23 de junio de 2008

escrito.....


Aunque no escribas libros,
eres el escritor de tu vida.

Aunque no seas Miguel Ángel,
puedes hacer de tu vida una obra maestra.

Aunque no entiendas de cine, ni de cámaras,
tu existencia puede transformarse en un
film primoroso con Dios de productor.

Aunque cantes desafinado,
tu existencia puede ser una linda canción,
que cualquier afamado compositor envidiaría.

Aunque no entiendas de música,
tu vida puede ser una magnífica sinfonía
que los clásicos respetarían.

Aunque no hayas estudiado en una
escuela de comunicaciones
tu vida puede transformarse en un
reportaje modelo.

Aunque no tengas gran cultura
puedes cultivar la sabiduría de la caridad.

Aunque tu trabajo sea humilde,
puedes convertir tu día en oración.

Aunque tangas cuarenta, cincuenta, sesenta
o setenta años, puedes ser joven de espíritu.

Aunque las arrugas ya marquen tu rostro,
vale más tu belleza interior.

Aunque tus pies sangren en los
tropiezos y piedras del camino,
tu rostro puede sonreír.

Aunque tus manos conserven las cicatrices
de los problemas y de las incomprensiones,
tus labios pueden agradecer.

Aunque las lágrimas amargas recorran tu rostro,
tienes un corazón para amar.

Aunque no lo comprendas,
en el cielo tienes reservado un lugar.

Todo, Todo... depende de tu confianza en Dios
y de tu empeño en SER digno hijo suyo.

(desconozco su autor)

21 de junio de 2008

El Amor no es una sopa instantánea




Has probado las sopas instantáneas? Un poco de agua, revolver, y... listo! Bien... nos han hecho creer que el Amor también es así: instantáneo. Dos que se atraen en los primeros diez minutos de la película, transitan cuatro días o dos meses con encendidas miradas que se cruzan... y ya está! Entonces se dicen las ineludibles palabras: 'TE AMO'. No, no, no! Corte, señor Director! Ese guión está mal escrito! El Amor no es una sopa instantánea: es una comida compleja, de cocción muy, muy lenta... Es más: nos han hecho creer que 'cuando el Amor aparece' es como si estuvieras ante una mesa con mantel blanco y velas encendidas, y un Alguien anhelado te lo fuera a servir en bandeja de plata. No, no, no! No te lo dan así: la vida te trae sólo una cesta rústica con muchos ingredientes. Y tendrás que trabajar arduamente con ellos: llorar pelando cebollas, mascar amarguras, quemarte, equivocarte en la mezcla y tirarla una y cien veces. Hasta que quizás logres cocer el manjar. Y puede que tenga fecha de vencimiento. Pero puede ser, en cambio, que hayas logrado gestar con el otro un alimento no-perecedero: en la India hay una palabra que es prema = devoción del uno hacia el otro. Amor Consciente.

A medida que corta, pela, revuelve... cada cocinero se va transformando. Pues es más que cocina: es alquimia! Y eso tiene un valor extraordinario, porque aunque lo cocido, al final, no fuera comido ya por nadie, -si el vínculo se malograra-, hay algo que justifica plenamente esa tarea: que el cocinero pueda salir del vínculo más maduro, más crecido... más sabio. En ese caso, la experiencia que haya desarrollado implicará una pericia que le quedará disponible para sí mismo, pues se podrá perder o arruinar el objeto de amor, pero el Amor, jamás: es una habilidad que queda dentro de uno. Sí: saber amar requiere de entrenamiento. (Nunca nos lo dijeron!) Y cuando se dé una nueva ocasión es posible que ese cocinero, antes torpe, compruebe que se ha ido convirtiendo en un verdadero cheff: sabe distinguir mejor los ingredientes nobles de los potencialmente tóxicos, sabe descartar una mala poción a tiempo, sabe, cuando el potaje es bueno, tenerle paciencia al fuego lento para que no se arrebate con demasiada intensidad...

De eso se trata, señor Director, señor guionista: que el AMOR ES UNA CONSTRUCCIÓN, ladrillo a ladrillo. Todos lo sabemos en relación a la amistad: para que uno diga 'Es mi mejor amigo', ¿cuántos años tienen que haber pasado? ¿Cuántas pruebas superadas juntos? Entonces: si decimos que una pareja es 'más que una amistad', ¿cómo puede uno afirmar a los quince minutos de iniciada su propia película 'Es el hombre (o la mujer) de mi vida' ? Esa falta de realismo produce inevitablemente DOLOR. Pero ese dolor puede hacer que comprendamos que el Amor no es como nos lo dijeron. Que necesitramos tirar a la basura nuestras insensatas creencias sobre lo que supuestamente es el Amor. Que ese raro manjar sólo puede elaborarse con TIEMPO y con TRABAJO INTERNO: explorar un vínculo nuevo hasta conocerlo, y, sobre todo, CONOCERSE A SÍ MISMO A TRAVÉS DE ESE VÍNCULO. Eso es el Amor Consciente. Escuchemos a John Lennon decirlo:

'Nos hicieron creer que el 'gran amor',
sólo sucede una vez,
generalmente antes de los 30 años.
No nos contaron que el amor
no es accionado,
ni llega en un momento determinado.

Nos hicieron creer que cada uno de nosotros
es la mitad de una naranja,
y que la vida sólo tiene sentido
cuando encontramos la otra mitad.
No nos contaron que ya nacemos enteros,
que nadie en nuestra vida merece
cargar en las espaldas
la responsabilidad de completar
lo que nos falta.
Las personas crecen
a través de la gente.
Si estamos en buena compañía
es más agradable.

Nos hicieron creer en una fórmula
llamada 'dos en uno':
dos personas pensando igual,
actuando igual... que era eso lo que funcionaba!
No nos contaron que eso tiene un nombre:
anulación.
Que sólo siendo individuos
con personalidad propia
podremos tener una relación saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio
y que los deseos fuera de término,
deben ser reprimidos.
Nos hicieron creer que los lindos y flacos
son más amados.
Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula
para ser feliz, la misma para todos,
y los que escapan de ella
están condenados a la marginalidad.
No nos contaron que estas fórmulas
son equivocadas,
frustran a las personas, son alienantes,
y que podemos intentar otras alternativas.

Ah, tampoco nos dijeron que nadie
nos iba a decir todo esto:
cada uno lo va a tener que
descubrir solito.

Y entonces, cuando estés
'enamorado de ti mismo'
vas a poder ser feliz
y te enamorarás de Alguien.
Vivimos en un mundo
donde nos escondemos para hacer el amor
aunque la violencia se practica a plena luz del día.'

John Lennon

8 de junio de 2008

La Gran Invocacion


18 de Junio de 2008


El Día Mundial de Invocación es un día de plegaria en el que, mediante el empleo de La Gran Invocación, se unen los hombres y mujeres de cualquier sendero espiritual en un llamamiento universal a la divinidad. Juntos actúan como un foco unido para la demanda invocativa de la humanidad por luz, amor y la dirección espiritual necesarias para la construcción de un mundo de justicia, unidad y paz.

Al comenzar el nuevo milenio, nos enfrentamos con la realidad de que los valores materialistas han conducido a la raza humana a un estado de profunda crisis. Nuestra misma supervivencia se encuentra amenazada, no sólo por la carrera armamentista, sino por nuestra propia falta de sabiduría y voluntad para alimentar al hambriento, compartir nuestros abundantes recursos, y resolver una multitud de otros problemas críticos que confrontan hoy a la familia humana.

Y sin embargo la solución existe. Una de las grandes ideas intuidas en nuestro tiempo es la de la interdependencia e interrelación de toda vida que tiene su existencia sobre la Tierra. Millones de personas comparten hoy la convicción de la unidad espiritual interna de la familia humana, la cual trasciende cualquier diferencia externa de raza, nación o credo. Al manifestar esta convicción en sus vidas, los hombres y mujeres de buena voluntad de todo el mundo se convierten en actores sociales de un proceso de transformación planetaria. Emerge una nueva civilización que engloba a todos, y se funda en el reconocimiento de nuestra compartida humanidad, y en las correctas relaciones humanas.

Los problemas mundiales son creación de la humanidad, y a la humanidad le corresponde solucionarlos. Pero la esencia de la vida espiritual reside en saber que no estamos solos. Las energías de la divinidad están abundantemente disponibles, y es en el Día Mundial de Invocación que surge el llamado para la liberación de esas energías que le darán a la humanidad los instrumentos para crear la nueva civilización.

La reaparición del Instructor del Mundo es hoy esperada por millones de personas, quienes perteneciendo a diferentes credos esperan al Avatar bajo nombres tales como el Cristo, el Señor Maitreya, el Kalki Avatar, el Mesías, el Imam Mahdi y el Bodisatva. El empleo de La Gran Invocación es una de las herramientas más poderosas en la preparación de la conciencia humana para la reaparición de este Instructor Mundial.

Cada año desde 1952, personas de todo el mundo han celebrado el Día Mundial de Invocación, uniéndose en la reafirmación de la unidad humana, la vitalidad espiritual de nuestra relación con Dios y la responsabilidad de los hombres en la implementación del Plan divino sobre la Tierra.
¿Quieres participar en la celebración de este Día Mundial de Invocación, mediante el empleo unificado de La Gran Invocación?

¿Quieres contribuir a difundir lo más ampliamente posible la existencia de este día?
La Gran Invocación pertenece a toda la humanidad, y no a un grupo o religión en particular. Es una plegaria mundial, traducida a más de 72 idiomas y dialectos.

El empleo de La Gran Invocación constituye un servicio mundial, ya que responde directamente a la necesidad planetaria actual. Necesitamos luz para iluminar el camino que se extiende hacia delante, y para revelar la visión de una nueva civilización; necesitamos amor para gobernar las relaciones entre los pueblos y poner fin al reinado del odio y del separatismo; necesitamos el poder de la voluntad al bien para que esté presente en las elecciones y toma de decisiones humanas.

La utilización masiva de La Gran Invocación en el Día Mundial de Invocación reúne en sí una profunda significación espiritual, ya que construye un canal a través del cual la luz, el amor y el poder pueden alcanzar e irradiar los corazones y las mentes de las personas de todo el planeta.

La mayoría de los festivales de las principales religiones del mundo se celebran en consonancia con el calendario lunar. La fecha del Día Mundial de Invocación se determina de la misma manera. Se observa dos meses después del Festival Cristiano de Pascua y un mes después del festival Budista de Wesak.

El Día Mundial de Invocación es construido cada año con el aporte de muchos grupos y organizaciones esparcidos por todo el mundo: Buena Voluntad Mundial, Unidades de Servicio, Grupos Universalistas y de Buena Voluntad, Grupos de Servicio Social y ONG's, Grupos filosóficos, éticos y religiosos, esoteristas, meditadores, metafísicos, reikistas, practicantes de yoga, etc, etc, etc.