29 de febrero de 2008

El poder curativo de los cantos




Los seres humanos han empleado el sonido desde los albores de la humanidad para recibir información de su entorno y para comunicarse así como también para sanar y transformar.


Casi todas la culturas antiguas y todas las poblaciones autóctonas creían que el sonido era la fuerza creativa generatriz responsable de la creación del universo. En el Nuevo Testamento podemos leer: “En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios” (Juan 1.1). El término “Verbo” se refiere claramente al sonido que es la fuerza divina o fuerza creativa del universo. El vocablo AUM conocido generalmente como Om en la tradición hindú se consideraba el sonido impulsor de la formación del universo.Nuestros científicos modernos en una típica demostración de suficiencia sugieren la teoría del “Big Bang” que sin duda alguna sería el sonido más grande con el que podríamos tropezar.


Lo cierto es que nuestra ciencia moderna occidental es la que aporta las evidencias más convincentes en lo referente al poder del sonido sobre la configuración y transformación de la materia lo que constituye el fundamento de su capacidad curativa. Sabemos con toda certeza como también lo sabían los antiguos que todo el universo está formado por átomos. Cada átomo está formado por un núcleo (neutrones y protones) y un electrón o electrones que giran a gran velocidad alrededor del núcleo. El número de cada una de estas partículas difiere según la naturaleza de la materia. El movimiento de giro de los electrones origina un compás o cadencia que crea una onda, onda que es posible distinguir mediante nuestra percepción humana como forma o materia. Siempre que coexisten cadencia, onda y formase produce Sonido. Este conjunto recibe el nombre de la “Ley de los tres”. No es difícil relacionarlo con otros conjuntos o tríos como el de la “Santísima Trinidad”así como otros grupos de tres divinidades o aspectos que también se da en otras religiones y culturas.


Si comparamos la distancia de los electrones al núcleo de cualquier átomo descubriremos que resulta proporcional a la de la Tierra al Sol (de aproximadamente 220 millones de Km). En otros términos lo que nuestros sentidos humanos perciben como materia no es otra cosa que un conjunto de campos electromagnéticos resonantes estrechamente vinculados e interpenetrados: en resumen una manifestación densa de SONIDO (con mucho espacio intercalado) . Toda la materia es sonido y emite sonido aunque dichos sonidos se encuentren en su mayoría fuera de nuestro limitado sentido físico de la audición. Nuestros cuerpo físicos por consiguiente son también campos electromagnéticos resonantes como también lo son nuestras auras ambos generados por los átomos que nos configuran.La ciencia de la cimática demuestra de forma visual el modo en que el sonido configura la materia.


La cimática consiste en el estudio del fenómeno de las ondas y fue “descubierto” (como también se afirma que Colón “descubrió” América)en la década de los 30 por el científico alemán Dr. Hans Jenny. Sus experimentos demostraron que si se colocan polvos finos, arena y virutas de acero sobre una lámina de metal y se les aplica una vibración de ondas acústicas dichas partículas se organizaban formando patrones intrincados. Las diferentes sustancias se concentran en los senos o depresiones de las ondas acústicasdestacando de ese modo el lugar donde el sonido es más denso.


Estos sorprendentes patrones también conocidos como figuras Chaly configuran, en el caso de los sonidos armoniosos mandalas geométricos simétricos. En algunos casos no son simétricos sin embargo resulta fascinante su contemplación. Nosotros estamos vibrando constantemente. Cada molécula, célula, tejido, órgano, glándula, hueso y fluido de nuestros cuerpos tiene su propio índice (coeficiente) de vibración. Lo mismo ocurre con cada chakra y cada estrato de campo electromagnético o aura. Estos puntos y campos de energía son de igual importancia para el cuerpo físico aunque menos densos. En cierto sentido reflejan el estado del cuerpo físico aunque lo que es más importante el cuerpo físico refleja el estado del aura. La ciencia de la cimática prueba más allá de toda duda que cualquier sonido cercano al organismo humano originará un cambio físico en el interior del organismo y sus campos electromagnéticos. Este cambio puede que solamente sea temporal pero mientras perdura es posible que provoque ciertos factores muy poderosos y mágicos.


Este es el momento de la sanación. La terapia del sonido se fundamente en este principio de “resonancia en simpatía o solidaria”. El término resonancia se refiere al índice vibratorio de un objeto y la resonancia solidaria o en simpatía se refiere al hecho de que un objeto vibrante provoca una vibración acompasada en otro dicho de otro modo el índice de vibración de un objeto se iguala al índice de vibración de otro objeto. Así es como actúa la cimática y a esto se debe también el hecho de que algunas cantantes de ópera sean capaces de romper objetos de cristal con sus voces o de que el ruido de los vehículos en circulación provoque el traqueteo de sus muebles. Ya hemos demostrado que cada parte del cuerpo y sus campos están vibrando. Es pues lógico que cada parte del cuerpo se trate de un órgano o de un chakra tenga una frecuencia (índice de vibración) óptima sana.


Cuando estamos enfermos se debe a que alguna parte de nosotros no está vibrando en armonía consigo misma con las demás partes o con el entorno. Esta disonancia o enfermedad puede sanarse con sonido y voluntad (intención) devolviendo a las partes enfermas su frecuencia sana.Al dirigir el sonido correcto hacia nosotros mismos o hacia la persona que desea ser curada podremos regresar a una vibración óptima sana.La mayoría de las enfermedades empiezan en uno de los cuerpos sutiles. Nuestros pensamientos emociones y programación negativos adoptan una forma densa a modo de patrones de energía cristalizados en nuestros campos etéricos. Esos patrones cristalizados van penetrando gradualmentehasta queen última instanciase manifiestan como la enfermedad física en el cuerponuestro campo electromagnético más denso.


El sonido es capaz de disolver estas cristalizaciones o energías potencialmente dañinas mucho antes de que lleguen al cuerpo físico. Lo cual no es otra cosa que medicina preventiva en su estado más puro. Los terapeutas del sonidoen cuya categoría incluyo a los chamanessangomascie rtos monjes y todos los que de manera regular emplean el sonido para sentirse mejoro para ayudar a otros a que se sientan mejorcuentan con muchos recursos a su disposición. Los terapeutas del sonido occidentales utilizan una combinación de voz e instrumentos acústicos y sagrados de distintas culturas.

23 de febrero de 2008

la Saudade......


Yo soy ahora el resultado de mi pasado....turbulento y tormentoso, cometi todos los errores y rompi todas las reglas . Busque tabues para desentrañarlos, me estrelle conmigo misma muchas veces, me deteste, el odio me sostuvo bastante tiempo.......
Pero en este ahora he recogido los frutos, aprendi a aceptarme y a quererme, me dulcifique, me suavice, aprendi de todos mis errores y ahora vivo en paz conmigo, ya no me lanzo de cabeza en ninguna situacion, estoy agradecida con mi pasado pues gracias a el por fin encontre la felicidad......

19 de febrero de 2008

otra vez con Seroquel



Estoy saliendo de una pequeña "crisis", ya la risperidona no me estaba haciendo bien pues me causaba contracciones musculares que me mantenian en constante estado de dolor, y estoy con Seroquel nuevamente, la plena es que ya quiero dejar de tomar antisicoticos, pero el miedo a un internamiento, me detiene.....

Los Mayas



Los mayas nos dejaron a nosotros los habitantes del planeta tierra de hoy, un mensaje escrito en piedra, un mensaje que contiene siete profecías, una parte de alerta y una parte de esperanza, el mensaje de alerta profetiza sobre lo que va a pasar en estos tiempos que vivimos, el mensaje de esperanza nos habla sobre los cambios que debemos de realizar en nosotros mismos para impulsar la humanidad hacia la nueva era. La era de la mujer, la era de la madre, la era de la sensibilidad.

Todos nosotros, de una manera u otra sentimos que estamos comenzando a vivir los tiempos del Apocalipsis, mejor dicho Fin de Ciclo. Todos sentimos la guerra, guerra por el petróleo, guerra por la paz.

Cada día hay mas erupciones volcánicas, la polución generada por nuestra tecnología se ha vuelto alarmante, hemos debilitado la capa de ozono que nos protege de las radiaciones del sol, hemos contaminado al planeta con nuestros desechos industriales y basuras. La devastación de los recursos naturales esta acabando con las fuentes de agua, con el aire que respiramos; el clima ha cambiado y las temperaturas han aumentado de manera impresionante.

Los glaciales y nevados se derriten, grandes inundaciones se suceden en todo el mundo; enormes tornados pusieron en peligro a Florida y gigantescos huracanes desbastaron a Centroamérica. Nos amenaza el caos informático, la pobreza generalizada por los efectos del caos económico se siente en casi todos los países del mundo. Todos buscamos respuestas y un camino seguro para los tiempos que vivimos. Reconocemos a partir de los problemas que enfrentamos a diario que no estamos viviendo en armonía. Muchas religiones elaboraron profecías acerca de lo que está pasando, la Biblia anuncio que cuando todos estos hechos sucedieran al mismo tiempo estarían llegando los tiempos del Apocalipsis.

4 de febrero de 2008

Camino....


Las enseñanzas de Don Juan”, de Castaneda

Cada camino es uno entre un millón.

Por ende, no hay que olvidar que un camino no es más que eso.
Si piensas que no debes seguirlo, no te quedes en él bajo ninguna circunstancia.
Un camino no es más que un camino.
Que lo abandones cuando tu corazón así te lo indique no significa ningún desaire a ti mismo ni a los demás.
Pero tu decisión de seguir esa senda o apartarte de ella no debe ser producto del temor ni la ambición.
Te advierto: examina cada camino atentamente. Pruébalo tantas veces como te parezca necesario.
Luego hazte esta pregunta:

¿Tiene corazón este camino?

Todos los caminos son iguales, no llevan a ningún lado. Atraviesan la maleza, se internan o van por debajo de ella.
Si ese camino tiene corazón, entonces es bueno. De lo contrario, no te servirá de nada …

Amor a uno mismo...



Sé una buena amiga de ti misma, sé amable y paciente contigo.
TEN COMPASIÓN DE TI:
Un gran generador de angustia es ese impulso irrefrenado de superexigencia hacia una misma. Nos ponemos unas expectativas y objetivos muy altos, y al no poder llevarlos a cabo, nos sentimos culpables porque no somos la madre perfecta, ni la pareja perfecta, ni la amiga perfecta, ni la trabajadora perfecta, ni la ciudadana "superdiez" que quisiéramos ser. Necesitamos hacer uso de la compasión y dejar de ser tan críticas con nosotras mismas.
Para llegar a ser una buena amiga de una misma, hemos de ser amables, pacientes y persistentes con nosotras mismas.
COMO CONECTAR CON TU ESENCIA:
DISFRUTA de los momentos de extraordinaria belleza que te ofrece el ser mujer.
CULTIVA LA MENTE AMOROSA en cada momento. Observa la realidad con ojos frescos y responde a cada situación de manera abierta y serena.
MEDITA dedica unos minutos en el día para sentarte y meditar sobre la compasión universal.
SÉ PACIENTE CONTIGO MISMA. Espera y acepta todos los fallos de tu mente.
CONOCE TUS EMOCIONES. Recuerda que tienes capacidad para escoger cuál es tu respuesta emocional en cada momento. No te estreses si a veces no puedes más.
VIVE AHORA. Ten en cuenta que la única manera en que puedes cambiar tu mente es desde el presente.
OBSÉRVATE. Fíjate en las ideas y venidas de tu cuerpo, sensaciones, emociones, pensamientos y abre espacios de calma interior que harás crecer poco a poco.
CULTIVA LA COMPASIÓN. Piensa que la paciencia y la compasión te otorgan un potencial energético de calma que vence todos los obstáculos.

psicologia practica.