29 de julio de 2006

plantas sagradas....



La Medicina Tradicional es para todos los seres humanos sin distinción y sin discriminación, un camino de vida, alegría de estar vivos, sanación integral, prevención de trastornos, Revolución Espiritual, reconciliación con el todo, resistencia cultural ante la explotación humana, modelo alternativo de organización, e integración de todos en la armonía de sus diferencias.

*Camino de vida. Creemos en la Medicina Tradicional como un camino de vida, no sólo como una forma de sanar o ser sanado.

*Creemos en la Medicina Tradicional como alegría.

*Creemos que la Medicina Tradicional es para todos los seres humanos del planeta, sin distinción de razas, cultura, estatus socioeconómico, orientación religiosa y sexual o cualquier otra diferencia.

* Creemos en la Medicina Tradicional como un legado ancestral de todos los pueblos originarios del mundo, no como propiedad o monopolio de una raza en especial o de algunas de ellas. Es un patrimonio de la humanidad y como tal cualquiera puede reclamarlo como suyo.

*Creemos en la Medicina Tradicional como una forma de vivir la vida y el mundo, como una estructura de pensamiento y de sentimiento, como una organización de los pensamientos y las emociones.

*Creemos en la Medicina Tradicional como el jugo de la alegría que cura.

*Creemos en la Medicina Tradicional como la reconciliación entre hombre y Dios, entre hombre y mujer, entre familias, entre hombre y naturaleza, entre adultos y niños, entre viejos y jóvenes, entre pueblos y gobiernos, entre ricos y pobres, entre enfermos y sanos, entre todas las razas, entre todas las orientaciones sexuales, entre todas las religiones y creencias, entre todo el universo. La Medicina Tradicional nos enseña la reconciliación como un precioso valor de unidad, equilibrio, salud y bienestar.

*Creemos en la Medicina Tradicional como prevención de trastornos, de problemas de salud, y de todo orden, sea emocional, psicológico, físico, espiritual, cultural, racial, social, económico, sexual.

*Creemos en la Medicina Tradicional como una sabiduría ancestral, milenaria, totalmente inscrita en el ámbito de la libertad de religión y de cultos. En este sentido, está protegida por las leyes en los primeros artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, el eventual empleo de la herbolaria mexicana, o de alimentos lícitos como frutas, verduras, granos, o de técnicas de respiración, de descanso, de activación, como de ceremonias y rituales, se desarrollan siempre en el marco de la legalidad. *Todos pueden acceder a la Medicina Tradicional y beneficiarse de ella, en su sabiduría de vida, en su alegría, en su prevención de malestares, en sus consejos espirituales y de conducta, en su comprensión del mundo.
La Medicina Tradicional es para todos los seres humanos sin distinción y sin discriminación, un camino de vida, alegría de estar vivos, sanación integral, prevención de trastornos, Revolución Espiritual, reconciliación con el todo, resistencia cultural ante la explotación humana, modelo alternativo de organización, e integración de todos en la armonía de sus diferencias.

*Camino de vida. Creemos en la Medicina Tradicional como un camino de vida, no sólo como una forma de sanar o ser sanado.

*Creemos en la Medicina Tradicional como alegría.

*Creemos que la Medicina Tradicional es para todos los seres humanos del planeta, sin distinción de razas, cultura, estatus socioeconómico, orientación religiosa y sexual o cualquier otra diferencia.

* Creemos en la Medicina Tradicional como un legado ancestral de todos los pueblos originarios del mundo, no como propiedad o monopolio de una raza en especial o de algunas de ellas. Es un patrimonio de la humanidad y como tal cualquiera puede reclamarlo como suyo.

*Creemos en la Medicina Tradicional como una forma de vivir la vida y el mundo, como una estructura de pensamiento y de sentimiento, como una organización de los pensamientos y las emociones.

*Creemos en la Medicina Tradicional como el jugo de la alegría que cura.

*Creemos en la Medicina Tradicional como la reconciliación entre hombre y Dios, entre hombre y mujer, entre familias, entre hombre y naturaleza, entre adultos y niños, entre viejos y jóvenes, entre pueblos y gobiernos, entre ricos y pobres, entre enfermos y sanos, entre todas las razas, entre todas las orientaciones sexuales, entre todas las religiones y creencias, entre todo el universo. La Medicina Tradicional nos enseña la reconciliación como un precioso valor de unidad, equilibrio, salud y bienestar.

*Creemos en la Medicina Tradicional como prevención de trastornos, de problemas de salud, y de todo orden, sea emocional, psicológico, físico, espiritual, cultural, racial, social, económico, sexual.

*Creemos en la Medicina Tradicional como una sabiduría ancestral, milenaria, totalmente inscrita en el ámbito de la libertad de religión y de cultos. En este sentido, está protegida por las leyes en los primeros artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Asimismo, el eventual empleo de la herbolaria mexicana, o de alimentos lícitos como frutas, verduras, granos, o de técnicas de respiración, de descanso, de activación, como de ceremonias y rituales, se desarrollan siempre en el marco de la legalidad. *Todos pueden acceder a la Medicina Tradicional y beneficiarse de ella, en su sabiduría de vida, en su alegría, en su prevención de malestares, en sus consejos espirituales y de conducta, en su comprensión del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario