó la mariposa con la mano y,
desilusionado, continuó su camino,
triste, sólo y con miedo.

2 de noviembre de 2008

Mi niño interior.....




Cuando se reconocen todas las partes de uno mismo se descubre la alquimia interior, que es todopoderosa. Equivale a estar invitado a un baile de máscaras, donde hay infinidad de convidados. Allí el juego consiste en identificar a cada uno de los personajes y llamarlo por su nombre. En el momento en que se descubre su identidad, ocurre algo mágico e incomprensible: el enmascarado desaparece sin dejar rastro. La transmutación interna es algo parecido, se trata de hacer consciente lo inconsciente. Con solo esta práctica podemos liberarnos de las cargas emocionales que hasta ahora nos han pintado la vida de tragedia.

En cada ser existe un rincón oculto donde habitan las partes de sí mismo que quedaron inconclusas y ahora buscan completarse. A ese sitio le llamamos el niño interior, porque contiene dentro todos los aspectos inmaduros de nuestra personalidad. Ese niño interno permanentemente gime: "dame, dame, dame", nunca está conforme, y siempre quiere más. Cada momento doloroso del pasado vive en este espacio, esperando ser cambiado, y su inconformidad se proyecta al tiempo presente para pedir ayuda.

En el baile de máscaras, al que hoy hemos sido invitados, vamos a dedicar una mirada a ese niño interno abandonado, que solo requiere la atención de una mirada, para cambiar su llanto en sonrisas. Antes de abordarlo debemos comprender que él es la suma de todos los aspectos rezagados de nosotros mismos. Podemos estar anclados en carencias de amor, de comprensión y de ternura, que congelan nuestro presente en la actitud terca de recibir sin dar nada a cambio, manifestando como resultado relaciones insatisfactorias. Un niño está polarizado en recibir, porque es claro que él no puede prescindir del apoyo que le dan los adultos para su supervivencia. Pero, en su madurez, el ser humano debe alcanzar el equilibrio entre el tomar y el dar.

Hay la tendencia a creer que el pasado no es modificable, pero dentro de cada ser humano hay la fuerza para cambiarlo todo dentro de sí mismo. Pongamos el ejemplo de alguien que, después de pasadas varias décadas, todavía se lamenta de que sus padres no le dieron la oportunidad de estudiar, y en cambio lo pusieron a trabajar desde temprana edad. El pasado afecta al presente porque el niño interno herido sigue llorando la oportunidad que no tuvo, y por ello el adulto culpa arbitrariamente a los padres de todos sus fracasos. Si en vez de alimentar rencores, la conciencia del adulto completa la experiencia del niño, los resultados pueden ser pasmosos. En este caso la terapia es crear una meditación guiada, donde el adulto hace el papel de padre. El observa internamente al niño en su rincón llorando, lo toma en sus brazos y le dice: "Comprendo tu dolor porque no tuviste oportunidad de estudiar. No podemos cambiar el hecho de que tus padres tuvieran necesidad de tu trabajo, pero yo te voy a apoyar para que puedas completar tu educación, tal como lo has deseado". Si al dicho sigue el hecho, esa carencia se transformará en inmensa satisfacción.

En el niño interno habitan cuatro grandes familias de miedos, que en el camino de la vida tenemos que transformar. Ellos son: el miedo a perder, el miedo a enfrentar, el miedo a ser abandonado, y el miedo a la muerte. En el miedo a perder, la inseguridad se pone una coraza defensiva para aparentar ser su opuesto. Entonces en el baile de máscaras lo identificamos vestido de orgullo, soberbia, impaciencia, agresión, ira, autoritarismo, fanatismo y toda su corte de afiliados. El miedo a enfrentar, en el papel de víctima se disfraza de pudor, timidez, susceptibilidad, cobardía, indecisión y todas las tonalidades de auto destrucción e inferioridad. El miedo a ser abandonado trae consigo los celos, la posesividad, la vanidad, la sobreprotección, la baja autoestima, y la necesidad de manipular. Y el miedo a la muerte porta muchas caretas, entre ellas: la desconfianza, la tacañería, los apegos, las fobias, la rebeldía, y la histeria.

Pretender controlar algún aspecto indeseable de nosotros mismos es tarea imposible, si el inconsciente manda y nuestra vida se halla encadenada a reacciones instintivas. Pero si la conciencia hace la conexión, llevando luz hasta la raíz misma del problema, el niño interior desaparece y el adulto se hace cargo. El secreto es atreverse a vivir el pasado nuevamente, pero con la conciencia del adulto, que comprende, acepta y aporta las soluciones adecuadas.