1 de agosto de 2006

el calentamiento global



Las cataratas del Iguazú están secas
Las Cataratas del Iguazú son ahora hilos de agua por la sequía en Brasil. En varios países de Europa, en California y en México, la intensa ola de calor ha causado decenas de muertos. La Tierra continúa calentándose por el efecto invernadero.

Las bellas cataratas del Iguazú se están secando, más de 200 personas han muerto, las carreteras se derriten, las vías de ferrocarril se tuercen, las aguas de los ríos hierven. No, no es el fin del mundo. Se trata de la ola de calor que azota a Europa y América del Norte con temperaturas que pasan los 40 grados centígrados.

La ola de calor que sufre desde hace tres semanas Europa, California, México persiste y amenaza con aumentar aún más, con temperaturas máximas de 40 grados centígrados.

En Francia, España, Italia, Holanda, Suiza, Austria, Gran Bretaña, Alemania y Polonia los termómetros señalaron una mínima promedio de 35 grados centígrados. En algunas regiones desérticas de México, la temperatura alcanzó los 52° centígrados.

Más de 200 personas han muerto en julio en Europa y América del Norte debido a las altas temperaturas, que amenazan con continuar en los próximos días.

Como consecuencia de la ola de calor, las famosas cataratas del río Iguazú, en la frontera entre Brasil y Argentina, se transformaron en unos escasos hilos de agua que caen sin fuerza, a consecuencia de la peor sequía en la región en 70 años, según fotos exhibidas en la prensa brasileña.

El servicio de monitoreo de la Compañía de Energía Eléctrica de Paraná (estado del sur brasileño) registró el lunes que el volumen de caída de agua era de 245 metros cúbicos por segundo, cuando el promedio histórico es de 1.500 metros cúbicos por segundo, informó el diario O Estado de Sao Paulo

No hay comentarios:

Publicar un comentario