30 de octubre de 2008

si dañas, me dañas



Parvati es una de las diosas más amorosa, benevolente y misericordiosa del panteón hindú. Es la consorte de Shiva y se manifiesta como extraordinariamente compasiva. Cierto día, uno de sus hijos, Kartikeya, hirió a una gata con sus uñas. De regreso a casa, corrió hasta su madre para darle un beso. Pero al aproximarse al bello rostro de la diosa, se dio cuenta de que ésta tenía un arañazo en la mejilla.
--Madre -dijo Kartikeya-, hay una herida en tu mejilla. ¿Qué te ha sucedido?
Con sus ojos de noche inmensa y profunda, la amorosa diosa miró a su querido hijo. Era su voz melancólica y dulce cuando explicó:
--Se trata de un arañazo hecho con tus uñas.
--Pero, madre -se apresuró a decir el joven-, yo jamás osaría dañarte en lo más mínimo. No hay ser al que yo ame tanto como a ti, querida madre.
Una refrescante sonrisa de aurora se dibujó en los labios de la diosa.
--Hijo mío -dijo-, ¿acaso has olvidado que esta mañana arañaste a una gata?
--Así fue, madre -repuso Kartikeya.
--Pues, hijo mío, ¿es que no sabes ya que nada existe en este mundo excepto yo? ¿No soy yo misma la creación entera? Al arañar a esa gata, me estabas arañando a mi misma.

Al herir, te hieres. A quienquiera que dañes en acción o pensamiento, te dañas a ti mismo.

Bendiciones!!!

29 de octubre de 2008

habla un curador



Un gran Curador Espiritual afirmó que nuestra esperanza de mejorar la salud y de tener una relación más armoniosa con la vida, se encuentra en la evolución de la consciencia.

Como seres humanos, vivimos separados de nuestra Fuente interna de energía y de luz, y esto es lo que nos hace parecer seres humanos. A medida que se amplía la consciencia y que nos aproximamos al mundo interior y espiritual, nuestras características van cambiando, nuestra vibración se eleva.

Aquietarnos para buscar ese mundo interior no significa dejar de pensar, de usar la propia voluntad. Lo que sucede es que la mente humana y los pensamientos normales, aunque sigan existiendo, no penetran en la calma que va surgiendo.

El objetivo de esa búsqueda silenciosa no sería usar la mente ni la voluntad para hacer que suceda algo según nuestras ilusiones, sino lograr un estado de receptividad mental y emocional que nos permita ser canales para que fluya una energía superior, iluminada, inteligente y amorosa.

Según el gran curador, el primer paso consiste en desviar nuestro pensamiento de personas, de lugares y de cosas, del cuerpo, del dinero y de cualquier situación humana, y enviarlo al centro de la consciencia. Si lo hacemos, podremos percibir, dentro de nosotros, una Presencia que no se compara con nada de este mundo.

Fuente: Boletín SEÑALES Nro. 10/01 de Figueira

15 de octubre de 2008

¿Te sientes muy enfadado? ¿enfadada? Déjame te digo un gran secretito…


por Laura Garcés Garmendia
Revista Mundo Natural » Desarrollo personal

A ver, a ver: antes de que te enfades nuevamente, quizá pudieras permitirte saber un poco más acerca de tu enfado, pues este podría ser una señal de un aspecto genial en ti, un aspecto que, al no ser entendido y comprendido en su rofundidad, podría estar convirtiéndose más en una limitación y en una emoción agresora, que un recurso realmente creativo y atractivo. Si no comprendes la causa profunda de tu enfado, en lugar de estar creando algo grandioso con esa energía, podrías estar gastando esa fuerza interior en estar pegando de gritos y sombrerazos.

El enfado genial

¿A menudo criticas y no soportas la forma de ser o actuar de otras personas? ¿Quisieras apachurrale la cola al gato cuando alguien no reacciona a como tu esperabas? ¿Piensas seguido que estas rodeado de gente inmadura, inepta, incapaz, irritante, etcétera? ¿sientes que si tuvieras una goma de borrar que pudiese borra algunas cosas de tu vida, la estarías usando en este instante?

¿Qué es realmente lo que tanto te enfada?

Una nueva forma de considerar tu enfado

Bueno, consideremos 2 cosas. Una: ¿Que es el enfado? El enfado es una emoción cuyos síntomas son la reacción de inconformidad respecto a algo. Esta reacción puede pasar de ser algo muy suave, a algo realmente intolerante, enloquecedor, y llegar a los límites de la ira, donde la inconformidad provoca un descontrol.

Dos: ¿Qué es realmente el enfado? Pues el enfado, como se explico antes, es una reacción de inconformidad. Pero esta inconformidad proviene de algo mas profundo, es la reacción que tiene su raíz en una serie de expectativas e ideales interiores los cuales, cuando no se cumplen, o se obstaculizan por algo allá afuera, o se ven amenazadas por algo, entonces crean un rechazo instantáneo hacia eso que los amenaza u obstaculiza, y entonces ocurre el enojo.

Ahora, si fuéramos curiosos y quisiéramos llegar un poco más hondo respecto al enojo, podríamos decir que esa insatisfacción que provoca el enojo, proviene de una raíz aún más profunda la cual, si la pasáramos a palabras muy cotidianas, se podría resumir en Me siento atrapado, Me siento limitado, Me siento incapaz.

Caracter creativo

Un carácter creativo se distingue por ser un carácter que no sólo tiende a soñar ideales grandiosos, sino que busca o sueña con la forma de ponerlos en la vida, porque estos ideales le representan su seguridad, su felicidad, su realización propia. Todas las personas de alguna forma tenemos un carácter creativo, tenemos ganas de crear lo que nos parece grandioso. Cuando sentimos que estos ideales no pueden ser, o no pueden realizarse, o no serán posibles, se cae de alguna forma en un tipo de enfado. Cuando uno se enfada, es porque de alguna forma el ideal chocó con una limitación, con una imposibilidad, con un problema.

Cuando por alguna cuestión este enfado se reprime, ignora o no se libera, cuando no se le da solución a lo que impide la realización del ideal, entonces se puede decir que llega la depresión. La depresión significa que hay enojo (o una serie de enojos) reprimidos. La depresión es una forma en que uno deja rendir su impulso creativo porque no encontró la forma de realizarlo.

Genialidad

Todos tenemos una fuerza creativa de acuerdo a nuestras posibilidades, poseemos un talento y un ingenio que nadie más tiene. Pero la genialidad no sólo consiste en tener ese impulso creativo, sino en saber como pasar esa ilusión a la realidad. En esto consiste el sazón de la vida, en ver que tan hábiles podemos ser para movernos por la vida e ir poniéndola cada vez más a nuestro antojo y gozo.

Crear cosas nuevas es un acto en donde hay que poner a funcionar talentos nuevos, conocimientos renovados: y nuestro espíritu creativo nos impulsa siempre al desarrollo de estos nuevos talentos, y por eso nos emociona e ilusiona con la realización de cosas, porque de alguna forma esas ilusiones nos inspiran a movernos de una nueva forma.

Las cosas que ya sabemos, que ya conocemos y las hemos realizado, ya no nos entusiasman tanto como las cosas que nos representan un reto, un nuevo descubrimiento, una nueva creatividad. Si se pierde esta expectativa creativa y uno se encierra en una misma forma de ser, de actuar, de pensar, y esto se vuelve parte de una rutina, entonces uno comienza a sentirse limitado, encerrado, aburrido, enfadado, pues es como estar dentro de un mismo cuarto encerrado todo el tiempo.

Cambiar para crear lo nuevo

Cambiar es el empuje de nuestra naturaleza creativa. Cuando nos negamos a ser flexibles, a considerar, a valorar nuevas formas, entonces encerramos nuestra naturaleza creativa, y el carácter se vuelve muy irritable, las formas de reaccionar son muy repetitivas, porque en el fondo hay una resistencia a dejar conductas viejas, formas de pensar que ya no están dando resultado, lo cual genera un estado de tensión que provoca que todo te parezca mal, poca cosa, porque ya no es algo que te este haciendo crecer y descubrir nuevos talentos en ti.

Así que recuerda: la próxima vez que te enfades, pregúntate donde eres inflexible y donde has encerrado tu naturaleza creativa, es decir, dónde estás actuando con actitudes viejas y donde te has encerrado en un mismo patrón de conducta, de pensamiento.

Confía más en ti, en lo que en verdad quieres, en que las cosas pueden cambiar a tu mejor gozo y placer. Y si estás inconforme con algo, no des un salto ni un grito: recuerda que la inconformidad sólo avisa que algo en tu vida ya necesita ser renovado, transformado: y esta renovación tiene que suceder no allá afuera, sino dentro de ti, en tu pensamiento, en la actitud con la que reaccionas en la vida.

13 de octubre de 2008

estoy gozando...



mientras se derrumban los viejos paradigmas, de alguna manera fluyendo en el ojo de la tormenta.
como es adentro es afuera...dicen entonces mi... EEUU interno se esta cayendo a pedazos,
por mi parte creo que es el final de mi civilizacion occidental interior, lo cual me parece una maravilla, ya que me tenia harta el mismo casette......milenio tras milenio.....