22 de enero de 2008

Temor a la vejez....



Probablemente no hay nada que infunda tanto temor a la vejez como pensar que habremos de perder nuestras facultades mentales. Lo cierto es que no hay ninguna razón para que eso tenga que suceder.
Todos(as) sabemos de personas que han conservado sus facultades mentales a través de una larga vida hasta llegar a 90 o más años. Es más, existen personas que parecen mejorar con la edad. Sin embargo existen otras que van sufriendo un largo y continuado deterioro que muchas veces comienza mientras todavía son relativamente jóvenes.

El psicólogo norteamericano Walter Schaie llevó a cabo un extenso estudio sobre este tema y concluyó que las personas que conservan su capacidad y lucidez mental hasta edades avanzadas son aquellas que mantienen una actitud flexible y de mente abierta ante la vida.

Por el contrario las personas dogmáticas, de mentalidad rígida y cerrada sufren un significativo deterioro de su inteligencia y memoria a medida que envejecen. Schaie también encontró que cuando las personas de mentalidad cerrada logran escaparse de esa actitud y abren su mente a nuevos conocimientos y adquieren una mayor flexibilidad mental logran recupérar gran parte de sus capacidades mentales. Sin embargo son pocas las personas de mentalidad rígida dispuestas a cambiar. Así que el primer consejo para defender nuestra mente del envejecimiento prematuro consiste en descartar las actitudes dogmáticas, abrirnos a nuevos campos del conocimiento y aprender de otras personas con formas de pensar distintas a la nuestra. Se ha descubierto, incluso, que las personas que se mantienen activas mentalmente y continúan aprendiendo cosas nuevas a lo largo de la vida tienen una incidencia menor del mal de Alzheimer que las personas que no acostumbran ejercitar su mente. Así que, si quiere mantener su mente joven, siga los consejos que presentamos a continuación:
Tras retirarse continúe trabajando aunque sea de voluntario(a) - El trabajo nos ayuda a sentirnos útiles y relevantes. Si es estimulante nos ayudará a mantener la agilidad mental. Si su trabajo era uno aburrido aproveche el retiro para buscar un trabajo voluntario o a tiempo parcial que le sea estimulante o en el que pueda ayudar a otras personas.
Ejercítese - La mente tiene importantes efectos sobre el cuerpo, pero de la misma manera el cuerpo tiene importantes efectos sobre la mente. El ejercicio físico ayuda a combatir la depresión y ayuda a mejorar la memoria. Louise Carkson-Smith y Alan A. Hartley profesores de psicología del Scripps College en California que supervisaron un importante estudio sobre los efectos del ejercicio sobre la mente llegaron a la conclusión de que el ejercicio puede evitar o al menos retardar algunos de los efectos del envejecimiento sobre el cerebro. De hecho se ha encontrado que algo tan sencillo como una caminata de media hora diaria puede ayudar a aumentar el puntaje en pruebas de inteligencia. Ahora bien, no se exceda. Algunos estudios demuestran que cuando el ejercicio se lleva hasta niveles extremos puede ser perjudicial. (Más sobre el ejercicio)
Aprenda sobre alguna materia hasta convertirse en un (a) experto (a) en la misma. El pensamiento a los altos niveles que se espera de un experto ayudan a poner la mente en un estado óptimo. En adición el conocimiento que se utiliza frecuentemente es el que mejor se recuerda y más tiempo permanece.
Tome cursos de piano, de pintura o cualquier otra cosa que le guste.
Aprenda a "cogerlo suave" - Trabaje sí pero no se queme. El estrés producido por la sobrecarga de trabajo hace que se generen hormonas que pueden dañar el cerebro. La sobrecarga de trabajo también puede hacer que "explotemos" y caigamos en un estado depresivo o de apatía hacia la vida.
Llene crucigramas - Esto le ayudará a mejorar su vocabulario y a ejercitar sus conexiones cerebrales.
Salga con sus amistades o búsquese compañeros (as) de juego. Las personas con un buen círculo de amistades frecuentemente obtienen mejores puntajes en diversas pruebas de habilidad cognitiva. Tambuién son capaces de adaptarse mejor a nuevas situaciones.
Aprenda un nuevo idioma - pero hágalo en cuatro años no en cuatro semanas. El conocimiento que se adquiere con el estudio constante a largo plazo permanece durante mucho más tiempo.
Apague el televisor - Mejor lea o practique su pasatiempo predilecto.
Llene su vida con experiencias ricas y novedosas de todo tipo. Los estímulos noveles ayudan a mantener la agilidad de la mente. Por el contrario el llevar a cabo tareas rutinarias, aburridas o repetitivas no le será de ayuda.
Tenga "juguetes" de muchas clases ¡y juegue con ellos! Es importante mantener nuestro espíritu juguetón y aventurero.
Olvídese del bingo, aprenda a jugar ajedrez. Este último estimulará mucho más su mente.
Sobre todo recuerde que lo importante es que usted disfrute las actividades en que se involucra. Hay estudios que demuestran que de nada vale llenar crucigramas, leer o jugar ajedrez si lo hacemos sin gozo, como una obligación o una disciplina autoimpuesta. Si por más que tratamos no logramos disfrutar una actividad es preferible escoger otro tipo de actividad que nos sea más afín.

20 de enero de 2008

poema XV...


Poema XV.



Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.


Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía
Mariposa de sueño te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.


Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejánote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.


Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.


Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


Pablo Neruda

el Botox y Yo....



Si, ....me puse botox y la verdad es que no me gusta.....
estoy planchadita ...
pero me quede sin poder expresar emociones con el rostro,

No me importa que me digan que estoy regia etc...
si no me puedo reir ni fruncir el ceño..
no veo la hora en que pasen los seis meses que dura esto..

19 de enero de 2008

reflexion...


No creas en nada, simplemente porque has oido hablar de ello. No creas en las tradiciones, porque han sido manejadas por muchas generaciones.

No creas en nada, simplemente porque muchos hayan hablado de ello.

No creas en nada simplemente porque se encuentre escrito en los textos religiosos.

No creas en nada solamente porque lo hayan dicho tus maestros y mayores.

Pero tras haberlo observado y analizado, cuando halles que algo concuerda con tu corazón y conduce al bien y al beneficio de todos, entonces acéptalo y vive para ello".


Lama Surya Das
El Despertar del Buda Interior, La sabiduria del budismo para occidentales

12 de enero de 2008

Antigua Bendición Celta



Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.

Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.
Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace.

Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees. Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

5 de enero de 2008

gurdjieff.....



G.I Gurdjieff

1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada
instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
2. Termina siempre lo que comenzaste.
3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.
6. Trata a cada persona como si fuera un pariente
cercano.
7. Ordena lo que has desordenado.
8. Aprende a recibir, agradece cada don.
9. Cesa de autodefinirte.
10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te
robas a ti mismo.
11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
12. No desees ser imitado.
13. Haz planes de trabajo y cumplelos.
14. No ocupes demasiado espacio.
15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
16. Si no la tienes, imita la fe.
17. No te dejes impresionar por personalidades
fuertes.
18. No te apropies de nada ni de nadie.
19. Reparte equitativamente.
20. No seduzcas.
21. Come y duerme lo estrictamente necesario.
22. No hables de tus problemas personales.
23. No emitas juicios ni cri ticas cuando desconozcas
la mayor parte de los hechos.
24. No establezcas amistades inútiles.
25. No sigas modas.
26. No te vendas.
27. Respeta los contratos que has firmado.
28. Sé puntual.
29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
30. Habla sólo lo necesario.
31. No pienses en los beneficios que te va a procurar
tu obra.
32. Nunca amenaces.
33. Realiza tus promesas.
34. En una discusión ponte en el lugar del otro.
35. Admite que alguien te supere.
36. No elimines, sino transforma.
37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo
que se camufla.
38. Ayuda al otro a ayudarse a si mismo.
39. Vence tus antipatí as y acercate a las personas que
deseas rechazar.
40. No actues por reacción a lo que digan bueno o malo
de ti.
41. Transforma tu orgullo en dignidad.
42. Transforma tu cólera en creatividad.
43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
44. Transforma tu envidia en admiración por los
valores del otro.
45. Transforma tu odio en caridad.
46. No te alabes ni te insultes.
47. Trata lo que no te pertenece como si te
perteneciera.
48. No te quejes.
49. Desarrolla tu imaginación.
50. No des órdenes sólo por el placer de ser
obedecido.
51. Paga los servicios que te dan.
52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.
53. No trates de despertar en los otros emociones
hacia ti como piedad, admiración, simpatí a,
complicidad.
54. No trates de distinguirte por tu apariencia.
55. Nunca contradigas, sólo calla.
56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
57. Si ofendes a alguien, pi dele perdón.
58. Si lo has ofendido públicamente, excusate en
público.
59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no
insistas por orgullo en ese error y desiste de
inmediato de tus propósitos.
60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho
de que fuiste tú quien las enunció.
61. No conserves objetos inútiles.
62. No te adornes con ideas ajenas.
63. No te fotografíes junto a personajes famosos.
64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
65. Nunca te definas por lo que posees.
66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad
de cambiar.
67. Acepta que nada es tuyo.
68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o
alguien, di sólo sus cualidades.
69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal
considéralo tu maestro.
70. No mires con disimulo, mira fijamente.
71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio
limitado que les impida invadir toda tu vida.
72. En el lugar en que habites consagra siempre un
sitio a lo sagrado.
73. Cuando realices un servicio no resaltes tus
esfuerzos.
74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con
placer.
75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que
busque en otros lo que tú no puedes darle.
77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para
contradecirlo y robarle la audiencia.
78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.
79. No te jactes de aventuras amorosas.
80. No te vanaglories de tus debilidades.
81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
82. Obtén para repartir.
83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese
diablo a meditar...