26 de mayo de 2006

el Temascal



TRANSMUTACION SUPREMA
Por Lolita Vargas

En el ritual de Temazcal encontramos la presencia de claves trascendentes, que indudablemente inducen en quien vive la experiencia, a la transmutación suprema.

la tierra es La Madre de todo lo existente, es Tonantzin Tlalli, Nuestra Madrecita Tierra.

En el ritual de Temazcal se reconocen a dos advocaciones de la Madre Tierra: a la Abuela Toci (corazón de cristal del planeta) y a la Madre Tlazolteotl (la devoradora de inmundicia). La Abuela Toci, alude a la cueva, a la profundidad de la caverna, a la entraña de la tierra; Tlazolteotl simboliza la transmutación física, mental, espiritual y emocional que pueden alcanzar los seres humanos por su intermediación.

El ritual de Temazcal es ante todo una practica, una vivencia, algo que necesariamente se tiene que experimentar para que sus beneficios se manifiesten. A través del Temazcal se logra una conexión del ritmo personal de la vida, con el ritmo de la naturaleza, es una representación del universo en donde confluyen los cuatro elementos tierra, agua, aire y fuego, los cuales interactúan con el cuerpo físico, mental, emocional y espiritual de cada uno de los presentes en el ritual.

El Temazcal es el laboratorio perfecto, el templo original, el atanor, el vaso del águila, el divino vientre en donde la materia se purifica, las emociones se depuran, la mente cruza el umbral de los limites impuestos y el espíritu dialoga con el corazón.

Ometeotl es Femenino y Masculino al mismo tiempo, su esencia esta manifiesta en todo el rito del Temazcal, la tendencia permanente es hacia la reconciliación de los opuestos, al equilibrio perfecto entre la materia y el espíritu.

Atlachinolli, agua y fuego, agua quemada en el temazcalli, vapor y calor que ahí se genera, da como consecuencia una serie de reacciones, un “cocimiento” que transforma la materia original en un elemento de una mejor calidad.

El calor del Temazcal induce a una confrontación, a una Guerra Florida con el propio ser, el intenso calor llega a cada fibra de la piel, llevando a la persona hasta sus propios “limites”, al resistir, al triunfar sobre esa prueba, aflora una capacidad especial para saber que se puede salir triunfante ante las diversas experiencias y metas de la vida y una mayor tolerancia y comprensión ante las actitudes de los demás, la persona se sensibiliza, manifiesta Oro Espiritual.

La temperatura corporal se eleva con el calor del Temazcal, lo cual ayuda a combatir los organismos patógenos, los microbios, las substancias nocivas causantes del deterioro físico, permitiendo que el organismo se desinfecte, cicatrice y se repare a sí mismo.

Otro beneficio que propicia el intenso calor del Temazcal, se da en el torrente sanguíneo, ya que aumenta la solubilidad de sustancias en la sangre, permite que los aceites esenciales de las plantas medicinales presentes en el vapor, se incorporen rápidamente al organismo, produciendo sus benéficos efectos. Una clave esencial de la obra alquimica reside precisamente en la sangre.

7 comentarios:

  1. Anónimo9:31 p. m.

    Hola Andrea, que gusto poder escribirte, en realidad de alguna manera sin saber y por que la vida lo puso así he llegado a conocerte mucho y me identifico mucho contigo, has llegado a ser un alma compañera en este viaje aunque físicamente no te conosca.
    Lindo sobre lo que escribes del Temaz.. Que curioso y es que estos días he estado pensando mucho en la ceremonía del Temaz, soy NA y AA, antes de entrar al internamiento conocí gente del camino y realice muchos Temaz y ceremonias con medicina pero mi voluntad no estaba aquí, se había perdido, no me hallaba y ni las ceremonias llegue a respetar, en realidad extraño mucho a la mujeres del camino sus enseñansas y la conexión con la madre tierra, tengo muchas ganas de volver a un Temaz, se que a una ceremonía con medicina no puedo volver eso lo tengo bien claro, pero esa conexión sigue ahi, no como transfondo, ni como sustancia en mi cabeza es el amor, la persepción y sentimiento que se quedo ahi, en realidad me pongo a pensar de que si ese sera mi camino llegara el momento adecuado sin que yo force la situación, pero me llama mucho, me acuerdo que cuando estuve en el internemiento incluso hicieron ceremonias para que todo vaya bien en mi vida, entre al centro y cantaba mucho sus canciones, hasta ahora sin buscarlo salen en especial "Madre te siento bajo mis pies" que lindo poder compartir con alguien como tu sobre esto, se que me vas a entender lo que siento, no es deseperación ni andsiedad por ir, es algo más interno, que me llama y me dice, ven que estamos aquí esperandote.......

    cuidate mucho y gracias por compartir tus pensamientos.
    gaby

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrea:
    Soy Lolita Vargas, la autora del texto que muestras sobre el temazcal, me alegra que te guste, solamente que me estraña que omitas mi nombre y que se "presuma" que es de tu autoria.
    En esta etapa de la vida, la honestidad y la congruencia, son requisitos indepensables para la evolución, piensalo, reflexiona y actua.
    Con amor Infinito: Lolita Vargas
    www.yollocalli.com.mx

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:40 a. m.

    Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
    »

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:06 p. m.

    Your site is on top of my favourites - Great work I like it.
    »

    ResponderEliminar
  5. Super color scheme, I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
    »

    ResponderEliminar
  6. Hola Andrea, que gusto poder escribirte, en realidad de alguna manera sin saber y por que la vida lo puso así he llegado a conocerte mucho y me identifico mucho contigo, has llegado a ser un alma compañera en este viaje aunque físicamente no te conosca.
    Lindo sobre lo que escribes del Temaz.. Que curioso y es que estos días he estado pensando mucho en la ceremonía del Temaz, soy NA y AA, antes de entrar al internamiento conocí gente del camino y realice muchos Temaz y ceremonias con medicina pero mi voluntad no estaba aquí, se había perdido, no me hallaba y ni las ceremonias llegue a respetar, en realidad extraño mucho a la mujeres del camino sus enseñansas y la conexión con la madre tierra, tengo muchas ganas de volver a un Temaz, se que a una ceremonía con medicina no puedo volver eso lo tengo bien claro, pero esa conexión sigue ahi, no como transfondo, ni como sustancia en mi cabeza es el amor, la persepción y sentimiento que se quedo ahi, en realidad me pongo a pensar de que si ese sera mi camino llegara el momento adecuado sin que yo force la situación, pero me llama mucho, me acuerdo que cuando estuve en el internemiento incluso hicieron ceremonias para que todo vaya bien en mi vida, entre al centro y cantaba mucho sus canciones, hasta ahora sin buscarlo salen en especial "Madre te siento bajo mis pies" que lindo poder compartir con alguien como tu sobre esto, se que me vas a entender lo que siento, no es deseperación ni andsiedad por ir, es algo más interno, que me llama y me dice, ven que estamos aquí esperandote.......

    cuidate mucho y gracias por compartir tus pensamientos.
    gaby

    ResponderEliminar
  7. Hola Andrea:
    Soy Lolita Vargas, la autora del texto que muestras sobre el temazcal, me alegra que te guste, solamente que me estraña que omitas mi nombre y que se "presuma" que es de tu autoria.
    En esta etapa de la vida, la honestidad y la congruencia, son requisitos indepensables para la evolución, piensalo, reflexiona y actua.
    Con amor Infinito: Lolita Vargas
    www.yollocalli.com.mx

    ResponderEliminar